¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Lisboa en 3 días: la esencia de la capital

  • Minube Must-Sees
Lisboa en 3 días: la esencia de la capital

Si tienes pensado hacer un viaje de 3 días a la capital portuguesa, podrás disfrutar a fondo de sus barrios más famosos y, además, vas a poder dedicar un día entero a conocer las ciudades con más encanto de los alrededores. A continuación te mostramos este itinerario  que hemos diseñado para visitar Lisboa en 3 días y disfrutar de su inigualable ambiente.

 

Día 1 - mañana:

 

Comenzarás este viaje dirigiéndote hacia el barrio de Belém para probar los dulces más famosos de la ciudad: los pasteles de Belém. La mejor opción para ello es Pastéis de Belém, la pastelería más famosa de la ciudad. A continuación, visitarás el Monasterio de los Jerónimos para ver el interior de su iglesia y su bonito claustro. Al salir, caminarás unos pasos para ver la preciosa fachada de la Torre de Belém, uno de los símbolos de Portugal. Muy cerca de allí también podrás admirar el Monumento a los Descubrimientos, un enorme memorial con las figuras de algunos de navegantes y exploradores más importantes de la historia de Portugal. Al final de la mañana, visitarás el enorme Mercado da Ribeira para almorzar en uno de sus puestos de comida.

 

Día 1 - tarde:

 

Por la tarde, te acercarás hasta el Elevador de Santa Justa para disfrutar de unas increíbles vistas de Lisboa. Tras haber salvado el desnivel, caminarás hasta el Convento do Carmo para ver las preciosas ruinas de este antiguo templo gótico. Al salir, darás un paseo por el precioso barrio de Chiado y pararás a tomar algo en el famoso Café A Brasileira, uno de los locales centenarios más famosos de Lisboa. Después te dirigirás hacia el Jardín de San Pedro de Alcántara para sentarte tranquilamente a disfrutar de una de las mejores panorámicas de la ciudad. Y para acabar el día de la mejor forma, te sumergirás en el ambiente de Barrio Alto pasándolo en grande en cualquiera de sus emblemáticos pubs.

 

Día 2: Excursión a Sintra, Cascáis y Estoril

 

Lo bueno de visitar Lisboa en 72 horas es que te permitirá pasar uno de los días haciendo la excursión más popular para conocer los alrededores de Lisboa: visitarás Sintra, Cascais y Estoril. Comenzarás conociendo Sintra y su precioso Parque da Pena para luego ver uno de los monumentos más famosos de Portugal, el Palacio da Pena. Después darás un paseo por el precioso centro histórico de la ciudad y a continuación te adentrarás en el Parque Natural de Sintra para ver sus palacios más famosos como Quinta da Regaleira. En esta excursión también harás una parada en el impresionante Cabo da Roca y conocerás Cascáis, disfrutando del agradable ambiente de este pueblo pesquero paseando por su línea costera. Justo al lado de Cascais también podrás dar un breve paseo por el elegante paseo marítimo de Estoril. 

 

Día 3 - mañana:

 

Visitarás la famosa Plaza del Comercio y, si te apetece, podrás desayunar en alguna de sus terrazas. Después, caminarás por la Rua Augusta, la calle más importante de Baixa, pasarás por el Elevador de Santa Justa y llegarás hasta la Plaza Rossio para sumergirte en el ambiente de una de las zonas más animadas de Lisboa. Aquí podrás tomar algo o hacer compras en las tiendas de todo tipo que hay en la plaza. Finalmente, te acercarás a A Ginjinha para probar el licor tradicional más famoso de Lisboa.

 

Día 3 - tarde:

 

Por la tarde tomarás el famoso Tranvía 28 para subir hasta el Castillo de San Jorge y disfrutar de un paseo por las murallas con las mejores vistas de Lisboa. Después explorarás el tradicional barrio de Alfama y te pararás en el mirador Portas do Sol para descansar viendo los característicos tejados de la ciudad. Después visitarás uno de los rincones más populares de la ciudad por su ambiente, decoración y sus espectaculares vistas: el Mirador de Santa Lucía. Tras disfrutar de una panorámica de toda la ciudad, visitarás la Catedral de Lisboa y su sorprendente claustro con excavaciones romanas. Finalmente, te dirigirás a Clube do Fado y acabarás tu viaje disfrutando de uno de los planes imprescindibles que hay que hacer en Lisboa: tomar una buena cena viendo un espectáculo tradicional de fado.

 

...Leer