Disfruta más de tus viajes
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Burgos?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Cartuja de Miraflores

+438
Guardar este lugar
Guardado

53 opiniones sobre Cartuja de Miraflores

diego diez ruiz

Arte de referencia

La Cartuja de Miraflores es un monasterio que se encuentra en pleno parque natural de Fuentes Blancas. La entrada es libre y se puede dar un donativo al salir o colaborar con los productos que hacen los monjes. Es de estilo gótico final, perteneciente al Siglo XV, y dentro contiene las mejores obras de Gil de Siloé: el sepulcro en forma de estrella de los padres de Isabel la Católica y el infante Alfonso, ambos realizados en alabastro. También es de Siloé el retablo mayor, tallado en madera de nogal y policromado posteriormente por Diego de la Cruz. Creo que el oro fue traído por Colón desde América.

Leer más
+11
jose lorca jaen

En los mejores museos

La Cartuja en un monasterio de monjes ermitaños. Se puede visitar la iglesia, el maravilloso patio central, la sacristía, la galería de las capillas laterales y una pequeña capilla dedicada al fundador de la orden, San Bruno. Destacan los panteones reales de los padres de la reina Isabel la Católica y el Infante Don Alfonso, realizados en alabastro por Gil de Siloé, y el imponente retablo construido por el mismo artista gótico. La belleza que presenta la Cartuja es inmensa, pero sería aún más su valor si se conservaran todas las obras que han ido perdiendo por expolios y desamortizaciones. Por ejemplo, faltan 5 tablas del altar de San Juan Bautista, dispersas por varios museos y colecciones del mundo, una tabla de la Adoración de los Reyes Magos, el tríptico de Miraflores del conocido Roger van der Weyden, el cual se conserva en el Staatliche museum de Berlín, seis tablas del Maestro de Miraflores que salieron del monasterio en la desamortización de 1835 y se encuentran en el museo Nacional del Prado en Madrid.

Leer más
+7
Alberto o.

Su historia monárquica.

El origen de la Cartuja de Miraflores se remonta a 1442, cuando el rey Juan II dona a la orden cartujana un palacio de recreo situado a 3 km de la ciudad de Burgos. La intención era que los monjes lo tomaran como monasterio, reformándolo, y así lo hicieron. Un desgraciado incendio en 1452 logró acabar con parte de la estructura obligando a un nuevo ordenamiento constructivo a cargo de Juan de Colonia. Con la muerte de Juan II, se paralizaron las obras hasta 1488 cuando la reina Isabel la Católica se convirtió en la gran promotora de la Cartuja, tal y como es recordada hoy en día. Fue ella quien dio la orden de construir un panteón para que descansaran los restos de sus padres y otro para su hermano el infante Alfonso, así como un retablo, encargado del mismo modo a Gil de Siloé, considerado por aquella época como el mejor escultor.

Leer más
+12
Joxu

"Fusión de arte y silencio" En mi ...

"Fusión de arte y silencio"

En mi última visita a la ciudad de Burgos el sitio que más me llegó a sorprender fue la Cartuja de Miraflores, la cual se encuentra a tan sólo 3 kilómetros del centro de la ciudad en un alto que esta rodeado de vegetación.

Ante todo destacan los sepulcros reales de planta de estrella de Juan II e Isabel de Portugal y del Infante don Alfonso, realizados todos por Gil de Siloé y el impresionante y espectacular Retablo Mayor.

Visites lo que visites dentro de la Cartuja se respira tranquilidad y espiritualidad por todos los lados. Además no hay que olvidar que la entrada es completamente gratuita.

Leer más
+16
El propietario

Un monumento de referencia artística internacional

La Cartuja de Miraflores es un monumento de referencia artística internacional que se encuentra enclavado en el Parque de Fuentes Blancas, a tres kilómetros del centro de Burgos. En su origen fue el palacio de caza de Enrique III y desde el siglo XV es monasterio de monjes ermitaños cartujos y Panteón Real de Juan II de Castilla e Isabel de Portugal, padres de Isabel la Católica.

Desde el punto de vista artístico, lo más representativo es el retablo mayor, obra de Gil de Siloé, las sillerías de los coros y lo que se considera el conjunto de vidrieras flamencas mejor conservado de todo el mundo, obra de Nicolás Rombouts. En las capillas laterales se encuentra una exposición permanente con obras de importantes autores como Pedro Berruguete o Joaquín Sorolla y las pinturas murales de la capilla de Santa María de Miraflores. Por último, destaca la talla barroca dedicada a San Bruno, fundador de la Orden de Cartujos, obra del escultor de corte Manuel Pereira.

Leer más
+10
Peibol Gomez Varona

El retablo de la Cartuja de Burgos es una auténtica obra maestra

El retablo de la Cartuja de Burgos es una auténtica obra maestra. Gil de Siloé, considerado el mejor escultor de la época, dejó en la Cartuja, además, dos obras en alabastro: el panteón de los padres de la reina Isabel la Católica y el del Infante Alfonso, justo al lado. La Cartuja de Miraflores está situada a unos 3 kilómetros del centro de la ciudad y cuenta con acceso en bus, aunque el paseo hasta allí siguiendo el curso del río Arlanzón es muy agradable. Puedes comprar un folleto que vale un euro y sirve de guía en el interior. La entrada es libre, aunque puedes dar un donativo a la salida o colaborar a través de la artesanía de los monjes.

Leer más
+3
Javier Ibarra

Una vida espiritual

Los monjes de la Cartuja son un ejemplo de dedicación a Dios. Son ermitaños que viven en comunidad y dedicados a la soledad y el silencio. Esas son las claves para desarrollar su método especial de oración: la ‘Lectio Divina’. Es admirable su forma de comprender la vida con un único objetivo: la búsqueda de la paz en Dios. Ellos han puesto a disposición del visitante la capilla dedicada a su fundador San Bruno, el patio central y la iglesia. Dentro de esta última están los sepulcros de los Reyes Juan II e Isabel de Portugal y de su hijo Don Alfonso. Justo detrás flanquea la iglesia un impresionante retablo gótico.

Leer más
+6
Daniel Angulo Rojas

Carácter de fundador

Entre los muros del monasterio de la Cartuja de Miraflores encontrarás la paz que consiguió ensalzar el fundador de la Orden: San Bruno. Fue un hombre adelantado en cuanto a la búsqueda de Dios. Fundó la primera Cartuja en el macizo de Chartreuse, a los pies de los Alpes, hace ya más de diez siglos. En la iglesia hay dos panteones reales: por un lado el de los padres de la Reina Isabel la Católica y por otro el del infante Don Alfonso. El retablo es de un detalle minucioso, y tiene una distribución fuera de lo común: está formado alrededor de una corona de ángeles que simula la Sagrada Forma. La entrada a la Cartuja es libre, piden tu colaboración con un donativo para mantener las instalaciones, de modo que cada uno aporta lo que quiera.

Leer más
+10
Escaramujo sanchez del campo

Elementos arquitectónicos

Acudí a la Cartuja para visitar los sepulcros en alabastro de Juan II e Isabel de Portugal y el retablo mayor de Gil de Siloé, pero concluí que la Cartuja es mucho más que eso.
La nave central es impresionante, altísima, con varias distribuciones: atrio, estancia de los fieles, coro de los Hermanos y coro de los Padres, cada una más bella y sagrada que la anterior.
También se puede visitar la sacristía anexa al coro de los Padres, y las capillas laterales, donde los monjes Cartujos han querido compartir obras de arte de incalculable valor con los visitantes. Hay que hacer mención especial

Leer más
+12
Dego Galle

Silencio y Oración

La Cartuja alberga las tumbas de Juan II e Isabel de Portugal, padres de Isabel la Católica y un impresionante retablo policromado en el que detenerse a desgranarlo con la vista durante largo tiempo. Subimos picados por la curiosidad sobre la vida de los monjes que habitan la Cartuja. Ya sabíamos que los cartujos viven de forma ermitaña, consagrados a Dios, y pasando la mayor parte del día solos en su celda. Interceden por nuestras necesidades y las de toda la humanidad a través de sus oraciones. La visita nos dio nuevas pinceladas de lo que es su vida. Los monjes siguen el modelo de oración conocido como ‘lectio divina’, una forma de leer las Sagradas Escrituras para después meditar profundamente sobre ellas.

Leer más
Fernanda Del Campo

Magníficos detalles

Si estás pensando en hacer una escapada cultural a Burgos, la Cartuja de Miraflores debe estar en tu lista. Se trata de un monasterio de monjes de clausura estricta que tiene en su iglesia un retablo fantástico de Gil de Siloé con gran cantidad de detalle. A sus pies, hay dos tumbas reales talladas en alabastro: El sepulcro octogonal de Juan II y su mujer Isabel y justo al lado el de su hijo, el infante Alfonso. La sillería de los coros es de madera de nogal y tiene motivos diferentes en cada pieza. También se pueden visitar las tres capillas laterales con obras de arte y frescos de una belleza deslumbrante, y una capilla de culto con la talla de San Bruno, santo fundador, y el Santísimo Sacramento en su interior.

Leer más
+9
diego corral sainz

Un Burgalés en la capilla de S. Bruno

Me encanta subir a la Cartuja como mínimo 4-5 veces al año. Siempre hay algún detalle nuevo que se me ha escapado en la visita anterior. Los sepulcros de Isabel de Portugal y Juan II hablan por sí solos. El retablo, obra de Gil de Siloé (Siglo XV), es una maravilla del gótico a nivel internacional y muy en especial en la ciudad. Al salir, hay una sala de culto con el Santísimo dedicada expresamente al primer cartujo: San Bruno, quien fundó la orden eremítica en el siglo XI. La estancia tiene una iluminación espectacular que favorece la escenografía tenebrista, ensalzando y elevando la talla barroca del escultor de corte Manuel Pereira (Siglo XVII).

Leer más
+2
Vicente salazar

Naturaleza y silencio

La Cartuja de Miraflores es un placer para la vista. Una vez que entras, puedes sentir la paz y la tranquilidad que aporta el conjunto de obras de arte. Es el panteón de los padres de la reina Isabel la Católica y de su hermano, el infante don Alfonso. También conserva un retablo magnífico, obra de Gil de Siloé, al igual que los sepulcros. El precio de entrada es voluntario: aportas lo que desees en un cajón que tienen a la entrada, y ofrecen un folleto muy útil (1€) con el que guiarte en el interior. Merece la pena pasear hasta la Cartuja por el margen del río Arlanzón, pues se encuentra en pleno parque natural de Fuentes Blancas: un espacio natural en el que predominan los chopos y los álamos, sin olvidar los clásicos pinos que rodean a la Cartuja.

Leer más
+2
Ana Barahona martinez

Amantes de la fotografía

La Cartuja de Miraflores es un monasterio gótico con muchas obras de arte en su exposición y un conjunto de incalculable valor formado por los sepulcros reales de Juan II e Isabel de Portugal y su hijo el infante Alfonso. A su lado se encuentra uno de los retablos más importantes e imponentes de Europa, lleno de color y detalle. En este monasterio encontrarás infinidad de posibilidades creativas para retratar con tu cámara fotográfica. Realmente es para pasar un buen rato contemplando los detalles artísticos y arquitectónicos y cómo cambian conforme la luz del sol incide en ellos.

+12
Patricia Pereda

Cartuja de Miraflores

Una gran experiencia. Es un privilegio poder disfrutar de tanto arte concentrado sin tener que pagar. La Cartuja de Miraflores es un monasterio de monjes ermitaños que está en una zona boscosa llamada Fuentes Blancas. Tienen las mejores obras de Gil de Siloé: los sepulcros de los padres de Isabel la Católica y su hermano el infante Alfonso, y un retablo espectacular que preside la iglesia.

+13
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos