Escribe aquí tu destino
Entrar con Google +

Lisboa en 5 días: la capital como un local

  • Minube Must-Sees
Tours y visitas guiadas
Free tour por Lisboa en español
(2741)
Gratis
Gratis
Tours y visitas guiadas
Tour a pie por Lisboa
(2515)
14
Excursiones
Tour a Fátima y Óbidos desde Lisboa
(382)
57,38
Tours y visitas guiadas
Tour nocturno por Lisboa con cena y espectáculo de fado
(72)
74,9
Ver todos
Lisboa en 5 días: la capital como un local

Anímate a descubrir los barrios de la capital portuguesa y a respirar el ambiente de sus callejuelas en cuesta, cafeterías y bares de fado. A continuación te mostramos lo mejor que ver en Lisboa en 5 días para que disfrutes al máximo durante tu viaje a la ciudad de las siete colinas admirando sus monumentos, miradores y rincones más emblemáticos.

 

Visitar Lisboa en 5 días es una decisión muy acertada, ya que te no solo te permitirá explorar a fondo los rincones más famosos de la ciudad, sino que también disfrutar de los paisajes y los monumentos de las ciudades más bonitas de los alrededores.

 

Día 1 - mañana:

 

El primer paso de tu viaje, será adentrarte en el emblemático barrio de Belém. Para coger fuerzas para un día de turismo por la capital portuguesa, irás a Pasteis de Belem, la pastelería más famosa de la ciudad para comer unos deliciosos pasteles de Belém. Después visitarás dos de los monumentos más importantes de la ciudad: el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad. El histórico claustro del monasterio, y la preciosa fachada de la torre, elevándose junto al río Tajo, hacen que estos rincones protagonicen una gran parte de las postales de Lisboa. También en Belém podrás admirar el Monumento a los Descubridores, que recuerda la época de mayor expansión del imperio portugués. Después de conocer un poco más de la historia local, te acercarás hasta el Mercado da Ribeira para recuperar fuerzas tomando algo en cualquiera de los puestos del que es el mercado más de moda de la capital.

 

Día 1 - tarde:

 

Por la tarde subirás al Tranvía 28, todo un emblema de la ciudad que recorre alguno de sus rincones más famosos. A bordo de este legendario transporte llegarás hasta la colina más alta del barrio de Alfama, donde se encuentra el Castillo de San Jorge, la impresionante fortaleza medieval que preside la ciudad desde lo alto. Después, recorrerás las callejuelas de este barrio para conocer la cara más tradicional y auténtica de Lisboa y aprovecharás para acercarte hasta dos de sus miradores más importantes, el Mirador de Santa Lucía y  Portas do Sol. Y es que una de las mejores cosas que hacer en Lisboa es visitar los miradores que hay en sus barrios para disfrutar de unas vistas espectaculares del resto de la ciudad. Para cerrar el día con broche de oro admirarás la impresionante Catedral de Lisboa (el templo más importante de la capital, conocido como la “Sé de Lisboa”) y visitarás Clube de Fado para disfrutar de un emotivo espectáculo del género musical portugués por excelencia.

 

Día 2 - mañana:

 

En tu segundo día en la capital visitarás el corazón de la parte baja de la ciudad, el barrio de Baixa. A orillas del río Tajo, visitarás la emblemática Plaza del Comercio, para admirar sus preciosos soportales, la estatua ecuestre de José I, y el impresionante Arco de la Rua Augusta, una gran puerta de entrada a la plaza. Pasando bajo el arco, te adentrarás en la Rua Augusta, una de las arterias principales de la ciudad, repleta de tiendas para los amantes de las compras. Caminando por esta enorme avenida llegarás a la Plaza del Rossio, uno de los principales puntos de encuentro de Lisboa. Aprovecha para descansar y tomar algo en cualquiera de los bares que hay en la plaza y en sus calles adyacentes.

 

Día 2 - tarde:

 

A pocos metros de la plaza encontrarás el Elevador de Santa Justa, una impresionante estructura con un ascensor con el que subirás hasta el barrio de Chiado, la zona más Bohemia de la ciudad. Paseando por sus calles encontrarás las espectaculares ruinas del Convento do Carmo, que casi fue destruido durante un gran terremoto. Mientras recorres el barrio, verás un ambiente muy especial, muchas librerías, tiendas y cafeterías con encanto. Disfruta de un breve descanso tomando algo en el emblemático Café Brasileira y hazte una foto junto a la estatua de Fernando Pessoa, el poeta más influyente de la literatura portuguesa. Para acabar el día como harían los locales, acércate hasta el Barrio alto, la zona más marchosa de la ciudad, para tomar algo y probar un sorbo de la noche portuguesa en cualquiera de sus bares.

 

Día 3 - Excursión a Sintra

 

Sin duda, Sintra es una de las mejores cosas que ver en los alrededores de Lisboa si haces un viaje de 5 días. Por ello dedicarás todo un día a disfrutar de los monumentos de esta ciudad y los paisajes que la rodean, que, además, se encuentran a poco más de media hora de Lisboa. Sin duda, la joya de la corona es el Palacio da Pena. Aunque es relativamente moderno (data del siglo XIX) sus coloridas fachadas y sus preciosos jardines enamoran a los miles de viajeros que lo visitan cada año. ¡Te dejará con la boca abierta! En esta ciudad también podrás admirar la Quinta da Regaleira, un increíble palacio perfectamente integrado en la naturaleza, con preciosos jardines que parecen sacados de un cuento de hadas.

 

Día 4: Excursión a Cascais 

 

El cuarto día de tu viaje lo emplearás para conocer otras dos de las ciudades más bonitas de los alrededores de Lisboa: Cascais y Estoril. A solo 30 kilómetros de la capital portuguesa, Cascais es un destino perfecto para olvidarse del estrés y relajarse caminando por su precioso paseo marítimo o tomando el sol en cualquiera de sus playas. Pese haber sido en sus orígenes un pueblo de pescadores, desde mediados del siglo XX esta localidad ha atraído a muchos artistas y aristócratas, y sus palacios y lujosas casas aún dan testimonio de ello. Algo similar ocurre en Estoril, que también tiene cierto aire aristocrático. Cuando llegues a esta ciudad también podrás dar una vuelta por su pintoresco paseo marítimo, relajarte en su playa, e incluso visitar su famosos casino.

 

Día 5 - mañana:

 

Comenzarás el último día en la parte más moderna y vanguardista de la ciudad, el Parque de las Naciones, una serie de edificios que se construyeron durante la Expo de 1998 para fomentar la cultura y las ciencias en la ciudad y en el país. Uno de sus edificios más visitados es el Oceanario, uno de los acuarios más importantes del mundo, donde podrás ver cientos de especies marinas diferentes. ¡Es una opción perfecta si viajas con la familia! Dando un paseo por esta zona podrás disfrutar de la maravillosa arquitectura de edificios como el Pabellón del conocimiento, obra de Álvaro Siza (el mejor arquitecto portugués del siglo XX) o la Estación de Oriente, diseñada por el español Santiago Calatrava, todo un ejemplo de la Lisboa más actual y cosmopolita.

 

Día 5 - tarde:

 

Para la última tarde de tu estancia en Lisboa empezarás profundizando en la historia del arte portugués en el Museo Gulbenkian, considerado por muchos como el mejor museo de todo el país. Después, te dirigirás a la Plaza de los Restauradores. Esta plaza situada junto a la Avenida da Libertade, es una de las plazas de más importantes de la ciudad. Aquí podrás admirar su impresionante obelisco que conmemora la independencia de Portugal del imperio español, y podrás tomar algo en cualquiera de los bares y restaurantes de la plaza y sus alrededores. Tras esto, subirás al Barrio Alto para entrar en la Iglesia de San Roque. Por fuera no llamará demasiado tu atención, pero su interior, con sus impresionantes capillas y la decoración de su techo te dejarán con la boca abierta.

Finalmente, como colofón a este inolvidable viaje, te acercarás hasta el Mirador de San Pedro de Alcántara, situado en el mismo Barrio Alto, para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad mientras te sientas tranquilamente en sus jardines.

...Leer