Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Ajaccio?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Ajaccio

78 colaboradores

30 cosas que hacer en Ajaccio

Ciudades en Ajaccio
Ajaccio
(3)
Esta ciudad nos encanta, al igual que la isla. Hemos estado ya 5 veces (una de ellas para hacer el tour completo de la isla de Córcega) y volveremos de nuevo ahora en septiembre (2013). Solemos ir en ferry desde Niza o Marsella. Lo más destacable para nosotros son los lugares de: - Rue Fesch: para ir de comprar o tomarse algo o visitar al Capilla Imperial - Paseo marítimo: Quai de la Republique donde está la plaza del mercado y hay mercadillos de comida, flores, joyería, ropa... y restaurantes - Place Foch: donde está la estatua de Napoléon - La Citadelle: fortaleza sensacional con vistas a la dos zonas de la ciudad y la playa de Saint François - Catedral de la Assomption - Museo de Napoléon - Plaza General de Gaulle - Playa - Illes Sanguinaires: para ver una puesta de sol sensacional Os dejamos este enlace por si queréis leer algo más de nuestra experiencia: http://blogdecruceros.blogspot.com.es/2011/07/corcega-ajaccio-la-villa-de-napoleon.html Cuando volvamos de nuestro nuevo viaje actualizaremos las fotos de mejor calidad y mejor contenido. #experienciacruceros - Porticcio: pueblo situado al otro lado de Ajaccio y muy turístico.
Islas en Ajaccio
Las Islas Sanguinarias
(8)
Se llaman así porque los piratas causaban estragos por estos lares. El agua vuelve a ser de un azul o turquesa espectaculares. Pequeñas playitas rodean el cabo. Una de ellas parece la más animada, con un pequeño campo de voley playa y todo.
Puertos en Ajaccio
Puerto Viejo
(2)
Ajaccio es conocida por ser la ciudad de Napoleón Bonaparte. Nacido en esta localidad, el emperador la convirtió en la capital de Córcega. Un lugar que ofrece numerosos atractivos, como su antiguo puerto, que sigue siendo aún un puerto lleno de encanto…En él se combinan perfectamente barcos de placer y barcos de pesca, cuyos vivos colores contribuyen a alegrar todo el paisaje. El pequeño puerto, llamado el puerto “Tino Rossi” está ubicado entre la ciudad y la montaña, y sigue siendo muy agradable. Es bonito recorrerlo tanto a pleno día, cuando la actividad bulle, como a última hora de la tarde, cuando la luz cambia minuto a minuto, con las montañas como telón de fondo. Estuve unos minutos contemplando la vida en el puerto en ese momento en el que todo se calma. Las idas y venidas de los barcos, de los veleros, de las embarcaciones de la escuela de vela que retornan de su clase, de los marineros que limpian y cuidan sus barcos, de las familias que pasean… Todo ese marco combina perfectamente, y un aire de plenitud reina sobre este lugar.
Museos en Ajaccio
Casa Bonaparte
(4)
La entrada cuesta 4 euros y la visita vale la pena. Parece ser que el padre de Napoleón tenía negocios agrícolas y hay una pequeña exposición en el sótano. Su interés no es arquitectónico sino histórico.
Museos en Ajaccio
Museo Fesch
(2)
La colección de este soberbio museo pudo ver la luz gracias a la pasión del cardenal Fesch por la pintura. De él es la estatua que da la bienvenida al visitante en la entrada del museo, en el patio. Distribuido en tres niveles, se pueden contemplar múltiples obras, desde el Renacimiento hasta el siglo XX. El cardenal Fesch, que legó una parte de su colección a la ciudad, era tío de Napoleón I, lo que explica que encontremos numerosas obras vinculadas a la familia Bonaparte. Las colecciones napoleónicas cuentan con pinturas, esculturas, textiles, monedas y medallas, artes gráficas y otros objetos de arte. El arte italiano está muy presente, con obras de los más grandes artistas italianos de cinco siglos, del XIV al XIX. Me alegré mucho de poder contemplar durante mi visita tablas propias de la cultura corsa. Hay una sala dedicada a ellas, en la que se exponen las pinturas más bonitas del patrimonio local, pintadas por artistas de la escuela de pintura corsa. No olvide echar un vistazo a la capilla imperial en la que reposan los restos de los miembros de la familia Bonaparte (salvo Napoleón). Una reserva artística excepcional que nadie debe perderse!
Calles en Ajaccio
Barrio Genovés
(1)
Los genoveses han marcado profundamente Córcega. La historia de la isla de la belleza está indefectiblemente unida a este poderoso imperio, cuya cultura ha dejado numerosas huellas en el patrimonio, las artes y la cultura corsa. La arquitectura es el mayor ejemplo… Paseando por las calles uno puede fácilmente observar las hojas de las ventanas típicamente genovesas, abiertas a la mitad, de abajo a arriba. Disfruté mucho de mis paseos por las callejuelas soleadas, con colores cálidos, del naranja al rosa palo. Napoleón Bonaparte está obviamente muy presente en la ciudad. Hijo del país, y de la ciudad, hizo de Ajaccio la capital de Córcega, relevando de este título a Bastia. Se puede visitar la casa dedicada a la figura de Napoleón, su lugar de nacimiento y actualmente museo. En la exploración de la ciudad no puede faltar la catedral de Ajaccio. De estilo renacentista, es de planta de cruz griega, y su color asalmonado resulta muy original. Durante mi paseo me crucé con marineros (son muy numerosos en Ajaccio), encuentros que hacen recordar en todo momento la actividad marítima de la ciudad.
Playas en Ajaccio
Playa de Capo di Feno
(3)
Al pie de Capo di Feno se abre una playa paradisíaca como la que aparece en los sueños más locos! Una arena blanca y fina, un agua transparente y un entorno excepcional… La playa de Capo di Feno está perdida en medio de la naturaleza, y su paz y su lado salvaje me sedujeron por completo. Existen de hecho dos playas, una grande y otra más pequeña. La inmensidad de la playa grande es agradable para aquellos a los que les gusta tener espacio. Una vez allí, pude disfrutar de lar propuestas de una encantadora cabaña en la que uno puede refrescarse o comer algo, en unas mesas a la sombra con sombrillas hechas con hojas de palmeras… Un momento de verdadero placer. Pero llegar a este divino lugar tiene mérito!. Para llegar en coche hay que seguir un camino pedregoso por el que no se sabe muy bien a dónde se va, una aventura con encanto que nos prepara para alejarnos de la ciudad! Pero tranquilos, tras varios kilómetros la playa está señalizada en los paneles de las cabañas. Para los más valientes, es posible recorrer las islas Sanguinarias a pie, en un lindo paseo de cerca de una hora que llega hasta el Capo di Feno.
Mercados en Ajaccio
El Mercado
(5)
En Córcega hay muchas cosas que bien valen un paseo. Las playas paradisíacas, la montaña, las pequeñas y encantadoras aldeas. Pero la gastronomía ofrece también sus placeres. Y para encontrar buenos productos locales, nada mejor que el mercado! El de Ajaccio es especialmente atractivo. Todos los días, entre las 3 de la mañana y la 1 de la tarde, ocupa la plaza Campinchi, junto a la plaza Foch. Pasé un rato muy agradable degustando las muchas especialidades corsas y saboreando el ambiente reinante. Los afables comerciantes no dudarán en ofrecerle una degustación de sus productos, para mí todo un deleite! Los puestos de queso y las charcuterías están muy presentes. En cuanto al queso, pude descubrir variedades sorprendentes, como el famoso Brocciu, con leche de oveja. Muy apreciado en toda la región, se utiliza a menudo en la cocina. Otros productos típicos: en charcutería no faltan variedades! Tuve la ocasión de degustar los figatelli, una especie de pequeñas salchichas a base de hígado de cerdo y carne que se come tanto tostado como crudo y seco. ¡Es delicioso!. El Lonzu también es suculento… Esta carne seca se parece al salami y se come hasta sin hambre. En lo que respecta a los aperitivos, también hay de todo, licor de mirto, de castañas y muchos otros. Lo mejor para descubrir la rica gastronomía corsa!
Playas en Ajaccio
Playa de la Marinella
(1)
Ajaccio está en la costa oeste de Córcega, a medio camino entre el norte y el sur. En los alrededores de la ciudad, en la carretera de las famosas islas Sanguinarias, están las playas, cada una aún más bonita que la anterior. Entre ellas destaca la de la Marinella, de auténtica postal. El arena es de un blanco inmaculado y el agua absolutamente cristalina, haciendo de ella un lugar paradisíaco! Justo detrás, Tino Rossi decidió fijar su residencia. Para quienes prefieren la comodidad de las tumbonas a la de los granos de arena, hay opción de alquilarlas, para relajarse sobre una hamaca a la sombra de una sombrilla. A la derecha, hay un saliente rocoso en el que el mar rompe, recordándonos que la naturaleza salvaje no está lejos. Aquí y allá hay barcos amarrados, y, lejos de resultar molesto, se integran perfectamente en el paisaje. Guardo un maravilloso recuerdo de la playa de la Marinella, donde disfruté de lo lindo bañándome y tomando el sol. Todo ello en una plenitud total!
Puertos en Ajaccio
Puerto de Amirauté
(1)
Ajaccio tiene dos puertos, el de Tino Rossi y el de Amirauté, llamado también de Charles Omano. Con sus cerca de 500 plazas, el puerto de Amirauté es el más importante de los dos puertos de Ajaccio. Este puerto deportivo, algo menos céntrico que el otro, tiene mucho caché. Un breve paseo por los muelles a última hora del día, justo antes de que el sol se vaya, resulta muy agradable. El reflejo de los barcos en el agua es una imagen magnífica, amenizada por los centelleos. Las montañas no están lejos, y contribuyen a la belleza del paisaje. Justo detrás del puerto atracan los ferris, y se puede contemplar sus impresionantes idas y venidas… Hay bares y restaurantes a lo largo del puerto. Aquella tarde, tras mi paseo por el puerto y la caída del sol, entré en uno de esos restaurantes. Una buena relación calidad precio, más asequibles que en el centro, y con un servicio muy atento. Un bonito paseo para disfrutar a última hora de la tarde, y un lugar realmente agradable para descubrir.
Ciudadelas en Ajaccio
La ciudadela
(2)
Como sucede en muchas de las ciudades corsas, Ajaccio tiene también su ciudadela, levantada por la república genovesa. Fue construida en cuatro fases, entre 1492 y 1789. Actualmente tiene forma hexagonal, y está compuesta por seis bastiones. Domina el golfo de Ajaccio, y durante mucho tiempo jugó un papel defensivo de la ciudad. Pero la singularidad de la ciudadela de Ajaccio es que fue abierta al gran público de forma tardía. Durante mucho tiempo siguió bajo dominio militar. Un misterioso planeaba en torno a la ciudadela de Ajaccio, que parecía encerrar una fortuna a buen recaudo con al paso de francos a euros… Para acceder, hube de bordear la playa de Saint François, situada en el centro de la ciudad. Desde el extremo del arena se disfruta de una maravillosa vista de la ciudadela que se precipita en un mar turquesa. ¡Un lugar irresistible!
Catedrales en Ajaccio
Catedral de Notre-Dame de l'Assomption
(3)
Esta catedral data de finales del XVI, tiene interés artístico pero me pareció pequeña y la visita no duró mucho. En cualquier caso vale la pena.
Mercados en Ajaccio
Mercado de pescado
¿Cómo alojarse en la costa corsa y no degustar los productos del mar? No podía pasar de largo, y felizmente encontré en la ciudad de Ajaccio un mercado de pescados íntegramente dedicado a los placeres del mar… El frescor de los productos no ofrece duda alguna, la mayor parte de los peces proceden del Golfo. Y se eligen en los puestos! Recomiendo probar la “fritura del Golfo”, pequeños pescados para degustar fritos en sartén o marinados, en tapas. En este mercado de pescado reina un ambiente cordial que enseguida me resultó familiar… Todo el mundo parece conocerse, la gente intercambia cosas, … Más que un mero lugar de ventas, es un lugar de encuentro. Para mí, como turista y visitante de un día, fue la ocasión de conocer gente de la zona y de hablar sobre la vida local. Para adquirir productos del mar frescos, conocer a sus habitantes, o simplemente para disfrutar de la cordialidad del lugar, no dude en dar un paseo por el mercado de pescado!
Monumentos Históricos en Ajaccio
Plaza de Austerlitz
(1)
Aunque la lluvia dificultó la visita a Ajaccio en Córcega, había algunos puntos imprescindibles que no podía dejar pasar. De modo que, paraguas en mano y a toda prisa me alejé del centro de la ciudad (bastante pequeña, por cierto, lo cual facilitó el trayecto) hasta llegar a la Place d'Austerlitz. Allí un monumento imponente se levanta a la gloria de Napoleón, que domina Ajaccio desde lo alto. Se puede subir por las escaleras hasta lo alto y llevarse unas buenas vistas de la ciudad. La escultura es una réplica del Napoleón de Charles Émile Seurre en Hôtel des Invalides de París. La Plaza es un gran espacio sin asfaltar que se aprovecha para conciertos y otras actividades. Un buen lugar para sentarse e impregnarse de la historia que ligó al Emperador a este su lugar de nacimiento.
Calles en Ajaccio
Calle Bonaparte
Tiene 6 ó 7 restaurantes con terracitas a lo largo de la calle. Pero con terracitas típicas y repletas de encanto. Perfectas para tomar una buena pizza, perfectas para cenas en familia. Según avanzas te encuentras con un hotel 4 estrellas con una pinta buenísima. También una librería con muy buena pinta. No te puedes perder las pequeñas calles perpendiculares que suben, a cual más angosta pero con más encanto.
Playas en Ajaccio
Playa de Ajaccio
(3)
Más de veinte playas reciben bañistas a lo largo del Golfo de Ajaccio, incluso hay una en pleno centro de la ciudad, frente a la catredral y en el casco histórico. Es una suerte estar de compras o trabajando y tener una hermosa playa a tus pies de aguas cristalinas para darte un chapuzón en unos minutos. Las playas más bonitas se encuentran en el camino a las Sanguinaires, pero durante la estación alta (julio-agosto) suelen estar repletas. Estas playas que se encuentran a 12 Km. al oeste de Ajaccio son salvajes y mágicas, los atardeceres son inolvidables y los más aventureros podrán seguir los senderos de las Cretes que salen desde el bosque de los Ingleses (Bois des Anglais) y disfrutar de un paisaje especial. Del otro lado de la bahía, Porticcio también puede enorgullecerse de sus hermosas playas. Las playas de Viva y Agosta, más grandes que las de las Sanguinaires, ofrecen un ambiente más "playa urbana".
Iglesias en Ajaccio
Capilla Imperial
El ala sur la capilla fue construida por la voluntad de Napoleón III con el dinero de la herencia del cardenal y el objetivo era constituir el mausoleo de la familia imperial. El edificio construido en el año 1860 está clasificado como monumento histórico y no impresiona desde el exterior, es de un estilo neo renacentista en piedra que no se destaca mayormente. Su punto de interés reside en la cripta circular que se encuentra en el interior y que guarda las cenizas de los miembros más prominentes de la familia, el altar y los vitrales. Lamentablemente no se encuentran aquí los restos de Napoleón que yacen en París. Se espera su reapertura en el año 2012, actualmente está cerrada por trabajos de mantenimiento.
Estatuas en Ajaccio
Estatua de Napoleón romano
Cuando uno piensa en Córcega, lo primero que se le viene a la cabeza es que es el lugar donde nació Napoleón. En Ajaccio, hay todo un repertorio de lugares dedicados a él: una casa museo, estatuas, nombres de calles, muchas cosas recuerdan a su hijo más ilustre. En la bulliciosa Place Foch se ubica esta estatua/fuente dedicada a Napoleón romano rodeado de cuatro leones.

Cosas que visitar y que hacer en Ajaccio

Esta ciudad francesa es famosa por ser el lugar de nacimiento de Napoleón Bonaparte y por ser la capital de Córcega. La mayoría de cosas que hay en Ajaccio están relacionadas con su privilegiada situación geográfica. Es un lugar único porque se sitúa en un golfo mirando al mar y con el fondo de montañas nevadas que perduran hasta primavera. Posee unas playas preciosas, unas playas que visitar en Ajaccio de gran belleza donde bañarse en aguas cristalinas.

Además de sus playas hay muchas cosas que ver en Ajaccio relacionadas con el patrimonio arquitectónico. Muchos de los sitios que ver en Ajaccio como el Museo Nacional de la casa de Bonaparte, la Capilla imperial o el salón napoleónico, están relacionados con el emperador. También hay otros monumentos identificativos de la ciudad como la catedral del Renacimiento, el Museo Fesch o la Ciudadela del siglo XVI.

Te llamará la atención que la Ciudadela aparece en las guías como uno de los lugares que ver en Ajaccio, sin embargo no es posible visitarla porque pertenece al ejército. Se trata de un fuerte construido en 1492 que alberga un “castello”, un torreón y seis bastiones.

Y si eres de los que además de ver monumentos busca cosas que hacer en Ajaccio alternativas, puedes realizar alguna de las excursiones y rutas de la ciudad.
Si buscas en la página del ayuntamiento "que hacer en Ajaccio hoy" probablemente encontrarás las excursiones a pie o en coche disponibles.