MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Mérida?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Ruinas en Mérida

8 ruinas en Mérida

Ruinas en Mérida
Teatro Romano de Mérida
(102)
El Teatro Romano de Mérida (Extremadura) es una de las joyas del arte romano más importantes de toda España. Se conserva toda la estructura de la construcción, cuyas excavaciones de recuperación empezaron en 1910. Mérida es por sus joyas arquitectónicas Patrimonio de la Humanidad desde 1993. En la época del Imperio Romano se llamaba Emérita Augusta y llegó a ser capital de la provincia de Lusitania. El teatro se construyó por orden de Agripa en el siglo 16 a.C para albergar a cerca de 6000 asistentes (3000 de ellos sentados. Estuvo en uso hasta la segunda mitad del siglo IV, sufriendo algunas remodelaciones en siglo I y II d.C. Está construido sobre el cerro de San Albín, lo cual favorece a su excelente acústica. La escena tiene tres puertas de acceso y un podio de más de dos metros y medio de altura. El graderío se divide en summa, media e ima cavea, siendo la summa cavea el graderío superior, que hoy en día es el más deteriorado. En la época de los romanos la plebe se instalaba en la media cavea y, en la ima, se ponían los caballeros. El Teatro Romano de Mérida es EL MEJOR CONSERVADO DE EUROPA y el único que tras su recuperación sigue funcionando para lo que fue construido originalmente por los romanos: ser escenario de representaciones y recitales. Su escenario está decorado por numerosas columnas de mármol de estilo corintio. El Festival de Teatro Clásico, que se celebra cada verano desde 1933. Si visitas Extremadura, esta es una de las paradas obligadas para todo amante del arte y de las construcciones del Imperio romano.
5 actividades
Ruinas en Mérida
Templo de Diana de Mérida
(35)
Pasear por Mérida y descubrir sus calles y monumentos arquitectónicos es toda una aventura. Lo sé por experiencia porque, precisamente dando un paseo por la tarde, nos encontramos de lleno con el Tempo de Diana. Me llamaron la atención dos cosas. Una es que su conservación es buenísima a pesar de estar totalmente expuesto a las inclemencias meteorológicas y a los ataques de la gente desconsiderada. Recordad que este monumento data del siglo I a. C. Y dos, que al estar en pleno corazón, está al lado de diferentes edificios. Quiero decir que hay vecinos de Mérida que cada mañana se levantan y lo primero que ven por la ventana es este monumento. Un dato curioso: Aunque esté dedicado a Diana, en origen este templo era para el culto imperial. No os lo perdáis, pilla totalmente de paso y es súper bonito. Vamos, ¡A mí me encantó! Ah, y de noche es más bonito todavía, con la iluminación tan acertada que le ponen.
5 actividades
Ruinas en Mérida
Acueducto de los Milagros
(29)
El de Segovia es el de más renombre, pero no por eso el único. En Mérida, la antigua Emerita Augusta, se encuentra, a las afueras del casco antiguo, este bonito acueducto, que como su nombre indica, es casi un milagro que continúe en pie tras siglos y siglos de vida. A su alrededor se han ajardinado los laterales del río que lo cruza, lo que embellece todavía más el paisaje que nos ofrece. Está construido a base de piedra y ladrillo, como se puede apreciar en sus arcos. Y desde hace ya algún tiempo, no está solo, sus fieles compañeras de viaje, las cigüeñas, han anidado en lo alto de sus arcos, algunos ya solo columnas, y conforman un idílico paisaje. Para visitarlo solo hay que salirse del centro de Mérida y a pocos minutos encontraremos, tras pasar las vías del tren, el río Albárregas, y desde el puente que lo cruza podremos ver perfectamente el acueducto; otra posibilidad es bajar hasta los jardines y acercarnos andando hasta los pies, para poder observarlo de cerca.
2 actividades
Ruinas en Mérida
Casa de Mitreo
(20)
Se le conoce por este nombre por su proximidad con los restos aparecidos en el solar ocupado por la plaza de toros, los cuales están conservados en el MNAR, y están relacionados con el culto a Mitra. La casa representa un conjunto de arquitectura del edificio, habitaciones subterráneas, mosaicos y otros edificios que se consideran relacionados con el santuario mitraico. Pero por la falta de datos se ha llegado a la conclusion de que es un domus ( casa señorial romana). Está situada al lado de la plaza de toros. Destacan en ella la decoración y por los espacios abiertos. Los mosaicos y pinturas representan el poder y riqueza y es una pasada el trabajo que debieron invertir porque el detalle es increíble. En la casa hay como 3 patios y todo es abierto. Algunas de las habitaciones interpretadas son: El vestíbulo de acceso, dependencias comerciales, un patio con cuatro columnas donde había un estanque revestido de mármol donde se recogía el agua de lluvia que penetraba por la abertura del techo, otros dos patios , habitaciones de pintura que posiblemente seria un comedor familiar,un patio denominado viridariu, y varias habitaciones tanto abiertas como subterraneas, a las que se accede a ellas por una escalera en la que se conservan varias pinturas murales. También había una gran cisterna en la que se recogía mediante un canal el agua almacenada en el estanque del patio. y las termas, decoradas con un gran número de mosaicos con motivos florales y geométricos.
1 actividad
Ruinas en Mérida
Pórtico del Foro
(7)
Si os gusta la Época romana y todo lo que ella conlleva, no os teneis que perder venir a Mérida y disfrutar en primera persona de su cultura. En este rincón os quiero enseñar El Pórtico del Foro, un pórtico que en la época romana daba entrada al Foro Municipal de Augusta Emerita y que debió ser muy bello pues estaba rodeado de jardines. Fue construido en el siglo I d.C., y allí se descubrieron medallones y escudos con cabezas de Júpiter y Medusa (las podeis ver en las fotos) que actualmente se conservan en el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida. Lo podeis encontrar según vais a la zona del Teatro Romano, en calle de Sagasta y está muy cercano al Templo de Diana y al Museo Nacional de Arte Romano.
3 actividades
Ruinas en Mérida
Circo Romano de Mérida
(18)
Cuando se habla de Mérida, lo primero que suele venirnos a la mente es su fantástico Teatro, así como los mosaicos que se lucen en algunas salas del Museo Romano. Pero nuestros antepasados dejaron otras huellas, como los Circos, donde se llevaban a cabo, entre otros, espectáculos de cuádrigas. En concreto, el Circo Romano de Mérida, estaba situado fuera de las murallas de la ciudad, debido a sus grandes dimensiones. Más o menos unos 400 metros de largo por 95m de ancho, en el centro se colocaba un eje central alargado, llamado spina, que medía 230m de largo, donde se colocaban obeliscos, esculturas y otros tipos de ornamentación arquitectónica. Actualmente se conserva gran parte de la estructura del Circo, pero por sus dimensiones se hace complicado observarlo en toda su plenitud. Se ha creado en el mismo Circo un Centro de Interpretación para poder comprender un poco más la funcionalidad del recinto y su estructura. Hay también en el centro una maqueta de como fue en sus tiempos. Una de las curiosidades que se explican es que en este Circo se rodó la famosa película Ben-Hur. Una vez estás en la explanada te sientes muy chiquito, imaginando las gradas llenas de gente, casi treinta mil, animando, gritando, el polvo que levantaban los caballos, el relinchar de los animales y el olor que debían desprender. Para llegar al Circo Romano hay que salirse un poco del centro de Mérida, pues lo más turístico está concentrado en un punto muy concreto, pero para ver el Circo, la Casa de Mitreo y el Columbario es necesario ir un poco más allá. No hay tampoco mucha distancia, pero no están en un lugar de paso precisamente.
2 actividades
Ruinas en Mérida
Area Funeraria de los Columbarios
(9)
A pocos metros de la casa de Mitreo se encuentra el área de los columbarios. Un paseo con cipreses une ambos espacios, y en este del que hablamos se muestran distintos tipos de ritos funerarios y las diferentes formas que han tenido los emeritenses de recordar a sus muertos a lo largo de la historia.
Ruinas en Mérida
Foro Provincial
(4)
El foro se formaba por tres partes fundamentales: el Templo de Diana, el Templo de Marte y el Pórtico del Foro. Los dos primeros estaban dedicados al culto imperial y el último era la zona central de la ciudad, donde tenían lugar principalmente el comercio y los negocios. En general Mérida impacta cuando no la conoces, porque no te esperas ver ruinas romanas junto a edificios actuales (el Templo de Diana por ejemplo tiene reservado el hueco de las columnas en sus laterales), y la mayor parte de lo descubierto te lo encuentras entre las casas de la gente.