MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Córcega del Sur?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Córcega del Sur

679 colaboradores
  • Playas
    75 rincones
  • Aire Libre
    55 rincones
  • Monumentos
    61 rincones
  • Paseos
    38 rincones
  • Museos
    6 rincones

309 cosas que hacer en Córcega del Sur

Ciudades en Bonifacio
Bonifacio
(12)
Me di la oportunidad de conocer Bonifacio un sábado en un viaje express saliendo de Cerdeña. Como tenía pocas horas decidí tratar de aprovecharlas al máximo. De cualquier modo creo que unas 5 ó 6 horas son suficientes para conocer este pequeño poblado corso que tiene su propio encanto. Para empezar si llegas en ferry desde Cerdeña, Italia, te sorprenderá ese macizo de color muy claro que es el acantilado sobre el cual está ubicado el casco urbano de Bonifacio. El color del mar es intenso y sus aguas un poco agitadas pues chocan de lleno con las rocas del lugar. La vista desde el mirador es increíble, en días claros puedes ver Italia y muchos cruceros que se aproximan a la isla. Hay unas escaleras que te pueden adentrar un poco al borde costero del acantilado pero si no tienes condición física te recomiendo no tomar el recorrido, pues en el regreso acabarás sumamente fatigado. Ya dentro del pueblo en sí destacan sus estrechas calles que asemejan un pueblito medieval pero con el encanto de la costa. Muchos restaurantes y tiendas de souvenirs estarán por todos lados a donde mires. La mejor manera de conocer la ciudad es caminando lentamente siguiendo sus calles de norte a sur y este a oeste. Posteriormente puedes mezclar los sentidos y admirar las fachadas de esta antiquísima población. Si en 4 horas ya has recorrido todo el sitio, recomiendo descender entonces a la marina de Bonifacio, en donde podrás maravillarte con los múltiples yates de lujo que atracan y parten al medio día y al atardecer. Los restaurantes y boutiques de esta zona son un poco más caros que los ubicados en el el caso antiguo por cierto. Ya cerca de terminarse el día regresé a Cerdeña a bordo de un ferry no sin antes despedirme maravillado todavía de la singular y caprichosa silueta del acantilado de Bonifacio.
Ciudades en Ajaccio
Ajaccio
(3)
Esta ciudad nos encanta, al igual que la isla. Hemos estado ya 5 veces (una de ellas para hacer el tour completo de la isla de Córcega) y volveremos de nuevo ahora en septiembre (2013). Solemos ir en ferry desde Niza o Marsella. Lo más destacable para nosotros son los lugares de: - Rue Fesch: para ir de comprar o tomarse algo o visitar al Capilla Imperial - Paseo marítimo: Quai de la Republique donde está la plaza del mercado y hay mercadillos de comida, flores, joyería, ropa... y restaurantes - Place Foch: donde está la estatua de Napoléon - La Citadelle: fortaleza sensacional con vistas a la dos zonas de la ciudad y la playa de Saint François - Catedral de la Assomption - Museo de Napoléon - Plaza General de Gaulle - Playa - Illes Sanguinaires: para ver una puesta de sol sensacional Os dejamos este enlace por si queréis leer algo más de nuestra experiencia: http://blogdecruceros.blogspot.com.es/2011/07/corcega-ajaccio-la-villa-de-napoleon.html Cuando volvamos de nuestro nuevo viaje actualizaremos las fotos de mejor calidad y mejor contenido. #experienciacruceros - Porticcio: pueblo situado al otro lado de Ajaccio y muy turístico.
Islas en Ajaccio
Las Islas Sanguinarias
(9)
Se llaman así porque los piratas causaban estragos por estos lares. El agua vuelve a ser de un azul o turquesa espectaculares. Pequeñas playitas rodean el cabo. Una de ellas parece la más animada, con un pequeño campo de voley playa y todo.
Reservas Naturales en Piana
Reserva Natural de Scandola
(6)
La Reserva Natural de Scandola se situa en la costa oeste de Córcega. En ella encontrarás un golfo absolútamente espectacular, la Girolata! Además, muy cerca tienes también el Golfo de Porto, otro espectáculo. Lo más impresionante de esta reserva natural son las pequeñas calas escondidas que esconden sus golfos, las preciosas rutas de senderismo y sus montañas (de piedra roja, en algunos casos). Puedes acceder en barco o por carretera, esta segunda opción es un poco más complicada. Si vas en barco, muy recomendable pasar la noche en la Girolata.
Pueblos en Piana
Les Calanques de Piana
(2)
Menuda maravilla recorrer esta magnífica carretera con el coche, la D81 de "Piana" a "Marine di Porto", en dirección norte. La carretera es estrecha, llena de curvas y con unos acantilados de vértigo, además las vallas de seguridad brillan por su ausencia, todavía siguen en pie las muretas de piedra construidas a mediados de los años sesenta del siglo pasado, aunque en algunos tramos se nota que es un poco más nueva. Todos estos pormenores NO son obstáculos para los cientos de conductores que diariamente por aquí pasan, se paran a un lado de la carretera y comienzan a pasear a pie sin importales mucho el tráfico. El lugar es tan espectacular que bien vale tomarse un respiro, pillar tu cámara, cerrar bien el coche y salir a bordear estas magníficas panorámicas de las "Calanques de Piana", Patrimonio de la Humanidad desde 1983, por culpa de su extrema belleza.
Playas en Porto-Vecchio
Playa Palombaggia
(7)
La playa de Palombaggia es una de las más conocidas y populares de todo Córcega. Sus aguas azul turquesas y su maravillosos entorno natural, una pinada enorme muy bien conservada, es reclamo suficiente para turistas nacionales e internacionales. Los precios en este municipio son bastantes más altos que en el resto del país. El alojamiento y la restauración está considerablemente más caros. Esto no parece ser obstáculo para que el turismo venga en masa.
Acantilados en Bonifacio
Acantilados de Bonifacio
(5)
En mi opinión, Bonifacio es el lugar más maravilloso de toda la isla de Córcega y si hay que destacar algo en concreto de este lugar esos son sin duda los acantilados que posee. La ciudad de Bonifacio se encuentra situada en lo alto de una montaña y tiene numerosos lugares desde los que se pueden contemplar unas vistas increíbles, pero el mejor sitio para poder descubrir todos los acantilados que hay en esta ciudad es el faro de Pertusato. Se encuentra situado al este de la ciudad y para llegar hasta él tan sólo hay que seguir las indicaciones que aparecen en varios puntos de la ciudad. Aquí se ha construido un precioso paseo que están repleto de vegetación y de flores de todo tipo que aportan a la zona un colorido mágico. Además, también hay una zona en el faro de Pertusato que está repleta de maquia. La maquia es una vegetación típica de la isla que está formada por pequeños arbustos de un color amarillo precioso. Si se sigue este camino durante unos 30 minutos se llega hasta el faro, el punto que ofrece las mejores vistas de todo Bonifacio. Los acantilados de Bonifacio son realmente increíbles, en algunos lugares, se pueden contemplar trozos de roca que se encuentran suspendidos en el aire y encima están soportando el peso de edificios antiguos. La imagen es colosal, te hace preguntarte todo el tiempo cómo es capaz de aguantar la roca en el aire, parece que se va a desplomar en cualquier momento. Además, bajo estos acantilados suele haber playas de arena fina que le dan un toque más especial si cabe al paisaje. Yo no sé si se podía bajar hasta estas playas, intenté buscar el camino pero no lo encontré, pero debe ser una auténtica maravilla estar bañándote con el telón de fondo de los acantilados. La belleza de estos acantilados se puede contemplar en muchas de las postales típicas de la isla. Por cierto, también se puede hacer una excursión en barco que pasa por estos acantilados, en el puerto de Bonifacio hay varias agencias que lo ofertan.
Playas en Porto-Vecchio
Playa de Santa Giulia
(10)
La playa de Santa Giulia es, como muchas otras en Córcega, cautivadora por su arena blanca y fina, por el color de sus aguas, siempre azules y transparentes. Situada a varios kilómetros de la ciudad de Porto-Vecchio, en el Golfo de Santa Giulia, se accede por la carretera de Bonifacio. Esta playa está especialmente adaptada para las familias, pues se puede bañar uno con total seguridad: un perímetro balizado permite que los niños disfruten jugando bañándose en el mar con total seguridad. En cuanto a los adultos, en este lugar harán pie la mayor parte del tiempo. También es posible hacer kayak o practicar vela sin pelear con grandes olas, ideal para los que quieran iniciarse en estas lides. Para ello, hay que dirigirse al club náutico de Santa Giulia, situado sobre la playa. La playa conserva su aspecto natural, a pesar de todo su equipamiento, pues está rodeada de árboles. Me sentí lejos de esas playas abarrotadas…
Islas en Bonifacio
Islas Lavezzi
(16)
Las islas Lavezzi son un pequeño archipiélago frente a la costa de Bonifacio, en Córcega. Este es el territorio situado más al sur de Francia. Estas islas son ideales para el buceo y son muy populares entre los aficionados. El espacio ha sido clasificado como reserva natural, menos la isla de Cavallo, la mayor y la única en la que hay casas (de lujo) y una pequeña pista de aterrizaje.
Reservas Naturales en Osani
Golfo De La Girolata
(7)
Este es uno de los muchos golfos que encontrarás en la costa oeste de Córcega. Bueno, realmente no es uno más, este es especialmente bonito. Rodeado de montañas verdes y de aguas transparentes y tranquilas, La Girolata es también un pequeñísimo pueblo con encanto en medio de un parque natural. Lo más significativo es la torre Genovesa, perfectamente identificable desde casi cualquier distancia. Si vas en barco, no dudes en pasar la noche en el golfo, merece la pena. Y no dudes tampoco en acercarte al pueblo, te puedes tomar una cerveza con vistas espectaculares.
Ciudades en Bonifacio
Corcega
(2)
Córcega es un lugar mágico y espectacular. Me enamoré de este lugar por lo hermoso que es. No puedo decir un sitio exacto porque visité varios lugares en Córcega, como Ajaccio o Bonifacio, así como pequeños pueblos cuyo nombre no recuerdo, pero que quedan grabados en mi memoria debido a la belleza y el carácter de este lugar. Córcega es un lugar que recomiendo encarecidamente porque es el paraíso. Por otra parte, todos los clichés que dicen que los corsos no son amables y que no aceptan a gente de otras regiones, son falsos. Los corsos son gente muy amable que reacciona como haría todo el mundo cuando entra en contacto con una persona con malas intenciones.¡Un lugar excepcional que debes explorar!
Puertos en Ajaccio
Puerto Viejo
(2)
Ajaccio es conocida por ser la ciudad de Napoleón Bonaparte. Nacido en esta localidad, el emperador la convirtió en la capital de Córcega. Un lugar que ofrece numerosos atractivos, como su antiguo puerto, que sigue siendo aún un puerto lleno de encanto…En él se combinan perfectamente barcos de placer y barcos de pesca, cuyos vivos colores contribuyen a alegrar todo el paisaje. El pequeño puerto, llamado el puerto “Tino Rossi” está ubicado entre la ciudad y la montaña, y sigue siendo muy agradable. Es bonito recorrerlo tanto a pleno día, cuando la actividad bulle, como a última hora de la tarde, cuando la luz cambia minuto a minuto, con las montañas como telón de fondo. Estuve unos minutos contemplando la vida en el puerto en ese momento en el que todo se calma. Las idas y venidas de los barcos, de los veleros, de las embarcaciones de la escuela de vela que retornan de su clase, de los marineros que limpian y cuidan sus barcos, de las familias que pasean… Todo ese marco combina perfectamente, y un aire de plenitud reina sobre este lugar.
Museos en Ajaccio
Museo Fesch
(2)
La colección de este soberbio museo pudo ver la luz gracias a la pasión del cardenal Fesch por la pintura. De él es la estatua que da la bienvenida al visitante en la entrada del museo, en el patio. Distribuido en tres niveles, se pueden contemplar múltiples obras, desde el Renacimiento hasta el siglo XX. El cardenal Fesch, que legó una parte de su colección a la ciudad, era tío de Napoleón I, lo que explica que encontremos numerosas obras vinculadas a la familia Bonaparte. Las colecciones napoleónicas cuentan con pinturas, esculturas, textiles, monedas y medallas, artes gráficas y otros objetos de arte. El arte italiano está muy presente, con obras de los más grandes artistas italianos de cinco siglos, del XIV al XIX. Me alegré mucho de poder contemplar durante mi visita tablas propias de la cultura corsa. Hay una sala dedicada a ellas, en la que se exponen las pinturas más bonitas del patrimonio local, pintadas por artistas de la escuela de pintura corsa. No olvide echar un vistazo a la capilla imperial en la que reposan los restos de los miembros de la familia Bonaparte (salvo Napoleón). Una reserva artística excepcional que nadie debe perderse!
Museos en Ajaccio
Casa Bonaparte
(4)
La entrada cuesta 4 euros y la visita vale la pena. Parece ser que el padre de Napoleón tenía negocios agrícolas y hay una pequeña exposición en el sótano. Su interés no es arquitectónico sino histórico.
Reservas Naturales en Porto-Vecchio
Fuentes naturales del valle de Cavu
(7)
Pensando en mi viaje a Córcega, esperaba descubrir sus playas paradisíacas con aguas transparentes y embriagadoras en distintos tonos de azules. Y eso fue lo que encontré! Pero era menos capaz de imaginarme la belleza de la montaña… Excavados en la tierra, y a solo unos diez minutos de la costa, pude descubrir impresionantes paisajes. El valle de Cavu está junto a la localidad de Taglio Rosso. En las orillas del río Cavu, del otro lado de la carretera, hay un agua transparente que, con las rocas blancas y pulidas, forma piscinas naturales. Solo tenía ganas de una cosa: llegar a ese paisaje salvaje y pegarme un chapuzón. Lo único malo es que eso no es siempre fácil: hay que encontrar el camino que baja justo hasta la orilla, y luego bajarlo agarrándose bien, pues la pendiente es muy abrupta. Pero todos los esfuerzos serán recompensados a la llegada… Sorprendentemente, el agua está caliente! Es un agua muy pura, y disfruté de lo lindo con este baño de agua dulce después del agua salada del mar… Para los deportistas, es posible practicar senderismo por las orillas del río, siempre haciendo pausas para un baño, claro! Un pequeño halo de retorno a los orígenes, en paisajes idílicos.
Calles en Ajaccio
Barrio Genovés
(1)
Los genoveses han marcado profundamente Córcega. La historia de la isla de la belleza está indefectiblemente unida a este poderoso imperio, cuya cultura ha dejado numerosas huellas en el patrimonio, las artes y la cultura corsa. La arquitectura es el mayor ejemplo… Paseando por las calles uno puede fácilmente observar las hojas de las ventanas típicamente genovesas, abiertas a la mitad, de abajo a arriba. Disfruté mucho de mis paseos por las callejuelas soleadas, con colores cálidos, del naranja al rosa palo. Napoleón Bonaparte está obviamente muy presente en la ciudad. Hijo del país, y de la ciudad, hizo de Ajaccio la capital de Córcega, relevando de este título a Bastia. Se puede visitar la casa dedicada a la figura de Napoleón, su lugar de nacimiento y actualmente museo. En la exploración de la ciudad no puede faltar la catedral de Ajaccio. De estilo renacentista, es de planta de cruz griega, y su color asalmonado resulta muy original. Durante mi paseo me crucé con marineros (son muy numerosos en Ajaccio), encuentros que hacen recordar en todo momento la actividad marítima de la ciudad.
Pueblos en Osani
Girolata
(2)
La Girolata es famosa por su espectacular golfo, aunque si te acercas a su pequeño puertecillo, podrás disfrutar de el pequeño pueblin que adorna las vistas. Todo invita a realizar actividades por mar o por tierra (senderismo), para luego terminar en Le Bon Espoir (el restaurante con más encanto y mejor pinta), recuperando fuerzas.
Ciudades en Sartène
Sartene
(3)
Ese es hoy día su lema, "Sartené, el más corso de los pueblos de Córcega". Y por fin llegamos a Sartené, el lugar que a la fin y a la postre fue nuestro lugar preferido y en donde pasamos más tiempo en nuestros dos meses de viaje por Córcega. La ciudad es sencillamente preciosa. Por fuera y desde todos los puntos cardinales, sus panorámicas son espectaculares; Sartené se encarama encima de un risco alargado, el Monte Rosso, y se extiende en forma de anfiteatro por las faldas menos pronunciadas del monte. El interior de la ciudad es mágico y su arquitectura exquisita. Sus gentes no pueden ser más amables, abiertas y divertidas. Sus alrededores con montañas, ríos y playa a menos de 10 minutos en coche, hizo muy difícil que abandonásemos Sartené..