Escribe aquí tu destino
Entrar con Google +

Lisboa en 1 día: los imprescindibles

  • Minube Must-Sees
Tours y visitas guiadas
Free tour por Lisboa en español
(2741)
Gratis
Gratis
Tours y visitas guiadas
Tour a pie por Lisboa
(2515)
14
Excursiones
Tour a Fátima y Óbidos desde Lisboa
(382)
57,38
Tours y visitas guiadas
Tour nocturno por Lisboa con cena y espectáculo de fado
(72)
74,9
Ver todos
Lisboa en 1 día: los imprescindibles

Además de edificios declarados Patrimonio de la Humanidad, Lisboa tiene una cultura y una gastronomía que enamoran a todos sus visitantes. Para que descubras lo imprescindible de una ciudad de contrastes entre tradición y modernidad, hemos diseñado este itinerario que muestra los mejores rincones que ver en Lisboa en 1 día

 

Comenzarás a recorrer Lisboa en un día acercándote hasta uno de los monumentos que no pueden faltar en cualquier escapada a la capital portuguesa; la Torre de Belém, una increíble fortaleza medieval a orillas del Tajo que es uno de los iconos de la ciudad. Este bastión fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1983 junto al famoso Monasterio de los Jerónimos.

 

Caminando hacia el este por la orilla del Tajo, dejarás a tu derecha el Monumento dos Descubridores, que conmemora el quinto centenario del fallecimiento del rey que impulsó la expansión del imperio portugués. Seguirás con una de las cosas imprescindibles que tienes que hacer en Lisboa durante tu día: probar los pasteles de Belém, uno de los emblemas de la rica gastronomía portuguesa. Para probar la receta auténtica de estos pastelitos, deberás cruzar el Jardim de Belém hasta Pasteis de Belém, la pastelería que lleva desde principios del siglo XIX endulzando el día a día de los vecinos del barrio.

 

A continuación, caminarás hacia el Monasterio de los Jerónimos, otro de los emblemas de la arquitectura lisboeta, que es conocido por su impresionante claustro que data del siglo XVI y su preciosa capilla mayor de estilo renacentista. Este monasterio es una de las mejores muestras de la arquitectura manuelina y es una obra de arte que deja sin palabras a todos los viajeros que lo visitan.

 

Para terminar tu mañana, tomarás el tranvía 15E hacia el centro. El tranvía es uno de tus mejores aliados para visitar Lisboa en un día, ¡te ahorrarás caminatas y viajarás cómodamente! Tu destino será el Mercado da Ribeira, espacio en el que algunos de los mejores chefs de la ciudad han montado puestos al estilo del Mercado de la Boquería en Barcelona o a Chelsea Market, en Nueva York.

 

Después de comer, caminarás hacia el centro, hacia los barrios de Baixa y Chiado. En pleno barrio de Baixa se encuentra uno de los centros neurálgicos de la capital portuguesa: la inmensa Plaza del Comercio, que tiene unas vistas espectaculares del Estuario del Tajo. Saldrás de la Plaza del Comercio por la Rua Augusta, una de las calles más antiguas y principales vías comerciales de la ciudad, hasta el Elevador de Santa Justa. Esta curiosa estructura diseñada en el año 1902 se creó para conectar Chiado con Baixa.

 

Siguiendo por la Rua Augusta, llegarás a la Plaza del Rossio, un espectacular espacio urbano presidido por el Teatro Nacional y vigilado por el monumento de Dom Pedro IV, que alcanza los 30 metros de altura. En los alrededores de esta plaza está A Ginjinha, un pequeño bar que vende un típico licor de guindas que suelen beber los habitantes de Lisboa.

 

Saliendo de este local, subirás al tranvía 12E hacia el Castillo de San Jorge, fortaleza que merece la pena admirar desde fuera. Luego, recorrerás el Barrio de Alfama, caminando hasta el Mirador de Santa Lucía, desde donde podrás disfrutar el atardecer más espectacular de la ciudad, con el Puente 25 de Abril de fondo. 

 

Para exprimir al máximo tus 24 horas en Lisboa terminarás el día en los alrededores de la Catedral de Lisboa, disfrutando del mejor folclore portugués en Clube De Fado, un local que ofrece la mejor muestra de la música tradicional portuguesa.

...Leer