MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Balboa?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Balboa

19 colaboradores

8 cosas que hacer en Balboa

De interés cultural en Balboa
Balboa
(6)
Balboa es un pequeño pueblo del Bierzo en León, fronterizo con Galicia y la comarca de Los Ancares leoneses, cabecera de otros pequeños pueblos y aldeas del Valle del mismo nombre. La carretera por la que accedimos discurre paralela al río Balboa y nos permite admirar sus grandes y verdes prados, ocupados algunos por tranquilas vacas. Bajo la mirada de los restos del castillo encontramos un pueblo que cuida de su cultura y tradiciones tanto como utiliza las nuevas tecnologías pues tiene red Wifi municipal, pero sin duda lo más llamativo es una palloza tradicional y un hórreo, que nos hablan de Los Ancares y de la agricultura y ganadería como elementos básicos de la zona. En cualquier caso reclamos turísticos bien aprovechados. Destacamos la iglesia de Santa Marina, de origen románico, situada cerca de un parque al que accedimos a través de la pasarela de Los Besos, tallada en madera por Domingo González en 2007. Recomendamos la visita a un edificio actual y singular llamado "La Casa de las Gentes" utilizado como centro cívico, con una sala de exposiciones que alberga de manera permanente una colección de tallas de Domingo González, quien participó en la remodelación del antiguo edificio. En él se ubica la oficina de turismo. En el valle pueden visitarse otras pallozas y alguna ermita singular pero conviene informarse de horarios y días porque nosotros no llegamos a tiempo, en cualquier caso merece la pena volver.
Pueblos en Balboa
Aldea de Balboa
(1)
Un lugar para perderse en una zona del Bierzo bastante desconocida.
Jardines en Balboa
Parque de Balboa
El parque de Balboa, en pleno corazón de la localidad, es el lugar perfecto para disfrutar de toda la esencia de este pequeño pueblecito leones situado en los albores de Los Ancares. Visita el interior de una palloza, descubre cómo es un hórreo por fuera o adéntrate en la Casa de las Gentes para saber más de la historia y tradición de la población (lo mismo hasta puedes ver alguna escultura en proceso en su exterior). Tómate un café dentro de la palloza, o fuera en sus mesitas de pizarra estilo merendero, mientras tus niños corren por el césped o saltan en los columpios que hay justo antes de cruzar el río por el coqueto puente de madera. La vista de los montes con la banda sonora del agua del pequeño río que lo atraviesa componen un conjunto ideal para olvidarse del estrés del mundo por unas horas.
De interés turístico en Balboa
Apadrina un castaño
Una de las cosas que se pueden hacer en Balboa es apadrinar un castaño. Como te lo cuento. Esta curiosa iniciativa surgió de la necesidad de mantener limpios los montes en un momento en el que la envejecida población del lugar ya no tiene tanta energía para hacerlo. La historia es simple: por el precio de cero euros ‘apadrinas’ un árbol que tú mismo te comprometes a cuidar y, cuando llegue el momento de recoger el fruto, es todo para ti. Esta bonita actividad, ideal para hacer en familia y con los amigos, ha resultado ser todo un éxito. Hasta tal punto ha gustado que en estos momentos hay una lista de espera de más de 200 personas para hacerse con un castaño. Se permiten dos por persona, ni un castaño más. Si quieres ser padrino o madrina de un robusto árbol escribe un correo con tus datos personales a info@casadelasgentes.com o acércate al centro de interpretación Casa de las Gentes para saber más. Si se acepta tu solicitud recibirás una clase rápida de castañicultura para saber todos los cuidados que a tu nuevo protegido le habrás de dispensar al menos una vez al año.
De interés turístico en Balboa
Casa de las Gentes
(1)
La Casa de las Gentes no es un museo o centro de interpretación rural más. Se trata de una instalación construida con todo el mimo y cariño del mundo, íntegramente por los vecinos y amigos de Balboa. En ella no solo encontrarás una sala de exposición articulada en dos niveles que dinamiza una preciosa corrala en la que la madera tallada es protagonista (no te pierdas la escalera). Además cuenta con un salón que muchas veces hace las veces de cine, un lugar para adquirir productos típicos de la zona y la oficina de turismo de la localidad. La suave iluminación del edificio, para mi gusto, es una delicia. Si eres de los que disfruta viendo con los ojos te encantará su exposición permanente. ‘El lenguaje de la madera’, obra del escultor Domingo de Canteixiera, es una detallista colección que se invita tocar. A los niños (y a los mayores) les encantará disfrutar de sus figuras a través del tacto. Y, por si esto te parece poco, hay WIFI. Pregunta por la contraseña en el interior, estarán encantados de facilitártela aunque aviso desde ya, ¡es más larga que un día sin pan! La entrada de adulto cuesta dos 2, la mitad si eres jubilado o vas en un grupo de diez o más personas. Los niños entran gratis.
Castillos en Balboa
Castillo y aditorio
Lo poco que queda del Castillo de Balboa sigue presidiendo la localidad desde su suave cerro. Asentadas sobre una fortaleza más pretérita, estas ruinas del siglo XV que cubren cada vez más el verde musgo vivieron tiempos de mayor esplendor cuando fueron propiedad de los Rodríguez de Valcarce, el conde de Lemos y los marqueses de Villafranca. Junto a él se ha situado un pequeño escenario con un robusto graderío a modo de natural anfiteatro, asientos modelados aprovechando el desnivel de la ladera. En época estival no son pocos los conciertos y actuaciones que en él tienen lugar. A la zona se accede a través de un camino de piedrilla gorda, poco o nada recomendable subir con el coche (si es que lo consigues). Un agradable paseo entre castaños y otras especies autóctonas que otorga como recompensa una panorámica privilegiada tanto de Balboa como de las montañas que la abrazan.
Iglesias en Balboa
Iglesia de Santa Marina
La Iglesia de Santa Marina es el templo religioso principal de la localidad de Balboa. La construcción del edificio que hoy se puede ver está ligada al siglo XVI, y es una relevante pieza del arte románico de la región que alcanza su máxima expresión en los sobrios muros en los que se abren los arcos de medio punto característicos del estilo. De su pétreo exterior destaca la portada románica del siglo XIII; el bajo y cuadrado campanario con cuatro ventanucos, dos en cada flanco; y la austera entrada, sin relieves tallados ni decoración. En su interior de una sola nave dividida en cuatro tramos cubiertos por una bóveda de cañón guarda un retablo mayor de estilo manierista modelado por el escultor Lucas Formenter, así como otras piezas barrocas. La encontrarás junto en frente del parque de Balboa, al otro lado del río que lleva también el nombre de la localidad. Si quieres visitarla consulta sus tiempos de apertura en el Ayuntamiento (suyo es el teléfono de contacto).
De interés turístico en Balboa
El Molino de Agüita
Un lugar con mucho encanto donde relajarse.