Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Hvar?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Hvar

33 colaboradores

14 cosas que hacer en Hvar

Islas en Hvar
Hvar
(8)
Para llegar a este paraíso en medio del Adriático croata cogí un bus -con trasbordador incluido- a la isla de Korcula y desde allí un ferry que me dejó en el puerto de Hvar. Era temprano, el pueblo recién se despertaba, y me dije que ése era el sitio adonde soñaba llegar. Hvar se arrincona entre su pequeño puerto y la gran plaza de losas blancas a donde miran la catedral de San Esteban y el sorprendente teatro público más antiguo de Europa, inaugurado en 1612. Un aire singular, que va desde lo popular a lo sofisticado, flota sobre la minúscula ciudad. Y es que en su puerto conviven barcas de pesca, de paseo (hay varias opciones de excursiones a las islas cercanas) y espectaculares veleros y cruceros. Ese ambiente se repite en sus callejuelas escalonadas, donde se mezclan sofisticados restaurantes y galerías de arte, con rústicas ‘konovas’ o fondas. La vida en Hvar transcurre con una lentitud relajante. Tal vez es la influencia del aroma intenso de las lavandas, que se cultivan en toda la isla. La mañana invita a subirse a una barca hacia la isla de Jerolim, a la de Stipanska, o a la de Zdrilka. A la tarde puedes alquilar una bici o coger el bus hasta Stari Grad, un antiquísimo pueblo pesquero al otro lado de la isla. Al contrario de lo que se puede pensar, esta isla de rudos pescadores tiene una noche muy amena. Se cena al aire libre, frente al mar. Los platos más típicos son las anchoas marinadas, el pescado del día, el pulpo en ensalada o el risotto de mariscos muy a la italiana. ¿La bebida? Nada mejor que el vino blanco que se produce en la isla de Korkula.
Islas en Hvar
Islas Pakleni
(2)
Son un grupo de pequeñas islas frente a la ciudad de Hvar, también una Isla, y es que Croacia, es uno de los países con mayor numero de islas y creedme que todas son maravillosas. Sabed que las playas del Adriático son en su gran mayoría de roca, difícil es encontrar una de arena, lo que hace que el agua sea transparente con unos colores que solo apetece abrir la boca y llevartela toda. Las islas pekleni no es que sean las mas bonitas, pero guardamos un gran recuerdo de ellas. En el pequeño puerto de Hvar se alquilan botes con motor para todo el día por unos 25 euros, con una breve clase de manejo ( en ingles ) después de la cual solo quedas tu, las islas por explorar y por supuesto el Adriático. Con un poquito de suerte no habrá mucha gente y podrás encontrar una cala solitaria, no son islas muy frecuentadas. Nosotros, gracias a que éramos completamente libres con nuestro botecito, podíamos anclar en calas desiertas y vírgenes, y nadar desnudos en las cristalinas aguas de Croacia.
Monumentos Históricos en Hvar
Fortaleza La Spanjola
(2)
¿Dices que quieres saber desde dónde puedes obtener la mejor panorámica sobre la ciudad y la bahía de Hvar? Es bien fácil, sube a la fortaleza de "La Spanjola" y lo comprobarás por ti mismo. La base de la fortaleza reside en el sistema de defensa que desde el siglo I a.C. Salvaguarda a la ciudad y puerto de Hvar, así todo, la muralla actual se empezó a construir en 1282, para terminar con la construcción en 1551, en pleno siglo XVI, cuando obtiene la apariencia que hoy en día conocemos. Se dice que durante el siglo XIV trabajaron en la construcción de la fortaleza ingenieros militares españoles, afamados en aquella época por ser los mejores en la construcción de fortalezas defensivas, de hecho, de ahí dicen que proviene el nombre "La Spanjola" por el que se conoce a la fortaleza. Es curiosa la anécdota y hazaña histórica que cuenta un cartel explicativo situado dentro del recinto, donde se dice que en 1571, esta fortaleza salvó a todo el pueblo de Hvar de un severo ataque de las tropas turcas, ya que todos los habitantes de la ciudad subieron y se refugiaron en la fortaleza, que no pudo ser asaltada por las tropas enemigas, por lo que este tipo de historias refrenda el poder defensivo e histórico del carismático lugar. Como digo, lo mejor de la fortaleza son sus maravillosas vistas sobre Hvar, su puerto, su bahía y las pequeñas islas de alrededor, pero la fortaleza no tiene desperdicio. Mazmorras subterráneas, torres vigía, museo interno con cerámica y jarrones muy antiguos, cañones bien colocados entre almenas listos para defender, etc. Si vas a Hvar, no te pierdas esta joya cultural e histórica, contemplar la puesta de sol y la increíble panorámica sobre la ciudad de Hvar desde las alturas no tiene precio...
Puertos en Hvar
Puerto y paseo marítimo de Hvar
(6)
Si visitas Hvar, no dejes de darte un garbeo por el puerto principal de la ciudad y por todo el paseo marítimo que serpentea por el puerto y por la accidentada costa sobre la que se asienta la ciudad. Es un paseo asfaltado peatonal, por lo que se puede caminar tranquilamente por él degustando ese sabor tan especial que desprende todo en Hvar. De hecho, con la de curvas pronunciadas que tiene, no sería apto para vehículos, o al menos, habría que andarse con mucho ojo, porque al menor despiste, terminas en el fondo de la bahía ;-). El puerto principal de la ciudad está situado en la propia bahía de Hvar, justo en frente de la plaza principal e iglesia de San Esteban, así todo, barquitos y lujosos yates hay para dar, tomar y regalar a lo largo de todo el paseo, no sólo en el puerto. Eso sí, es una vez pasada la zona del puerto principal, tras echar un ojo en los puestos y tienditas donde venden de todo, donde comienza el paseo marítimo más autóctono y relajante de la antigua Pharos. Menos abarrotado que la zona del puerto, es muy recomendable caminar y disfrutar de diferentes perspectivas de la bahía y de la isla que la corona. Además, te darás cuenta de que cualquier rincón del paseo, ya sean rocas, una plataforma de cemento o lo que sea, es buena para estirar la toalla y pegarte un buen chapuzón en unas aguas cristalinas a más no poder. Si eres de los clásicos, a lo largo del paseo también hay dos calas que se forman en dos vértices bastante puntiagudos de la accidentada costa. Como casi todas las playas de Croacia, la arena apenas existe en ellas, están formadas mayormente por guijarros pequeños, pero bien merece la pena darse un descanso en ellas, su ubicación es privilegiada. La primera cala-playa, está muy cerca del puerto, en un recodo donde se asienta una especie de iglesia-monasterio con su característica y alta torre; para ir a la segunda hay que andar un poco más por todo el paseo, se ubica donde podríamos decir que empiezan las afueras de Hvar ciudad, pero quizás el paseo merezca la pena, ya que la playa es más grande y está menos masificada, al menos a primera hora. Resumiendo, si vas a Hvar ciudad, no te quedes sólo en la plaza, iglesia, parte vieja y murallas, ya que más allá de su puerto, te espera un entretenido recorrido a lo largo y (poco) ancho del paseo marítimo, te permitirá ver la accidentada costa sobre la que se asienta la ciudad, el esplendor de la bahía, un par de preciosas calas y te darás cuenta que en la costa de Hvar ciudad cualquier sitio es bueno para echar la toalla y zambullirse en las cristalinas aguas del Adriático.
Pueblos en Hvar
Sućuraj
(2)
Sućuraj es el pueblo de la isla de Hvar situado más al este. Aunque se trata de un pequeño pueblo que tiene censados cerca de 400 habitantes, durante el verano aumenta su población muchísimo debido al turismo. El extremo este de la isla de Hvar no es tan conocido ni tan visitado por los turistas como la parte oeste, donde Hvar y Stari Grad son las dos zonas más visitadas. Es por eso que este pequeño pueblo guarda un encanto peculiar, quizás sea su aislamiento en un extremo de la isla, lejos de otros pueblos lo que hace que rebose paz y tranquilidad a lo largo y ancho del pueblo. Al igual que el resto de pueblos de la isla de Hvar, dentro de su tamaño, Sućuraj está formado por innumerables callejuela estrechas, pero al final, todas ellas van a dar hacia el centro neurálgico del pueblo, la zona del puerto. Allí se concentran bares y restaurantes, barcos de pesca y de recreo, y también allí descansa la terminal de ferries. Porque a pesar de estar aislado en un extremo de la isla, al que se llega tras recorrer una sinuosa carretera, Sućuraj está muy bien conectado con la costa de Makarska, en concreto con Drvenik, a través de ferry, salen y llegan muchos a lo largo del día, sobre todo en verano. Eso sí, por si acaso, para no quedarse sin sitio si quieres subir el coche, conviene ir con bastante antelación, sobre todo a última hora, porque si no, puede que te quedes en tierra. De hecho, si visitas la más que recomendable isla de Hvar, mi recomendación particular es recorrer la isla de cabo a rabo, lo que nosotros hicimos fue coger un ferry desde Split a Strai Grad, visitar Hvar pueblo y Stari Grad, y luego recorrer la carretera que vértebra la isla hasta Sućuraj, una experiencia inolvidable. De hecho, nuestra idea no era dormir en Sućuraj, sino dormir ya en Dvrenik, tras coger el ferry, pero nos gustó tanto este pueblo y teníamos tantas ganas de descansar y cenar en un sitio tranquilo en un puerto como éste, que al final nos quedamos. Fue tan fácil como ir preguntando de casa en casa, en "sobe"-s y "apartmani", habitaciones y apartamentos, hasta que en "Apartmani Kika" nos dieron sitio para un noche, un sitio super sencillo y barato, perfecto para una noche. Por cierto, para cenar en plan relación calidad/precio bien, id al Restaurante Fortica, nos los recomendó el dueño del apartamento y la verdad es que la cena estuvo espectacular. En resumen, Sućuraj es un excelente rincón, nunca mejor dicho al situarse en el extremo más al este de la isla de Hvar, para terminar de disfrutar la excelente belleza que atesora esta increíble y sorprendente isla.
Calas en Hvar
Cala Tusno Lucica
(1)
La carretera que parte desde Vrboska (isla de Hvar, Croacia), hacia la zona de playas tiene "truco", y es que tras pasar frente a un camping nudista, empiezas a bajar una fuerte pendiente que desemboca en la típica barrera de parking en la que está el típico chavalillo preparado para darte el ticket correspondiente y cobrarte a la salida. Como no era la primera vez que nos pasaba esto en nuestra ruta por Croacia, di media vuelta con el coche de alquiler y emprendí de nuevo la ruta hacia Vrboska, pero a los 200 metros del camping dirección Vrboska, vimos un cartel que rezaba "Uvala Tusco Lucica" y por el icono de la persona nadando, era obvio que allí en los alrededores había una playa o algo similar. Justo donde está el letrero hay una especie de descampado donde la gente dejaba el coche, no sé si cobrarán o no, allí no se veía a nadie "controlando", así todo, nosotros dejamos el coche un poco más adelante que la entrada a este descampado, fuera de la carretera, al lado de algún otro coche. No sé si estaba muy bien aparcado, pero desde luego no nos lo multaron. Tras atravesar el pseudo-parking de tierra que os comento, parte un sendero que entre verdes pinos y matorrales empieza a descender sinuosamente ladera abajo, a la vez que vamos descubriendo poco a poco la belleza del rincón que nos depara. Se trata de una preciosa cala en forma de "u", rodeada de verde vegetación, con unas placas de piedra erosionadísimas y agrietadísimas por el mar de mil colores de la zona, todo con una pequeña isla como telón de fondo. Es un sitio impresionante. Este rincón es una "cala-cala", no una "playa típica de Croacia". Por supuesto, sin arena, te has de tumbar o sentar sobre los grandes bloques de piedra que forman la orilla de la cala, hay bloques enormemente grandes que tienen superficies bastantes lisas. Hay que andarse con cuidado al entrar y sobre todo salir del agua, ya que las rocas de la orilla son bastante grandes y puntiagudas, sin embargo, bien merece la pena darse un chapuzón en estas aguas tan cristalinas. De hecho, una vez le pilles el truco a la profundidad, una buena opción es tirarse desde alguna roca al agua, ya que las rocas son bastante verticales y en seguida cubre muchísimo. Es una zona ideal para practicar buceo, hay muchísimos peces y recovecos entre rocas bajo el agua. Así todo, en una de las inmersiones que hice, yo me llevé un buen susto con una medusa de mil colores que apareció "de la nada", nunca había visto úna medusa tan bonita pero a la vez tan acojonante :S. Significar que en esta cala es bastante habitual ver tanto a gente nudista como no nudista. Como decía en la introducción, esta cala queda muy cerca de un camping completamente nudista que hay a pocos cientos de metros (de hecho, desde la cala se ven algunas caravanas), por lo que suele ser habitual que gente del camping venga a darse un chapuzón a esta cala, que no os extrañe. Como veis, un paraje natural incomparable que encontramos por casualidad, pero que nos dejó alucinados con su belleza. Quizás lo que hace mágico y especial este sitio es la poderosa combinación entre el verde de los pinos con el todopoderoso azul del Adriático, que ofrece una aguas increíblemente transparentes. Un sitio para relejarse y perderse, incluso para seducir ;-).
Bahías en Hvar
Bahía de Amfora
Sitio idílico donde los haya, la Bahía de Amfora es una resguardada y coqueta bahía que la caprichosa costa de la isla de Hvar ha dibujado a lo largo de los años. 10 minutos a pie desde el centro histórico de la ciudad de Hvar son suficientes para llegar a este bello y recóndito lugar. Es un entorno natural incomparable, quizás lo único que rompe la armonía y encanto de la bahía es el monstruoso (pero bonito...) resort vacacional de lujo situado sobre la misma bahía, un hotel que no deja indiferente a nadie que pasa por allí; de hecho, el paseo que va bordeando la costa desde el centro de Hvar hasta esta bahía y más adelante, pasa justo por encima de la zona de piscina exterior del hotel, con lo que la gente suele quedarse allí para "curiosear" un poco. Es más, el hotel "Amfora Bay" toma el nombre oficial de la bahía sobre la que se asienta, y la coqueta playa de guijarros de la bahía se puede decir que es casi la playa privada del propio hotel, o al menos la tienen copada en su totalidad con sus hamacas de marras :S. Así todo, tras pasar la zona del hotel, justo frente a un disco-bar bastante "pijo" donde ponen la música a todo volumen, que además tiene su zona de hamacas de pago y donde hay montado un campo de waterpolo frecuentado en su mayoría por escandalosos italianos con ganas de fiesta, hay una especie de mini-puerto con un dique de cemento donde es posible tumbarse y acceder al agua de forma fácil. Tras pasar el disco-bar, en lo que sería un extremo de la bahía, la costa sigue y empieza una zona de rocas no privada, que si bien no tiene una entrada al agua muy cómoda (incluso diría peligrosa, no aconsejo bajar por aquí), han hecho una especie de senderos de hormigón entre rocas bastante curiosos, donde es posible, si no quieres pagar por una tumbona, extender la toalla y disfrutar del sol plácidamente, opción que a decir verdad elige mucha gente, por lo que suele ser complicado coger un buen sitio. Al igual que la ciudad de Hvar, la bahía de Amfora está super protegida del oleaje gracias al amparo de las islas que se sitúan justo enfrente, por ello, teniendo cuidado con los numerosos barcos y yates que frecuentan la bahía a toda velocidad, la zona de la bahía y sus extremos son un sitio muy recomendable para practicar snorkeling. A esto contribuye que el fondo marino de Hvar tiene bastante profundidad en este área y las aguas son cristalinas a más no poder, por lo que está garantizado sumergirse y avistar peces de diversos tipos. Yo por ejemplo, como se puede ver en las fotos, me entretuve recolectando cangrejos ermitaños del fondo marino, hay una pasada de ellos. Como digo, es un excelente sitio para disfrutar del bello paisaje que nos ofrece la costa hvariana y relajarse tomando el sol, pero también hay que decir que esta bahía es conocida como la “zona de fiesta de Hvar”. Esto significa que a partir de las 4 de la tarde, en el mencionado disco-bar y en uno situado algo más adelante siguiendo la costa (5 minutos a pie), empieza a sonar la música y comienza poco a poco el ambiente de fiesta hasta un poco después de la puesta de sol, con música electrónica a mansalva, bebidas de todo tipo, y gente, sobre todo jóvenes italianos, alemanes e ingleses, con muchas.Muchas ganas de marcha, sobre todo en el otro disco-bar situado a 5 minutos de la bahía, más expuesto al mar, con unos atardeceres alucinantes, pero de cuyo nombre no me acuerdo :-(. La verdad es que se suele crear un ambiente bastante majo en la zona que sin duda anima el día a los veraneantes, por lo que si tienes ganas de fiesta en Hvar y tu cartera te lo permite (los tragos y las hamacas son caras), no dejes de ir a los disco-bares situados en las inmediaciones de la bahía de Amfora, seguro que te lo pasarás mejor que bien.
De interés cultural en Hvar
Hula hula beach & bar
(4)
A pocos pasos del centro de Hvar, está el local más transgresor y divertido para el aperitivo. Puede disfrutar de una gran variedad de cócteles y bailar sobre las mesas. En bañador y chanclas, seguro que no necesita una camisa para entrar, directamente en la playa, ¡el atardecer es espectacular!
Playas en Hvar
Calas de Hvar
(2)
Decidimos disfrutar de ella en una cala a pocos minutos en coche de la ciudad de Hvar. No dude en dejar el coche en la carretera para encontrar pequeños caminos con vistas a las calas poco frecuentadas. ¡La temperatura del agua puede alcanzar los 25 grados en verano! Después de unos pocos minutos a pie, encontramos una playa de guijarros y aguas turquesas. Un pequeño rincón de paraíso.
Miradores en Hvar
Vista de Hvar
(1)
Podrá ver la muralla de Hvar que domina la ciudad. El panorama de Hvar es magnífico: el puerto, el mar turquesa, tejados de la ciudad y la muralla. Le aconsejo igualmente alquilar un barco o hacer una excursión en barco para contemplar la ciudad de Hvar, en el Mar Adriático. La isla de Hvar es famosa por su microclima: con el sol, es mágico.
Calles en Hvar
Calles de Hvar
(2)
Casi tuve la impresión de encontrarme en una escenografía de una película con todos los extras de la película. En un ambiente medieval, las calles estrechas simplemente me han encantado. Sus escaleras lo llevarán a lo alto de la ciudad de Hvar y de su puerto, un destino muy apreciado por el jet set y los mochileros, por su sol y sus aguas turquesas. Una vista magnífica le permitirá juzgar por sí mismo la belleza del lugar, que de ninguna manera ha perdido su autenticidad.
Teatros en Hvar
Teatro Antigüo
(1)
No sólo es el teatro municipal más antiguo de Europa, pero también el más emblemático de la República de Croacia. Construido en 1612, está situado en el centro histórico de Hvar, en la isla del mismo nombre. Su arquitectura es de tipo mediterráneo. Con placer, asistí a una obra de teatro en este edificio tan rico de símbolos y de historia, pero por desgracia, me ha faltado tiempo. Prometo que en mi próximo viaje a Hvar, lo compensaré.
Balnearios en Hvar
Uvala Zarace
(1)
Este balneario que se encuentra justo después de la salida de la ciudad de Hvar, fue una agradable sorpresa, lo vimos desde la carretera y decidimos acercarnos atraídos por las aguas azules del mar Adriático. Al fin, el lugar resultó ser un gran lugar para disfrutar de una tarde tranquila, admirar una hermosa puesta de sol, todo bien acompañado de un vino sabroso hecho en el mismo establecimiento.
Playas en Hvar
Dubovica
(2)
Playa Dubovica, Isla de Hvar, Croacia.

Cosas que visitar y que hacer en Hvar

Si viajas en verano, las playas y calas de la ciudad y sus alrededores son una de las cosas que ver en Hvar que no te querrás perder. Se caracterizan por sus aguas cristalinas y su suelo rocoso. Algunas de las más populares son las playas de Stari Grad, a 15 kilómetros de al norte de la ciudad. Una característica de las playas de toda la isla es que en muchas se permite el nudismo.

Pero playas no es todo lo que hay en Hvar. Su estratégica situación geográfica ha dejado huellas de las principales civilizaciones y países que se disputaron su soberanía, desde griegos y romanos a italianos, austriacos y franceses. Paseando por las calles de su casco medieval te toparás con bellos edificios góticos y renacentistas que ver en Hvar como la catedral de San Esteban, el Teatro Barroco y el Convento de los Franciscanos. Otras visitas que hacer en Hvar hoy imprescindibles, son el Fuerte de Napoleón, el punto más alto de la ciudad que acoge un observatorio astronómico, y la Fortaleza Española.

Son también muy populares las excursiones a la vecinas islas Pakleni, conocidas como las islas del Infierno por su abrupta costa que no permite el arribe de embarcaciones grandes. Otro de los lugares que ver en Hvar interesantes es la pequeña localidad de Jelsa. Situada a 12 kilómetros de la ciudad, es famosa por sus vinos tintos. Utiliza los servicios de minube y descubre más cosas que visitar en Hvar, la perla del Adriático.
¡Hay muchísimas cosas que hacer en Hvar y disfrutar esta maravillosa ciudad Croata!