¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Dublín en 5 días: la capital como un local

  • Minube Must-Sees
Dublín en 5 días: la capital como un local

Dublín es una capital con un ambiente único, un encanto georgiano innegable, los mejores pubs de Europa y, sobre todo, con unos alrededores de ensueño. ¡Echa un vistazo a este itinerario de 5 días en Dublín y disfruta de la ciudad de la Guinness, el río Liffey y Molly Malone!

 

COSAS QUE VER EN DUBLÍN EN 5 DÍAS

 

Día 1 - mañana.

 

Para comenzar este recorrido por Dublín y sus alrededores de 5 días visitarás Kilmainham Gaol, una cárcel que jugó un papel fundamental durante la independencia irlandesa. Después, tras un agradable paseo, llegarás a la Guinness Storehouse, donde aprenderás en qué consiste el proceso de fabricación de la marca de cerveza más famosa del mundo y, además, podrás probarla. Tras haber visitado uno de los rincones más emblemáticos de la ciudad, irás hacia las dos catedrales de Dublín, la Catedral de San Patricio y la Catedral de la Santísima Trinidad. Finalizarás la primera mañana de tu viaje en George’s Street Arcade, un precioso mercado de estilo victoriano en el que se pueden comprar desde antigüedades hasta productos gourmet.

 

Día 1 - tarde.

Después de comer algo en el mercado te acercarás hasta la estatua de Molly Malone, la  protagonistas de una emblemática canción popular irlandesa. Desde aquí pondrás rumbo a Trinity College, una de las universidades de más renombre de Europa, donde podrás visitar su enorme biblioteca y su sala más famosa: The Long Room. Tras un paseo por el barrio de Temple Bar, el más animado de la ciudad, te acercarás hasta el puente de Ha’penny, desde donde podrás admirar una preciosa puesta de sol sobre el río Liffey. Para terminar el día, te tomarás una pinta en The Temple Bar Pub, el más famoso del país, y otra en el Pub Porterhouse, uno de los mejores locales de la ciudad para ver música en directo.

 

Día 2.

 

La principal ventaja de visitar Dublín en 5 días es que tendrás tiempo de sobra descubrir los preciosos paisajes que rodean a la capital. En esta segunda jornada, pondrás rumbo al sur para hacer una excursión a Glendalough y Wicklow. Descubrirás las cascadas, valles y ríos de los Montes Wicklow, la belleza de los majestuosos paisajes de Powerscourt, y Glendalough, un asentamiento religioso del siglo VI entre dos lagos de postal. Si viajas con una excursión organizada te acompañará un guía experto, tendrás garantizadas las entradas a los monumentos y no tendrás que preocuparte ni por la comida ni por el transporte.

 

Día 3.

 

El tercer día conocerás algunos de los pueblos situados al norte de Dublín con más encanto. Por la mañana visitarás la localidad de Malahide, donde podrás visitar su impresionante castillo medieval. Por la tarde te acercarás hasta el pueblecito costero de Howth. Una vez allí podrás dar un agradable paseo por su precioso puerto pesquero y conocer su castillo medieval. Y aunque Howth es un pueblo muy bonito, sus alrededores no se quedan atrás. Merece mucho la pena acercarse hasta su famoso faro, y disfrutar de las impresionantes vistas desde los acantilados que se elevan sobre el Mar de Irlanda.

 

Día 4.

 

La última de las excursiones que harás en el viaje será, probablemente, la más impresionante de todas. Irás hasta los Acantilados de Moher, situados en la costa oeste de la isla. Esta formación rocosa de una altura de más de 200 metros sobre el nivel del mar ofrece una panorámica impresionante, en laa que se mezcla el verde de los prados, los tonos grises de las paredes de roca, y el precioso azul del mar. Una de las mejores maneras de visitarlos es con un tour guiado, ya que, además de incluir el transporte, muchos hacen también una parada en rincones con tanto encanto como la localidad de Galway o el Parque Nacional The Burren, para hacer la experiencia todavía más completa.

 

Día 5 - mañana.

 

Comenzarás tu último día de viaje de nuevo explorando rincones de la capital irlandesa. Recorrerás la National Gallery de Dublín, un museo que tiene pinturas de los más grandes artistas irlandeses, así como de maestros de las principales escuelas europeas. Seguidamente, darás un paseo por el parque de St. Stephen’s Green, el principal pulmón verde de la ciudad, y por el precioso barrio georgiano de Dubín con sus peculiares casas con puertas de colores. Terminarás tu paseo por este barrio en Merrion Square, el parque en el que podrás hacerte una foto junto a la estatua que recuerda a Oscar Wilde, uno de los vecinos más ilustres de la ciudad.

 

Día 5 - tarde.

 

La última tarde cruzarás el Río Liffey para llegar a O’Connell Street, la principal avenida del centro de la capital irlandesa. Entre los muchos monumentos que alberga se encuentra el Spire of Dublín, un increíble cono de acero de 120 metros de altura que se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad. También es muy querido por los irlandeses el edificio de la Oficina Central de Correos, una monumental construcción que tuvo gran relevancia durante el proceso de independencia irlandés. ¡Las columnas de su entrada son realmente impresionantes! Terminarás el día en The Church, uno de los pubs más emblemáticos de la ciudad, que está ubicado en una antigua iglesia.

...Leer