Lisboa
Experiencias de los viajeros en Pastelería de Belem

Pastelería de Belem

Cómo llegar
Teléfono
Guardar Añadir tu experiencia
Davidmm

En el barrio de Belem y muy cerca del...

En el barrio de Belem y muy cerca del convento de los Jerónimos y de la Torre de Belem, símbolo de la ciudad de Lisboa, se encuentra la famosísima Pasteleria de Belem.
La especialidad que hacen son los pasteles de Belem, que son unas tortitas de crema, de unos 10 centímetros de diámetro, elaboradas según una receta secreta que no ha sido desvelada en casi doscientos años y que, supuestamente, sólo tres personas conocen en el planeta. Tanto la pasta de hojaldre del pastel como la crema (hecho con yema de huevo, leche y azúcar)que lleva dentro se elaboran a puerta cerrada, en la llamada "oficina del secreto" (oficina do segredo), en un proceso que dura dos días.

Se cree que fueron creadas con anterioridad al siglo XVIII por las monjas del convento de los Jerónimos (al lado de la pastelería). Como consecuencia de la revolución liberal portuguesa el convento cerró y el panadero del convento, en paro, vendió la receta al empresario portugués de origen brasileño, Domingos Rafael Alves.
Este, posteriormente amplió su negocio montando la famosa pastelería que aún es regentada por descendientes de Alves.

Tanto la receta original como el nombre de pastéis de Belém están registrados. La Casa Pastéis de Belém elabora diariamente unas 10.000 tortitas.

Se pueden comer tanto caliente como frío, pero están infinitamente mejor calentitas recién sacadas del horno. Vienen acompañadas de azúcar y canela en polvo espolvoreados.
Es recomendable comerlo en el mismo día o el día después ya que se pueden poner malos.
Guacimara Acosta

Pasteis de Belem

Decían que en el barrio de Belem, en Lisboa, se elaboran desde hace muchos años los pasteles más deliciosos. Es lo que decían... y yo los quería probar.

Se acercaba el momento. En tan sólo unos días preparé mi visita a Lisboa. Y luego, esperé ansiosa a que llegara el día en que por fin podría partir hacia la capital portuguesa.
El día llegó y, con los pies ya en tierras portuguesas, la ansiedad por probar los famosos 'pasteis de nata' me traicionó. No llegué a Belem. Encontré en un paseo una pastelería cualquiera y decidí degustar allí mismo aquella delicia de la que muchos hablaban. ¡Craso error!. Me gustó pero, sólo me gustó.

Después de varios días en Lisboa llegó el momento de hacer una visita a Belem... Ya había probado los pasteles de nata. Me gustaban pero la ansiedad había desaparecido. La Pastelería de Belem ya no era una visita obligatoria, ahora sólo era un destino más en mi paso por Belem.
Quizá fue el interés perdido el responsable de la más que agradable experiencia en la famosa pastelería. Quizá fue simplemente que de verdad los pasteles de nata de la Pastelería de Belem son los pasteles más deliciosos.
Franmir

Seguro que los pasteles no os defraud...

Bueno, en mi opinión este es el lugar donde vas a encontrar los mejores y diría que auténticos Pastéis de Belém, son unos pequeños dulces de hojaldre rellenos de crema que según cuenta han sido heredados de los antiguos monjes Jerónimos del monasterio de la orden de los Jerónimos y que está situado justo al lado de la pastelería.
Sin duda alguna lo que guardan con más secreto es la receta de la crema y dicen que solo los grandes maestros pasteleros que aquí trabajan conocen la receta.

La pastelería suele estar siempre llena de gente pero son muy rápidos y eficientes atendiéndote, primero pasas por caja y dices cuantas unidades quieres, te dan un ticket y con ese ticket que entregas a uno de los camareros de la barra ya te dan tus "pastéis" y a disfrutar, por cierto en la caja que te dan los pasteles, muy graciosa todo sea dicho, te meten dos sobres, uno con canela y otro con azúcar glassé para espolvorear por encima que es como se deben de comer.

Y nada más solo deciros que si pasáis por Lisboa no olvidéis ir a este lugar, de buen seguro que los pasteles no os defraudarán.

Un saludo y hasta pronto.
Carlos Olmo

Desde 1837 endulzando Portugal

Los pasteles de Belem son tan populares y famosos como la misma torre de Belem, y su delicioso sabor hacen que uno no pueda irse de Lisboa sin probarlos . Esta en el barrio de Belem, muy cerca del convento de los Jerónimos y de la Torre de Belem, en un local enorme que luce con orgullo en la fachada el año de 1837 como fecha de inauguracion de la Pasteleria de Belem.

Los pasteles de Belem, tortitas de crema redondas, se sirven calientes y están elaborados siguiendo una receta que teóricamente sólo conocen tres personas.

A pesar del tamaño del local está siempre lleno, pero el diligente servicio hace que los tiempos de espera sean mínimos, y hay bastante mesas para sentarse, y repetir la comanda porque es casi imposible contentarse con un sólo pastel
Víctor Gómez - Machbel

Ricos ricos

Estos pastelitos son como la Coca Cola de Lisboa. La receta es secreta, y a todo el mundo le gusta. A base de crema y hojaldre, en la Pastelería de Belem consiguen hacer unos pastelitos dulces pero que no resultan empalagosos, muy ricos, tanto fríos como calientes, aunque como más me gustaron fue calientes y con canela por encima, toda una delicia.

Los venden en varias pastelerias, pero lo mejor es conseguirlos donde realmente los fabrican, en esta pastelería del barrio de Belem, que siempre está llena. Por si dudamos de cual es, en el suelo trae escrito bien grande su nombre.

La unidad cuesta aproximadamente 1€, un precio correcto para un dulce tan rico y con tanta demanda.
Carlos Millán Gómez

Una receta muy, muy secreta

Hay un lugar en Lisboa que nadie debe dejar de visitar. El nombre ya suena estupendamente: Antiga confetaria, casa dos pastéis de Belém. En muchos lugares de Lisboa (y de todo Portugal) ofrecen pasteles de Belém, pero hay que comerlos aquí, y eso por dos razones. La primera, que aquí siempre están recién hechos (hacen unos 10.000 al día), y no tienen nada que ver. La segunda, que la receta es ultrasecreta, así que los demás por fuerza son imitaciones, mejores o peores pero imitaciones.

Si queréis saber más, entrad en http://bit.ly/iHTHuZ,y la próxima vez que vayáis no os paséis de prudentes y pidáis "uno, que estoy a régimen". Perded la cabeza y sin miedo, porque os aseguro que es una experiencia irrepetible.
Antonio Miguel Estévez Estévez

Pasteleria de Belém, Lisboa.

En nuestro recorrido de la ruta motera Bético Atlántica 2011, al pasar de regreso de por Lisboa nos pudo la tentación de visitar esta histórica pastelería.
Allí compramos sus sabrosos pasteles, con su fórmula de origen desde 1837 del Convento de los Jerónimos, con el fin de saborearlos al llegar a casa y ver como superaban los 400 km. De viaje en moto.
Después de este largo viaje motero ¡¡¡seguían estando excelentes !!!.
Habrá que repetir...
Iris Enríquez

Una delicia

Si la visita a Belem es obligatoria para todo turista que llega a Lisboa, no puede ser menos la degustación de los deliciosos pasteles (o pastéis de Belém). La pastelería está justo delante de la parada del tranvía que llega de Lisboa, a unos pocos metros del Monasterio de los Jerónimos.

Cada pastelito cuenta unos 90 céntimos, que te parecerán una miseria cuando lo pruebes por primera vez (todavía se me hace la boca agua...). Se parece algo a la leche frita, pero más espesa y rodeada por una fina masa de hojaldre, espolvoreada con azúcar glas y canela... ¡Un regalo del cielo!
Callejeros Viajeros

Los pasteles de Belém

Cerca del Monasterio de los Jerónimos está esta pastelería fundada en 1837.

Como en muchos sitios de la ciudad, aquí se vende los famosos pasteles de Belén, esos cuya receta es un verdadero secreto. Y aunque están buenos en todos los sitios, este es el mejor lugar para probarlos. El precio por unidad es de 90 céntimos de euro así que es bastante sencillo comerse más de uno.
Macmuseo

Después de cenar nos fuimos al horno ...

Después de cenar nos fuimos al horno de los pasteles de nata de Belem donde nos tomamos unos cafés con pasteles que redondearon la cena. Es el sitio donde mejores pasteles de nata hemos tomado y un lugar muy acreditado a la vista de la afluencia de público que acude a sus salones a tomarlos y a las colas que se forman en la calle para comprarlos.
Ana Lora Romero

Si vas no puedes dejar de probarlos,...

Si vas no puedes dejar de probarlos, recién hechos y calentitos es uno de los mejores bocados que te puedas llevar a la boca. La reina de Inglaterra se llevo a un pastelero de aquí para que le hiciera media docena de pasteles de belen todos los días para la hora del té, así que... No dejes la oportunidad de comer como una reina!!
Patricia M. Gómez

Si vas a Belem es un obligación proba...

A pesar de que ya había probado estos pasteles porque un amigo me los trajo de su viaje por Portugal. Cuando visitamos Belem estábamos pensando en ellos.

La pastelería se caracteriza por largas colas aunque va todo muy rápido. Los pasteles se venden sueltos o en paquetes de medias docenas.

El pastel en sí, es crema en un pasta que se suele acompañar con azúcar glass y canela. Cuando los comes allí, están recién sacados del horno y el sabor es más bueno que cuando te llevas un par para casa.
Carmen L. García

Compra os pasteis aquí

Merece la pena hacer la cola para comprar los pasteles. Nosotros los compramos el último día y previamente habíamos comido pasteles en otros sitios y habíamos preguntado los precios en otras pastelerías. Los precios oscilan entre 1€ y 1,5€, pero no son iguales que en la pastelería original. Allí los compras por 1,05€ la unidad y están recién hechos y te dan un sobrecito con azúcar glass y otro con canela para que lo espolvorées por encima.
Jenhoa

ñamñam

increible tanto estéticamente como estructuralmente, cuidao si quieren ir al baño q hasta os podeis perder de lo grande q es.
estan deliciosos, pero tened en cuenta q si os llevais el pastel para casa, mas de 1 día no aguantan, pierden la calidad d la crema y lo blandito se hace mas chicle al masticar... pero estan de miedo!!
Leopoldo Rejón Cisneros
Ver más experiencias
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Pastelería de Belem ayudarán a otros.
GUARDADO EN
4,65 sobre 5 (31 votos)
IMPRESCINDIBLE
Si eres el propietario de Pastelería de Belem, esto te interesa