¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Isla de Pascua?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Rano Raraku

+82
No esperes para reservar las actividades
Oferta: Ahu Akivi + Anakena + Orongo
desde
198

15 opiniones sobre Rano Raraku

La fábrica de moais

Es un cono volcánico con rocas basálticas y cenizas compactadas y fosilizadas.

En él se halla la cantera donde se extraian los grandes bloques para esculpir "in situ" las enormes esculturas de los moais.

Mientras se asciende por el camino se encuentra gran cantidad de moais a medio terminar, algunos de pie, otros tumbados, otros rotos. Es el camino por donse transportaban las grandes esculturas.

Como lo hacian constituye un misterio, aunque parece ser que los hacian rodar sobre troncos, algunos se caian por el camino y alli quedaban. Se ponian de pie al llegar al sitio donde se iban a ubicar. El misterio es como alzaban estas grandes moles hasta ponerlas de pie.

Leer más
+4

Rano Raraku: El vivero de moáis

Tengo que reconocer que si hay un lugar de Isla de Pascua que me puso la carne de gallina fue éste, Rano Raraku, el volcán próximo a Ahu Tongariki donde nacieron el 99% de los moáis. La piedra volcánica que circunda el crácter con una pequeña laguna al fondo es el origen de estas grandes y pesadas figuras, puesto que allí mismo se obtenía y modelaba con maestría la materia prima que se colocaría sobre esos altares funerarios conocidos como Ahus.

Rano Raraku es el vivero de los moáis de Rapa Nui y conforma una de las visitas más asombrosas que se pueden hacer en toda la isla. Particularmente creo que la número uno. Porque es como si de repente esta “factoría en plena Naturaleza” se hubiese quedado congelada en el tiempo dejando ver hasta trescientos moáis en distintos estados, desde que empezaba a golpearse la roca hasta que siendo transportados hasta su altar quedaron incomprensiblemente en la superficie. Aunque lo más impactante es la gran cantidad de figuras semienterradas en la tierra, con medidas proporcionalmente mayores a las que se ven repartidas por toda la isla, que parecen haber nacido del mismo suelo. En realidad están allí porque tras bajarlas desde la montaña como un bloque vertical, se quedaban parcialmente enterradas para poder modelar mejor los detalles y pulirlas por detrás, que es por donde se arrancaban.

Leer más
+9
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos