Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Bastia?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Bastia

44 colaboradores

22 cosas que hacer en Bastia

Puertos en Bastia
Puerto de Bastia
(5)
Bastia es una de las ciudades más importantes de Córcega y por eso posee también uno de los puertos más importantes de la isla. Hasta él llegan cada día cientos de barcos de mercancías y de viajeros dispuestos a conocer este territorio francés. El lugar al que llegan los barcos en gigantesco y siempre se pueden ver inmensos navíos que impresionan. En esta zona se ha creado una grandísima avenida desde la que se puede disfrutar de la belleza del mar mediterráneo, además, si se va andando por ella se llega hasta la parte del puerto más bonita, donde se encuentran amarrados cientos de barcos pequeños. Aquí se pueden ver todo tipo de naves, desde veleros hasta pequeñas barquitas que salen cada día al mar en busca de pescado. Alrededor de esta zona hay numerosas cafeterías y restaurantes que poseen unas terrazas muy acogedoras desde las que se puede disfrutar de unas vistas espectaculares. Pero lo más bonito del puerto de Bastia son los dos pequeños faros que posee y que se encuentran enfrente uno de otro. Son muy bonitos y se puede llegar hasta ellos por una especie de pasarela que han creado entre las rocas. Es un verdadero privilegio poder llegar a esta zona y sentarte en una de las rocas para disfrutar de la belleza del mar y del sonido de las olas. Desde el puerto también se puede disfrutar de unas vistas preciosas de la ciudadela de Bastia, que se encuentra justo al lado del mismo.
Plazas en Bastia
Plaza de San Nicolás
(2)
La plaza de San Nicolás es sin duda uno de los centros neurálgicos de la ciudad de Bastia. Esta inmensa plaza reúne en torno a ella numerosos comercios, cafés y restaurantes. De finales del siglo XVIII y principios del XIX, la plaza fue construida sobre el agua. Las aguas del golfo fueron retiradas para construir los cimientos, lo que provocó el derrumbe de numerosos edificios en la época. Se distinguen dos estatuas, una en cada extremo de la plaza. Una de ellas representa a una mujer con su hijo, que ella sacrifica por la guerra: durante la I Guerra Mundial fallecieron la mitad de los hombres corsos, lo que nos lleva a entender el significado de esta estatua en la plaza central de Bastia… La otra representa a Napoleón! Y, atención, es la única estatua del personaje que hay en todo el norte de la isla (hay una segunda en el sur, en Ajaccio). Hay también un kiosco en el medio de la plaza, de principios del siglo XX. El lugar está rodeado de numerosos palacios, que en su momento pertenecieron a acaudalados aristócratas.
De interés cultural en Bastia
Las Légendines
(1)
He aquí una visita guiada muy diferente a las otras. Para descubrir la ciudad de Bastia, nada mejor que las Légendines. Este atípico paseo se propone sorprender al visitante con anécdotas e historias relacionadas con la magia y los sortilegios típicamente corsos. La guía, con una formación específica para esta insólita visita, se fija a veces en detalles muy significativos que sin ella pasarían totalmente desapercibidos. Tuvimos ocasión de conocer los misterios de, entre otros, la leyenda del Cristo Negro, de las cofradías corsas, o de los hechizos siempre presentes en las tradiciones, como el "mal de ojo". En el oratorio de la Inmaculada Concepción, una capilla de una cofradía corsa que ha sido utilizada como iglesia, la guía nos mostró un confesionario escondido en la madera… Nunca se me habría ocurrido abrir la puerta, totalmente oculta en una pared de madera esculpida… Todo el grupo estaba totalmente absorto con las historias que contaba, inmersos en el universo de la cultura corsa, tan llena de sorpresas…
Ciudades en Bastia
Bastia
(2)
Bastia es la segunda ciudad más grande de Córcega, después de Ajaccio, pero no por ello deja de tener un encanto abrumador. Además es la ciudad más importante de la isla desde el punto de vista económico y siempre está repleta de trabajadores y posee un gran ambiente. La zona más importante de bastia es la plaza de San Nicolás, que se encuentra junto al puerto y es peatonal. En esta enorme plaza de casi 300 metros de longitud se instala todos los domingos un mercadillo fascinante, Además está rodeada de cafeterías y restaurantes que poseen unas cálidas terrazas desde las que se puede disfrutar contemplando el ambiente de la ciudad. En la plaza se han plantado además numerosas palmeras que ofrecen unas sombras que se agradecen mucho, sobre todo en verano. Además, en verano todas las noches se ofrecen aquí conciertos al aire libre. El resto del centro de esta ciudad está formado por calles muy estrechas que poseen unos ediciios de bastante altura que están pintados normalmente con tonos pastel. Como las calles son tan estrechas, es habitual ver tenederos que van desde un edificio hasta el otro, me pareció muy curioso y claro, te hace pensar que se tienen que llevar bien los vecinos a la fuerza. En Bastia hay también varias iglesias como la capilla ST Roch o la iglesia de San Juan Bautista bastante bonitas que merecen una visita, sobre todo, la de San Juan Bautista, que tiene dos campanarios preciosos y una fachada enorme que impresiona por su tamaño. Para llegar a la parte más alta de la ciudad, que se encuentra en un monte, se puede coger un precioso camino repleto de vegetación que surge antes de entrar en la ciudadela.
De interés cultural en Bastia
Ciudadela
(1)
Bastia, al norte de la isla de Córcega, es una ciudad sorprendente. Llena de encanto, Bastia es una ciudad con alma propia. La ciudad es más bien popular, pues sus habitantes son tradicionalmente marineros y comerciantes. La Ciudadela, genovesa como casi todas las construcciones de Córcega, es el barrio más antiguo de la ciudad. En ella pueden encontrarse viviendas del siglo XVII, en particular antiguos palacios cuyas familias en ocasiones estaban enemistadas y en otras competían. Merece la pena perderse por las callejuelas que recorren la ciudadela. Para los habitantes de la zona, es la mejor forma de descubrir la ciudad. A la vuelta de cada calle se abre un panorama magnífico de la costa o del puerto… O se llega a una encantadora y pequeña plaza, o a una iglesia… La ciudadela guarda celosa sus riquezas, mezcla de elementos históricos, de la vida popular y de la cultura de Córcega. La personalidad de la ciudadela y la alegría vital de los corsos me sedujeron por completo.
Iglesias en Bastia
Chapelles des confréries Corses
Bastia, situada justo antes del Cabo Córcega, en el norte de la isla de la belleza, depara muchas sorpresas… Entre ellas, las capillas de las cofradías corsas. Un auténtico recorrido por la historia de estas sociedades que se reunían en torno a valores comunes. Con un objetivo de ayuda a la comunidad, en la época asistían a los más necesitados, ofreciéndoles comida; también acompañaban y organizaban los enterramientos, con cantos y ofrendas. Actualmente constituyen un vínculo cultural con la población. Descubrimos el “Oratorio de la Inmaculada Concepción”, dedicado a la Virgen, y perteneciente al gremio de artesanos de madera. El interior de la capilla está enteramente decorado en madera esculpida, lo que le da un aspecto muy cálido. Esta capilla fue también utilizada como iglesia, y hay un confesionario escondido tras una puerta de madera a la derecha de la entrada. La puerta está hábilmente oculta entre la pared, de tal modo que solo se ve la luz. En la entrada, el atrio está hecho con mosaicos, un tipo de solado típico de las capillas de las cofradías. ¡Un gran descubrimiento!
Calles en Bastia
Carretera de la Cornisa
Situada en el norte de Córcega, entre Bastia y la localidad de San Martino di Lota, la carretera de la Cornisa ofrece unas perspectivas extraordinarias. Recorre tortuosa la montaña, pero es un placer subirla y perderse en su cima, sin perder nunca de vista ni el mar ni la montaña… Perdí la cuenta del número de veces que nos detuvimos, a tomar fotos o sencillamente a disfrutar de la vista de la costa o de la ciudad de Bastia. Esta excursión es la ocasión perfecta para visitar los pueblos de los alrededores. Numerosas aldeas diseminadas en el entorno de la ciudad, cada una con una singularidad de la Córcega rural! Llegamos así a la localidad de San Martino. Bucólica y con encanto, callejeamos durante un rato por sus callejuelas floridas y cautivadoras, cuyos habitantes son igualmente encantadores. Un lugar ideal para saborear la calma de la naturaleza en un marco campestre de ensueño!
Iglesias en Bastia
Eglise Saint-Jean Baptiste
Verdadero emblema de la ciudad de Bastia, en Córcega, la Iglesia de San Juan Bautista domina el viejo puerto con sus dos campanarios fácilmente reconocibles. Es difícil de ver a pie, debido a lo recogidas que están las calles de la ciudad.La iglesia se deja ver perfectamente desde la Ciudadela y los muelles del Viejo Puerto. Ahí descubrimos sus fachadas de color naranja que datan de la época barroca, ya que el edificio fue construido en el siglo XVII. Conocida como la iglesia más grande de Córcega, merece la pena hacer una parada en el camino para verla.
De interés cultural en Bastia
(1)
Palacios en Bastia
Palais des Gouverneurs
Situado en la cima de la ciudadela de la capital de Alta Córcega, en la plaza de donjon, el Palacio de los Gobernadores es un monumento realmente impresionante e imponente. Símbolo de la ciudad, con sus paredes de color naranja, el edificio fue construido sobre los cimientos de una antigua torre genovesa que data del siglo XIV. La torre fue modificada a lo lago de su historia hasta convertirse en una fortaleza, masiva e imponente, dominando el viejo puerto de Bastia. Más adelante se convirtió en la sede de los gobernadores genoveses establecidos en Córcega, en el siglo XV. Una verdadera joya de la historia que hoy alberga el museo histórico de la ciudad.
Jardines en Bastia
Jardin Romieu
Situado a los pies de la ciudadela de Bastia, el jardín Romieu es un destino fundamental a la hora de explorar la ciudad. Fue inaugurado en 1874 y hace posible la conexión del puerto viejo con la ciudadela a través de un agradable paseo a la sombra de pinos y palmeras. Desde el mirador, se puede disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad y del canal del puerto de Bastia, pero también desde la propia ciudadela. No te pierdas esta parada verde y relajante.
Puertos en Bastia
Ferry a Córcega
(1)
Nos levantamos temprano, llegamos al puerto de Livorno y tomamos el Ferry a Bastia, con la línea Corsica, pintado con los colores tradicionales amarillo y azul y la figura del esclavo, fueron cuatro horas de descanso al sol en las reposeras, fotos y charlas. Muy recomendable para iniciar el recorrido por la isla.
Monumentos Históricos en Bastia
Plaza del Donjon
La plaza del Donjon, en lo alto de ciudadela de Bastia, es un lugar muy bonito. Tiene una vista espectacular del hermoso Palacio de los Gobernadores, con su fachada de color naranja; de la puerta Louis XVI, puerta de entrada a la ciudadela; del puerto de Bastia y del canal, así como de las callejuelas estrechas típicas de al ciudadela, oscuras y luminosas a la vez, llenas de encanto. También se puede pasar el rato y tomar algo para disfrutar de esta maravillosa vista, y sentir por un momento que el tiempo de detiene.
Monumentos Históricos en Bastia
Escalera santa
Bastia esconde una rareza que poca gente conoce, y, para encontrarla, no hay que tener miedo a escalar… Fin del suspense: se trata de una escalera pontifical situada en una colina, en una pequeña iglesia. La historia de esta escalera me resultó muy interesante. La escalera fue un privilegio ofrecido por el Papa. Solo existen unas pocas en todo el mundo (en Lourdes, en Fátima,…), en aquellas ciudades en las que la religión está muy presente. Entonces, ¿por qué en Bastia? Les fue concedida a los bastianos en agradecimiento por haber acogido a los exiliados religiosos, enviados a Bastia por haber rehusado prestar juramento ante Napoleón I, con unas condiciones de vida deplorables. La ciudad, no sabiendo dónde ponerla, la ocultó momentáneamente: había que encontrar un sitio donde colocar este “regalo”. Y fue la capilla de Monserato, en lo alto de la ciudad, el lugar finalmente escogido. Recuerdo mi sorpresa: el exterior de la capilla es sencillo, jamás se diría que contiene algo tan extraordinario. Empujando la puerta, pude descubrir esta escalera cubierta de terciopelo rojo, con una estatua en mármol de la Virgen y un bonito altar… ¡Qué sorpresa! Y, atención, para conseguir el perdón de los pecados, hay que subir la escalera de rodillas, con fe!
Iglesias en Bastia
San Michele Church
Una joya del románico-pisano de 1180. Mamposteria de bloques de esquisto verde procedentes del Valle de Bevinco, y de piedra calcára blanca.
Iglesias en Bastia
Eglise Sainte-Croix de Bastia
En la ciudad de Bastia, es agradable pasear tranquilamente por sus calles y callejones. Aquí, un poco escondida, está la iglesia de la Santa Cruz, de la que se puede disfrutar tanto su arquitectura exterior, sobre todo por sus colores, como de su interior. En las guías turísticas, también se suele indicar que el oratorio de la hermandad de la Santa Cruz, es el único oratorio rococó de Francia, por lo que vale aún más la pena visitar Bastia.
Catedrales en Bastia
Lucciana Cathedral
(1)
Esta es una de las catedrales más antiguas de Córcega y también una de las más sencillas desde el punto de vista arquitectónico. Aislada al lado del camino, parecería más bien una capilla que una catedral, pero aún así fue la sede del obispado durante la Edad Media. Está construida con diferentes piedras (de varios colores y tamaños), lo que hace que tenga algo peculiar, como también lo hace su friso de animales en arco arriba de la puerta principal. La visita es gratuita. En el exterior, se puede disfrutar también de una exposición que explica la historia de este lugar.
Miradores en Bastia
Oratoire de Monserato
A las afueras de la ciudad, por un sendero empinado que parte detrás del Palacio de Justicia, uno accede, después de 30 minutos de marcha al oratorio de Monserato. Este modesto edificio, casi vulgar, alberga un monumento rarisimo: una "Scala Santa" o Escalera Santa. Hay muy pocos monumentos de este tipo en el mundo: Roma, Lourdes, Fátima, o Portugal. Se dice que el que las sube de rodillas es absuelto de todos sus pecados. La Scala Sancta recuerda los pasos dados por Cristo en Jerusalén en el día de su Pasión. Esto es un privilegio otorgado en 1884 por el Papa Pío VII a los habitantes de Bastia en agradecimiento por la ayuda que prestaron acogiendo a los sacerdotes romanos exiliados por Napoleón I en la isla de Córcega.

Cosas que visitar y que hacer en Bastia

Bastia es una ciudad francesa situada en la isla de Córcega. Existen muchos lugares qué visitar en Bastia, entre los que se encuentran varios de sus monumentos mejor conservados como el Palacio de los Gobernadores, construido a partir de una torre, edificado en el año 1380.

El palacio se encuentra en un sitio estratégico ubicado en lo que se conoce como el viejo puerto de Bastia. Otro de los sitios que ver en Bastia es la Plaza del Mercado, en el que el visitante podrá degustar y adquirir una gran selección de quesos, frutas, verduras así como productos típicos de la isla. Además, entre las cosas que ver en Bastia destacan sus iglesias barrocas, que datan del siglo XVI y XVII, y tendrá la oportunidad de visitar la conocida catedral de San Jean Baptiste, construida entre los siglos XVII y el XVIII.

Otra de las cosas que hacer en Bastia es conocer sus paseos y jardines, como el famoso Jardín Romie, construido en 1890, que hará las delicias de cualquier paseante. Qué hacer en Bastia hoy, principalmente, es otra de las preguntas que se hará el turista al transitar por sus calles de noche. En la ciudad, existe una gran variedad de bares nocturnos donde el visitante podrá tomar algunos de los mejores cócteles de la ciudad a precios asequibles.

Consulta en minune todos los rincones que hay en Bestia y elabora tu propia ruta para conocer de primera mano los puntos de interés que ver en Bestia que más te agraden.