MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Nikko?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Restaurantes en Nikko

7 colaboradores

3 lugares donde comer en Nikko

Restaurantes en Nikko
Ajidokoro Okonomiyaki (味処)
(3)
El Ajidokoro fue el primero de los muchos restaurantes que tuve la suerte de probar en Japón. Tenía el hambre justa del largo viaje en avión y tren, pero era invierno y Yoshiko, la amable dueña del Cottage Inn Fu-sha, nos dijo que los restaurantes cerraban muy pronto y que nos recomendaba salir ya. Así que eran las 6 de la tarde y fuimos a cenar, lo que me recordó tiempos pasados en Finlandia donde también cenaba prontísimo. Cierto que en Japón, durante el invierno anochece en torno a las 5, con lo cual parece más tarde de lo que es. Yoshiko nos acercó en coche al restaurante y la amable dueña del local nos invitó a pasar. Era un sitio agradable más o menos pequeñito, pero muy económico respecto a lo que puedes encontrar en Nikko. El Okonomiyaki es un tipo de comida en Japón, que nunca había probado. Se trata de una mezcla de ingredientes variada, por ejemplo nosotros pedimos uno de gambas y otro con bacon que a su vez iba acompañado de guisantes, queso y diferentes vegetales, y que a su vez va acompañado de huevo. Se mezcla todo en el cuenco antes de echarlo en una parrilla que se encuentra en medio de la mesa, finalmente se echa y dependiendo de como te guste lo retiras antes o después. Luego se le echa si quieres una salsa especial, y a disfrutar. No me acuerdo exáctamente del precio pero creo que sale a menos de 800 yenes por cabeza sin incluir bebida pero el agua y el té verde es gratis. Está situado a medio camino entre la estación de trenes de Nikko y el puente de Shin-Kyo. Trato muy amable, económico y más japonés que otros restaurantes que se pueden encontrar en Nikko, que están expresamente preparados para turistas.
Restaurantes en Nikko
Restaurante Hippari Tako
Cuando uno llega a la estación de Nikko según todas las guías de viaje lo siguiente que hay que hacer es subir la cuesta hasta el puente Shinkyo, el llamado "puente de los dioses". Hay gente que coge el autobús y otros deportistas como yo que vamos andando. Si hubiese cogido el bus no habría visto este restaurante que queda según subes a mano izquierda, y que llamará la atención de cualquier hispanohablante que pase por la zona por sus carteles en castellano. Allí dentro nadie habla nuestro idioma, pero tienen el menú traducido lo que no deja de ser curiosísimo. El restaurante lo lleva principalmente una señora mayor encantadora que no dejará de sonreír en todo el rato y que te dará a elegir entre distintos platos típicos japoneses que sin ser ningún alarde, cumplen perfectamente con su cometido destacando los cuencos de ramen. Es diminuto, no habrá más allá de cuatro mesas para clientes, y la decoración hace que uno siente que está dentro del salón de casa de la señora en vez de un restaurante. Y, atención, tiene las paredes y el techo lleno de notas de agradecimiento que han ido pegando los clientes y que te mantendrán entretenido un rato largo. Yo encontré muchas, muchísimas en castellano, supongo que gracias a los carteles en castellano de la entrada. Un sitio encantador llevado por una señora entrañable que te hará la comida como lo haría una abuela por menos de mil yenes.
Restaurantes en Nikko