Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Cádiz?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Monumentos Históricos en Cádiz

20 monumentos históricos en Cádiz

Monumentos Históricos en Cádiz
Torre Tavira
(11)
Esta torre mirador se construyó a principios del siglo XVIII, pero no es hasta 1778, cuando es designada torre vigía oficial del puerto de Cádiz, por ser la cota más alta de la ciudad, 45 metros sobre el nivel del mar. Es del tipo terraza y la más famosa de las torres miradores de Cádiz . Si visitas Cádiz es un lugar muy recomendable y de parada obligatoria, ya que se ha convertido en una de los atractivos turísticos más importantes de Cádiz. Por sólo 4 €, aquí además de visitar la torre mirador y ver unas vistas muy bellas de Cádiz, hay la primera cámara oscura que se instaló en España, para ver Cádiz desde otra perspectiva, sin duda os va a sorprender. Un dato más, desde esta torre es uno de los pocos lugares que se puede ver la bella escondida.
2 actividades
Monumentos Históricos en Cádiz
Puerta de tierra
(7)
La Plaza de la Constitución es también un emblema de Cadiz ciudad. Con la fortaleza detrás le da ese carácter de ciudad férrea, cuando des un paseo en carro vale la pena darte la vuelta por aquí.
3 actividades
Monumentos Históricos en Cádiz
Monumento a la Constitución de 1812
(9)
Con mucha historia sobre lo que representa, para hacer fotografías a la puesta del sol los días de otoño o cualquier día del año y visitar su parque.
1 actividad
Monumentos Históricos en Cádiz
Murallas de San Carlos
(5)
Un lugar muy agradable para pasear por Cádiz
Monumentos Históricos en Cádiz
Arco del Pópulo
(1)
Encima pasar el rato con gente encantadora disfrutando del buen tiempo.
Monumentos Históricos en Cádiz
Hospital de la Misericordia
(1)
Se trata del hospital medieval de beneficencia, instalado en la entrada principal de la ciudad, frente al puerto. Se halla en la misma manzana de Ayuntamiento, ocupando un lateral de la misma. Actualmente en obras de restauración no es visitable interiormente, salvo una pequeña capilla exterior. Fue construido en el siglo XVI, equipándole con una capilla anexa llamada de San Juan de Dios. Su tipología corresponde a los gustos barrocos de la época. Fachada donde predominan los volúmenes, pero austera y sencilla y un interior articulado en torno a un patio central con las galerías abiertas para conseguir la máxima iluminación natural. En su construcción participó Torcuato Benjumeda. Ha estado funcionando como hospital de pobres hasta hace pocos años, siendo la congregación que lo regentaba la Hermandad de la Santa Caridad, constituida fundamentalmente por seglares voluntarios.
Monumentos Históricos en Cádiz
Casa de las 5 torres
Perspectivas de la ciudad desde La Casa de Las Cuatro Torres.
Monumentos Históricos en Cádiz
Teatro romano
(3)
Sería sobre el año 1980 cuando Cádiz se convulsionó en una huelga de la construcción, casi un año después de una famosa huelga de hambre de doce parados que consiguieron en sólo tres días de penuria 200 puestos de trabajo. Eran otros tiempos, en agosto ha sucedido lo mismo y la población no ha explotado como entonces. Viene esto a colación porque estábamos en asamblea cuando alguien gritó que se estaba haciendo una obra cerca de la Catedral. Y todos salimos en tropel dispuestos como fuese a impedirla. Allí, en un solar que da al mar, nos encontramos a algunos compañeros desconcertados. Había habido un incendio y al retirar los escombros habían hallado piedras muy antiguas, sin saber lo que eran. Y allí nos quedamos largo tiempo intentando adivinar qué es lo que escondía el subsuelo. Se trataba de uno de los mayores teatros del mundo romano, casi a flor de tierra. Es casi un milagro que en una ciudad tan pequeña como Cádiz haya sobrevivido a los sucesivos movimientos de tierra para las posteriores edificaciones. En realidad parte de él se haya bajo las casas colindantes, la parte reservada a los actores. Pero todo lo demás está entero, salvo las figuras y la decoración del nivel más alto del teatro que ha sido desmochada. Estamos acostumbrados a visitar teatros desde abajo, pero este teatro no está en altura sino en una hondonada. Por ello ha sobrevivido y por ello la calle queda en su nivel superior. Esto le da un aspecto muy limitado, pareciendo que no es apenas nada más que unos graderíos con pinta de erosionados. No es así, la apariencia de este monumento engaña. Y siguiendo con mi historia os diré que han pasado muchos años desde su descubrimiento y, a pesar de vivir en Cádiz largas temporadas, jamás lo visité, siempre estaba cerrado. Como sólo abre por las mañanas, horario que me parece una indecencia, no está al alcance de los trabajadores. Tampoco de los estudiantes de la UNED, pues me desplazaba al centro por las tardes, y terminé licenciándome en arqueología y preparando la tesis sobre el mundo antiguo de la Baja Andalucía sin conocer el teatro que tenía más cerca, ironías del destino. Afortunadamente existe Minube y un día cogí vacaciones y nos encajamos en Cádiz para hacer fotos. Y os cuento mis impresiones. El teatro se halla en el Paseo Marítimo, un poco antes de llegar a la Catedral. Ahí no se puede aparcar, nunca hay sitio. Lo suyo es olvidarse de dar vueltas y meterse en el aparcamiento subterráneo que hay en esta misma calle unos doscientos metros más allá. Es un buen sitio de partida incluso para conocer la ciudad, porque está muy cerca del centro urbano. La Catedral, la plaza de las Flores, el Mercado, el Arco del Pópulo, el Falla, el Puerto, etcétera, todo queda cerca de este punto. Exteriormente está cerrado por una verja. Nada más entrar se pasa por taquilla de madera, se informan de donde vienes y te dan un folleto. Das cuatro pasos y piensas que se han quedado contigo. Apenas cuatro arcos semiderruidos a tu altura y a tus pies un graderío semicircular. Como te han dicho que es uno de los teatros mejor conservados del mundo romano te piensas que muy mal tienen que andar las cosas para que lo que ves valga tanto. Te estás asomando al teatro desde arriba, protegido por unas barandillas de madera. Luego, a tu derecha, hay una pasarela que te lleva hasta abajo. Aquí puedes dudar de continuar tu visita y marcharte a rincones más prometedores. Cuando fuimos llovía ligeramente pero recorrimos el camino que nos llevaba abajo. La arena es pequeña, ello es así porque se hallaba contra un edificio, por lo que la parte más vistosa del teatro como es el frontal del escenario no se veía. Es un edificio antiguo y de poco valor, por lo que se espera que algún día permita que salga a la luz el resto del teatro. En la arena habían tres peones de la construcción haciendo un boquete, yo como arqueólogo alucinaba de la dejadez con la que trabajaban, entiende uno que después casi todas las ánforas antiguas estén rotas. Pero en un lateral está lo mejor del teatro, las galerías. Sólo es visitable la derecha porque la izquierda está apuntalada por problemas de peso. Al final de la galería se llegaba a varias salas de gran tamaño en proceso de rehabilitación. Tienen iluminación natural a base de lucernas y posiblemente sean las destinadas a escuelas de actores, algo muy típico en tiempos de los Balbo. Se cuenta que entre las obras representadas hubo una escrita por el propio Balbo, y que al no gustarle la interpretación del protagonista le mandó ejecutar. En tamaño este teatro es el segundo de España, tras el de Corduba, con una cávea de 120 metros, cuatro metros menos que el cordobés. Se le supone construido en el siglo I antes de Cristo por encargo del adinerado Lucio Balbo el Menor y es el símbolo del poder de Gades cuando controlaba el comercio de toda la Europa Occidental. Tiene un aforo de 20.000 espectadores y es el teatro más antiguo de los descubiertos en Hispania. Tiene muchas similitudes con los teatros griegos, siendo un modelo de transición hacia el teatro romano en superficie. Se hizo con arena, cascotes, mortero de cal y hormigón (opus caementicium), los graderíos se recubrieron con un revoco de cal y trozos de cerámica, la zona de la orchestra y las galerías se reforzaron son sillares. Adopta forma de semicircunferencia alargada llegando a parecer una herradura y teniendo las gradas perfil parabólico para mejorar la acústica. Es la tipología de los teatros griegos tardíos, tanto en Grecia como en la Magna Grecia del sur de Italia y Sicilia.
2 actividades
Monumentos Históricos en Cádiz
Hospital de Mujeres
Su nombre completo es Hospital de Nuestra Señora del Carmen, hospital de beneficencia construido entre 1736 y 1749 por Pedro Luis Gutiérrez de San Martín en estilo barroco. Como referencia para encontrarlo puede valer la referencia de que se halla junto al Mercado de Abastos, en lo que era el antiguo centro de la ciudad. Se construyó porque la población creció muy rápidamente y el hospital de 1634 se quedó pequeño. La Capilla es de planta de salón, con tres naves separadas por columnas toscanas y con bóvedas de aristas. El nombre del hospital corresponde a la talla del altar mayor, la Virgen del Carmen, la patrona de un pueblo marinero como era en esa época el gaditano. La Capilla tiene varias capillas laterales, la del Nacimiento, la de la Inmaculada, la de San Cayetano, la de San Francisco de Asís y la de Nuestra Señora de las Angustias. La fachada llama la atención por su riqueza decorativa. Da paso a un patio andaluz con tonos genoveses a cielo abierto rodeado por dos galerías con arcos de medio punto sobre columnas y con una escalera señorial. A ella da una capilla decorada con el clásico estilo rocalla. ALrededor de este patio hay un Vía Crucis con escenas de un metro de alto por 0.60 de ancho.
Monumentos Históricos en Cádiz
Edificio de Correos
El edificio de Correos es el único ejemplo de arquitectura modernista que se puede contemplar en Cádiz, aunque muy influenciada por el regionalismo andaluz. Su entrada principal da a la popular Plaza de las Flores, oficialmente de Topete. En su lateral izquierdo se halla el Mercado de Abastos, en el solar de la antigua plaza de la Libertad, el centro histórico de la población. Es zona muy frecuentada, donde se concentran negocios de todo tipo y se pueden encontrar los productos típicos gaditanos como los erizos de mar, la mojama, las cintas de Carnaval, el pescaíto frito o el pan gaditano, por ejemplo. Es un edificio llamativo, construido en 1925, que contrasta con las edicicaciones cercanas de tipo barroco. Tiene planta irregularmente rectangular, con cuatro fachadas y esquinas arqueadas. Exteriormente es de ladrillo visto con algunas decoraciones en azulejos. La fachada central tiene pilastras y una espadaña. En un lateral una torre-mirador. Tras subir unas escalinatas se entra en un pequeño zaguán desde el que se sube por una escalinata señorial al primer piso donde se encuentra el patio central y no en el piso inferior como es lo habitual.
Monumentos Históricos en Cádiz
Hospital de San Juan de Dios
(1)
Con el tiempo este edificio, que ocupa una esquina de la manzana en que se halla el Ayuntamiento, ha adquirido el nombre de Hospital de San Juan de Dios, aunque propiamente debería de llamarse Iglesia de San Juan de Dios porque su función histórica fue la de servir de capilla del anexo Hospital de la Misericordia. Tiene planta de cruz griega dentro de un cuadrado. Tiene tres naves con bóvedas de arista y un curcero cupulado. Pertenece al estilo barroco, aunque las portadas son neoclásicas. Su torre está en el ángulo de la manzana, con pilastras jónicas y mármoles italianos y un chapitel bulboso realizado en 1768 por Torcuato Cayón. Lo más importante de su interior son sus retablos, del siglo XVIII, decorados con rocalla dorada y mármoles italianos, como los de San Rafael, San Juan de Dios y San José, obras todas de Torcuato Benjumeda.
Monumentos Históricos en Cádiz
La Pepa
(1)
Este alto relieve representa el Comité de Defensa de Cádiz en el momento de responder al ultimátum que, en nombre del mariscal Soult, el general francés Pedro de Obregón, Miguel Salcedo y Justo José de Hermosilla le exigieron la entrega de la ciudad al rey José Bonaparte. La inspiración para este alivio es evidente en la pintura de Ramón Rodríguez Barcaza, conocido por "La Junta de Cádiz" en 1810, producido en París en 1867 y conservado en el Museo de Cádiz. Esta pintura representa la escena que tuvo lugar en frente del ayuntamiento de Cádiz, donde el Consejo de Defensa se reunió cuando el francés pasó su segundo día en la ciudad. Es una representación con una sensación fabulosa de la situación vivida en España en ese momento, sobre todo en Cádiz. No me inclino a otros países u otras ciudades porque me encanta esta ciudad mucho. Para mí, Cádiz está por encima de Roma, París, Budapest ...
Monumentos Históricos en Cádiz
Casa de las 4 torres
(1)
La casa de las 4 torres se construyó entre 1736 y 1745, se encuentra en la Plaza Arguellles, justo al lado de la plaza España y ocupa los nº 3 y 4 de Arguelles y los nº 27 y 29 de la calle Manuel Rancés. Fue propiedad de Juan de Fragela, comerciante sirio que levantó 4 casas independientes, pero englobadas en un mismo edificio. Con gran cantidad de elementos del barroco gaditano, son sus torres miradores, cuatro, una en cada esquina, una en cada casa, las grandes protagonistas de este rincón, ya que saltan a la vista cuando nos acercamos a este lugar. Son del tipo torre de garita y están completamente restauradas, el color rojizo que las embellece es muy llamativo., así como su acabado.
Monumentos Históricos en Cádiz
Cárcel Real
Al llegar a Cádiz te ves obligado a ir por un istmo, la larga avenida de los beduinos, que es como llaman aquí a los que viven fuera de las murallas. Al final está Puerta de Tierra, que da acceso al Cádiz antiguo, la ciudad histórica. Si en ese momento te desvías a la izquierda irás bordeando el mar y te encontrarás en pocos metros con un edificio que seguro que te llama la atención. Se trata de la obra cumbre del neoclasicismo andaluz. Iniciada la construcción en 1794 por Torcuato Benjumeda no fue terminada hasta 1836 por Juan Daura. Se construye en un momento histórico donde el barroco ha pasado de moda. La burguesía es ahora la dueña de las ciudades, especialmente en los puertos andaluces donde ha estado la Casa de Contratación de América como Cádiz. Todo el comercio entre Europa y América se canalizaba a través de este puerto y eso enriqueció a los burgueses locales e incitó a instalarse aquí a muchos comerciantes extranjeros. Esta nueva clase alta reivindica su propio estilo artístico, encontrando en las ideas de la ilustración acomodo perfecto a sus planteamientos. Bajo los conceptos ilustrados el barroco era un estilo demasiado exagerado, donde los volúmenes se habían llevado más allá de lo razonable, carente de proporción que era una de las cualidades básicas del mundo grecorromano, y demasiado obsesionado por la altura. La llamada cárcel real, porque en un momento dado fue utilizada como presidio, es un edificio rectangular y de dos pisos. Dentro tiene un patio central de gran tamaño y dos patios laterales más pequeños. Los patios son la articulación de las dependencias internas, la mayoría de pequeño tamaño. La decoración se concentra en el exterior. Dentro es un edificio pobretón de materiales, casi mudéjar en ese sentido. Fuera todo es de piedra. Mide 66,87 metros de anchura por 33,45 metros de fondo. Lo más llamativo es la fachada, con cuatro columnas toscanas de orden gigantes adelantadas al resto del muro, pilares en los extremos y el clásico entablamento sobre los pilares y las ventanas. Al lado mismo del edificio hay un pequeño aparcamiento. En principio está destinado a los juzgados que actualmente contiene la Cárcel Real, pero es un camino ideal para conocer el edificio desde el otro lado, desde el mar. Su otra fachada permite conocer este estilo que duró tan pocos años porque estaba íntimamente relacionado con las ideas que Napoleón difundió por Europa y fue perseguido por el absolutismo de sus sucesores. Hay un proyecto de trasladar el juzgado a otra sede y reconvertir la Casa Real en el Museo de la Casa de América. Bien hecho puede ser una buena idea, porque así su contenido estará a la altura de su importancia.
Monumentos Históricos en Cádiz
Torres Miradores
(1)
Las torres miradores de Cádiz son un elemento arquitectónico único, exclusivo del urbanismo gaditano. En el siglo XVIII la actividad principal de Cádiz era el comercio, muy próspero para los burgueses de la época. Son los llamados comerciantes de Indias los que construyeron estas torres miradores en lo alto de sus casas, para poder así otear el horizonte marino, aguardando el regreso de sus barcos cargados de riquezas, desde el Nuevo Mundo. Actualmente en Cádiz podemos ver 126 torres miradores, casi todas son de propiedad privada. Existen 4 tipos de torres: - Torre de Terraza. La más antigua.Son de planta cuadrada y un bello ejemplo son las 2 torres de la Casa del Almirante en el barrio del Pópulo o la bellísima torre Tavira. - Torre de garita. Es la más extendida y la que mejor cumple su función. En su interior tiene una escalera de caracol que asciende desde la terraza y termina con un sillín, donde se sentaba el dueño para divisar el mar. Ejemplo de ellas son la casa 4 torres y casa 5 torres . - Torre de sillón. Muy peculiares por su forma, la terraza tiene forma de sillón. En la Plaza San antonio podemos ver una. - Torre de sillón y garita. Resultado de la fusión de las 2 anteriores, para ganar más altura, siendo el acceso más cómodo. Aunque estéticamente no son tan bellas. En José del Toro nº 12 podemos ver una. Es muy recomendable visitar la torre Tavira, se puede entrar y conocer algo más de estas torres miradores de Cádiz y contemplar la capital desde 360º en tiempo real, a través de su cámara oscura. Tambén debemos jugar a intentar ver la Bella Escondida, torre que se encuentra en la calle José del Toro nº 13. Así que ya sabes, si paseas por Cádiz, disfruta de sus torres miradores.
Monumentos Históricos en Cádiz
Oratorio de la santa cueva
El Oratorio de la Santa Cueva, con sus dos capillas (la penitencial y la eucarística), cuya construcción se inicia hacia 1781 en casco histórico de la ciudad en estilo neoclásico se forma a través de ocho altas columnas de mármol de orden jónico sobre las que apoya la elegante bóveda elíptica con lunetos en su base, donde se pueden contemplar tres lienzos de Francisco Goya. La historia de la Santa Cueva está vinculada a la cofradía de la Madre Antigua, que tuvo su origen en las reuniones que todos los jueves, al anochecer, tenía un grupo de hombres para meditar en la Pasión del Señor donde en 1756 se descubrió casualmente un subterráneo que debió ser aljibes antiguos; tras la adecuación del lugar la orden continuó con sus ritos recibiendo oficialmente el nombre de la Hermandad de la Santa Cueva.
Monumentos Históricos en Cádiz
Jardines de Varela
(1)
Todo aquél que haya visitado Cádiz desde la década de los 80 hasta nuestros días, recordará que en la mitad de la avenida de Andalucía, la más grande y principal que nos lleva directamente desde Cortadura hasta el casco antiguo, se encontraba un inmenso cuartel militar custodiado día y noche por dos soldados (de los que todos los niños nos hemos burlado alguna vez, para bien o para mal). Pero un buen día, los soldados desaparecieron y los Cuarteles de Varela fueron demolidos dando lugar a un impresionante descampado que con el tiempo dieron paso a unas obras, que como suele pasar en Cádiz fueron detenidas, ya que las primeras excavaciones revelaron algo impresionante, una necrópolis o cementerio en el que se encontraron restos de tres civilizaciones diferentes: fenicia, púnica y romana. Esto hizo cambiar el proyecto y el parque fue divido en dos, a la derecha un parque convencional y a la izquierda un parque temático con réplicas y algunas piezas originales para el disfrute de los gaditanos, añadiendo un lugar cultural y casi multimedia donde los más pequeños y los más adultos pueden aprender de una manera amena sobre su propia cultura. Una auténtica maravilla ...
Monumentos Históricos en Cádiz
Torre de Poniente
Mirando de frente la Catedral de Cádiz podemos observar que en su torre izquierda se haya la Torre del Reloj, siguiendo el estilo neoclásico del edificio que resulta muy armonioso. No es una visita muy habitual, sin embargo merece muchísimo la pena ya que resulta increíble las vistas sobre la ciudad de Cádiz que podrás disfrutar. Para subir hay una rampa en espiral bastante ancha y que no resulta agobiante. Además, tiene ventanas con escaleras que te permiten tomar un respiro. Lo que sí hay que evitar es estar arriba cuando toquen las horas en punto, ya que el ruido puede ser abrumador. Para el resto de toques, con no estar debajo de una de ellas en el momento de sonar, es suficiente.