Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Antalya?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Antalya

46 colaboradores

16 cosas que hacer en Antalya

Cataratas en Antalya
Cascadas de Düden
(1)
Las cascadas de Düden son un grupo de cascadas en la provincia de Antalya, en Turquía. La cascada, formada por el río Düden (uno de los ríos más importantes del sur de Anatolia), se encuentra a 12 km al nordeste de Antalya y termina cuando sus aguas claras caen desde un acantilado rocoso directamente al mar Mediterráneo, en un espectáculo deslumbrante. En la época de Murat, se excavaron numerosos canales de riego en Antalya. El agua de estos canales desembocaba en pequeña cascadas sobre las rocas en el mar, y es por ello que se conocía a Antalya como la ciudad de las cascadas. Ahora todos los canales están destruidos, pero algunas cascadas sobrevivieron en la ciudad.
Monumentos Históricos en Antalya
Puerta de Adriano
(2)
Erigida en honor al emperador romano Adriano, que llegó en el año 130 dC, la Puerta de Adriano es un arco del triunfo en mármol blanco, increíble, situado en el corazón de la ciudad de Antalya. No crea que es muy fácil encontrarla; es mejor ir acompañado por un guía. Desde lo alto de la torre de vigilancia vecina se pueden ver los tejados de la ciudad y la bahía de Antalya. ¡Aproveche esta pequeña escapada para ir de compras!
Puertos en Antalya
Puerto
(2)
Este verano realizamos un circuito por Turquía de 15 días, y uno de los recuerdos más agradables que me llevo, acostumbrado a viajar por mi cuenta, es un día que nos tomamos por libre en Antalya. Playita, con chiringuito hasta las tumbonas y precios de las bebidas en las camisetas de los camareros (no eran caras), y un centro histórico coronado con un precioso puerto medieval que que ofrecía unas vistas impresionantes de unas montañas que se desvanecían y aparecían en el mismo día. También es recomendable darse una vuelta por uno de los barcos que constantemente salen de allí.
Monumentos Históricos en Antalya
Anfiteatro de Aspendos
(1)
Aspendos es una antigua ciudad greco-romana, a unos 45 kilómetros al este de la actual ciudad de Antalya. El teatro, construido por el arquitecto local Zenon durante el reinado de Marco - Aurelio, es uno de los mejores conservados del mundo romano: su muro de escena, su cavea se encuentran en excelente estado. Incluso la galería superior de abajo con arcadas se conserva prácticamente intacta hasta nuestros días.
De interés turístico en Antalya
Riviera Turca
A 100 km de Antalya, en Turquía, sobre la Riviera turca, podemos encontrar un lugar paradisíaco que se llama Alanya, entre el mar y la montaña. Yo estuve allí en el mes de octubre de 2008. Disfruta de estas maravillosas vistas y de las impresionantes puestas de sol. Aquí puedes pasar unas maravillosas vacaciones.
Monumentos Históricos en Antalya
Termessos
(4)
Este hermoso sitio arqueológico se encuentra a 34 km de Antalya y tiene una espléndida vista panorámica, a 1000 metros sobre el nivel del mar. Se recomienda abastecerse de agua porque una vez que se llega a la playa de estacionamiento no hay nada. La entrada al recinto es de cinco libras por persona, se paga en la cabina aunque todavía no ha llegado, aún se tiene que recorrer 9 km más antes de llegar al aparcamiento, desde donde se puede llegar al lugar después de una caminata de 500 metros, obviamente bajo el sol de las 12hs y con una temperatura de 40 °! El sitio está abierto de 9 a 19, pero las máquinas para comprar las entradas (o sea, las cabinas) cierra a las 17. A lo largo del camino se pueden ver los restos del Gymnasium. Después del recorrido, durante el cual estará en medio de las montañas, su sudor será recompensado con una hermosa vista. El mejor espectáculo que tenemos, sin embargo, es cuando llegamos al teatro, perfectamente conservado, desde donde se tiene una impresionante vista del valle hasta el mar Mediterráneo frente a Antalya. Después de las fotos y de los vídeos de rigor, se procede a visitar el sitio, pasando por las ruinas del templo de Zeus. Nuestro objetivo es llegar a la tumba de Alcetas, una tumba excavada en la roca a la que se llega después de una corto ascenso, dicha tumba se caracteriza por tener un caballo tallado en la roca. Comenzamos el descenso hacia el estacionamiento, con las aguas abajo, y distinguimos el tiempo de Artemisa, el cementerio norte y la tumba monumental.¡ Una visita absolutamente recomendable!
Reservas Naturales en Antalya
Parque natural Kursunlu
(2)
El Parque Natural Kursunlu está en el distrito central de la provincia de Antalya, el la Región del Mediterráneo. La cascada se encuentra en unos de los afluentes del río Aksu y su ubicación, en medio de un bosque de pinos, es de una belleza realmente excepcional. La zona rural, alrededor del agua, es lugar de ocio y diversión muy agradable para un picnic a sólo veinte minutos del centro de Antalya. Abril y mayo son los meses más apropiados para visitar el parque.
Playas en Antalya
Bahia de las tortugas
(1)
En la costa del mediterráneo de Turquía se encuentra Fethiye,cerca de Oludeniz, Bordum o Kas.Solamente estuvimos un día, pero disfrutamos mucho con su puesta de sol,preciosa.Las vistas aéreas son impresionantes(en ala delta).Aquí os dejo unas fotos.
De interés cultural en Antalya
Playas en Antalya
Chimera
Cirali es famosa por ser la playa a donde la tortuga "Caretta Caretta" migra una vez al año para poner sus huevos. A apenas a 5 minutos al norte de la ciudad existe una curiosidad tectónica que la leyenda ha etiquetado como los fuegos de Quimera. Estos fuegos permanentes son causados por la expulsión de metano y se encuentran en una explanada donde se localizan decenas de estas "chimeneas". En tiempos antiguos, los marineros podían navegar gracias a las llamas, pero hoy suelen ser más usadas para hervir el té
Museos en Antalya
Museo Mevlana
(3)
Bonito monasterio y museo, donde puedes ver muchos objetos de los derviches. En el centro de la mezquita hay una urna que todo el mundo olía. Nos agradó muchísimo que la gente que allí estaba nos explicara su significado, que son reliquias del fundador de los derviches, concretamente pelos de la barba.
2 actividades
Centros Comerciales en Antalya
Centro Comercial Migros
Migros Shopping Center es un pequeño y agradable centro comercial en Antalya con reconocidas firmas internacionales como Zara, Mango, Lacoste y Tommy Hilfiger. Los precios no son precisamente una ganga pero tampoco son caros.
Playas en Antalya
De interés cultural en Antalya
De interés cultural en Antalya
Senderismo en Antalya
Ruta Licia
Día 01. Antalya. Llegada a Antalya traslado al hotel. Situado en una zona peatonal de la parte antigua de Antalya, el hotel Alppasa, de categoría especial. Este hotel es una antigua mansión con habitaciones correctas y bien equipadas. Día 02. Antalya – Çirali. Desayuno en el hotel y a la hora convenida, recogida del coche de alquiler entregado en el hotel por personal de la compañía de alquiler de coches e inicio de la ruta. Recomendamos visitar Aspendos, con uno de los mejores teatros de Anatolia. Continuación a Thermesos, situado en un emplazamiento especial y que se ha de estar dispuesto a caminar un poco para acceder al pequeño anfiteatro situado en un lugar estratégico en la cima de una montaña. No hay que olvidarse de visitar la necrópolis con gran cantidad de sarcófagos y que esta pocos pasos del aparcamiento. Fue una ciudad de Pisidia, famosa por su inexpugnabilidad como fortaleza, tanto natural como artificial. Estaba situada en un monte de las montañas Tauros a la entrada de un valle atravesado por el río Catarrhactes, y era un nudo de comunicación esencial entre Pisidia, Panfilia y Licia. La cima de la montaña sobre la acrópolis se llamaba Solimo y los habitantes de la ciudad se llamban solimios, y no eran griegos sino pisidios. Se trata, cosa bastante rara en la época, de una ciudad situada a una altitud de 1050 m, en una meseta entre dos cumbres de los montes Güllük, antiguo monte Solimo). La vía que la cruzaba pasaba por una garganta muy estrecha que podía ser defendida por pocos hombres. Sus orígenes son mal conocidos. La tradición dice que fue fundada por Belerofonte, pero otra tradición afirma que su fundador fue Aquiles. Sus primeros habitantes, que se hacían llamar solymoi, eran pisidios que vivían de la ganadería, del cultivo de la aceituna, pero también del bandolerismo lo que les dio una reputación execrable. En 334 a. C., Alejandro Magno, pudo entrar en la garganta, pero vio que no podría tomar la ciudad y continuó su marcha, pero quemó en represalia los campos de olivos. Continuación a Çirali, en estas playas vienen a desovar las tortugas caretta-caretta. Noche en el hotel Arcadia1. 5 bungalós de madera correctamente equipados entre extensos jardines de vegetación exuberante con árboles de mango, lima y olivos entre otros, permite un descanso y desconexión difíciles de encontrar. Día 03. Çirali. Desayuno servido en el jardín del hotel enfrente del mar y totalmente personalizado. Continuación de las visitas en las que podréis conocer Phaselis, a unos 30 kms., fue una de las ciudades más importantes de Lycia, localizada en un enclave de gran belleza natural. La ciudad fue establecida por los rodios en el año 700 a. C. Debido a su ubicación en un istmo que separaba dos ensenadas, se convirtió en la ciudad más importante de Licia occidental y un importante centro comercial entre Grecia, Asia, Egipto y Fenicia, aunque no perteneció a la Liga Licia. La ciudad fue tomada por los persas después de que conquistaron Asia Menor y más adelante tomada por Alejandro Magno. Tras la muerte de Alejandro, la ciudad permaneció en manos egipcias desde el año 209 a. C. hasta el 197 a. C., bajo la dinastía de los Ptolomeos y con la conclusión del tratado de Apamea fue entregada al reino de Rodas, junto con las otras ciudades de Licia. Desde el año 190 a. C. hasta el 160 a. C. permanecieron bajo hegemonía rodia, pero después del año 160 a. C. fue absorbida por la confederación licia bajo el dominio romano. Faselis, como Olimpos, estaba bajo una amenaza constante de los piratas en el siglo I a. C. En el año 42 a. C. Bruto hizo que la ciudad se uniera a Roma. Durante el período bizantino, la ciudad se convirtió en un obispado, aunque en el siglo III, su conveniente bahía había caído bajo la amenaza de los piratas de nuevo. De manera que empezó a perder su importancia, sufriendo ulteriores pérdidas a manos de los barcos árabes, hasta que empobrecieron totalmente la zona en el siglo XI. Había un templo de Atenea en Faselis, donde se exponía la lanza de Aquiles. Fue el lugar de nacimiento del retor y poeta Teodectes. También era famoso por sus rosas, de las que se extraía esencias. Cuando losselyúcidas comenzaron a concentrarse en Alania y en Anatolia como puertos, Faselis dejó de ser un puerto de importancia. Desde Çirali, en un corto paseo por la playa nos lleva a Olimpos, donde se puede visitar sus ruinas. Noche en el hotel. Día 04. Çirali - Kas. Desayuno y salida hacia Kas. Recomendamos la visita de Myra con sus famosas tumbas licias excavadas en la roca y su teatro romano bien conservado. A pesar de que los restos de una antigua muralla permiten remontar su origen al menos hasta el siglo V a. C., no se conservan registros escritos sobre la ciudad hasta el siglo I a. C., donde es mencionada como ciudad integrante de la Alianza Licia; un tratado que implicaba también a las ciudades de Janto, Tlos, Pinara, Patara y Olympos, y que estuvo vigente desde el 168 a. C. hasta el 43 d. C. De acuerdo con el geógrafo griego Estrabón, en aquella época Myra ya era una de las ciudades más grandes de la alianza, llegando incluso a ser la capital. La ciudad de Myra, como todo el pueblo licio, estuvo bajo influencia griega desde el siglo IV a. C. Fue convertida en satrapía en la época de Alejandro Magno y fue disputada por distintos imperios de la época, con la excepción del período de independencia de la Alianza, que finalizó tras la incorporación de Licia como provincia del Imperio romano en el año 43. Durante la época romana el puerto de Myra adquirió una notable importancia como punto de reabastecimiento de las naves romanas, especialmente de las que viajaban con destino a Alejandría. Por el puerto de Myra pasaron Germánico y Agripina en el año 18, San Pablo en el año 60, y Adriano en el 131. Tras la absorción romana, el cristianismo penetró en tierras licias, y en el siglo IV, Myra tuvo como obispo a Nicolás de Myra, también conocido en occidente como Nicolás de Bari, o simplemente como San Nicolás, quien en su afán por erradicar el paganismo, ordenó demoler varios de los edificios más representativos del culto antiguo, incluyendo el templo de Artemisa. La ciudad albergó en la antigüedad varias de las construcciones más importantes del pueblo licio, destacando el desaparecido templo destinado a la diosa Artemisa, protectora de la ciudad, y considerado en su tiempo el más grande y bello de Licia. Myra también posee el mayor teatro romano de la región, cuyos restos aún se conservan. La ciudad posee dos monumentales complejos de tumbas rupestres, excavadas en dos emplazamientos distintos: uno sobre el anfiteatro romano, y otro en una colina cercana, cuyos restos reciben el nombre de necrópolis del río. La mayoría de las tumbas están fechadas en el siglo IV a. C., y estuvieron decoradas con relieves y policromía. Otro de los edificios más representativos es la iglesia de San Nicolás, de estilo bizantino, y que aún contiene el sarcófago donde fueron enterrados los restos del santo —éstos fueron trasladados posteriormente a Italia—. El templo original es del siglo VI, aunque fue reconstruido en el siglo IX y nuevamente en el XI. El culto a San Nicolás; un santo famoso por su caridad, se extendió entre los siglos VI y XI, especialmente en oriente y Rusia, convirtiendo esta iglesia en un centro de peregrinación. También se le atribuyen a este santo numerosos milagros y varias leyendas que desembocaron en la aparición del mito de Santa Claus. Llegada a Kas y alojamiento en el hotel Hera. Día 05. Kas. Desayuno. Aconsejamos la visita de Kekova, situada a dos horas en barco de Kas o bien desplazándose con el coche a Uçagiz para tomar una barca y hacer un recorrido para visitar la zona, así como un recorrido a pie para aproximarse a los sarcófagos licios de Teimiussa. El nombre Kekova describe la región que comprende la isla de Kekova, los pueblos de Kaleköy y Üçağiz y las tres ciudades antiguas de Simena, Teimussa y Tersane. La región fue declarada una Zona Especialmente Protegida en 1990 para proteger la riqueza natural, cultural y geográfica de la isla de Kekova y la costa circundante. La primera panorámica se encuentra a la salida de la bahía de Üçağiz. Justo al final del pueblo hay una zona llena de sarcófagos que pertenecieron a la antigua ciudad licia de Teimussa, se pueden visitar a pie desde el pueblo y son de acceso libre Kaleköy, un pueblo muy pintoresco al que solo se puede llegar a pie o en barco. Cuenta con un sarcófago parcialmente sumergido en el mar, que probablemente será el más fotografiado y es el símbolo del parque nacional de Kekova. Kaleköy está coronado por una fortaleza bizantina construida en la Edad Media para combatir a los piratas que anidaban en Kekova, cuenta con vistas panorámicas desde la cima. El área de Kekova y Simena es uno de los lugares más bellos e interesantes de toda la costa Mediterránea. Como consecuencia de los movimientos tectónicos que provocaron el levantamiento de la cadena de los montes Tauro, la isla de Kekova fue invadida por las aguas y la ciudad de Simena quedó sumergida en el mar. Justo en frente de Kaleköy se hallan los restos de la ciudad sumergida de Simena, que durante el siglo V a. de C. fue un importante centro comercial. Protegido por la isla de Kekova, su gran puerto era un punto seguro frecuentado por los navegantes, que se refugiaban aquí durante las grandes tempestades del Mediterráneo. Noche en el hotel. Día 06. Kas - Dalyan. Desayuno y salida hacia Dalyan. De camino se puede visitar Patara con su playa de 12 km. y sus restos arqueológicos. En Fethiye se goza de un gran ambiente internacional y es una de las únicas ciudades donde podrá encontrar sarcófagos en las calles de la época prerromana. Dalyan conserva el encanto de la comunidad agrícola que fue, la vida gira alrededor del río Dalyan Çayı que fluye más allá de la ciudad. Los barcos que surcan arriba y abajo el río, navegan por el laberinto de cañas y son el medio preferido de transporte por locales y visitantes. Por encima de los escarpados acantilados del río se pueden observar las tumbas licias cortadas en la roca, alrededor del siglo iv a. C. El yacimiento arqueológico de Kaunos merece ser visitado a primeras horas de la mañana o ultimas de la tarde. Día 07. Dalyan - Dalaman - Estambul. Desayuno y salida hacia el aeropuerto de Dalaman. Devolución del coche de alquiler y vuelo a Estambul. Llegada y traslado privado al hotel Antik. Día 08-09. Estambul. Desayuno. Días libres para conocer esta ciudad. Fue la capital del mundo civilizado durante muchos siglos y aún hoy sigue considerándose, si no la cabeza, el corazón del país. Metrópolis vetusta pero gloriosa, en ella se ejemplifica literalmente aquello de estar entre Europa y Asia, entre oriente y occidente. Centro importantísimo a lo largo de la historia en el que se han mezclado pueblos y culturas diversas, cruzada por las grandes caravanas comerciales y con un interés estratégico muy grande a lo largo de la historia. En el estrecho del Bósforo se encuentran las aguas del Mar Negro y del Mar de Mármara, que a su vez conecta con el Mediterráneo. Durante varios miles de años, hasta la construcción del primer puente sobre el Bósforo (el año 1973) el único medio de transporte entre los dos lados, es decir entre Europa y Asia, era el barco. Actualmente, distintos puentes unen los distintos barrios de la gran urbe. Durante el imperio romano, Estambul pasó a ser -bajo el mandato de Constantino- la gran y bella Constantinopla, capital del imperio del este (conocido como el imperio bizantino) que permaneció imperturbable, mientras los bárbaros conquistaban, hacia el año 400dC, el resto del imperio romano. Lo que convierte esta ciudad en una amalgama de sensaciones indescifrables, de recortes inclasificables, es el constante cruce de culturas y de gente que ha pasado por sus calles. Su localización, incomparable para el comercio, la hizo casa de árabes, persas y pueblos nómadas, y todos ellos dejaron sus particulares y personales huellas. Finalmente, en el año 1473 los turcos otomanos conquistaron la ciudad (después de días intensos de luchas y de saqueos) y de esta manera se inició su “segundo gran momento histórico”. Desde entonces, Constantinopla pasó a llamarse Estambul. El imperio otomano (aunque sería mejor llamarlo califato otomano) fue la última gran potencia musulmana. Su dominio acabó con una gran crisis provocada por el colonialismo occidental. Este imperio era una extraordinaria cuna de culturas, donde convivían gente de distinta raza y cultura. Blasco Ibáñez, que visitó la ciudad el año 1907, antes de la caída del imperio, decía: “Por interesante que sea el futuro, no llegará a serlo tanto como el presente. La Europa occidental, con sus ciudades cómodas y uniformes, no podrá borrar de mi memoria el recuerdo de esta aglomeración de razas, lenguas, colores, libertades inauditas y despotismos irresistibles, que ofrece la metrópoli del Bósforo“. La historia de Estambul, y de Turquía, está ligada a un nombre: Suleyman el Magnífico, bajo el dominio del cual el califato otomano llegó a su máximo esplendor. Suleyman consiguió la expansión del imperio hacia los Balcanes, el Oriente Medio y el Mediterráneo. La mezquita de Suleyman es la más grande de Estambul, levantada en tan solo siete años (entre 1550 y 1557). Su “constructor”, Sinan, era conocido como “el arquitecto que trabajaba sin la ayuda de planos”. Dentro del recinto se encuentran siete escuelas teológicas, una escuela de medicina y un hospicio para pobres. La belleza del conjunto resulta apabullante, especialmente por sus estructuras edificatorias. La mezquita está ubicada en el llamado “Cuerno de oro”. Se trata de un maravilloso puerto natural que ha tenido mucho que ver con la prosperidad de la ciudad. El cuerno se extiende a lo largo de unos 8km, desde la apertura del Bósforo a la entrada del valle de la ciudad. Sus características la convierten en un emplazamiento extraordinario, ya que no sufre ni marejadas ni corrientes. El puerto del Cuerno de Oro se utiliza desde los inicios de la ciudad. Si se sigue la “ruta de les mezquitas”, la segunda construcción es la Mezquita Azul, construida durante el califato del sultán Ahmet I. Este califa subió al trono a los catorce años, y gobernó, con gran aceptación popular, hasta los 28 años. Murió supuestamente de cáncer, unas semanas después de ser inaugurada la mezquita (está enterrado en ella). El lugar elegido para la construcción, fue el centro de la ciudad, en el mismo sitio donde en tiempo de los romanos había un hipódromo. Asimismo, el monumento más célebre es, posiblemente, Santa Sofía, iglesia de la divina sabiduría, que es considerada la obra más grande y sagrada de la época bizantina. Santa Sofía se utilizó como iglesia des de la inauguración el año 537, hasta que fue conquistada por los turcos en el año 1453. Desde aquel momento se hizo servir como mezquita. En 1934 se empezó una profunda restauración, y hoy en día es museo. Santa Sofía es la obra final de distintas y sucesivas construcciones que emprendieron los emperadores Constantino, Teodosio y finalmente, Justiniano, al cual debemos el resultado final. El palacio de Topkapi fue la sede administrativa del califato otomano. Sin duda se trata de uno de los grandes lugares históricos imprescindibles en cualquier visita a la ciudad. Después de la toma de Estambul, el sultán Fatih Mehmet residió, durante un tiempo, en un palacio bastante más pequeño cerca del Gran Bazar. Entre los años 1475 y 1478 mandó construir encima de las ruinas de la antigua ciudad romana, los edificios que serían las raíces del que después se conocería como Palacio Topkapi. El palacio tiene una de las colecciones de arte más ricas del mundo, después de los Haubsburg de Austria y los zares de Rusia. Después de la visita a les tres grandes construcciones religiosas de la ciudad y el Topkapi, el viajero puede disfrutar de un buen rato paseando por el Gran Bazar, fundado por el sultán Mehmet II. Durante su larga historia, ha sido destruido varias veces debido a los incendios. En el año 1954 fue reconstruido según los planos originales. El bazar es una auténtica ciudad dentro de otra ciudad. Según un sondeo que se hizo el año 1880, el bazar tenía 4399 tiendas, 2195 talleres, 497 telares, 12 almacenes, 18 fuentes, 12 mezquitas y una escuela primaria. Parece ser que el número de establecimientos es, más o menos el mismo que antes, aunque tengamos que añadir la multitud de restaurantes y cafeterías que se han ido añadiendo. El nombre de las calles se corresponde, para su buena organización y orientación, con los productos que venden los tenderos pero, aun con esta aparente organización, su laberíntica disposición hará que sea muy fácil “perderse” con gusto en él. El barrio de “Pera” fue el barrio más europeo durante la época otomana. Ocupaba un terreno que se extendía hasta más arriba del monte del Gálata. Los comerciantes ricos se construyeron aquí sus casas, y los colonos sus palacetes. Todos estaban dispuestos alrededor de una gran avenida que después se conoció bajo el nombre de “Grand Rue de Pera” y, posteriormente, como Istiklal. Esta calle de más de 2km es otro lugar donde realizar compras, además de poseer una agitada vida nocturna. El extremo opuesto a Pera es Ortakoy, el barrio popular y pesquero por excelencia, ubicado al lado del puente colgado sobre el Bósforo. Se caracteriza por la abundancia de cafeterías y de restaurantes especializados en pescado que se suceden a lo largo del paseo marítimo. Los domingos hay un mercado de segunda mano, que puede resultar muy interesante para los viajeros “cazadores de tesoros”. Día 10. Estambul - Madrid o Barcelona. Desayuno. Traslado al aeropuerto y vuelo de regreso.

Cosas que visitar y que hacer en Antalya

Una de las primeras cosas que visitar en Antalya es su casco histórico, Kaleici. Actualmente ha sido restaurado y es el centro turístico de la ciudad por excelencia, donde abundan los hoteles, bares, clubes, restaurantes y tiendas. Kaleici mantiene gran parte de su carácter histórico gracias a su fiel restauración que obtuvo el premio Manzana Dorada. Es un lugar que hay en Antalya para disfrutar del ocio y de la historia, una mezcla de sentimientos e historia.

Otra de las cosas que ver en Antalya son sus edificios islámicos, como por ejemplo Karatay Medresesi, Ahí Yusuf Mescidi, mezquita Iskele y sus numerosas mezquitas como son Murat Paşa, Tekeli Mehmet Paşa,Balibey, Musellim, Seyh Sinan Efendi, Osman Efendi y la Alaadim, considerada el símbolo de la ciudad. También son importantes los Han, posadas selyúcidas u otomanas: Evdir Han, Kırkoz Han, Alara Han and Castle y Sarapsu Han. Si dispones de mucho tiempo, una de las cosas que hacer en Antalya es visitarlas y conocer su historia.
La Puerta de Adriano es uno de los lugares que ver en Antalya más imponentes. Se trata de un arco de triunfo construido en nombre del Emperador romano Adriano. Se conforma de tres puertas con mucha leyenda. Es considerada la puerta más hermosa que ver en Antalya en la región de Panfilia. La parte superior posee tres aberturas en forma de cúpula y, a excepción de los pilares, está construida totalmente en mármol blanco.

Además, encontrarás muchos otros sitios que ver en Antalya, museos, parques, jardines...y un sinfín de lugares de los que disfrutar.