MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Qué ver en Friburgo

32 colaboradores

16 cosas que hacer en Fribourg

De interés cultural en Fribourg
Fribourg
(6)
En el corazón de Suiza, ciudad universitaria y bilingüe (francés y alemán) se encuentra un casco medieval de los mejores conservados de Europa. Entre Lausanne y Berna, es la capital de la región de Gruyères. Accesible en tren y por carretera, merece la pena verla, sobre todo la Basse Ville. Gastronomía exquisita.
Catedrales en Fribourg
Catedral San Nicolas
(4)
Tratada y considerada por la mayoría de expertos en arte como la más valiosa joya gótica de Europa Central, esta catedral de 1490 ( aunque sus cimientos datan de 1283) nos llama como un imán con su torre única para que conozcamos sus secretos. Lo de la torre única tiene su gracia y su explicación, ya que en los planos originales aparecía una segunda atalaya, pero la falta de dinero hizo imposible su construcción. Así que hoy en día, el campanario de 368 escalones y 74 metros de altura es el único protagonista de cualquier panorámica que se tome de la ciudad... Ya desde un principio, la fabulosa portada de los Apóstoles es motivo suficiente para empezar a bajar nuestra mirada desde las alturas de la torre, ya que es uno de los pocos ejemplos en Suiza de las famosas portadas del alto Rin. En ella se mezclan en curioso orden y concierto, esculturas de la Anunciación, los Apóstoles ( aunque son copias), ángeles, profetas y patriarcas; por encima de todo, y para escalofrío de creyentes, un Juicio Final de lo más convincente. Pero entremos a esta iglesia que al tiempo es museo, y tras pasar un vestíbulo muy poco común en los templos suizos, disfrutemos del altísimo espacio que nos regalan los grandes arcos que conforman la estructura del edificio. Estructura que cobija maravillas como un precioso púlpito de piedra, el increíble grupo del Descendimiento en la Capilla del Santo Sepulcro y sobre todo las vidrieras de mil colores que se funden en el aire y tiñen todo el espacio de la catedral. Vidrieras art nouveau, un poco chocantes si pensamos que se enfrentan a los 600 años de diferencia que tienen con el nacimiento de la catedral, pero que también iluminan la delicada Crucifixión de 1430 o la contemporánea y magnífica sillería tallada que se conserva como si hubiera salido ayer de las manos del artista que las labró. ¿Y sobre San Nicolás y Friburgo que decir? Pues que cada año, durante la primera semana de diciembre, el cantón de Friburgo honra a su santo patrón con una celebración especial. La figura de San Nicolás es inseparable de la historia tradicional de la ciudad y por ello debe formar parte plena de su vida por lo menos durante esa semana. Por ello, todas las tardes de esos siete días, San Nicolás recorre las calles de Friburgo montado en un burro y saludando a la multitud; sus acompañantes y ayudantes reparten dulces a los más pequeños y al final del recorrido le escoltan, como si fuera una figura política, durante un discurso donde hace críticas y halagos a los acontecimientos que ocurrieron en la ciudad durante el año que está a punto de acabar. El telón de fondo es un famoso mercado de gastronomía, artesanía y juguetes navideños famoso en todo el cantón por la variedad de productos que ofrece. Todo parece poco para este obispo turco que se distinguió por su generosidad y que es patrón no sólo de la ciudad de Friburgo sino de todo el Cantón. La generosidad de una ciudad que comparte, a manos llenas su belleza y su arte con todos los que se acercan a visitarla.
Monumentos Históricos en Fribourg
Puente de Berna
(3)
Tan antiguo como que data de 1653, el puente de Berna, llamado así porque forma parte de la ruta que lleva a la capital de Suiza, es un paso cubierto hecho en madera en su mayor parte, aunque se trate de un puente de obra, con los cimientos y un acabado digno de la precisión y perfección suiza. Y eso le viene de antiguo, ya que es sólo un siglo más nuevo que los primeros cimientos de la fundación de la ciudad. Puede ser que los constantes trabajos de mantenimiento y restauración hayan tenido su efecto sobre éste puente que permanece como el último de los de su especie en Friburgo. No sabía que existía el estilo barroco en los puentes hasta que leí un poco sobre él, pero así es. Según dicen los expertos, su apoyo central es de piedra maciza, mientras que los laterales fueron rellenos de restos de construcciones anteriores, es decir cascotes, madera y otros materiales de construcción. Por dentro es realmente amplio, aunque un poco oscuro, sobre todo en los días en que amenaza lluvia como el de mi visita, ( de hecho el torrente cayó sobre nosotros justo después de salir del puente), y el contraste con el exterior es realmente llamativo, al estar adornado con macetones de flores de vivos colores que se complementan con el bonito color de la madera. A los lados, el paisaje es realmente delicioso, y es de los únicos miradores desde donde se puede apreciar la confrontación entre la arquitectura de la ciudad antigua y la nueva Friburgo.
De interés turístico en Fribourg
Un paseo por Friburgo
(3)
Un paseo por Friburgo es lo mismo que un paseo en el tiempo a través de distintas épocas. Tanto la propia ciudad, como sus habitantes, deben agradecer, sobre todo a los Zähringer, que este soberbio lugar a orillas del río Saane sea una de las ciudades medievales más grandes y mejor conservadas de Europa. Durante todo el tiempo, los estudiantes de su universidad, han sido los encargados de cultivar una cultura viva y comprometida, que tiende puentes (como los que conserva en piedra) entre la cultura latina y la germana y quizá esa mezcla que lleva en la sangre sea la que le haya hecho conservar esos 15 puentes que cruzan de orilla a orilla, como el más antiguo de St- Apolline, que data de 1147, pasando por el bernés de 1653 o el de Granfey, del omnipresente genio de Nantes Gustave Eiffel. Friburgo es tan diferente al resto de Suiza, que incluso la parte baja de la ciudad se diferencia radicalmente de la alta, con una cultura y un lenguaje (el bolze) propios. No es de extrañar si tenemos en cuenta que está adornada por iglesias, conventos, puentes y fuentes hasta decir basta. Preciosas casas góticas y un cinturón de fortificaciones, calles estrechas y casas colgadas sobre el río...Podría caminar durante siglos por Friburgo mientras pasa el tiempo y se hace cada vez más venerable y hermosa..
De interés cultural en Fribourg
Funicular de Friburgo
(2)
Bonito
Ayuntamientos en Fribourg
Ayuntamiento
(1)
Conservador
Monumentos Históricos en Fribourg
(1)
Museos en Fribourg
Museo Nacional de historia
(1)
En este museo de Fribourg (Suiza), situado en la zona universitaria puedes ver representados tanto la fauna de la zona como especies animales de todo el mundo. Al lado se encuentra un jardín botánico con un invernadero. El Museo Nacional de Historia es un edificio de 3 plantas, donde nada más entrar nos encontramos con el cráneo de un T-Rex y un colmillo de mamut, ¡espectaculares! dentro encontramos varias salas donde hay una ballena disecada, el único ejemplar conocido en Europa, animales disecados como insectos, reptiles, aves, peces, mamíferos y animales extinguidos. Entre los animales vivos hay serpientes, insectos, abejas y acuarios con peces. Podemos asistir a exposiciones, hay talleres para estudiantes, planes de estudio y varios recursos. El museo lideró varios proyectos científicos tales como la vigilancia por satélite de las aves o el inventario de la flora de la migración Alpes. La entrada al museo es gratuita, pero podemos dejar una donación, la verdad es que es un lugar muy entretenido. Se puede visitar entre una hora y una hora y media.
Calles en Fribourg
(1)
Monumentos Históricos en Fribourg
(1)
De interés turístico en Fribourg
Puente du Milieu
(1)
He visto muchos puentes a lo largo de mis viajes. Grandes puentes urbanos, pequeños puentecillos que cruzan riachuelos en el campo, hechos de piedra o de metal, cubiertos o abiertos a los elementos; pero ninguno une la espectacularidad de su arquitectura con el perfecto telón de fondo de su paisaje de manera tan perfectas como éste de Friburgo. Construido en 1720, sustituye a uno anterior (cubierto y de madera, como otros de tanta fama en Suiza) y tiene 4 grandes arcos de 10 metros de altura que ocupan casi la totalidad de sus 70 metros de largo. Cruzarlo por arriba es una experiencia deliciosa, ya que nos permite contemplar una de las mejores vistas sobre la ciudad, pero pasar bajo sus arcos tiene también el aliciente de encararnos con la alta pared de piedra que parece colgar sobre nosotros y donde se encuentra una pequeña y muy curiosa central hidroeléctrica de principios de siglo. El conjunto que forma el puente y el paisaje al que complementa es realmente digno de representarse en pinturas e imágenes, ya que su fotogenia es innegable. Un remanso de paz y belleza en una de las más bonitas ciudades de Suiza.
De interés cultural en Fribourg
Monumentos Históricos en Fribourg
Monumentos Históricos en Fribourg
(1)
Monumentos Históricos en Fribourg
(1)
Bares de Copas en Fribourg
Le XXème
Situado al lado de la estación de tren de Fribourg, está el XXème. Cafetería por la mañana, restaurante para el almuerzo, bar para el aperitivo y pub por las noches, es el lugar donde se mezclan edades y nacionalidades de esta pequeña ciudad a cualquier hora del día. Incluso tiene terraza para disfrutar las tardes de sol!