¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Dublín en 3 días: la esencia de la capital

  • Minube Must-Sees
Dublín en 3 días: la esencia de la capital

Visitar Dublín en 3 días te permitirá ver los lugares más emblemáticos de la ciudad e incluso hacer una excursión a uno de los rincones más especiales de Irlanda. Si no tienes clara la lista indispensable de cosas que ver en Dublín en 3 días, a continuación te proponemos un itinerario perfecto para aprovechar al máximo tu visita a la capital.

 

Día 1 - mañana.

 

Comenzarás tu viaje visitando Kilmainham Gaol, un museo ubicado en una antigua cárcel. Dentro podrás ver la capilla, el vestíbulo principal, los tenebrosos pasillos que conducen a las celdas e incluso el patio en el que se llevaron a cabo ejecuciones. Al salir, te dirigirás a la Guinness Storehouse, la fábrica de la cerveza más famosa del mundo, donde, después de descubrir su historia y conocer cómo se elabora la cerveza, te darán para probar una pinta. 

 

Después, conocerás las dos iglesias más famosas de Dublín, la Catedral de San Patricio y Catedral de la Santísima Trinidad, antes de dirigirte a George’s Street Arcade, un famoso mercado repleto de tiendas y restaurantes. Aquí podrás aprovechar para comer y dar una vuelta curioseando entre sus puestos.

 

Día 1 - tarde.

 

Por la tarde conocerás el Castillo de Dublín y viajarás a la Edad Media caminando por sus aposentos. Si haces una visita guiada por el castillo podrás ver el precioso jardín y el torreón (desde donde podrás disfrutar de unas vistas preciosas de Dublín), así como la capilla real y la Chester Beatty Library. Tras salir y acercarte a la estatua de Molly Malone para hacerte la foto típica, cruzarás el río Lifey por el Puente Ha’penny, el más antiguo de la ciudad. Desde este puente podrás contemplar uno de los mejores atardeceres de la ciudad.

 

Y para finalizar tu primer día en Dublín de la mejor forma harás una visita al barrio de Temple Bar, una de las cosas que hacer imprescindibles si viajas a la capital irlandesa. Concretamente irás a Porterhouse, uno de los míticos pubs de la zona para disfrutar de una gran variedad de cervezas fabricadas en el mismo local y de música en directo.

 

Día 2.

 

En el segundo día harás una excursión a los impresionantes Acantilados de Moher, una de las joyas naturales de Irlanda. Al ser una excursión organizada, te acompañará un guía en todo momento que te explicará los datos más curiosos de los acantilados más impresionantes del país. Además, antes de llegar pasarás por Galway, una de las ciudades con más encanto del país, y por The Burren, un parque nacional con un paisaje rocoso realmente único y con varios monumentos megalíticos. Tras un día entero recorriendo algunos de los paisajes y pueblos más auténticos de Irlanda, llegarás a Dublín para descansar.

 

Día 3 - mañana.

 

Tu último día en Dublín comenzará con la visita a la Galería Nacional de Irlanda, una museo con obras de algunos de los artistas europeos más importantes como Goya, Rembrandt, Vermeer, Velázquez, Rubens o Caravaggio. Al salir del museo darás un breve paseo hasta Merrion Square para pasear por sus senderos y hacerte una foto junto a la estatua de Oscar Wilde. Después, caminarás por el Barrio Georgiano de la ciudad para ver las famosas puertas de colores de estas antiguas viviendas. Seguidamente, te dirigirás hacia St. Stephen’s Green, el parque más popular del centro de Dublín. Podrás caminar tranquilamente entre sus arboledas y descubrir el bonito estanque y las infinitas praderas verdes para tumbarse. Es precioso ¡y más aún si hace un buen día de sol!

 

Día 3 - tarde.

 

Para ir finalizando este viaje de 3 días por Dublín y sus alrededores, conocerás el mítico Trinity College. En tu visita al campus no te puedes perder la impresionante Long Room, la sala principal de la biblioteca de la universidad, que alberga miles de ejemplares de siglos de antigüedad, entre los que destaca el Libro de Kells, un manuscrito que data del año 800. Cuando salgas, caminarás hasta la calle más famosa de Dublín, O’Connell Street, para ver sus infinitas tiendas y restaurantes, la impresionante fachada de la Oficina Central de Correos y el monumento de Spire, de más de 120 metros de altura. Y para acabar tu viaje de la mejor manera entrarás a The Church, un bar ubicado en una antigua iglesia con un ambiente espectacular y donde aún permanece en lo alto el órgano que se utilizaba en las hace siglos.

...Leer