MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Beaumont-de-Lomagne?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Beaumont-de-Lomagne

15 colaboradores

6 cosas que hacer en Beaumont-de-Lomagne

Pueblos en Beaumont-de-Lomagne
Museos en Beaumont-de-Lomagne
Casa de Pierre Fermat
Fuimos a este lugar a pedir información y era la casa de Pierre Fermat, un erudito francés especializado en matemáticas. Nos enseñaron la biblioteca, y nos dejaron utilizar los ordenadores, a pesar de que estaba cerrada. Actualmente el edificio funciona también como Información de Turismo. Gente agradable y servicial. Nos dimos una vuelta por la maison, nos dieron un montón de mapas y salimos preparados para una nueva ruta. Suele haber pocos turistas.
Iglesias en Beaumont-de-Lomagne
Antiguo Convento de las Clarisas
Entramos para realizar algunas fotos en este antiguo edificio. Cuando llegamos al pequeño jardín que hay en el interior, unos chavales que estaban a punto de iniciar el almuerzo al vernos empapados de sudor nos ofrecieron agua fresca. Aceptamos su regalo. Ellos nos cuentan que viven cómodamente en unos de los múltiples apartamentos en los cuales se ha dividido este Antiguo Convento. La remodelación del edificio -nos cuenta-,estuvo muchos años en el aire por problemas de infraestructura, al final se resolvió anulando parte de las viviendas que se hallaban encima de los sótanos. Minutos después nos invitan a sentarnos en su pequeño jardín lleno de flores. Acabamos comiendo con ellos una especie de arroz al horno, cocinado magistralmente por Philip.
Hípica en Beaumont-de-Lomagne
Hipódromo de Borde Vieille
Resulta que en Beaumont hay un hipódromo. Y nosotros no nos podíamos ir sin verlo. Llegamos a la puerta y preguntamos si se puede visitar, nos dicen que pasemos sin problema. ¡Que emoción!, la verdad, nunca hubiera pensado visitar un hipódromo. Cuando estábamos en la pista de carreras, daba la sensación de que en cualquier momento iban a pasar al galope diez o doce caballos azuzados por sus jinetes. Pero no, ni de casualidad. En el hipódromo en esos momentos no había ningún animal que se pareciera a un caballo excepto nosotros. Estuvimos tomando una cerveza en el bar y nos fuimos, no vaya a ser que nos ensillen. Colocado y ganador. ,
Iglesias en Beaumont-de-Lomagne
Chapelle Notre-Dame
Decidí tocar a la puerta de esta capilla y por arte de magia la puerta se abrió. No había casi luz y las fotografías las hice a ojo. Llevaba mi pequeña linterna pero no era plan de encenderla. Tropecé unas cuantas veces con las sillas y debí hacer un poco de ruido. De improvisto se enciende una luz. Aparece una señora mayor. Bon jour- le digo. Bon jour- me contesta. ¿Quiere que le deje la luz encendida? -me pregunta. Muchas gracias -le respondo. Voy hacía la puerta, hago dos nuevas fotos y y me despido. -Au revoir. -Au revoir -me contesta con una sonrisa. Me pillaron in fraganti.
Iglesias en Beaumont-de-Lomagne
Iglesia Saint-Jean de Cauquessac
Divisamos esta iglesia desde la carretera y decidimos subir a visitarla. El principio del sendero que te lleva hasta la iglesia, comienza varios cientos de metros atrás desde donde nosotros nos encontramos.Tomamos el camino más corto.La línea recta. Subimos por el prado. Al principio todo va perfectamente. En el suelo se distinguen las primeras cacas de vaca. Cuándo estamos a unos cincuenta metros del final de la loma, una manada de vaquitas y toritos nos dicen: -Si queréis seguir tenéis que hacerlo bajo nuestro consentimiento. No discutimos para nada su decisión, puesto que son mayoría y tenemos las de perder, así que reculamos y a buscar la entrada correcta.