Roma
Experiencias de los viajeros en Coliseo

Visita la antigua Roma y el Panteón

Paseo a pie por la tarde en la Antigua Roma
Resérvalo
ahora desde
111
Nuria

Visitas guiadas en español

Una manera interesante de visitar el Coliseo es con una visita guiada en la que nos explicarán orígenes, historia y multitud de anécdotas interesantes que nos harán ver esta maravilla desde otro punto de vista.

Para la visita guiada te dan un "walkie-talkie" con el que podremos escuchar sin problemas lo que nos comenta el guía (así no hace falta abalanzarse solbre él para poder enterarse) y recorremos durante una hora el coliseo parándonos en las zonas más interesantes.

Las visitas en español son cada hora hasta las cinco de la tarde y cuesta 5 euros más que la visita normal.

Mientras esperábamos la hora que teníamos asignada para la visita guiada al Coliseo, puedimos curiosear la exposición que está situada en la primera planta. Con paneles y maquetas, de forma amena, se explica la historia del coliseo y diversas curiosidades que nos pueden hacer pasar un rato agradable.
Alicia Ortego

No decepciona

El Coliseo de Roma es uno de esos lugares-iconos, archiconocidos, que seguramente has visto en los libros del colegio, del instituto, o sencillamente en las películas de romanos hollywodienses. Te vas de viaje, e incluyes esa visita en tu panorama porque "¡cómo no lo voy a ver!" pero en la tripilla algo te dice que a lo mejor te decepciona, o que no te logra sorprender como otros monumentos y lugares "archiconocidos" a distancia.

Y en mi caso estaba equivocada. Generalmente, estoy equivocada con esos pensamientos, que también se me pasaron por la cabeza, aunque fuera un segundo, con las pirámides de El Cairo, o con el Partenón de Atenas... Nada más lejos de la realidad.

El Coliseo se plantó ante mí con toda su fuerza, toda su garra. Hace ya años que estuve, y no me importaría volver ahora que han abierto una zona que estaba cerrada al público, allí donde los gladiadores se preparaban para el espectáculo.

Es en estos sitios donde siempre recomiendo hacer este ejercicio: cierras los ojos, y dejas echar a volar tu imaginación, imagínate allí, rodeada de aquella gente (nuestros ancestros), de aquellos sonidos, de aquel ambiente. Efectivamente, las lecciones del colegio, las pelis, los libros, los museos, etc., nos han imprimido con una pequeña capa de historia que, sea más o menos extensa, nos permiten imaginarnos allí, cuando aquello estaba vivo.

Esto es mucho más difícil de hacer en lugares más lejanos de nosotros en todos los aspectos, así que merece la pena intentarlo :-)
Anadel

Visitar esta zona de Roma y ver el Fo...

Este es un anfiteatro de la época del Imperio Romano, construido en el siglo I, ya que empezó bajo el emperador Vespasiano, en torno al año 71 d.C. sobre un espacio que había quedado liberado tras el incendio de un anfiteatro anterior.

Llamado Colosseum por una gran estatua ubicada junto a él, el Coloso de Nerón, que hoy ya no existe, poseía un aforo para unos 50 000 espectadores y albergaba ochenta filas de gradas.

Hasta el mismo siglo XX ningún edificio superó en capacidad al anfiteatro Flavio, el Coliseo.

Luchas de gladiadores, caza de animales, y todo tipo de espectáculos dejaron de ofrecerse en su arena en la Alta Edad Media. Luego fue reutilizado como refugio, cárcel, fábrica, sede de una orden religiosa, fortaleza y cantera, ya que de sus ruinas se extrajo piedra para construir diversos edificios.
Fabio Lomeña

Atónito ante la envergadura

Cuando me vi ante el Coliseo quedé estupefacto: atónito ante la envergadura y la complejidad que debió suponer hacer funcionar el Anfiteatro de Flavio ante los 50 000 espectadores que cabían en su aforo; lamentablemente enumerar los datos estadísicos y cronológicos que, por otra parte, cualquiera puede googlear, no os pondrían en la tesitura adecuada pues no es hasta estar ante el hipogeo que se toma consciencia real de lo que debió ser vivir en la época de máximo esplendor del Imperio Romano.

No pude dejar de pensar en aquellos pobres "bárbaros" cazados como trofeos en las muchas guerras externas de Roma al ser exhibidos en "la arena", pensaba en cómo debíeron sentirse al llegar allí, desde sus bosques y praderas, y ver como la piedra más dura había sido moldeada para acomodar al ser humano conviritiéndose en una muestra de lujoso dominio sobre la naturaleza y los elementos.
Cristina Serrano

Restos del Imperio romano

Este precioso anfiteatro de la época del Imperio romano fue construido en el siglo I. Por aquel entonces, tenía un aforo de 50.000 espectadores, con 80 filas de gradas, para presenciar aquellas luchas de gladiadores y tal que se celebraron durante casi 500 años. Hoy en día, gracias a lo bien que se conserva la arquitectura, puedes ver hasta los pasadizos subterráneos donde guardaban a los leones. Toda la panorámica es increíble.

He estado dos veces en Roma y la primera tuve la suerte de entrar gratis por alguna festividad de la ciudad. Normalmente son unos 12€ que, por supuesto, merece la pena pagar. Estamos hablando de una de las 7 maravillas del mundo!!

Se construyó justo al lado del Foro Romano, que también merece una visita (ya compartí este rincón aquí en minube también).
Jose Tamayo

una delicia, con su magnitud y tamaño

Un monumento impresionante, que inspira respeto. El solo pensar que es el modelo que han seguido prácticamente todos los estadios y plazas de ese estilo en la época actual ya es digno de mérito.

Perderse por sus pasillos es una delicia, con su magnitud y tamaño dejándote con la boca abierta a cada momento.
Buscocrucero

Coliseo, el gran coloso romano

Roma nos encanta. Hemos estado tres veces y dos ellas como escala de crucero con varias compañías. La llegada se hace a Civitavecchia y de ahí cogimos el tren hasta llegar a Roma Termini y luego 10 minutos a pie. Es la mejor forma de llegar y tener más tiempo para visitarlo.

En los alrededores podrás encontrar muchos guías (algunos de ellos falsos que se quieren ganar la vida). La entrada la puedes comprar por adelantado en http://www.turismoroma.it/cosa-fare/colosseo-2?lang=espara evitar las colas.

La foto desde el exterior es sensacional. Si quieres una gran panorámica lo mejor es irse a la Via Sacra o Plaza del Coliseo. Dentro lo mejor es subir al piso intermedio y ver en detalle la parte del foso. Algunas pequeñas galerías están cerradas al público, pero no es importante.

Buscocrucero / buscocrucero.com
@yosoycruisefan
Trotamundos

No, no hay que asustarse, no se trata...

No, no hay que asustarse, no se trata de un incendio real. Durante el fin de semana del diecisiete al diecinueve de septiembre y por espacio de tres horas, la firma Belstaff patrocina la celebración, en el mágico escenario del Coliseo de roma, de una extraordinaria representación de arte moderno, consistente en la simulación de un gran incendio. La idea de conservación y regeneración es el filo conductor de este proyecto donde el fuego es el protagonista: La llama purificadora y regeneradora.
Chaimae

Los que van a morir te saludan, César.

Hablar de El Coliseo, es hablar de Roma, y es que El Coliseo es, sin ninguna duda, el anfiteatro más espectacular que se haya construido jamás. Una vez que se visita, uno se da cuenta rápidamente de que el nombre de El Coloso le va como anillo al dedo, porque sin duda es un edificio colosal. Y si resulta imponente de día, no lo es menos de noche.
En él no es difícil trasladarse en el tiempo a la Antigua Roma, a los tiempos de gladiadores y leones o de las simulaciones de batallas navales que allí se celebraban.
Realmente es increíble el buen estado de conservación en el que permanece...
Lna

El Coliseo es colosal

El Coliseo es colosal el coliseador que lo descolisee buen descoliseador será.

El otro día leí en un rinconcito por aquí lo chulo que es dejar sorpresas para los viajes. Estoy 200% de acuerdo. Simpre opto por (o no me queda otra que) dejar páginas de las guías sin leer. Eso es algo difícil si el lugar de la visita es Roma ya que siempre me han recordado lo agradecida que tengo que estar al gran imperio que tantos avances nos regaló. Como buena segoviana he mirado siempre al Acueducto con respeto y admiración esperando el día en que pudiera ir al lugar de origen de sus arquitectos y albañiles. Cuando pisé la capital Italiana sabía lo que me iba a encontrar. Una extraña sensación de que ya lo conocía pero sin llegar a creérmelo del todo.

Lo primero que vi al salir del metro fue el Coliseo. El gran Coliseo albergó espectáculos como las venationes (peleas de animales), los noxii (ejecuciones de prisioneros por animales) y las munera (peleas de gladiadores). En la actualidad, por lo visto, lo mantienen iluminado durante 48 horas cuando en algún lugar del mundo se aplaza la sentencia de muerte a algún condenado... Irónico este mundo.
Roberto Gonzalez

El Coliseo, teatro de la crueldad

El Teatro Flavio, contraste entre el concepto de civilización, orden y derechos, y los baños de sangre que tanto adoraban los romanos; los sacrificios de condenados ser devorados por las bestias y bestias que sirven de diversión a los espectadores como los elefantes que se arrodillan en la arena y escriben el nombre del emperador con la trompa o leones que tiran de cuadrigas, como si fueran caballos.
Pero todo esto esto carece de importancia frente el verdadero espectáculo, la lucha de gladiadores hasta la muerte.
Impresiona, e impresiona mucho, verlo llegar hasta nuestros días con su esplendor casi intacto, convertido en uno de los símbolos de la Roma Eterna.
Virtu

Realmente merece la pena ir a verlo

Ver el Coliseo es como hacer realidad un sueño. Realmente merece la pena ir a verlo, y entrar también puesto que aunque lo que quede solo sean ruinas, también impresiona verlo por dentro. Con un poco de imaginación te puedes hacer a la idea de como era antiguamente, además siempre puedes contratar un guia para que te lo explique.
Callejeros Viajeros

Imprescindible

El Coliseo es el monumento de la ciudad de Roma más conocido en el mundo. Fue el coliseo romano más grande del Imperio Romano y está considerado la obra de ingeniería más grandes de las obras de la arquitectura romana y de la ingeniería.

Se cree que podía llegar a albergar entre 50.000 y 80.000 espectadores y se utilizaba para realizar espectáculos de lucha entre gladiadores, simulacros de batallas marinas, caza de animales, ejecuciones, recreaciones de famosas batallas y obras de teatro.

La duración de la visita es de una hora y el precio de la entrada es de 16€ con acceso incluido al Coliseo, al Foro Romano y al Palatino.
Mou

Cosas a tener en cuenta

Si visitas Roma, irás al Coliseo.

Cosas a tener en cuenta: Cierran a las seis de la tarde, así que no lo dejes para lo último.
Es aconsejable sacar la entrada que incluye ver el Coliseo, Palatino y el Foro. Supone un ahorro y además no tienes obligación de hacer las visitas en el mismo día.

Ir al Coliseo merece la pena, no solo por lo singular del monumento, sino también por las vistas que te ofrece de la ciudad imperial.

Podrás contemplar el Foro con los arcos de Tito y Constantino y el Palatino.

Un regalo para la vista.
Jos Glez

Coliseo de Roma

El Coliseo es un anfiteatro de la época del Imperio romano, construido en el siglo I y ubicado en el centro de la ciudad de Roma.
Su inauguración duró 100 días, participando de ella todo el pueblo romano y muriendo en su celebración decenas de gladiadores y fieras que dieron su vida por el placer y el espectáculo del pueblo.
Aunque la estructura está seriamente dañada debido a los terremotos y los picapedreros, el Coliseo siempre ha sido visto como un icono de la Roma Imperial y es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura romana. Es una de las atracciones turísticas más populares de la moderna Roma y aún está muy ligado a la Iglesia Católica Romana, por lo que el Papa encabeza el viacrucis hasta el anfiteatro cada Viernes Santo.
Ver más experiencias
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Coliseo ayudarán a otros.
GUARDADO EN
4,80 sobre 5 (182 votos)
IMPRESCINDIBLE