Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Split?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Split

220 colaboradores

76 cosas que hacer en Split

De interés turístico en Split
Crucero en el MS Afrodita
(6)
Lo venden como “el mediterráneo, tal como era”, lo que es una campaña publicitaria con bastante gancho, aunque poco realista, a mi juicio. En cualquier caso, la costa dálmata es un lugar hermoso de visitar y una opción muy interesante para conocerla es en uno de los pequeños cruceros que la recorren. Estos barcos tienen un número limitado de camarotes (unos 15, más o menos) y la verdad es que se crea bastante buen rollo con el resto de pasajeros. Las horas de navegación se hacen muy cortitas tomando el sol en la cubierta y por las tardes se pueden hacer visitas muy interesantes a Dubrovnik, Korcula, Hvar, etc. Una de las escalas más interesantes del crucero es a la famosa playa de Zlatni Rat, o Cuerno de Oro, aunque el barco no puede amarrar en la orilla y toca darse un pequeño chapuzón para llegar a la playa, merece mucho la pena.
Palacios en Split
Palacio Diocleciano
(14)
Una de las cosas más sorprendentes que podrás ver en Croacia es el imponente Palacio de Diocleciano, construido hace casi 2.500 años. El Palacio del emperador es el origen de la ciudad y, a día de hoy, viven en él más de 2.000 personas. Lo que antes era un palacio hoy lo sigue siendo, pero está tan fusionado con la ciudad de Split que en él hay vida normal: viviendas, farmacias, tiendas... Es impresionante lo bien conservado que está, ya que pasear por sus calles te traslada directamente a la Antigüedad. Sólo un inconveniente: la inmensa cantidad de turistas provenientes de grandes cruceros, que hace que pierda gran parte de su encanto.
Puertos en Split
Puerto
(4)
Antes el puerto de la ciudad era solamente un muelle y un embarcadero para los numerosos barcos que pasaban por ahí. El intenso negocio e intercambios comerciales con el interior de los Balcanes musulmanes contribuyeron a la extensión y al crecimiento económico de Split. La expansión y la eficiencia del negocio hicieron que el puerto fuera creciendo desde el siglo XVII con más muelles, siendo uno de los puertos principales del Mediterráneo en su tiempo. Pero las guerras de Candía en 1645, y de Mórea en 1685, así como las luchas sin fin entre los venecianos y los turcos para el control de la ciudad pusieron un fin a este negocio en crecimiento, haciendo de Split un pueblo más normal. Hoy es un puerto importante para alcanzar ls islas alrededor, por ejemplo Hvar, una de las más bellas de la costa Adriática, salen ferrys todos los días por la mañana y vuelve uno por la tarde, a la ciudad de Hvar o a un puerto más cercano. Son bastante carros si vas a llevar tu coche, pero a pie son 2 o 3 euros para cruzar nada más.
Estatuas en Split
Estatua de Grgur Ninski
(7)
Es imposible que te la pierdas. Es esta estatua enorme que te da la bienvenida a la entrada de las murallas de Split. La gente le toca el pie, por lo cual la estatua de bronce tiene un color dorado al nivel del dedo gordo del pie, por tanto tocar. Gregory de Nin, en croata Grgur Ninski era un Obispo del siglo X, conocido por haberse enfrentado fuertemente al Papa y a los oficiales, y por haber introducido el idioma croata en las misas y demás servicios religiosos después de la Gran Asemblea de 926. Hasta este tiempo, se decía la misa solamente en latín, y la mayor parte de la población, que a penas sabía leer, no entendía nada de lo que se decía. El problema es que los trataban de evangelizar y a la gente poco culta se le obligaba a asistir a misa. Eso fue importante porque no solo difundió la cultura y el idioma croata pero además hizo la iglesia más importante a dentro del reino de Croatia. La estatua de Grgur Ninski fue realizada por Ivan Mestrovic, y está por la puerta más frecuentada por los turistas y visitante. Se dice que tocar su pie te da buena suerte. La estatua antes se colocó en el palacio de Diocleciano, hasta antes de la segunda guerra mundial. Los italianos la sacaron fuera durante la ocupación. Está en la parte oeste, cerca de la puerta dorada.
Catedrales en Split
Catedral de San Duje
(2)
La catedral de Split viene de la herencia de la organización de la antigua ciudad romana de Salona. Esta última tuvo un gran papel en el desarrollo histórico de Split. Los habitantes de Salona, dejando su ciudad destruida por la guerra, se instalaron en el palacio imperial, donde, desde el siglo VII, organizaron una vida urbana y siguieron venerando los santos martirios de Salona, transfiriendo sus relicas en la sede de su nueva ciudad. Uno de estos martirios, Domnio, se convirtió en el san patrón de la ciudad de Split, mientras el culto de la Virgen, venerada en Salona, perdura en Split donde la catedral, antiguo mausoleo de Diocleciano, le fue consagrada, en el siglo VII también. El patrimonio religioso era en la Edad media el principal factor de desarrollo de cada ciudad y de su autonomía. En referencia a la iglesia de Salona, la de Split fue enseguida un arzobispado, y su monumento una catedral.
Ciudades en Split
Riva
(1)
La riva es el paseo principal, estilo malecón de la ciudad. Me gusta mucho porque por una parte, ves las murallas de Split, el palacio Diocleciano, lleno de pequeñas tiendas, animado, del otro lado está el puerto, con los barcos deportivos y los ferrys que salen a las islas cercanas. Entre los dos, está Riva. Un mundo a parte, donde la gente llega a pasear, a tomar un helado, a juntarse con sus vecinos una vez se va el calor del día. Eso sí, entre las 9 de la mañana y las 7 de la tarde, no hay más que turistas en Riva, la gente local ya sabe que el calor es demasiado fuerte para estar paseando en esta zona de poca sombra. Numerosos son los restaurantes que se encuentran en el kilómetro de Riva. Tienen bonitas terrazas, y ninguno de ellos ofrece comida barata, pero son de calidad. Para un trozo de pizza, tendrás que ir más en el centro. Ahí te ofrecen manteles blancos y cubiertos de plata. Los precios están conformes a eso, pero se come rico marisco y pasta. Durante el verano, podrás ver en Riva todos tipos de conciertos y festivales, así como mercadillos ambulantes.
Palacios en Split
Peristilo
(5)
El peristilo es un patio monumental, que formaba el acceso norte a los apartamentos imperiales de Diocleciano. Ahora es el corazón mismo del palacio, que sigue siendo una "ruina viva", muy animado, con los turistas por supuesto, pero también en sus gradas hay un bar donde la gente viene a tomar copas, un banco, y la oficina de información turística. El peristilo daba en su tiempo acceso al mausoleo de Diocleciano, que ahora es la catedral Sv Domnio de Split, y a tres templos en la parte oeste. Dos de ellos fueron destruidos, el tercero ahora es un bautisterio. La puerta por la cual se entraba a esta parte del palacio era la más suntuosa, la puerta dorada. Es un lugar mágico, rodeado por las aves que hacen mucho ruido al atardecer, es único. En la arquitectura romana y griega, el peristilo era un lugar con columnas que rodeaba un patio, un lugar de vida más que todo, donde la gente se juntaba para charlar, enseñar y vender sus cosas. Todo el recinto es patrimonio mundial de la UNESCO.
Monumentos Históricos en Split
Subestructura del Palacio
(1)
Es la parte que empieza al lado del peristilo del Palacio de Diocleciano, en el corazón de la ciudad vieja de Split, patrimonio mundial de la UNESCO. Bajas a esta parte, que está muy bien conservada, con arcos románicos, y ahora acoge un mercado de recuerdos y productos de la región. Los apartamentos de Diocleciano se encontraban justo encima de esta estructura, pero de aquellos no queda mucho. Intentaron llenar esta parte con cemento para poder vivir encima, pero los organismos de protección de los monumentos históricos lo salvaron y ahora es un lugar precioso, que mezcla historia con modernidad. Con la forma de las arcadas, nos damos cuenta de como eran los espacios arriba del apartamento del emperador. El resto, ya lo conoces. El típico mercado de souvenirs con postales, gafas, objetos inútiles, algunos con la piedra blanca de la región que sí son bonitos, y eso de las primeras horas del día hasta muy tarde.
Monumentos Históricos en Split
Puerta dorada
(1)
La puerta dorada es una de las entradas principales a las murallas de Split, por su lado este. En frente de la puerta, se encuentra la inmensa estatua de Grgur Ninski, emblema de la ciudad, al cual antes de entrar tienes que tocar el dedo gordo del pie para la buena suerte. Las murallas y la puerta en unos minutos te llevan siglos atrás. Cuando todo esto era el palacio del emperador Diocleciano, y la ciudad vivía bajo la protección de los venecianos, y las amenazas de los turcos. Todo el recinto antiguo de la ciudad forma parte del patrimonio mundial de la humanidad de la UNESCO. Hay cuatro entradas para el palacio, la porta aurea (zlarna vrata), que es esta, la dorada, luego la puerta de plata, de hierro y la porta Aenea. Pero no estás entrado solamente a una ruina. Es la entrada de la ciudad vieja. La gente vive a dentro del palacio, que es una maravilla, le dicen la ruina viva, hay que verlo.
Calles en Split
Calle Marmontova
(1)
De día como de noche esta gran calle moderna de Split está llena de gente, paseando, comiendo un helado o una de las deliciosas pizzas que te sirven por pedazos para llevar. Durante el día, hay muchas tiendas, marcas internacionales y moda local, en general inspirado de la moda italiana, la verdad es que los precios me parecieron bastante altos y esperaba encontrar cosas algo más baratas, pero son de buena calidad, zapatos de cuero, ropa de verano más que todo, el resto lo traen de lejos y es más caro que en España. La calle marmontova forma parte del segundo casco antiguo de Split, fuera de las murallas del palacio, cuando se empezó a planificar un poco más una ciudad de verdad, y el desarrollo de los negocios con los turcos y los venecianos hicieron necesario la ampliación de la ciudad, que se convertía de pueblo a lugar importante.
Bosques en Split
Marjan
(2)
Sin ninguna duda el bar con la mejor vista a la ciudad antigua de Split! Está ubicado encima de la colina Marjan, el pulmón verde de Split. Es sorprendente porque cuando llegamos a Split solo veíamos edificios grandes por todas partes pero surgió esta colina preciosa con tanta verdura y nos encantó subir hasta ahí para tomar una copa en este bar al atardecer. Las cervezas te cuestan 1.50 o 2 euros, ofrecen platillos para picar, como la mayoría de los restaurantes croatas de la costa, hay una fuerte influencia italiana en los platos que proponen, son tipos de pizzas y otras tapas mediterráneas. Pero más que todo se viene para la vista. El nombre del bar, como podrás ver en las fotos, está en hebreo, por lo cual tendrás que buscarlo, menos mal solo hay uno. Está arriba de las escaleras que suben desde el centro de la ciudad.
Monumentos Históricos en Split
Puerta de Plata
(3)
La puerta oriental del palacio de Diocleciano, llamada puerta de Plata, era un homenaje a San Apolinario, un santo venerado al inicio del cristianismo en toda la región mediterránea. Como arriba de las puertas del norte y del oeste, aquí también el camino de ronda de los guardias del palacio imperial fue, durante el final de la Antigüedad, probablemente en el siglo VI, convertido en una iglesia donde San Apolinario supuestamente protegía, con sus poderes fantásticos, la ciudad de las invasiones, y a las personas que entraban en el recinto del palacio. Una parte de las murallas y la puerta se incorporaron a las estructuras de los diferentes edificios alrededor. Fue el caso por ejemplo de la iglesia de los Santos Inocentes, que fue luego destruida durante la segunda guerra mundial. Con la puerta de plata, entramos en el corazón del palacio, hacia el mausoleo, el peristilo y en la parte subterránea, los antiguos baños públicos de la ciudad. Del otro lado de la puerta se instaló un mercado de verduras y quesos. Poco accesible si vienes en transporte en común o en coche, cuando se visita Split se usa más como puerta de salida que de entrada.
Mercados en Split
Mercado de la puerta dorada
Es un mercado precioso, muy animado y con muchos colores. La comida croata en general es muy buena, la fruta y las hortalizas son deliciosas, es una tierra muy fértil y con mucho sol así que era lo lógico. El mercado empieza justo en la puerta dorada, cuando sales del recinto imperial del Palacio de Diocleciano. El mercado del pescado está del otro lado de la ciudad, en un edificio construido especialmente, pero este mercado es de verdura, fruta, quesos y miel, al aire libre, con puestos ambulantes que se cierran cada día a las horas más cálidas, y vuelven a abrirse a las 6 de la mañana. Los precios son muy bajos, y si tienes la suerte de poder llevar peso en el equipaje, no te pierdas los deliciosos quesos de la región, un gran queso te cuesta 10 euros más o menos, son exquisitos, el más famoso es el de la isla de Pag, está más caro, no lo encuentras debajo de 15 euros el kilo. La fruta no cuesta nada, melocotones, higos, melones y sandías son los que más encontramos en este día de julio.
Información Turística en Split
Información turística
(2)
La oficina de información turística de Split se encuentra en nua antigua iglesia, Sveti Roka, justo al lado del peristilo del palacio de Diocleciano. Fueron muy amables y serviciales y nos ayudaron a planear el resto de nuestro viaje hasta las islas de la costa de Dalmacia. Es una oficina muy pequeña, otro ejemplo de como los monumentos romanos del palacio se convirtieron en lugares de negocio y habitaciones, y a pesar de su tamaño, tiene mucha información. A fuera de la oficina, hay unas pantallas táctiles que te dan una información generalista sobre la ciudad, su cultura, sus tradiciones, donde alojarte y donde comer, qué comer, los platillos típicos, donde están las agencias de viajes... y funcionan las 24 horas, es muy práctico si no está abierta la oficina de turismo. Organizan visitas guiadas de la ciudad y en particular del palacio de Diocleciano todos los días, vale 90 kuna, que son 13 euros. Te pueden dar los horarios de los ferris que van hasta las islas de Hvar y Korcula, ahorrándote una ida y vuelta al puerto, a media hora caminando de ahí, y con gente que habla menos inglés.
Palacios en Split
Palacio Karepic
Este palacio se encuentra al lado del edificio gótico municipal, en la plaza Narodni, una de las plazas más animadas de Split, especialmente durante la noche. De estilo renacimiento, es un palacio construido para la familia Karepic, una de las grandes familias de comerciantes de Split, que vino desde Trogir, a unos 30 kilómetros de ahí, en el siglo XIV para aprovechar la expansión de la ciudad al nivel comercial y de negocios. Trogir era antes de eso el centro comercial más importante de Dalmacia. La familia se mudó en 1300. Las partes más antiguas del palacio indican que lo volvieron a construir como edificios gótico sobre un edificio románico. Es uno de los más viejos palacios de Split, pero su aparencia actual la consiguió en 1564 durante la época del vicario Ivan Karepic, el último de la familia Karepic que fue dueño de la casa. La inscripción debajo de las armas de la familia en la fachada principal indica las renovaciones del Renacimiento.
Bares de Copas en Split
Lvxor
(1)
Atardece sobre el palacio de Diocleciano, el corazón de la ciudad vieja de Split. La gente se acerca al peristilo, cerca de la catedral, donde el antiguo emperador romano descansa en paz. Las gaviotas y demás aves giran y giran en el cielo. Y el café Luxor está lleno. no es un café normal, es otro ejemplo de como la gente de Split se adaptó a la ruina para hacer su vida. Aquí, te sientes en las gradas del peristilo del palacio, y te vienen a atender y a servir copas! Para un poco más de confort, hay cojines, que delimitan las "mesas", pero en realidad, vas comiendo y bebiendo las cosas que el camarero te pone en las gradas. El Luxor no podía tener terraza de por su ubicación, pero aprovechó la misma, que es de primera, y se adaptó, sacando cojines y atendiendo a la gente en la misma ruina. El lugar no está muy caro, y por la noche hay un pianista que viene a tocar. Ver la puesta del sol desde ahí es un momento mágico.
Monumentos Históricos en Split
Antiguo ayuntamiento
El antiguo palacio del ayuntamiento de la ciudad es de estilo gótico, se encuentra en la plaza Narodni de Split, fuera de las murallas del palacio de Diocleciano. Es la única parte que queda de un complejo que fue destruido en 1825, y que incluía el palacio del rector, el teatro y la cárcel de la ciudad. El edificio fue renovado en el estilo neo gótico en 1890. Del aspecto original, el pórtico de la fachada principal, la pared del norte y la capilla de San Lorenzo o Sveti Lovro, construida en 1455 como un puente entre el edificio del ayuntamiento y el palacio Karepic sobrevivieron. Entre 1910 y 2005, el antiguo ayuntamiento fue el museo etnográfico. Hoy, este palacio se usa para exposiciones temporarias de pintores de la ciudad, premieres de eventos y exposición de fotos de la ciudad. Construido sobre tres niveles, el primero era siempre el más alto ya que era el nivel donde se recibía a la gente importante de la ciudad y a los habitantes para los trámites y los registros. Los dos pisos superiores eran para las oficinas de la administración así como para alojar a los funcionarios.
Ciudades en Split
Pjaca - Narodni trg
(1)
Split, como la mayoría de las ciudades de la costa adriática, conoce al final del siglo XIII y durante el siglo XIV un importante crecimiento económico, que llevará a hacer de ella una ciudad autónoma, la civitas Spaleti. En esta época, se escribieron las leyes del ayuntamiento, cuyo ejemplar más viejo que se haya conservado hasta hoy es del año 1312. Este periodo de desarrollo urbano es uno de los más intensos de la historia de la ciudad. La ciudad sale del primer núcleo del Palacio y el barrio occidental, rodeado de una simple pared de piedras secas para su defensa, se encuentra vinculado al núcleo central por una nueva muralla. Los demás barrios, hasta entonces heterogéneos, se integran en la ciudad con casas bien construidas de piedra tallada de las familias ricas, con una red de calles bien diseñada. El recinto urbano salía de la actual plaza del renacimiento nacional hacia el norte, y de ahí para el este en dirección de la torre noroeste del palacio. En esta superficie definida, se formó la nueva plaza pública, llamada Platea Sancti Lorenti, mencionada por primera vez en 1255. La plaza, pjaca en croata, verá en el siglo XV durante la administración veneciana, la construcción del palacio del rector y del principal edificio de la ciudad, el ayuntamiento.

Cosas que visitar y que hacer en Split

Hay bastantes cosas que ver en Split, no hay que olvidar que la Unesco declaró la ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1979 y es un lugar rico culturalmente y punto estratégico del turismo dentro de Croacia.
Entre las cosas que visitar en Split más relevantes está el Palacio de Diocleciano, un monumento construido por encargo del emperador Diocleciano entre los siglos III y IV d. C. y hoy es el corazón de la ciudad. Se encuentra muy bien conservado y es reconocido como uno de los lugares arquitectónicos más bellos de la costa adriática de Croacia. En él se pueden ver los restos arqueológicos de la fortaleza y el Templo de Júpiter. Además alberga también la Catedral de Domnio, antiguo Mausoleo de Diocleciano, en el que destaca el campanario de estilo románico-gótico y las puertas de madera con imágenes de la vida de Cristo.
El Paseo Maritímo, la plaza Republike, la iglesia románica de San Lorenzo o la Plaza Popolo son otros sitios que ver en Split que no tienen desperdicio. Si tienes tiempo apara ver todo lo que hay en Split te recomendamos que no dejes por ver ninguno de sus monumentos.
También hay que ver en Split dos importantes museos, el Museo Arqueológico, uno de los mas antiguos de Croacia construido en 1820 y el Museo etnográfico y la Galería de Arte, creada en 1931. Podrás descubrir que la cultura y la música son protagonistas en la ciudad.
Además de los lugares que ver en Split, es conveniente si quieres conocer la ciudad, perderse por sus callejuelas que ofrecen diferentes estilos arquitectónicos, y donde se respira el olor a salitre del mar. La cantidad de cosas que hacer en Split te dejará sin palabras.