MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Rumania?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Mercados en Rumania

8 mercados en Rumania

Mercados en Bucarest
Mercado de Calea Victoriei
(1)
El mercado de Calea Victoriei es uno de los más antiguos mercados de Bucarest, con el mercado de la plaza Unirii. Está al sur de la Piata Victoriei, cuando vas en dirección de la plaza Romana. Puedes bajar a Victoriei en metro o tomar un tranvía, hay varios alrededor del mercado. No es un lugar turístico, ahí vas a conocer la realidad de los habitantes de Bucarest. Algunas señoras mayores vienen de lejos con trenzas de ajo o frambuesas de su jardín, que venden a un precio que me pareció increíblemente bajo. Los precios en la capital para alojamiento y transporte son muy altos. Pero la mayoría de los capitalinos pensionistas viven con muy poco, unos 100 euros al mes. Van al mercado, donde encuentras todos los cortes de carne, hasta los que nosotros no comeríamos, y pescado pero no lucía bien. Lo mejor era la fruta, jugosa y sabrosa, lo mejor del verano rumano.
Mercados en Sugag
Mercado de Sugag
Sugag es un pueblo tranquilo de campo en la región de Sebes. Llegas desde Jina, el pueblo más alto de Rumanía, por una carretera de terracería, y no es el lugar mejor comunicado del mundo. Hay un cruce un poco más lejos donde pasan buses para Sibiu y la región. El mercado me gustó porque era muy natural. Nada de objetos turísticos ni de productos hechos en China. Simplemente frutas y verduras locales, aprovechando esta buena temporada que es el inicio del verano. Melocotones, fresas del bosque, bahías, albaricoques… las frutas son baratísimas y muy sabrosas. Al nivel de las verduras las opciones son un poco más limitadas, con cebollas, patatas, zanahorias y col. Es la base de la dieta en el campo de Rumanía. Acompañado con carne de cerdo, bacon o salchichas.
Mercados en Sibiu
Mercado
(2)
Fuimos al mercado de Sibiu un primer día para desayunar. Eran como las 9 de la mañana, pero los hombres ya estaban en el bar con la cerveza en mano, comiendo cosas grasientas, como salchichas y patatas fritas, que no nos llamaron mucho la atención para un desayuno. Pero en el mercado encontramos las mejores frutas de la temporada, cerezas, fresas, bahías, melocotones, que nos hicieron un delicioso almuerzo. El precio de la fruta es ridículo comparado con España, puedes conseguir un kilo de cerezas por un euro, igual para las frambuesas y están ya lavadas, listas para comer. Al nivel de las carnes, las encuentras en las tiendas alrededor del patio central que sirve para frutas y verduras, en pequeños locales con refrigeradoras. No recomiendo el pescado, estamos demasiado lejos del mar. Pero es un buen lugar temprano por la mañana para observar la vida del pueblo.
Mercados en Bucarest
Mercado Amzei
(2)
El mercado de Amzei ocurre todos los días en la plaza Amzei, es un pequeño mercado muy agradable, lleno de colores, donde encontrarás frutas y verduras principalmente, pero también flores, carnes y quesos. Hay dos partes en el mercado, primero está la plaza en sí, donde los puestos se hacen y se deshacen cada día, abren como a las 7 de la mañana y permanecen abiertos hasta las 6 de la tarde, un detalle bonito, que te permite después de un día de visitas, ir a comprar la cena al final del día y volver a comer al hostal sin necesidad de cargar los víveres todo el día. Los precios son bastante más altos que en el campo, pero diría que son un 20% más bajos que en Madrid, si te quedas dentro de la selección de la temporada. Al nivel de la fruta, en octubre, se encuentran bahías, frambuesas, moras, manzanas, peras y uvas, así como membrillos. Para lo que es verdura, más que todo son raíces, como zanahorias, papas y cebollas, que son la base de la alimentación diaria de los rumanos. Luego hay un lugar cubierto que abre solamente por la mañana, donde encuentras los negocios de salchichas, carnes, más que todo cerdo, seco o ahumado, quesos de vaca, cabra y oveja. A unos pasos de la calle Victoria.
Mercados en Poiana Sibiului
Mercado de Poiana Sibiului
Poiana Sibului quiere decir la montaña de Sibului. Es un pueblo un poco remoto, al lado de Jina, el pueblo más alto del país. Tanta altura no impide tener delicadeces en el mercado, de hecho hay mucho sol y la lluvia suficiente en la región para cultivar preciosas frutas. Si hay todos tipos de frutas veraniegas, sandías, melocotones y demás, al nivel de las verduras tenemos opciones más limitadas, pero los tomates de la región, con una puntita, son las mejores. Típico de ahí también es el pimiento verde-amarrillento. La gente que llegaba al mercado llevaba sus mejores prendas ya que ahí es un poco un evento, junto con la misa, algo diferente de la vida campesina. Los hombres llevan un pequeño sombrero redondo típico de la región y las mujeres van con un velo en la cabeza también.
Mercados en Sighisoara
Mercado de Sighisoara
El mercado de Sighisoara tenía antes lugar en la parte alta de la ciudad, que era el corazón medieval inicial, protegido por las murallas defensivas de Sighisoara. Pero con los tiempos más modernos, ya no hizo falta abrigarse dentro de las murallas, y además la ciudad creció tanto que estas no las podían acoger más. La población se desplazó en la ciudad baja y con ella el mercado. Es un mercado bastante importante para la región de Mures, que se quedó muy tradicional. Los turistas en general, los más apurados se quedan en la parte alta, así que pocos encontrarás en el mercado. Me encanta llegar temprano a comprar frutas veraniegas para el desayuno, cerezas, melocotones... Se producen en las cercanías de Sibiu y son perfectas. Los precios son entre un tercio y la mitad de los precios que encuentras en los mercados españoles. Las mujeres llegan con 4 kilos de frambuesas de su jardín, muy pocas cosas, una trenza de ajo, y pasan todo el día ahí intentando vender.
Mercados en Timisoara
Mercado Navideño de Timisoara
Si decides visitar la ciudad rumana de Timisoara durante el invierno, no debes perderte el Mercado Navideño que se celebra anualmente en el terreno normalmente ocupado por un estacionamiento público, justo en el centro de la ciudad. Los puestos –atendidos por gente local y dedicados principalmente a ofrecer platillos de la gastronomía nacional- ocupan todo el espacio comprendido entre la Ópera de la ciudad y la Catedral Ortodoxa. Uno de los motivos por los que Timisoara es un sitio especial es la enorme mezcla de culturas que ha pasado por sus calles. Timisoara tiene influencia serbia, húngara, obviamente rumana e incluso turca. Todo esto se refleja en su gastronomía, que va desde los deliciosos “Kürtőskalács” provenientes de Hungría hasta los más deliciosos cortes de carne de la Vojvodina Serbia. En el mercado navideño se consigue todo esto y más a precios que –si bien generalmente son un poco más elevados por la naturaleza turística del sitio- siguen siendo bastante accesibles. Incluso si decides no comprar nada en el mercado, merece la pena darse una vuelta por el lugar y observar detalladamente tanto los productos que se ofrecen como la decoración de los puestos que siempre es de lo más alegre, con banderitas rumanas ondeando en cada esquina.
Mercados en Timisoara
Piata Timisoara 700
(1)
El mercado “Piata Timisoara 700” es uno de los más importantes de la ciudad de Timisoara, al oeste de Rumania. Se encuentra en el primer distrito de la localidad, justo en el casco histórico. Su nombre se debe a que fue inaugurada en el año de 1966, exactamente 700 años de la fundación de la ciudad en 1266. Si bien es un sitio visitado principalmente por locales, para cualquier turista que esté paseando por Timisoara, es uno de los mejores lugares para sumergirse aunque sea por un rato en la vida diaria de sus habitantes. El mercado se compone principalmente de una sección de flores y una de frutas y vegetales. Esta última es a mi gusto la más interesante, ya que durante los fines de semana atrae a vendedores de todo Rumania y a los habitantes locales que caminan desde el centro para comprar sus productos. Además, se encuentra a un costado de la Parroquia Ortodoxa de Cetate, otro atractivo de la ciudad. Hace algunos años fue presentado un proyecto de renovación del mercado llamado “Proyecto Piata 700” por el alcalde de la ciudad, en el que se propone la reconstrucción del mercado con un edificio de dos plantas, un estacionamiento subterráneo y un espacio abierto peatonal.