MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Miyajima?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Miyajima

29 colaboradores

10 cosas que hacer en Miyajima

Templos en Miyajima
Santuario Itsukushima
(24)
Ubicado a escasos kilómetros desde la bahía de Hiroshima, es un lugar al cual todos hemos estado, ya sea físicamente o a través de las miles de estampas que hemos visto. Datado alrededor del siglo IX, lo que hoy nos encontramos se trata de una reconstrucción del siglo XIII debido al gran incendio que asoló el templo. Construido literalmente sobre el agua, podemos ver cómo a medida que pasa el día el agua va conquistando (lenta pero segura) toda la costa y el templo en sí. Sin duda, es un lugar mágico al cual si pasáis por Hiroshima debéis de visitar ya que el ferri que cruza la costa hacia la isla lo cubre el JP Rail. La mejor manera de ir es obviando el trayecto en tranvía (ya que literalmente tardas una hora en llegar al puerto) y cogiendo la línea del JP Rail que os dejará a escasos pasos del puerto, donde una vez montados en el ferri podréis obtener grandes panorámicas y fotos del santuario. Una vez que desembarcas en la isla, te das cuenta de que es un lugar eminentemente turístico, donde todo el pueblo que hay alrededor se han convertido en tiendas de souvenirs y gastronomía. Finalmente tras dejar atrás todas esas teindecillas, un gran torii y los perros guardianes fu nos dan la bienvenida a un lugar mágico de Japón. Allí, tras el gran torii que se mete mar adentro, encontraremos a todos los turistas echándose la típica foto por lo que recomiendo aprovechar cuanto antes para poder sacar fotos ya que echada la tarde es casi imposible debido a que el mar ya ocupa casi todo la costa del santuario. En resumen, es un lugar mágico donde elementos básicos y mágicos como el agua y la tierra se funden en el paisaje y la religión para ofrecernos un lugar inigualable en todo el mundo.
Islas en Miyajima
Miyajima
(13)
Para ponernos en situación decir que Miyajima (宮島) es una pequeña isla muy de Hiroshima y a la que es muy fácil acceder. desde Hiroshima hay que llegar a la estación de Miyajima-guchi y desde allí tomar un ferry hasta la isla. Aunque su nombre oficial es Itsukushima (厳島), la isla es más conocida como Miyajima (“Isla Santuario“). debido al santuario de esta, el Santuario de Itsukushima (厳島神社). Cabe decir que lo más popular de esta isla, y lo que seguramente todos, o al menos los amantes de Japón, hayamos visto es la puerta toori enorme que te encuentras al llegar a esta. Yo fui en otoño, quizás la época más bonita debido a los colores del otoño, que son espectaculares en Japón, y lo primero fue un pequeño paseo por la calle principal que lleva al gran toori, en esta calle es la típica turística de Japón donde puedes encontrar dulces, souvenirs, .... Como siempre acompañado de mi cámara iba haciendo fotos a diestro y siniestr: ciervos, visitantes, la gran puerta, ... Como ver la puerta y hacerle fotos no da para tanto hay que aprovechar y darse una vuelta por la isala, que tiene mucho que ofrecer a nivel paisajistico y cultural. Primero fue el turno del Santuario de Itsukushima (厳島神社) para luego subir hacia el Monte Misen (弥山), el pico mas alto de la isal, y que está a 500 metros por encima del nivel del mar, desde la cima se puede ver toda la isla así como el mar que le rodea, además de que la subida y bajada está repleta de ciervos que te van acompañando y algún templo busista interesante como el Daisho-in. Después de subir y bajar al Monte Misen por diversos senderos tocaban más fotos de la puerta de Miyajima, pero esta vez de noche que también tiene su gracia, así que entre el frequito que hacia y que al anochecer la gente se iba era un buen momento para buscar un huequecito para hacer las últimas fotos. Para que esta experiencia fuera más increíble seria genial pasar la noche en el ryokan de la isla (hotel tradicional japonés), pero como a mi se me escapaba del presupuesto me tocó alojarme en un backpackers cercano.
Islas en Miyajima
Puesta de sol en Miyajima
(3)
Después de pasar una mañana en el parque de la Paz de Hiroshima, me dirigí a Miyajima guchi y en Miyajima guchi cogí el ferry de JR para llegar a Miyajima. Tuve suerte, llegué a la isla a las dos del mediodía, marea alta, el torii de Miyajima estaba en el agua. Paseé por la isla y subí hasta la cumbre con el funicular y luego bajé por caminos entre templos y bosques ( un descenso de dos horas y media). Caminé por el paseo marítimo hasta las siete y me fui a tomar el ferry para cruzar a Miyajima guchi. Fantástico. El cielo se estaba incendiando. Ya no había ojos para el suelo, todos los ojos estaban fijados en el cielo. Una puesta de sol con toda la gama de colores de las llamas. El trayecto en ferry se hizo muy corto. Estaba extasiado por la belleza del ocaso, en Japón y en julio, entre las siete y las ocho de la tarde.
Miradores en Miyajima
Mirador Shishiiwa
(4)
Si quieres disfrutar de unas majestuosas vistas del mar interior, no te queda otra que subir al monte Misen. Se puede seguir subiendo hasta la cima que está unos 100 metros por encima de este mirador, pero las vistas desde el mirador de Shishiiwa son ya impresionantes. Puedes acceder por alguna de las rutas a pie o con el teleférico, siendo esta la última estación. A mi me habría encantado subirlo a pie porque debe de ser realmente impresionante adentrarse por sus bosques vírgenes aunque disfruté parte del camino subiéndolo en una bicis que alquilamos y las dejamos estacionadas en frente de uno de los puntos más interesantes, el parque de Momijidani, que en japonés significa Valle de los arces, y que debe ser todavía más impresionante en otoño... Pero con el calor insufrible que hacía el día que fui se le quitan las ganas de subir a pie a cualquiera. La subida en el teleférico no es muy cara, son unos 15 euros ida vuelta, y las vistas son increíbles, pero si vas con buen tiempo y te gusta el senderismo, merece la pena hacer al menos alguno de los trayectos a pie. Además te encuentras con templos por el camino. Con un poco de suerte te topas con alguno de los monos que viven en la isla, y que parece que es frecuente encontrarse, aunque yo no tuve suerte. Eso sí, ojito, que tienen la mano muy larga ;) Para mi, imprescindible si vas a Miyajima.
Senderismo en Miyajima
Monte Misen
(1)
Para llegar a la cima, además de la posibilidad de ir andando, se puede ir en teleférico, el cual tiene varios tramos. Desde la cima hay un mirados desde donde se pueden ver maravillosas vistas a distintas zonas de Japón, algunas conocidas y otras no tanto. Al mirar por los prismáticos fijos ( de uso gratuito) sabes qué estás viendo ya que hay carteles informándote de a qué apunta ese prismático. También hay una ruta de templos , aunque en nuestro caso fue imposible de hacer ya que hacia muchísimo calor (unos 40 grados... con mucha humedad) como para hacer todo el recorrido.
De interés cultural en Miyajima
Cerca de Iwaso Ryokan
En Mayo del 2010 fuimos a Japón por primera vez María mi mujer y yo, nos habíamos casado el día 15 y decidimos conocer lo más moderno de Japón y lo más tradicional. Para esto una de esas paradas obligadas era la Isla de Miyajima. Cerca de Hiroshima una isla sagrada que es patrimonio de la Humanidad. Los cervatillos deambulan libremente, cuenta con templos budistas de grán importancia. Muy cerca de nuestro hospedaje bajaba un riachuleo subiendo por su cause nos encontramos con esta maravillosa vista y con mucha calma disparamos la que considero una de mis mejores fotos hasta el momento. Espero que la disfruten tanto como yo.
Senderismo en Miyajima
Daisho-in Hiking Trail
Este sendero que se puede recorrer en unas dos horas de bajada parte de cerca de la estación de funicular, casi en la cima del Mt, Misen. Tiene unas fantásticas vistas del mar interior y atraviesa bosques y santuarios. Dejo los monos de la estación atrás y me adentro por el camino que desciende cruzando un bosque húmedo, a pocas esquinas de empezar el trayecto me encuentro los primeros Jizo, estas pequeñas estatuillas que representan los espiritus protectores de las almas de los niños que han muerto antes que sus padres, de los viajeros y también de los bomberos, siempre protegidos con su bibi rojo. De vez en cuando encuentro algún templo con sus monjes, la ruinas de lo que fue un templo o un santuario. También me encuentro el paisaje agreste, riachuelos y algún ciervo. Una excursión muy interesante. Mientras me voy acercando al final del camino observo como se perfila la torii de Itsukushima. El final de la ruta es el templo de Daisho-In. Que a las cinco está cerrado y tendrá que esperar hasta mañana la visita.
Senderismo en Miyajima
Estacion de Shishiiwa
(1)
Mucha gente que viaja a Japón piensa que en Miyajima sólo hay el torii en la playa. Hay más cosas interesantes. Una vez llegues a Miyajima y tengas las fotos del torii sigue las flechas que te indican donde está el funicular, en inglés "ropeway". No bajes en la primera estación, pero al cambiar de funicular ya podrás ver las vistas impesionantes que hay. En la segunda estación, además de disfrutar de las vistas, al salir de la estación, te encontrarás con familias de monos simpatiquísimos que viven en el lugar. Un billete de ida desde Miyajima cuesta 1000 yenes. Es recomendable que después bajes a pie por la senderos que conectan bastantes puntos de interés en la montaña con el pueblo. Disfruta del paisaje.
De interés turístico en Miyajima
Kikyozan hokoin
(1)
Este templo, ubicado justo a la salida del santuario de Itsukushima, es de fundador desconocido, aun que se estima que es anterior al año 1200. El templo estaba a cargo de la reparación y construcción del Santuario más famoso de la isla, y mencionado antes. En el hall principal podemos encontrar 4 figuras de Buddha, y es importante saber que está dedicado a Benzaiten, la diosa de la elocuencia, música, inteligencia y de la buena economía, este es uno de los tres templos más famosos dedicados a esta diosa.
Parques Temáticos en Miyajima