MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Qué ver en Riventosa

8 colaboradores

4 cosas que hacer en Riventosa

Pueblos en Riventosa
Riventosa
Ya nos habíamos adentrado en el interior de la isla y al lomo de sus sistemas montañosos centrales. Los paisajes cambiaban y la imagen de los pueblos también. Riventosa es un típico pueblo de montaña. Está localizado en la cresta de un monte y rodeado de montes más altos. Aquí en invierno cae mucha nieve. El interior del pueblo es muy bonito, callejearlo es todo un placer, está lleno de recovecos, de túneles que enlazan callejones y de casitas de piedra muy antiguas. Llegamos justo a la hora de comer, cuando menos gente hay en las calles, lo que hizo la visita mucho más auténtica.
Iglesias en Riventosa
Iglesia-Campanario de Riventosa
Riventosa es un pueblito apostado en lo alto de un monte. No tiene calles planas, son todas en cuestas. El pueblo se puede cruzar en pocos minutos de norte a sur, subiendo una calle de piedra, muy empinada. En medio de la subida, a mano izquierda se enceuntra esta iglesia y su campanario. Como muchas otras en Córcega, no están unidas, son 2 construcciones diferentes; y también como ocurre mucho en Córcega, parace que las hayan metido con calzador en mitad del pueblo.
Miradores en Riventosa
Mirador de Riventosa
El mirador del pueblo está, como no, ubicado en lo alto del todo. Las vistas de todo el valle y de los pueblitos de alrededor son preciosas. Además han tenido la delicadeza de colocar un banco y una pequeña pérgola, que dicho sea de paso, queda muy romántica. Desde abajo del pueblo hasta aquí, son unos 10 minutos andando cuesta arriba, el banco que hay en el mirador, te hace la llegada más apacible.
Cementerios en Riventosa
Cementerio de Riventosa
El cementerio de Riventosa se encuentra en un lugar privilegiado. hay que bajar andando hasta el río, el cual se encuentra justo a los pies del pueblo. El sendero es estrecho, pero está asfaltado. A lo lejos, suena el río pasar, a los costados enormes árboles y en frente el pico de un monte. Un lugar precioso para el cementerio, en medio de la naturaleza y casi en harmonía con ella.