MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Qué ver en Begur

118 colaboradores
Calas en Begur
Sa Tuna
(13)
Calas en Begur
Cala de Illa Roja
(4)
Calas en Begur
Cala de Aigua Xelida
(9)
Calas en Begur
Cala d'Aiguafreda
(1)
Calas en Begur
Cova des Capellans
(1)
Calas en Begur
Cala Fornells
(4)

41 cosas que hacer en Begur

Pueblos en Begur
Begur
(35)
Cuando dos frikis de monte viajan a la playa lo hacen de forma escéptica, sin poder suspender en ningún momento la facultad crítica, pensando que aquello no les va a gustar mucho. Pero cuando esos dos frikis llegan a lugares como Begur se dan con un canto en los dientes y alucinan con lo que hay delante de sus ojos. Begur es un pueblo bien bello en la Costa Brava, con una historia repleta de fama gracias a los indianos, pero que además brinda al visitante una experiencia casi mística con las vistas que se tienen desde lo alto de su antiguo castillo - del que poco queda. No está de más fijarse en las múltiples torres medievales que han sobrevivido al progreso humano y que forman parte hoy de viviendas particulares. Un paseo tranquilo por Begur es algo que debe hacerse si se va a Girona, y continuar ese paseo hasta lo alto de la localidad para disfrutar de el Mediterráneo en todo su esplendor.
1 actividad
Playas en Begur
Playa de Sa Riera
(15)
La playa de Sa Riera pertenece a la localidad de Begur. Esta playa está relativamente lejos del nueclo del pueblo y para llegar a ella hay que coger el coche o el bus. Una opción muy cómoda para visitarla es alojarnos en el camping El Maset (http://www.Campingelmaset.Com/) ya que está situado a tres minutos andando de la playa. Este camping dispone de parcelas y boungalows. Sólo tiene un pequeño problema: Las cuestas, son demasiado empinadas para acceder con caravana si no se dispone de un buen vehículo que nos reponda ante tanta pendiente.
Calas en Begur
Sa Tuna
(13)
Primera experiencia con la población de Begur, pero a los pocos minutos de entrar ya estaba pensando en cuando podríamos volver. Lugar magnífico el de Sa Tuna, con un valor paisajístico espectacular, barcas, casas típicas de la emporda, vegetación, y un agua con muy buen estado. Buen acceso (parking cercano a 2 € / día), restaurantes y duchas. No olvidéis nunca zapatillas para poder acceder al agua, las piedras te pueden jugar una mala pasada ...
Playas en Begur
Playa de Begur (Costa Brava)
(8)
Esta fotografía es de una playa nudista en Begur. Momento casi mágico al amanecer. El Sol tan bajo provoca sombras intensas en la arena mientras la bruma se resiste a desvanecerse.
Calas en Begur
Cala de Illa Roja
(4)
Gruesas arenas doradas, aguas tranquilas, profundas y cristalinas, nula aglomeración; altas paredes a su espalda que la protegen de los vientos y una pintoresca formación rocosa, escarpada y un tanto espigada que permanece anclada en sus orillas y que le da nombre, se trata de la idílica y paradisíaca calita de Illa Roja. Illa Roja es un privilegiado santuario natural y naturista al cual se puede acceder desde la Playa del Racó y cuya mejor cara se puede observar desde las alturas ya que desde el camino de Ronda que comunica Sa Riera con la playa de Pals dispondremos de una excelente versión cenital de este maravilloso rincón de la Costa Begurense. Carente de cualquier tipo de servicio que contamine su pureza (no hay duchas, no hay lavabos, no hay bares, tampoco aparcamientos, ni vendedores de chucherías…) Illa Roja ha sido, es y será un punto estratégico en el cual se congregan amantes del naturismo venidos de todos los rincones del planeta…atrás quedaron tiempos no muy lejanos en los que bañarse de esta guisa suponía todo un desafío a la vetusta moral del antiguo régimen. Tumbado en la arena, escuchando el batir del mar contra la orilla, resulta imposible apartar la vista de la enorme mole rocosa que emerge de las aguas frente a nosotros, al caer la tarde una suave luz dorada baña su superficie resaltando las tonalidades rojizas que han hecho de este rincón uno de los más fotografiados de la Costa Brava…. ¡No os lo perdáis!
Castillos en Begur
Castillo de Begur
(11)
Tanto el pueblo como su castillo y ni hablar de las vistas del mismo, el camino es precioso lleno de flores plantas y demás, un lugar perfecto para ver Begur a vista de pájaro, imprescindible en tu visita a este pueblo con muchísimo encanto de la costa brava!
1 actividad
Calas en Begur
Cala de Aigua Xelida
(9)
Espectacular la cala de aigua xelida entre begur y fornells. Viene muy bien indicado de camino a la playa de aiguablava que es mas conocida. Lastima que no hiciera día de playa...poque llamaba a gritos
Información Turística en Begur
Oficina de Turismo
Me gustó mucho la visita que hice hace un par de semanas a la oficina de Turismo de Begur,porque por primera vez, en muchos años encontré una atención a la altura de mis expectativas. Al llegar me tocó esperar a que terminará la chica de guiar e informar a una pareja, después mi turno y todo comenzó con una sonrisa, punto a favor; pues en muchos sitios la seriedad del personal es muy tensionante. Le hablé sobre mi interés de conocer Begur y las poblaciones aledañas, y con mucha confianza sacó un par de trípticos: Mapa e información sobre el casco urbano, breve explicación, y luego otros dos trípticos, sobre playas y senderismos; al final uno mas general sobre rutas medievales en la zona de la costa brava y lo que más me gustó fue la elocuencia y pasión que mostró en su explicación, una persona que realmente ama su trabajo, ama el lugar y desea transmitir ese encanto que te entusiasma el conocerlo. La oficina en si es pequeña, aunque ocupa un local de una construcción con patio y lavabos, que bien vienen cuando se va a comenzar a andar. Cuenta con fotos del lugar, un mostrador y un panel con muchos trípticos de la ciudad y la región.
De interés cultural en Begur
Escoles Velles (La Escuela Vieja)
El Centro Cultural Escoles Velles, fue la escuela pública del centro de Begur h sesde el año 1961, hasta que las puertas de la nueva escuela se abrieron a mediados de ´1970. Actualmente el recinto esta referenciado en las rutas turísticas por el centro histórico, y actualmente acoge varias dependencias culturales, entre ellas: La biblioteca pública Salvador Raurich, la Guardería, una Sala de Exposiciones y Eventos, la emisora de radio municipal y el archivo histórico. Cabe resaltar el bello patio interior que se ve desde la portada principal.
Castillos en Begur
Castillo de Esclanyá
En la carretera que une Begur con Palafrugell, llama la atención la indicación de desvío al núcleo histórico de Esclanyá, un territorio que perteneció al Señor de Cruilles y que ahora esta adherido al término municipal de Begur. El Castillo de Esclanyá, una de las edificación que definen el sky-line, junto con el campanario de la Iglesia de San Esteban, data del Siglo XIV. La construcción mantiene vestigios románicos, es de planta rectangular y aunque sus fachadas norte y oeste están escondidas entre construcciones apareadas, en sus fachadas sur y este se ven el arco de media punta, las oberturas y el remate superior.
De interés cultural en Begur
Las Casas Indianas de Begur
En Begur, como en otras poblaciones de la Costa Brava, se identifican fácilmente viviendas o casonas de estilo Indiano o también llamado Colonial Catalán. Todas estas construcciones, actualmente forman un importante patrimonio en cada lugar y fue una arquitectura y tipo que se construyó hacia mediados del Siglo XIX y comienzos del XX, de personas que hicieron fortuna en América y regresaron a su tierra de origen y trajeron un estilo propio de la América Colonial. En Begur hay muchos ejemplos, la calle Bonaventura Carreras es quizás la que mas tiene estos lugares identificados y señalados en su ruta turística. En sus estructuras se encuentran elementos decorativos florales, pinturas al fresco con motivos coloridos, balcones, patios, galerías y artesonados en madera, muy típicos de la arquitectura colonial.
Senderismo en Begur
Camino de Ronda: Playa Fonda – Fornells – Aiguablava – Punta des Mut
(1)
Entre el Cap de Begur y la punta de Es Mut se encuentran las magníficas calas de Platja Fonda, Fornells y Aiguablava. Las calas Platja Fonda; matices oscuros en sus aguas y roquedal circundante, escondida, primitiva y casi virginal se presenta ante nosotros repentinamente, encajonada entre paredes que no parecen sino enormes murallas ciclópeas que le proporcionan sombra y abrigo a la par que la protegen de los vientos que tan frecuentemente soplan por estas latitudes. Aiguablava; aguas tranquilas, transparentes y poco profundas cuyo cambiante colorido abarca las más variadas gamas de azules, verdes y turquesas, arenas finas y marco de ensueño, la Punta des mut y, al fondo, el Cap de Begur. Fornells; la más marinera y la única en la que aún subsisten, junto a turistas de todo el mundo, viejos pescadores que se hacen a la mar a faenar en sus pequeños botes, turismo sostenible lo llaman…. Playa de N´Estasia y playa d’en Malaret, junto a Aiguablava, pequeñas joyas que completan las maravillas naturales que podemos contemplar en este pedacito del litoral Begurence. Apenas 2 kilómetros separan Aiguablava de Platja Fonda y por suerte se ha conservado, para uso y disfrute de los turistas, el antiguo camino de ronda que antaño se utilizaba para vigilar los movimientos de las embarcaciones que navegaban entre ambos puntos. El camino Protegido en la práctica totalidad de su recorrido por la apacible sombra de los pinos, el camino discurre entre rocas, matojos, retamas, pasarelas de madera y túneles horadados en el corazón de la montaña; a sus pies, el camino nos invita a contemplar el espectáculo de la mar azul, verde y turquesa batiéndose una y otra vez contra los pacientes acantilados que lejos de enfurecerse parecen disfrutar con las caricias que les proporciona la espuma del mar al retirarse. La melodía que compone el mar al chocar contra las rocas, el vuelo rasante de las gaviotas y el sol filtrándose entre los pinos son ingredientes añadidos a la belleza del entorno que hacen de este paseo una experiencia única e irrepetible… ¡Disfrutarlo sin prisas por favor!
Iglesias en Begur
La Iglesia de San Pedro
La Iglesia de Sant Pere (San Pedro) en Pals, esta ubicada en el centro del casco histórico de la población. La construcción es de origen románico, fue intervenida en 1478, época en la que le añadieron elementos góticos y después; durante el Siglo XVIII, la fachada fue reformada. Es de fácil acceso, las veces que he ido a Pals, siempre la he encontrado abierta, cosa que se agradece, pues muchas Iglesias solo abren a las horas de las liturgias y entonces, no sólo es difícil hacer las fotos, sino también nuestra reflexión. Es curioso, en esta Iglesia me encontré un dispensador de cirios, así es, en plan refresco o patatas, por un Euro, la máquina te entrega un cirio para ofrecer en los sitios destinados a ello, realmente algo particular y que expone nuevamente el capitalismo de la Iglsia. En fin, el templo es muy bonito y hace parte del patrimonio histórico de la ciudad, esta incluido en la ruta y desde el atrio hay muy buenas vistas del valle.
Valles en Begur
El valle de Llémena
(1)
El mínimo pueblo de Sant Aniol de Finestres puede servir como punto de partida para recorrer el simpático valle de Llèmena, que bordea la sierra de Finestres entre un paisaje de bosques y riachuelos. En el recorrido no dejes de hacer un escala en el poblado ibérico de La Palomera y en el pequeño pueblo de Mieres, con sus casas de piedra. Casas rurales Begur : Http://www.Toprural.Com/cataluna/girona/casas-rurales-begur_rm-es-17013.htm El mínimo pueblo de Sant Aniol de Finestres puede servir como punto de partida para recorrer el simpático valle de Llèmena, que bordea la sierra de Finestres entre un paisaje de bosques y riachuelos. En el recorrido no dejes de hacer un escala en el poblado ibérico de La Palomera y en el pequeño pueblo de Mieres, con sus casas de piedra. Casas rurales Begur : Http://www.Toprural.Com/cataluna/girona/casas-rurales-begur_rm-es-17013.htm
De interés turístico en Begur
Camino de Ronda: Sa Riera – Pals
(4)
Los caminos de ronda se perfilan siguiendo el contorno de la abrupta y sinuosa costa begurense y permiten al caminante confundirse con el paisaje, adentrase entre verdes pinares y escondidas urbanizaciones para contemplar desde las alturas, a vista de pájaro, la grandeza del paisaje mediterráneo en el cual el verde azulado de las aguas compite en belleza con los ocres rojizos de las rocas y la tonalidad dorada de la arena. Comenzamos nuestro itinerario en la marinera y popular playa de Sa Riera, cuyas embarcaciones varadas en la arena y la proximidad del caserío de pescadores hablan de respeto y equilibrio entre turismo, actividad económica y tradición. En el horizonte, difuminadas y aún lejanas distinguimos la inconfundible silueta de las islas Medes. Pinos y rocas, verde mar y cielo azul forman un paisaje que parece trazado por el propio camino: abruptos acantilados salpicados por pequeñas calas a un lado, lujosas urbanizaciones protegidas de miradas curiosas a otro, pequeños islotes de ladrillo y hormigón que atestiguan la presencia de seres humanos en este rincón de la Costa Brava. A medio camino entre Sa Riera y Pals distinguimos desde lo alto del acantilado la silueta de un enorme peñasco de tonalidades rojizas que parece haber encallado en las aguas verde-azuladas cercanas a la costa y que a la postre da nombre a la conocida cala de Illa Roja, paradisiaco enclave y punto de encuentro para los amantes del baño “al natural”. Dejamos atrás los cuerpos desnudos que salpican las arenas de la cala de Illa Roja y el camino se funde con el entorno para conducirnos a la playa del Racó, lugar idóneo para tomar un baño mientras disfrutamos de las espléndidas vistas que proporciona la extensa playa de Pals enmarcada por la sierra del Montgrí y las mismísimas islas Medes… Conducidos por la estrecha senda de piedra del camino de ronda hemos disfrutado de un delicioso paseo que nos ha permitido conocer calas inaccesibles, playas paradisíacas y paisajes memorables……con las Medes…siempre vigilantes…¡quien da más!
Acantilados en Begur
Punta d’Es Mut
La punta d’Es Mut da cobijo a la horrible mole del Parador de Aiguablava cuya silueta queda disipada a duras penas por la densa arboleda que crece en sus laderas. Sin embargo, gustos urbanísticos aparte, la espléndida ubicación del establecimiento y la contrastada calidad de la marca Paradores aseguran una más que confortable e inolvidable estancia en este bello rincón de la costa begurense…. Pero la Punta d’Es Mut es por encima de cualquier otra consideración un enclave estratégico que nos brida una visión paradisíaca de este pedacito de la Costa Brava. Asomarse al vacío en este lugar es contemplar un paisaje inolvidable en el cual predominan las abruptas escarpaduras de los acantilados, los tonos anaranjados de las gruesas arenas que forman calas de ensueño, las aguas turquesas, brillantes y cristalinas, que encabritadas arrojan sus espumarajos contra las rocas, el vuelo amenazante de las gaviotas que defienden sus zonas de anidamiento y la inmensidad del mar que se funde con el azul infinito del cielo. Dirigimos nuestra mirada hacia el cabo de Begur y contemplamos sucesivas formaciones montañosas de pequeño tamaño en cuyas bahías destacan las playas de Aiguablava y Fornells. La Punta d'Es Mut, un lugar inolvidable….
Calles en Begur
Carrer de Vera
La población de Begur ofrece al visitante numerosos elementos para goce y disfrute de todos los sentidos: llamativas casas de estilo indiano, torres defensivas que datan de los siglos XVI y XVII, intrincadas callejuelas empedradas y primorosamente cuidadas, animados comercios, templos gastronómicos de primer orden y como colofón, los restos de un viejo castillo medieval que coronan la colina en la que se asienta la villa. Sin embargo, quería hablaros en esta ocasión de una calle cuyo interés no reside en la belleza o monumentalidad de los edificios que en ella se encuentran, todo lo contrario, el Carrer de Vera está jalonado por casas humildes, sencillas, pulcramente encaladas, fachadas que respiran aires del Sur, nostalgia de Andalucía. Sorprendidos ante esta especie de anacronismo urbanístico indagamos en busca del origen del mismo y descubrimos que durante varias centurias, concretamente desde el siglo XIV hasta bien entrado el siglo XIX decenas de begurenses emigraron a la localidad almeriense de Vera en busca de su bien más preciado, el coral. Imaginamos que al igual que los cientos de begurenses que partieron a Cuba y a su vuelta, cubiertos algunos de fama y riqueza sembraron de fastuosas casonas “indianas” el paisaje urbanístico de la Villa, los buscadores de coral, a su regreso reprodujeron en la calle de la Vera las construcciones en las que seguramente habitaron durante su aventura almeriense. Pequeñas historias que ayudan a comprender mejor el paisaje de pueblos y ciudades….
Miradores en Begur
Mirador de la Creu
Entre Begur Y Sa Riera hay una carretera que sube pasando por una zona boscosa hasta lo mas alto de una pequeña montañita desde hay unas vistas increíbles de toa la costa pudiéndose observar el paisaje 360 grados kilómetros a la redonda. El mirador tiene un pequeño parking circular que sirve también para dar la vuelta y desde ahí ya se tienen unas bonitas vistas ya que también tiene un pequeño banco desde donde observarlas. Sin embargo si te metes por la izquierda bordeando unas antenas y subiendo un pequeño camino entrew piedras llegas al verdadero mirador desde donde no hay ningún obstaculo para ver estas impresionantes vistas. Si se mira en dirección norte se puede ver la playa de Pals en toda su extension hasta la localidad de L'Estartit con sus Islas Medas al lado. Si miramos en dirección contraria podemos ver las calas de Sa Tuna y Aiguafreda. En dirección oeste tenemos las montañas de Begur e incluso se llega a divisar el propio pueblo de begur o el Castillo. Un lugar ideal para disfrutar de unas vistas impresionantes.