Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Ginebra?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Iglesias en Ginebra

4 iglesias en Ginebra

Iglesias en Ginebra
Iglesia Ortodoxa Rusa
(13)
Uno de los rincones que más me sorprendió de Ginebra fue la realmente hermosa iglesia ortodoxa Rusa que tiene la ciudad. Parece que no se hubiera reparado en gastos para construirla; sin duda un reflejo del poder (y el dinero) de la numerosa comunidad rusa que hay en Suiza. Sus cúpulas doradas son todo un espectáculo con la luz de la media tarde y su interior (donde no está permitido hacer fotos) tiene el recogimiento y el olor a incienso que te puedes esperar en un templo ortodoxo.
Iglesias en Ginebra
Iglesia de la Santa Trinidad de Ginebra
(1)
Medio escondida en un rincón a pocos minutos del centro de la ciudad. Rodeada por agua. El interior pequeñito, cuidado, intimo. Un momento de relax y silencio.
Iglesias en Ginebra
Capilla de Macabeo
(2)
Mandada construir por el cardenal Jean de Brogny a principios del XV para albergar su tumba y la de su familia, restaurada a principios del XIX en estilo neo gótico. El problema es encontrar la catedral abierta.
Iglesias en Ginebra
Iglesia de la Madeleine
(1)
No aparece en los tops de las guías de viaje pero se trata de una de las iglesias con más historia de la ciudad de Ginebra y está situada a los pies de la catedral y a unos pocos paso del Jet d'Eau. Sus orígenes se remontan ya a la época romana, pero el edificio actual fue construido en el siglo XV siguiendo la moda arquitectónica de la época, el estilo gótico. De hecho, durante la Edad Media, fue una de las iglesias más ricas de la ciudad de Ginebra. El aspecto que presenta hoy en día se debe a posteriores renovaciones. La última en 1975, pero todavía conserva su esencia medieval y su sobriedad en el interior ya que en los tiempos de la Reforma se convirtió en templo protestante, por lo que no tiene una rica decoración en el interior. De hecho, se dice que era la iglesia preferida de Juan Calvino, uno de los padres de la Reforma protestante, y fue en este templo donde en 1533 las autoridades detuvieron a Miguel Servet por proclamar sus ideas. Además de todo esto, en su campanario conserva la campana más antigua de la ciudad de Ginebra, que data de 1420. Con todo esto sobran motivos para visitarla y además poder disfrutar de unas bonitas vistas del casco antiguo desde el mirador que sube de la Plaza de la Madeleine hasta la Catedral.