Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Valparaíso?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Valparaíso

1.066 colaboradores
Civitatis
48
Civitatis
48
Civitatis
119
Civitatis
39
Civitatis
198
Tours y visitas guiadas
Excursión a Ahu Akivi
56
Tours y visitas guiadas
Visita guiada por Hanga Roa
56
Tours y visitas guiadas
Excursión a Tahai, Orongo y el volcán Rano Kau
56
Lo más visitado en Valparaíso
Monumentos Históricos en Isla de Pascua
Moais de la Isla de Pascua
(16)
1 actividad
De interés cultural en Valparaíso
Puerto Valparaiso
(31)
1 actividad
De interés cultural en Isla de Pascua
Ahu Tongariki
(14)
Playas en Viña del Mar
Playa de Reñaca
(43)
1 actividad
Museos en Valparaíso
Casa de Pablo Neruda - la Sebastiana
(26)
1 actividad
Jardines en Viña del Mar
Reloj de Flores
(29)
2 actividades
Museos en El Quisco
Casa de Neruda en Isla Negra
(10)
1 actividad
Playas en Isla de Pascua
Playa de Anakena
(12)
De interés cultural en Valparaíso
Cerro Concepción
(26)
1 actividad
De interés cultural en Isla de Pascua
Volcan Rano Kau
(10)
Museos en Valparaíso
Museo a Cielo Abierto
(13)
De interés cultural en Isla de Pascua
Rano Raraku
(7)
De interés turístico en Viña del Mar
Dunas de concon
(23)
Castillos en Viña del Mar
Castillo Wulff
(19)
1 actividad
Ciudades en Concón
Concón
(20)
Catedrales en Valparaíso
Catedral de Valparaiso
(10)
Lagos en Valparaíso
Laguna Verde
(15)
De interés cultural en Isla de Pascua
Centro ceremonial de Orongo
(5)
Playas en Viña del Mar
Playa de Reñaca
(43)
1 actividad
Playas en Isla de Pascua
Playa de Anakena
(12)
Playas en Zapallar
Zapallar
(6)
Playas en Papudo
Maitencillo(Playas)
(14)
Playas en Concón
Playa Negra
(9)
Playas en Viña del Mar
Playa Caleta Abarca
(10)
Playas en Algarrobo
Playa el Canelo
(14)
Playas en Casablanca
Playa Quintay
(8)
Playas en Algarrobo
Playa de Algarrobo
(9)
Playas en Viña del Mar
Playa El Sol
(11)
Playas en Cartagena
Playa de Cartagena
(7)
1 actividad
Playas en Viña del Mar
Cochoa
(4)
Playas en Puchuncaví
Playa Parapentes
Playas en Viña del Mar
Playa Acapulco
(6)
Playas en Quintero
Playa los enamorados
(6)
Playas en Viña del Mar
Playa Viña del Mar
(7)
Playas en El Quisco
El Quisco
(7)
Playas en Papudo
Playa de Papudo
(14)
Playas en Concón
Playa Amarillla
(10)
Playas en El Tabo
La cueva del pirata
(3)
Monumentos Históricos en Isla de Pascua
Moais de la Isla de Pascua
(16)
1 actividad
Monumentos Históricos en Valparaíso
Mirador del paseo 21 de mayo
(12)
Monumentos Históricos en Isla de Pascua
El Ombligo del Mundo
(4)
Monumentos Históricos en Valparaíso
Congreso Nacional
(6)
Monumentos Históricos en Isla de Pascua
Ahu Tahai
(5)
Monumentos Históricos en Valparaíso
Ascensor Polanco
(4)
Monumentos Históricos en Valparaíso
Ex Carcel
(3)
Monumentos Históricos en Valparaíso
Trolleybus de Valparaiso
(2)
Monumentos Históricos en Valparaíso
(6)
Monumentos Históricos en Viña del Mar
Casa Gobernador
(2)
Monumentos Históricos en Valparaíso
Funiculares
Monumentos Históricos en Valparaíso
La casa de los oficios
(1)
Monumentos Históricos en Valparaíso
Reloj del Japon
(1)
Monumentos Históricos en Valparaíso
Faro de Playa Ancha
(1)
Monumentos Históricos en Valparaíso
Monumento a los héroes de Iquique
(2)
Monumentos Históricos en Valparaíso
Casa Crucero
Monumentos Históricos en Valparaíso
Tribunal de la Justicia
Monumentos Históricos en Valparaíso
Edificio Aduana
Monumentos Históricos en Isla de Pascua
Puesta del Sol en la Isla de Pascua
(1)
Monumentos Históricos en Valparaíso
Monumento a La Solidaridad
(1)
Museos en Valparaíso
Casa de Pablo Neruda - la Sebastiana
(26)
1 actividad
Museos en El Quisco
Casa de Neruda en Isla Negra
(10)
1 actividad
Museos en Valparaíso
Museo a Cielo Abierto
(13)
Museos en Viña del Mar
Paseo por viña y valparaiso
(13)
1 actividad
Museos en Viña del Mar
Museo Francisco Fonck
(8)
1 actividad
Museos en Viña del Mar
Artequin Vina del Mar
(5)
Museos en Isla de Pascua
Museo Antropológico Sebastián Englert
(1)
Museos en Valparaíso
Museo Naval y Marítimo
(1)
Museos en Valparaíso
Direccion de Cultura
(1)
Museos en Valparaíso
Teatro Museo
Museos en Valparaíso
casa Mirador Lukas
Museos en Viña del Mar
Museo de Bellas Artes
(3)
Museos en El Quisco
Casa museo de Pablo Neruda
(1)
Museos en Viña del Mar
Museo de calle
Museos en Valparaíso
Museo Lord Cochrane
Calles en Valparaíso
Las escaleras de Valparaíso
(13)
Calles en Viña del Mar
Avenida Libertad
(7)
Calles en Viña del Mar
Avenida San Martín
(1)
Calles en Viña del Mar
Avenida Perú, Viña del Mar
(10)
Calles en Isla de Pascua
Hanga Roa
(3)
Calles en Valparaíso
Calles de Cerro Alegre
(4)
Calles en Viña del Mar
8 Norte
(6)
Calles en Valparaíso
Pasaje Bavestrello
(2)
Calles en Quillota
Calle Eden
(2)
Calles en Valparaíso
Los pasajes
Calles en Viña del Mar
Atardecer en la Avenida Perú
(2)
Calles en Valparaíso
Eloy Alfaro cerro barón
(1)
Calles en Santo Domingo
Calles en Valparaíso
Escalera Serrano
Calles en Valparaíso
Subida Cumming
Calles en Viña del Mar
Avenida La Marina
Calles en El Quisco
Miramar Alto
(1)
Calles en Valparaíso
Paseo Gervasoni
Calles en Valparaíso
Jardines en Viña del Mar
Reloj de Flores
(29)
2 actividades
Jardines en Viña del Mar
Parque Quinta Vergara
(19)
1 actividad
Jardines en Viña del Mar
Jardín Botánico Nacional
(8)
Jardines en Viña del Mar
Visitar el Jardín Botánico Nacional
(2)
Jardines en Viña del Mar
Canopy Jardín Botánico Nacional
(4)
Jardines en Valparaíso
Parque Italia
(2)
Jardines en Valparaíso
Parque Cultural de Valparaíso

395 cosas que hacer en Valparaíso

Monumentos Históricos en Isla de Pascua
Moais de la Isla de Pascua
(16)
En uno de mis viajes a Chile, nací allí aunque vivo en España más de la mitad de mi vida, decidí que era hora de conocer la isla. Me molestó mucho el comentario que hizo un periodista sobre ella en una tertulia en la TV ...¡para cuatro moais no vale la pena! Sí, eso dijo. Os puedo asegurar que en la isla saben muy bien lo que quieren y lo que no. Allí te encontrarás con la naturaleza pura, con que la mano del hombre (actual) todavía no ha conseguido destruir ni cambiar la forma de vida de los nativos, que aceptan al "afuerino", pero lo mantienen lejos de sus vidas. Me encantó su forma de vivir que parece primitiva, pero que no lo es. Tienen escuela y la posibilidad de seguir estudiando en el continente, pero esta información la podéis encontrar en wikipedia. Deciros que me encantó la gente, el paisaje, la forma de ser y lo que cuidan que el extranjero no contamine "su " isla. Aquí os dejo algunas de la fotos que saqué. Un saludo. Ana María
1 actividad
De interés cultural en Valparaíso
Puerto Valparaiso
(31)
Valparaiso aparece en mi mente como en las novelas de Allende: el puerto a donde todo puede llegar. Aparece como las vertiginosas escaleras que Neruda pintó en sus versos, como a ese chileno que nace valiente, porque tarde o temprano vivirá un temblor. Así es Valparaiso, todo parece que va a desmoronarse viéndolo desde el puerto. Un abanico abierto a la vista en la que las casas no se ocultan una tras otra, sino que se sobreponen en su escala hacia las alturas. Todo guarda en Valparaiso un aire de decadente y, a la vez, romántico recuerdo. Tuvimos que llegar nosotros, cuando en Madrid llovía y allí hacía sol, para vivir un 'temblorcito', que dicen ellos. A mí me pareció una culebra que azotaba la tierra y que hacía parecer al hostal donde dormíamos, como el menos seguro de los sitios.
1 actividad
De interés cultural en Isla de Pascua
Ahu Tongariki
(14)
Ahu Tongariki es la joya de la corona, la imagen que todos guardamos de Isla de Pascua en nuestra cabeza, por la que hemos soñado toda la vida. No es para menos, ya que estamos hablando del Centro ceremonial más grande, no sólo de la isla, sino de toda la Polinesia, no habiendo nada comparable a uno y otro lado del Océano Pacífico. Ahu Tongariki contuvo el mayor número de moáis en pie en su respectivo altar (ahu) y, a pesar de las guerras entre tribus rapanuis, del desgaste del tiempo y de un feroz tsunami que arrasó con todo en 1960, hoy tenemos la fortuna de poder observarlos de una forma semejante a cómo pudieron estar colocados en su origen. Y es que los japoneses se ocuparon de la restauración post-tsunami, devolviéndolos a su lugar. Son doce moáis exactamente quienes forman fila. El más alto, el que tiene sombrero (pukao) tiene una altura de 14 metros, pero los demás no le andan demasiado a la zaga. Lo más impactante es la diferencia de rasgos en los rostros y en el físico de todos y cada uno de ellos, demostrando la teoría de que en realidad fueron una representación de los ancestros, que al fin y al cabo, se creyó protegerían a la aldea. De hecho bajo sus pies hay huesos, y es que no conviene olvidar que estos centros ceremoniales tenían un carácter eminentemente funerario. Hay otros tres moáis que no han sido reubicados en su altar, pero que muestran cómo fueron encontrados. Durante mi viaje a Isla de Pascua visité Ahu Tongariki al menos en tres ocasiones. Me resistía a marcharme una y otra vez, sucediéndome lo mismo que en Rano Raraku que queda a apenas 5 minutos. La fuerza de la cultura pascuense se sostiene en esa hilera de moáis que rompe todos los esquemas de la comprensión hasta que la propia emoción llega a acariciarte la garganta. Estando solo frente a ellos no pude evitar sentarme al frente y quedarme mirando la escena durante algo más de una hora. Simplemente observando, pensando y, seguro estoy de ello, absorbiendo la energía que desprende el lugar. Quizás porque estaba cumpliendo uno de los sueños de mi vida y porque es un espacio que logra marcar pasa siempre al que lo visita. Las mejores horas para visitar Ahu Tongariki es al amanecer, puesto tras ellos sale el Sol, y a partir de las tres de la tarde cuando no hay obstáculos ni contraluces para realizar fotografías. Además es a la tarde cuando la mayor parte de las excursiones y visitas organizadas se han marchado con la música a otra parte, por lo que puedes disfrutar de este espectáculo en soledad. Ni que decir tiene que combinarlo con Rano Raraku es la mejor opción de todas. Doce moáis nos contemplan y nos cuentan al oído los secretos de esa Isla diminuta y remota llamada Rapa Nui…
Playas en Viña del Mar
Playa de Reñaca
(43)
Reñaca se encuentra al lado de Viña del Mar, se trata de una pequeña y agradable villa que es conocida por ser un centro de turismo de playa en Chile. En días festivos y en épocas estivales es un lugar altamente frecuentado. Está al lado de Viña del Mar, a escasos kilómetros. Playa fantástica donde se puede sentir el bravo Océano Pacífico. Atardeceres espectaculares
1 actividad
Museos en Valparaíso
Casa de Pablo Neruda - la Sebastiana
(26)
Un lugar imperdible al visitar Valparaíso es ir a la casa del poeta Pablo Neruda, el cual la bautizo "La Sebastiana" esta es una de las 3 casas que tiene el poeta en Chile. Se ubica en el cerro Bellavista frente a la bahía de la ciudad donde desde ahí se puede observar gran parte de Valparaíso y su puerto como también el océano Pacífico. La casa es de arquitectura típica de la ciudad y dentro de ella se pueden apreciar una gran cantidad de objetos traídos de distintos lugares del mundo. Ahora a sido equipado el lugar con una cafetería y zonas de información turística, como también una galería de arte y zona para comprar recuerdos de este lugar.
1 actividad
Jardines en Viña del Mar
Reloj de Flores
(29)
Si los encargados del municipio Viñamarino querían un elemento de precisión que sirviera para mostrar la hora y que durara por muchos años, hicieron bien en importarlo desde Suiza, ¡No podía ser de otro lugar! El Reloj de Flores de Viña del Mar va camino de cumplir medio siglo. Llegó de Suiza, como todo reloj de precisión, en las fechas en la que Chile acogía un Mundial de fútbol. Nosotros nos hacemos una foto de grupo, simplemente por mimetismo con los demás turistas que esperan a que otro grupo acabe para acaparar su pequeño espacio e inmortalizar uno de los segundos que esas manecillas marcan. Nos cuenta un chileno que todo aquel que se fotografíe de espaldas al reloj volverá a la ciudad. No sé si es cierto, pero seguro que todos aquellos que en el minuto 20 de las 09 horas del día 14 de enero del año 2004 estaban presente frente al reloj desearían con todas sus ganas volver. A Chile, a Valparaíso, a ese día, a esa hora.
2 actividades
Museos en El Quisco
Casa de Neruda en Isla Negra
(10)
Pablo neruda, afamado poeta chileno y premio Nobel de Literatura en 1971, tenías tres casas:una en Santiago -Bellavista, “La Chascona”; una en Valparaíso: “La Sebastiana” y la de Isla Negra, predilecta de la terna. Tras la muerte del artista en 1973, la casona permaneció clausurada por motivos políticos y luego en 1992, recuperada por su familia, se convirtió en la última morada del poeta tal como había sido su voluntad. La casa se transformó en un Museo en honor al genio nerudiano. Una colección extravagante de objetos, recuerdos, artefactos, vinos y copas de todos los viajes internacionales del poeta. Más de 3500 objetos que demuestran su devoción a esta puntilla de tierra. Isla Negra fue rebautizada por el poeta cambiándole su nombre originario que era “Las Gaviotas” e instalándose en la vivienda en 1939. La construcción de las ampliaciones y terminaciones finalizó en 1945. Y se retomó en 1965 hasta mostrar la actual edificación de materiales nobles, una torre, un bar con vista al mar, varias terrazas y arcos, antiguas locomotoras, un salón con mascarones de proa, un dormitorio con la mejor vista al océano del lugar y varias esculturas. Además de las tumbas de Neruda y Matilde Urrutia, tercera esposa del escritor. La casa es Monumento Nacional desde 1990 y en su entorno hay una serie de alternativas de alojamiento, comida, ferias artesanales con hippies de la vieja escuela y murales de Pablo Neruda. Se encuentra a 27 kilómetros al norte de San Antonio.
1 actividad
Playas en Isla de Pascua
Playa de Anakena
(12)
Es cierto que Isla de Pascua, a pesar de ser parte de Oceanía, no destaca precisamente por sus playas de ensueño. Su orografía volcánica la hace abrupta y, en ocasiones, las corrientes son demasiado fuertes para el baño. Pero hay alguna que otra excepción que se salva, por lo que bañarse en el mar y tomar el Sol en una pequeña playa de postal también es posible. Su nombre es Anakena y tiene una carretera en fenomenal estado que lleva hasta allí. Desde Hanga Roa hay 18 kilómetros y las soluciones de transporte son las agencias privadas, los vehículos de alquiler, el taxi (aprox 12.000 pesos chilenos llevarte y volverte a recoger) o la bicicleta. Un mar de palmeras desemboca en lo que no deja de ser una pequeña cala de arena muy blanca. Popular para los locales y, sobre todo, los turistas, representa una de las mejores posibilidades de descanso y relax que ofrece la isla. Merece la pena, uno allí se siente a gusto, sobre todo porque además de Hanga Roa, la “ciudad”, es el único lugar de Rapa Nui en el que se puede comer. Hay varios chiringuitos o kioskos en los que preparan barbacoas y venden bebidas, aunque a precios pascuenses que no se caracterizan para nada por ser modestos. Aunque no son de los más elevados de la isla, por lo que compensa quedarse a comer y probar los pinchos de pollo o de ternera que preparan junto a un delicioso batido o jugo de frutas. En Anakena las olas no rompen con fuerza, por lo que uno puede darse un baño tranquilamente a solas o con la familia. Las veces que fui a esta playa vi muchos niños que jugaban a sus anchas tanto dentro como fuera. Pero lo mejor de Anakena, lo que le hace especial, es que también es parte de la Historia pascuense y posee una serie de moáis perfectamente conservados como Ahu Nau Nau, altar con siete figuras (cuatro de ellas con sus pukaos o moños correspondientes) perfectamente alineadas (hay un octavo en el suelo). Haberse quedado enterradas en la arena fue su salvación y nuestra suerte de poder disfrutar de algunos de los moáis en mejor estado de la isla. Este rincón de Isla de Pascua es fotogénico a más no poder, sobre todo desde por la mañana hasta aproximadamente las dos o tres de la tarde, cuando el Sol se pone delante. Aunque es cierto que si uno apura hasta el atardecer puede “regalarse” a la vista una preciosa Puesta de Sol. Si se avanzan unos metros desde este altar nos encontramos un moái de seis metros de altura puesto en pie por Thor Heyerdahl y un equipo de 12 hombres a base de fuerza, cuerdas y mucha paciencia, puesto que requirió un esfuerzo de tres semanas. Con ello quisieron demostrar cómo podían haber levantado los moáis en aquellos tiempos. Trasladarlo hasta allí desde Rano Raraku es ya otra historia. Anakena es el lugar ideal para descansar unas horas o pasar un día tumbado tranquilamente, aunque si se va con poco tiempo también es posible disfrutarlo. Ya sólo por las vistas merece la pena una visita. Y puede ser una buena combinación playera con Playa Ovahe, que queda muy cerca pero está peor comunicada (de camino escarpado). Es estilo Anakena pero más aislada, apta para el snorkelling y asegurarse no encontrarse más que un número contado de turistas. Desafortunadamente no pude ir a la misma, aunque he oído hablar bastante bien al respecto.
De interés cultural en Valparaíso
Cerro Concepción
(26)
Sin duda uno de los cerros más bonitos de Valparaiso. Vecino al conocido cerro Alegre. Nosotros nos alojamos justo en el límite de estos dos maravillosos cerros. Todo el cerro está lleno de casas de colores, arte y vistas espectaculares. Caminar por sus calles y perderse en ellas, es lo mejor que le puede pasar a un viajero!!!!! Es imposible no sentir nostalgia al recordar los cerros, sus callecitas, escaleras y pasadizos que a la vuelta de la esquina siempre deparan una sorpresa.
1 actividad
De interés cultural en Isla de Pascua
Volcan Rano Kau
(10)
Rano Kau significa en lengua rapanui “Volcán extenso” y, precisamente esto es lo que viene a ser, un enorme y rotundo volcán en el extremo de la Isla más próximo a la ciudad de Hanga Roa. Se puede llegar concretando la excursión con una agencia de viajes, en taxi o en vehículo de alquiler, pero si se quiere ahorrar y disfrutar de los paisajes y merecer el premio final recomiendo se haga caminando, pues no es complejo y hacerlo no lleva más de una hora. Y es que en la cima está la recompensa soñada, un cráter quebrado en uno de sus lados por la erosión, que guarda en su interior una composición increíble de lagunas y plantas (sobre todo totora, pero hay muchas más) que emociona nada más verla. Hablamos de casi 2000 metros de diámetro y 250 metros de profundidad, pero en el fondo nos referimos a una de las más bellas panorámicas que se pueden obtener en Isla de Pascua. Desde el extremo suroeste de la isla uno puede apreciar todo el triángulo pascuense y sentir la inmensidad en mitad del Océano. Rano Kau es el ingrediente que la Naturaleza le regala al viajero que sólo cree moáis en la isla. Rapa Nui es mucho más que eso, y podemos palparlo subidos en la cima del cráter disfrutando de imágenes que difícilmente olvidaremos. Pero eso no es todo, Rano Kau podee un pedacito de Historia vital para comprender la isla, sobre todo en el último período de supervivencia de la cultura Rapanui antes de que la mayor parte de sus habitantes fuesen convertidos en esclavos recogiendo Guano en las costas de Perú y, finalmente, desapareciese un saber milenario. Sujeto al mismo borde del cráter quedan restos de Orongo, una aldea ceremonial que gozó de importancia para los designios del Pueblo. En Orongo no vivía nadie durante todo el año salvo en una época, en la que los sabios y jefes de cada aldea se dirigían con los guerreros elegidos para competir hasta el final convertirse en el Tangata Manu o, lo que es lo mismo, El Hombre Pájaro. Desde Orongo partían los guerreros escogidos por su pueblo de cara a un objetivo, ser el primero en traer a su líder el primer huevo del manutara, un gaviotín que anida en los meses de septiembre en el pequeño islote Motu Nui, visible desde arriba. Mientras en la aldea ceremonial permanecían los sabios y jefes de las distintas tribus atentos a lo que iba sucediendo y dando fuerza espiritual a su elegido, los aspirantes a Hombre Pájaro debían llevar a cabo un ejercicio que iba más allá de la fuerza, la habilidad o la velocidad. Una prueba que requería psicología, resistencia y mucha astucia. Había que bajar por los ancantilados que nacen del volcán, ir a nado hasta el islote (salvándose de los hambrientos tiburones) y esperar la llegada del manutara para robarle su huevo, teniendo que pasar varios días viviendo en cuevas inhóspitas. No podían ser impacientes o el pájaro se marcharía velozmente perdiendo toda oportunidad de victoria. El Tangata Manu debía ser precavido, sigiloso y mucho más listo de los demás. Pero también debía ser veloz para arribar a Orongo antes que nadie con su preciado regalo, el que le otorgaría al líder de su pueblo el gobierno de toda la isla durante un año. La única regla era esa, llegar. Y para conseguirlo valía todo… El Tangata Manu, bien recreado en la película Rapa Nui dirigida por Kevin Reynolds, fue la sucesión natural que, probablemente, hizo decrecer la importancia de los moáis hasta hacer desaparecer esta tradición. En el propio Orongo se encontró una de estas figuras construídas en basalto, y no de la piedra del Volcán Rano Raraku como los demás, el cual pesaba cuatro toneladas, el Moái Hoa Hakananai'a. Los ingleses se lo llevaron, como otras muchas cosas, y actualmente se puede visitar en el Museo Británico de Londres. Los lugareños de la isla lo llaman cariñosamente “El amigo robado” y esperan algún día verle regresar al cráter del Rano Kau. Pero Orongo es mucho más que todo eso, arqueológicamente hablando corresponde a la tradicición arquitectónica y artística que tenía que ver con la tradición del Hombre Pájaro. Son cincuenta y tres las viviendas las que se conservan (sólo dos de ellas no han tenido trabajo de restauranción alguno), así como una especie de altar situado en el extremo de la aldea repleto de dibujos y símbolos que se hacía para pedir a los Dioses que la competición se desarrollara lo mejor posible y que el vencedor lo fuera con justicia. Estos petroglifos se encuentran algo dañados por la lluvia, el viento y el paso del tiempo, por lo que se está ideando una forma de protegerlos. Cuando hice la visita en abril de 2012 era el último día que se podía llegar hasta los dibujos tal y como se había hecho siempre. Información práctica: Junto a Rano Raraku éste es el único lugar en el que es posible adquirir la Entrada válida para todos los monumentos pascuenses durante ocho días. Tiene un coste de 30000 pesos (o 60 dólares). Conocer la Aldea de Orongo, al borde del precipicio, es uno de los imprescindibles en Isla de Pascua. Es de esas visitas que me dejaron con la boca abierta…
Museos en Valparaíso
Museo a Cielo Abierto
(13)
"Museo a Cielo Abierto" es el nombre de una original muestra artística que se emplaza en los cerros de Valparaíso. Consiste en una serie de 20 murales, cercanos unos de otros y algunos equipamientos urbanos con alteraciones artísticas como los faroles que han sido retocados para estar acorde a todo el ambiente que se esta trabajando con el arte del mosaico, es un espacio que fomenta el arte y la cultura. Es un regalo visual no sólo para los habitantes porteños, sino también para los numerosos turistas que visitan los lugares típicos de la ciudad.
De interés cultural en Isla de Pascua
Rano Raraku
(7)
Es un cono volcánico con rocas basálticas y cenizas compactadas y fosilizadas. En él se halla la cantera donde se extraian los grandes bloques para esculpir "in situ" las enormes esculturas de los moais. Mientras se asciende por el camino se encuentra gran cantidad de moais a medio terminar, algunos de pie, otros tumbados, otros rotos. Es el camino por donse transportaban las grandes esculturas. Como lo hacian constituye un misterio, aunque parece ser que los hacian rodar sobre troncos, algunos se caian por el camino y alli quedaban. Se ponian de pie al llegar al sitio donde se iban a ubicar. El misterio es como alzaban estas grandes moles hasta ponerlas de pie. Existen varias teorias todas basadas en sistemas de palancas, rudimentarios a la vez que ingeniosos. Los pukaus (tocados o gorros) estaban construidos con un material más liviana, solian ser de espuma de lava rojiza, al pesar poco permitia con más failidad colocarlo en la cabeza del moai. Estos pukaus se construian en Ahu Akivi. Pudimos ver incluso un moai a medio terminar esculpido en la roca. www.rodamons.net www.rodamons.net
De interés turístico en Viña del Mar
Dunas de concon
(23)
Es un rincón maravilloso especial para ir a disfrutar en familia y con amigos, posee una vista espectacular donde puedes contemplar toda la aridez de las dunas mezclado con las azules aguas del mar.. Todo esto en un solo lugar, también esta la tranquilidad de este lugar donde puedes relajarte. Es realmente sorprendente estar ahí...
Castillos en Viña del Mar
Castillo Wulff
(19)
El Castillo Wulff o Wülff es una edificación construida en 1905 ubicada en el borde costero de la ciudad de Viña del Mar, a un costado el balneario Caleta Abarca. Desde 2005 alberga la sede de la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Viña del Mar y actualmente es Monumento Histórico Nacional. El castillo sufrió una remodelación, en donde se cubrió de piedra, se instaló un torreón circular que se conecta con el edificio principal a través de un puente de estilo medieval con vitrales y un piso de vidrio en donde se puede ver cuando el mar impacta con la construcción y las rocas. Actualmente se puede ingresar a el solo al primer piso el cual se ocupa como un centro de exposiciones como también recorrer su entorno.
1 actividad
Ciudades en Concón
Concón
(20)
Muy cercano de la localidad de Concón se encuentra esta caleta de pescadores la cual no es muy grande pero si mantiene un funcionamiento constante, alrededor de la caleta hay restaurantes donde se disfrutan los productos del mar y platos típicos de la comida Chilena con muy buen precio y calidad. Como es típico en las caletas de Chile andan muchos Pelícanos y gaviotas que se dejan observar y fotografiar así pasando un momento agradable junto a ellos.
Catedrales en Valparaíso
Catedral de Valparaiso
(10)
Construida, en estilo neogótico, durante los años 1930 y 1950, tuvo que ser restaurada tras los terremotos de 1971 y de 1985. Se encuentra en uno de los laterales de la Plaza de la Victoria, en el barrio El Almendral. En la cripta, en una urna de mármol, se conserva el corazón del Estadista Diego Portales, además se encuentra un cuadro original de Moretto, una imagen de la Virgen del Carmen tallada, un Cristo de marfil esculpido en una sola pieza (salvo brazos), un sagrario de plata y un órgano tradicional.
Lagos en Valparaíso
Laguna Verde
(15)
Excelente lugar para desconectarse de la ciudad, cuenta con playas como las docas, playa chica o la playa grande.
De interés cultural en Isla de Pascua
Centro ceremonial de Orongo
(5)
El volcán Rano Kau se encuentra en el camino hacia Orongo. Se trata de un gran cono volcánico de 700 metros de diámetro. En su interior hay una laguna y pequeñas islas pobladas de totora. La totora es una planta o junco que crece alta y al ser impermeble es útil para hacer embarcaiones. También crecen parrones, piñas, plátanos y diversidad de flores tropicales, cuando florecen configuran una bella alfombra multicolor. El volcán se contempla desde lo alto, no está permitido bajar hasta el fondo. Orongo es un complejo ceremonial. Lo primero que se observa son unas pequeñas construcciones hechas con lajas de piedra y unas puertas de acceso diminutas. Nos explicó el guia que estas construcciones servian para alojar a chicas jóvenes elejidas, allí estaban todo un año sin que les tocara el sol, cuanto más blancas eran más hermosas. La panorámica que se contempla desde lo alto es espectacular, un precioso mar y un horizonte único puesto que debio a la situación geografica de la isla se aprecia la curvatura del globo terráqueo. Al pie de esta panorámica aparecen tres pequeños y puntiagudos islotes, Moto Miu, Moto Itu y Moto Kao Kao. Orongo era el centro de la ceremonia del "hombre pájaro". Tangata Manu en Rapa nui. La ceremonia consistía en que una vez al año y en el equinoccio de primavera se reunian los jóvenes para una competición bien singular. A una señal del sacerdote emprendian la alocada carrera de bajar hasta los acantilados, 300 metros de desnivel, una vez allí iban a nado a los islotes para poder recoger un huevo de ave, de fragata (las aves marinas de gran dimensión), una vez recogido el huevo tenian que subir de nuevo por los acantilados hasta el lugar de la ceromonia. Era permitido luchar entre ellos, el primero que llegaba con el huevo entero ganaba la competición y reinaba durante todo aquel año. Por los caminos de acceso se encuentra gran cantidad de petroglifos que hacen las delicias de los estudiosos y de los arqueólogos. www.rodamons. net
Inspírate con las mejores listas de la comunidad