MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Viella?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Viella

62 colaboradores

24 cosas que hacer en Viella

Pueblos en Viella
Vielha
(43)
Vielha es la capital de la Vall d`Aran en ella se combina el aire sereno y muy tradicional de la Vall con el animado trajín de ser un importante referente turístico de la región. El valle alberga pistas de esquí e imnumerables caminos para practicar senderismo. Es una ciudad que encanta tanto en verano como en invierno.
Reservas Naturales en Viella
Vall d'Aran
(20)
La Valle de Arán esconde muchos sitios magicos por descubrir: lagos, cascadas, ríos, iglesias, puentes, etc. Disfrutando tanto en invierno como en verano, ya que te ofrece un largo abanico de posibilidades. En invierno esquiando y en verano recorriendo infinitos senderos donde podrás enamorarte de las vistas con sus verdes bosques. Todo ello hace que sin todavía irte ya estes pensando en cuando regresar.
Cataratas en Viella
Uelhs deth Joeu
(14)
Es un rincón verdaderamente espectacular y el estruendo de la cascada es brutalmente ensordecedor. Las aguas del glaciar del pico Aneto que desaparecen en forau d'Aigualluts, resurgen del mundo subterráneo en els Ueths deth Joeu, en pleno corazón de Val d'Aran.
Cataratas en Viella
Saut Det Pish
(18)
Es un salto de agua de unos 35 metros de desnivel situado en el Val de Varradòs, al que se accede por la rotonda de Pònt d´Arròs para coger la Pista Varradòs-Unhòla. 100 metros antes del salto de agua nos encontramos con un parking donde dejar el coche. Caminando un par de minutos ya podemos disfrutar de las increíbles vista del salto de agua y del pequeño prado que el acompaña. Desde estos prados salen varios caminos por los que podemos hacer excursiones. Desde esta zona es visible el pico más alto de los Pirineos, el Aneto, con 3.404 metros. Toda la subida hasta el salto de agua dispone de grandes vista al valle, una visión inolvidable. Lugar exacto: Http://maps.Google.Es/maps?F=d&source=s_d&saddr=42.777826,0.834639&daddr=&hl=es&geocode=&mra=dme&mrcr=0&mrsp=0&sz=16&sll=42.778189,0.833416&sspn=0.010127,0.018389&ie=UTF8&t=h&z=16
Bosques en Viella
Artiga de Lin
(8)
La Artiga de Lin es un precioso Valle escondido entre montañas que encierran un plácido lugar cubierto de de bosques de grandes hayas y abetos.A este rincón se puede acceder desde Viella pasando por el pueblo de Casau y adentrándonos por una pequeña carretera local en el Bosque de la Baricauba un precioso Abetar,el mayor de todo el Valle de Arán,con bonitas vistas desde lo alto de pequeños pueblos colgados en las laderas del Mitg Arán hasta que nos adentramos en el Valle de la Artiga propiamente dicho,también se accede a aquí desde el pueblo de Es Bordes por donde podremos regresar igualmente a Viella.Paseando entre bosques con algunos prados salpicados de antiguas bordas algunas de ellas bien conservadas y que reflejan el poblamiento que este Valle tuvo antaño cuando muchas de ellas lucían sus tejados de paja,algo que hoy en día solo se conserva en contados lugares del Bajo Arán llegamos a la Hónt deth Gresillum,cascada que adorna el camino y que recoge las aguas de arroyos superiores.Algo mas arriba y debajo de donde ya casi se encierra el bosque dejando paso a los prados,se encuentra la cascada o surgencia que da fama a este bello rincón llamado Los Uelhs deth Joeu o Los Ojos del Judío por donde aparece el agua que a unos kilómetros de distancia se esconde en el llamado Forau de Aigualluts otra bella cascada que recoge las aguas de deshielo de los Glaciares Pirenáicos del Macizo del Aneto en Las Maladetas haciendo realidad el hecho de que este caudal proveniente de la vertiente Mediterránea vaya a desembocar algo mas abajo a las aguas del río Garona y con ello al Océano Atlántico,merece la pena venir hasta aquí y contemplar este bello fenómeno natural.Mas arriba llegamos al Plan dera Artiga un bello lugar entre prados bajo las altas montañas que lo presiden como el Mallo de la Artiga y el Pico Pomero guardianes de estos bellos prados y bosques de La Artiga de Lin un lugar sin duda a conocer cuando visitamos La Val d´Arán un territorio con una personalidad propia y un patrimonio natural difícil de igualar en nuestro querido Pirineo.
Iglesias en Viella
Iglesia de Sant Miquèu de Vielha.
(9)
Si por algo es famosa la iglesia de Sant Miquèu de Vielha es por albergar la escultura más preciada y emblemática de todo el valle: el Cristo de Mijarán. Dada su "agitada vida de viajes y aventuras" no es de extrañar que esté incompleta... Originariamente se encontraba en la Iglesia de Santa María de Mijarán, pero ésta fue destruida y expoliada durante la Guerra Civil. En 1940, tras ser localizado en Suiza, regresó de nuevo al Valle de Arán. A pesar de que sólo se conserva la cabeza y el torso, la talla policromada del Cristo de Mijarán está considerada una de las piezas más importantes de la escultura románica catalana. Formaba parte de un conjunto escultórico de un Descendimiento, obra del Maestro de Erill a Vall (a quien también se atribuye el magnífico Cristo de Salardú). En cuanto a la iglesia, lo que más llama la atención es la torre campanario, de aspecto fortificado, ya que fue diseñada como torre de defensa y torre del homenaje, formando parte del recinto amurallado de Vielha. Fue mandada construir en 1506 por Fernando II el Católico. La iglesia tiene una única nave, con capillas laterales, que fueron construidas en diferentes épocas: las 5 primeras capillas son del siglo XII, las dos siguientes del XV, y en el XVII-XVIII fue ampliada con la construcción del crucero, la cabecera y la cúpula linterna. La portada data del siglo XIII, en la que se puede apreciar la época de transición entre el románico y el gótico. Son dignas de admirar las 59 figuras, que representan la resurrección y la gloria. Las 5 arquivoltas están esculpidas con ángeles, santos, músicos y apóstoles. En el centro del tímpano aparece San Miguel Arcángel (el Santo titular), acompañado de dos esculturas de Jesucristo (flagelado y curando a un enfermo). A la izquierda de esta portada puede verse un típico Cristo Crucificado románico (frontal y plano), perteneciente al antiguo tímpano de la portada románica. En el interior de la iglesia, cabe destacar una pila bautismal de mármol del siglo XII decorada con motivos vegetales, un enorme órgano del XVIII, y el Retablo Mayor (siglo XV), compuesto por varios óleos que representan escenas de la vida de la Virgen María y de San Miguel. También conserva varias pinturas murales y la escultura de Santa María de Mijarán. La iglesia de Vielha está abierta todo el año, por lo que puede visitarse libremente.
Iglesias en Viella
Iglesia Sant Andrèu de Casau
(4)
Aunque la iglesia Sant Andrèu de Casau forma parte de la Ruta del Románico del Valle de Arán, pocos son los elementos románicos que conserva. Lo que caracteriza a este templo es que aúna diferentes estilos arquitectónicos en un mismo edificio: portada de acceso gótica (siglo XV) aunque con un Cristo Crucificado del siglo XIII, campanario del siglo XVIII... y ya en el interior, una pila bautismal románica, y diversas esculturas de la imaginería religiosa de los siglos XVII y XVIII. No es posible visitar la iglesia por dentro, así que tenemos que conformarnos con ver su exterior. Lo más significativo es el Cristo Crucificado románico que encontramos esculpido en la parte superior de la portada. No obstante, su emplazamiento en las faldas del Moncorbisson y con unas vistas privilegiadas sobre Vielha y la montaña de Baqueira bien merecen una visita. Además, de Casau parten diversas rutas de naturaleza que nos permitirán descubrir la belleza de los Pirineos, como por ejemplo la Bassa de Oles.
Pueblos en Viella
Casau
(3)
Otro de los interesantes pueblos que salpican el Valle de Arán como pequeñas manchas aleatorias de color gris y marrón. Su mayor atractivo reside, (a parte de las impresionantes vistas hacia el valle del Garona y, sobre todo, hacia la capital, Vielha), en la iglesia de Sant Andreu, otra de las maravillosas de la lista del románico aranés. Cuando llegas a lugares como éste la mejor opción es dejarte llevar por el instinto y caminar sin destino, dejándote llevar por todo aquello que sorprende a tus ojos. Su privilegiada ubicación le hace un destino muy interesante dentro del valle, aunque es uno de los menos conocidos, para iniciar rutas de senderismo, así como deleitarse con las vistas del valle del Garona. Una sucesión de casas típicas, riachulos corriendo salvajes, verdes, azules y olor a campo te esperan en este lugar, eso sí, poca "humanidad", ya que Casau solo cuenta con unos 60 habitantes. Toda una delicia para desconectar.
Museos en Viella
Museo Dera Val D'aran
(4)
Este museo situado en un edificio histórico en el centro de Vielha, es la mejor manera de descutir l la cultura, tradiciones e historia del pueblo aranés. Desde su época como parte de Occitania hasta su incorporación en la corona aragonesa. Además hay un montón de muestras de artesanía y de las festividades que se siguen celebrando hoy en día. Muy interesante.
Pueblos en Viella
Arròs
(2)
Minúscula población del Valle d'Arán pero que guarda varios tesoros como la Iglesia de Santa Eulàlia de transición gótica y campanario plano que la hace única en el valle. También destaca "la casa deth Senhor", casa señorial del S XiX que alberga actualmente el archivo histórico del valle. Desde esta población tenemos bellas vistas de los municipios que componen el término de Vielha. Llegamos hasta esta población atraidas por su la curiosa imagen del campanario de su iglesia que desentona entre las del Valle.
Senderismo en Viella
Refugio de la Restanca
(1)
La subida a este refugio es realmente dura,de las que te hacen sudar, pero es de ésas que realmente merecen la pena. Como se puede ver en las fotos, el día no estaba muy católico, pero la parte buena es que quizás esa niebla que aparece le da todavía un halo más misterioso a este precioso refugio situado en medio de la nada, camino del Montardo.
Esquí en Viella
Picos de beret
Fuimos a Vielha por asuntos de trabajo cuando de pronto por la tarde antes de retirarnos no pilló una gran nevada. A la mañana siguiente antes de regresar a casa decidimos subir a Beret para ver los picos nevados, fué todo un acierto!! Aún no había gente y en la soledad del lugar viendo los picos nevados y bien abrigados pues hacia muchísimo frio, se respiraba una calma y paz que nos relajó a todos. El paisaje era expectacular!!
Reservas Naturales en Viella
(6)
Miradores en Viella
Mirador de Ròca de Sèrra
(1)
La pista forestal que va desde Vielha/Gausac a la Artiga de Lin está llena de sorpresas. Si al de nada se pasa por la balconada del Mirador de Betlan, de allí a muy pocos kilómetros, la pista deja atrás por un momento el frondoso bosque de Baricauba y sale a un luminoso claro, con orientación norte. En este punto despejado, la pista efectúa una curva a izquierdas de 90 grados, habiendo en la misma curva, una especie de pequeña caseta eléctrica y varias señalizaciones de madera con indicaciones de rutas de senderismo. La curva es bastante pronunciada y peligrosa con lo que si se va en coche, conviene dejarlo bien arrimadito en la esquina, para evitar sustos. Como decía, este punto va más allá de una mera curva, siendo en realidad un punto bastante conocido a nivel de senderismo en la Val d'Aran, ya que ejerce de punto de referencia, y descanso, de algunas rutas de senderismo, entre ellas, de la que sube de forma muy pronunciada desde la zona de Es Bordes. Por tanto, para el senderista que alcanza este punto, además de descanso, este paraje es una especie de "premio", ya que ofrece unas vistas magníficas sobre el circo de la Artiga de Lin e inmediaciones del Aneto-Maladeta. Llegues caminando o llegues en coche, es "obligatorio" cruzar la carretera y subir al verde prado que bordea la curva, desde allí, las panorámicas, mires donde mires, impresionan. Significar que este rincón no tiene ninguna estructura artificial creada por el hombre que le dote del carácter de mirador al que estamos acostumbrados, es simplemente un mirador natural ubicado en una ladera, en un claro del bosque de Baricauba. Aunque no he podido documentarme en ningún sitio, quiero pensar que en el nombre de "Ròca de Sèrra" tiene algo que ver una piedra bastante grande que corona el prado, pero bueno, no os toméis esta deducción en serio porque es totalmente de cosecha propia ;-). La panorámica más espectacular es sin duda la que mira al Circo de la Artiga de Lin, dirección sureste; abajo, el oscuro y frondoso valle que sube hasta la Artiga de Lin, y arriba, las cumbres que forman el circo, que no andan muy lejos de los 3000 metros, con mucha vegetación hasta cierta altura, y con mucha roca en la parte final. Si bien me comentaban que no se ve el Aneto desde aquí, en la parte derecha se ven montañas bastante próximas a la mítica cima, siempre con zonas de nieves perpétuas. Ojo, esa vista es la "típica" estampa de este paraje, pero tampoco tiene desperdicio mirar hacia el cauce natural, moldeado por el río Garona, de la Val d'Aran, donde se ven valles y montañas colindantes al valle, muchas de ellas, lindando con el vecino país. Resumiendo, que este sitio no es una simple curva, es un mirador natural que merece la atención, y parada, de todo viajero, que caminando o en coche, pasa por aquí y quiere enamorarse de las montañas del circo de la Artiga de Lin.
Iglesias en Viella
Iglesia de Sant Martin de Tours de Gausac
(2)
Situada en la misma carretera de Gausac, a escasos kilómetros de Vielha, encontramos su iglesia parroquial dedicada al patrón del pueblo, San Martín de Tours. Su particularidad deriva en que es uno de los mejores ejemplares de arquitectura gótica aranesa (algo totalmente inusual en el Val d'Arán), si bien tiene una herencia románica (siglo XIII). Lo más llamativo de su arquitectura es la torre gótica fortificada (siglos XV-XVI) y su monumental portada de arcos apuntados, junto a la que puede verse un Cristo esculpido en el muro que podría haber pertenecido al tímpano del anterior templo románico. La iglesia se estructura en una sola nave cubierta con bóvedas de crucería, varias capillas laterales y ábside poligonal. En su interior descubrimos más elementos de su legado románico: una pila de agua bendita del siglo XII-XIII decorada con motivos vegetales que aparece encastrada en un muro junto a la entrada, y la pila bautismal cuidadosamente labrada, que podemos ver cubierta con una magnífica tapa de madera policromada del siglo XVIII. Como curiosidad, en la rectoría hay incrustada un estela funeraria romana.
Iglesias en Viella
Santa Eulàlia de Arròs
(1)
La iglesia que rompe la norma en el conjunto del románico del Vall de Aràn. En el minúsculo núcleo de Arròs se encuentra la iglesia de Santa Eulàlia de inicios románicos, pero de clara transición al gótico. Desde la carretera ya nos llama la atención su torre octogonal "plana", por lo que es la única de estas características en el valle.
Miradores en Viella
Mirador de Betlan
(2)
Entre Vielha y Es Bordes, en un recodo de la pista forestal que atraviesa el denso bosque de Baricauba, se abre paso este pequeño balcón, que entre multitud de pinos y abetos, permite obtener una panorámica sin igual sobre la parte inferior del Val d'Aran. Su denominación original, en aranés, viene a ser "Guardader de Betlan", que se puede traducir perfectamente por guarda/mirador de Betlan. En realidad, Betlan es una de las pequeñas localidades que se divisan justo enfrente del mirador, localidades que literalmente cuelgan de esas pronunciadas laderas herbosas que descienden hasta las orillas del río Garona. Aparte de Betlan, se divisan otros municipios como Montcorbau, Mont, Vilac o Arriu de Salient, todos al amparo de diferentes 'tuc'-s o picos de más de 2000 metros de altitud. Se puede aparcar el coche sin problemas en un recodo de la carretera, y de ahí se bajan unas pocas escaleras de piedra hasta una base de cemento y piedra, de dos niveles, con barandilla, que ejerce de balcón o mirador hacia el valle del Garona. La peculiaridad del mirador es que no es abierto en todos los sentidos, lo es sólo hacia la orientación noreste, creo; hacia atrás y en los laterales, el protagonismo lo tiene la flora y vegetación del bosque de Baricauba, por lo que las vistas, son hacia el frente. El paisaje que se divisa, con buen tiempo, espectacular en todas las épocas, aunque estando en pleno bosque de Baricauba, visitar este sitio en otoño tiene que ser muy especial, así como en invierno, aunque el acceso se tendrá que hacer a pie, con raquetas de nieve o con esquíes, porque no creo que esta pista la mantengan con quitanieves, etc. Resumiendo, si quieres obtener una panorámica de montaña muy chula, con vertiginosas laderas herbosas salpìcadas de pequeños pueblitos con la típica arquitectura aranesa (tejados de pizarra muy verticales), una parada en este mirador merece la pena, es un buen sitio para desconectar, o para conectar con la Val d'Aran :).
Pueblos en Viella
Viella
(2)
Vihela situada en los Pirineos catalanes es una zona impresionante. Rodeada de montañas y historia es un lugar perfecto para hacer una escapada. Está llena de naturaleza y lugares muy puros. Vihela es precioso también, sus casas, sus calles, sus tiendas... Es todo muy interesante y bonito.