Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Santiago de Compostela?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Plazas en Santiago de Compostela

13 plazas en Santiago de Compostela

Plazas en Santiago de Compostela
Plaza del Obradoiro
(118)
Santigo es una de las ciudades que solo he visitado en verano, pero aun así no deja de sorprerderme.Bien de día o, de noche, debe tener un encanto que complace ados los visitantes bien sean extrangeros o no,crellentes o sinples transeuntes ,tiene mucho que mostrar , La Plaza del Obradoiro,El Museo del Azabache o El Mercado de Abastos por enumerar algunos.En cuanto a su gastronomía dipone de un amplio elenco de posivilidades para todo tipo de pubicos y buena calidad .EL Hospedaje bueno y variado según mi humilde experiencia. Es una ciudad con un gran elenco de posivilidades para que El Visitante no se aburra.
7 actividades
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza de Platerías
(34)
Sin duda Platerías es la plaza más transitada de todo Santiago, me atrevería a decir que más que la del Obradoiro, una lleva la fama y la otra soporta la gente. La plaza se llama así porque en la antigüedad en los bajos de la misma se ponían los orfebres a vender su plata, a día de hoy aún hay alguna tienda de playa y azabache allí mismo con precios bastante interesantes. Imponente en medio de la plaza encontramos la fuente de los caballos del siglo XVIIII pero sin duda la fama de la plaza la tiene porque desde ella se accede al lateral por su fachada sur, el único resquicio románico de la catedral.
2 actividades
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza de Abastos
(7)
Es imprescindible, si visitas Santiago de Compostela, acudir a su Plaza de Abastos. Funciona desde 1873 como mercado de productos frescos. Representa otra manera de comprar hoy olvidada en la mayoría de las ciudades. además de comprar te preparan los productos en el momentopor un porcentage módico de la factura y los degustas allí mismo. Situada en el casco Histórico y rodeada por edificios singulares de gran riqueza cultural y artística.
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza de la Quintana
(12)
En esta plaza esta uno de los accesos a la catedral por una tienda de souvenirs. Sus escaleras son propicias para sacar fotos, que te llevarán a otras épocas .
1 actividad
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza Rodrigo de Padrón
(3)
Pasé por ella y me gustó la vista desde ella.
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza de Salvador Parga
(2)
Una plaza en el casco antiguo que tampoco tiene actualmente mucho interés.
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza Roja
(5)
Aunque la parte más conocida de Santiago es la zona vieja, donde realmente hacen vida los compostelanos es en el Ensanche, y la plaza roja es su centro neurálgico. Tiendas, terrazas y bancos hacen de ella el sitio ideal para quedar. En cuanto sale un rayo de sol podrás ver a los santiagueses sentados en los bares de esta plaza viendo la vida pasar
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza de Mazarelos
La mejor plaza pequeña de la zona vieja
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza de Cervantes
Se encuentra la última fuente para los peregrinos
1 actividad
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza de la Quintana
(2)
Es la plaza en la que se encuentra la Puerta Santa de la Catedral, que permanece abierta durante el Año Santo, aquel en que el 25 de julio es domingo. en realidad serían dos plazas, la Quintana de Vivos y la Quintana de Mortos, separadas ambas por una escalera de piedra. En esta escalera podremos disfrutar de la tarde en la plaza, viendo sus gentes, ferias y espectáculos o disfrutando de los atardeceres soleados de primavera, cuando el banco adosado al convento se llena de gente aprovechando los últimos rayos de sol.
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza de Fonseca
(2)
La Plaza de Fonseca está situada en la zona vieja de Santiago, enfrente de la Biblioteca Xeral de la Universidad y a menos de cinco minutos andando de la Plaza del Obradoiro y de la Catedral. Es un sitio típico de tapeo de estudiantes y compostelanos en general, sobre todo en verano en terrazas como la del San Jaime, que siempre está llena. La plaza es abierta porque da a la Rúa da Raiña y a la Rúa do Franco. Me gusta esta plaza porque además de estar hecha en piedra y tener una fuente, cosa claramente característica de las plazas de Compostela, está muy cuidada y tiene bastante vegetación como setos, flores y árboles. Normalmente, si no llueve, siempre hay estudiantes sentados en sus bancos o peregrinos descansando de las caminatas por la ciudad.
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza de San Roque
(2)
La plaza de San Roque, en Santiago de Compostela, está situada en el centro histórico de la ciudad, muy cerca de la plaza Algalia de Abaixo y de la rúa de San Roque. Se trata de una plaza pequeña, que no tiene la monumentalidad de otras que la rodean, pero es una de mis favoritas, por sus árboles (cosa no muy común en las plazas de la zona antigua de Santiago) y su tranquilidad. Como muchas plazas de Compostela, tiene una fuente de piedra en el centro y está rodeada de casas típicas de esta parte de la ciudad, de piedra y pintadas en parte de blanco. Además en los alrededores hay un sinfín de callejuelas por las que te puedes perder y descubrir esta otra parte de la ciudad, que no es tan frecuentada por los turistas.
Plazas en Santiago de Compostela
Plaza de Entrepraciñas
La “praza de Entrepraciñas” o plaza de Entreplacitas es uno de esos rincones donde se respira toda la historia y la tradición de Compostela. Se trata de una pequeña plaza del casco viejo de Santiago, con todas las características típicas de esta preciosa ciudad gallega: Abundantes construcciones de piedra, casas de fachadas blancas… En medio se conserva una estatua de Alfonso II “El Casto”, rey de Asturias, figura importante para la historia de la ciudad, ya que avaló al obispo Teodomiro cuando descubrió e identificó los restos del apóstol Santiago en el pueblo cercano de Iria Flavia. Este rey mandó edificar el primer templo cristiano en lo que hoy es Santiago de Compostela. Su apodo de "el Casto" se debe a su renuncia explícita a relacionarse con mujeres, por lo que falleció sin descendencia.