Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Petra?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Petra

59 colaboradores

22 cosas que hacer en Petra

Ruinas en Petra
Petra
(59)
Si vas a Petra, no dejes de ir con tiempo y con ganas de caminar. Si no lo haces, de hecho, te arrepentirás. Porque lo más espectacular del lugar es caminar, caminar y caminar. Y llegar hasta lo que llaman "el fin del mundo". Vale, es verdad que de esos hay muchos... Pero este es también tremendo. Justo antes, te encuentras con "El Monasterio". Una tremenda fachada "tallada" en roca que no tiene nada que envidiar al popular Tesoro. Sólo que está más lejos y que no todos suben. Cierto es que también puedes llegar en burro (si te atreves, que es para ver por dónde se meten), pero el lugar es tan increíble... Además, hay un puestecito de refrescos y té regentado por una española donde te puedes refrigerar tras la caminata (casi una hora a buen ritmo y cuesta arriba, claro). Como se te ocurra acercarte con tacones lo llevas claro...
1 actividad
Cañones en Petra
Siq
(10)
El Siq es un desfiladero absolutamente espectacular al que se accede tras caminar durante un buen rato desde la entrada a Petra y que finaliza con la espectacular fachada de El Tesoro, la zona más conocida de esta ciudad nabatea. Para el turista, pasear por el Siq es de esas cosas que no tiene precio. Abrumado por la inmensidad de las paredes rojas que le rodean y bajando, normalmente, rodeado de cientos de turistas, la sensación es casi inenarrable. Se nota que se trata de un sitio especial. El tiempo que dura ese kilómetro y medio serpenteado es tiempo de admiración y sorpresa. De comprensión sobre las razones por las que ese lugar permaneció oculto durante tanto tiempo y de fascinación sobre la inexpugnabilidad de esa ciudad durante siglos gracias a su situación geográfica.
Monumentos Históricos en Petra
El Tesoro
(14)
Sin duda, El Tesoro es lo más conocido de Petra. Y su fama, en parte, se la debe a Indiana Jones y la Ultima Cruzada. Bueno, para ser sinceros, su fama se la debe a su belleza pero su popularidad se puede achacar al señor Jones. Lo cierto es que, tras caminar durante un buen rato por el Siq, ver cómo va apareciendo El Tesoro ante tus ojos es una experiencia de lo más impresionante que he vivido. Tiene algo especial. Desde el color, que cambia durante el día de un tono más amarillento a uno más rosa según le va dando el sol, hasta su solemnidad. Da igual que estés rodeado y acompañado de multitudes haciendo fotos, vendiendo cosas o incluso estorbando. Da igual. Lo cierto es que uno se puede quedar ahí mirando y mirando, asombrado. Y uno tiene la curiosidad de acercarse y adentrarse en su interior. Aunque luego te arrepientes (dentro no hay nada más que un vacío enorme). Pero abruma saber que eso era la puerta de entrada de la ciudad nabatea. Y abruma más saber que está todo por descubrir. Que debajo hay mucho, que alrededor hay más. Que los terremotos y el tiempo han ocultado todo lo que allí existía civilización tras civilización. Y que te quedan horas y horas de paseo por Petra. Porque, amigo, El Tesoro es sólo la entrada. Luego comienza la exploración.
1 actividad
Ciudades en Petra
Petra de noche
(8)
Merece mucho la pena, impresionante. Sólo necesitas una conbinación de una buena hora, tiempo, energías y será de los mejores destinos en mucho tiempo. La hospitalidad del beduino auténtico es muy grande. Me ofrecieron cenar en su cueva, justo al lado de las ruinas. Entonces primero disfrutamos del mejor sunset que habré experimentado en Jordania, después con la noche en los talones llegamos a la cueva de uno de los beduinos que aún teniendo casa en la ciudad beduina no cambiaba la cueva por nada del mundo. Empezó a llover y nosotros estábamos al lado del fuego en la entrada de la cueva, que también estaba cubierta por la roca rojiza. Tomámos mucho té bien dulzón como les gusta a ellos mientras se formaba un río y crecía justo a 20 metros más abajo de nuestro nivel. Me invitaron a quedarme a dormir y acepté sin pensármelo ya que tenía que ser una experiencia inolvidable y así fue. Estuvimos fuera encima de un colchón disfrutando del fuego y anis con agua después de la cena hasta las tres de la madrugada hablando del mundo árabe y occidental, de lo caro que está el mundo o de lo poco que se necesita para vivir; fue una clase más de humildad y hospitalidad. Para dormir para mí fue un lujo ya que me muevo en estos terrenos. La cueva era cuadrada 6 metros por 6. Tanto el suelo como las paredes como era típico estaba tapado por alfombras que convertía el agujero rojo en un hogar. Unas 5 colchonetas habría para acomodarse para covijar a cuantos quieran y una decena de mantas para no pasar frío. La cueva tenía puerta, por lo que taparón la entrada con ladrillos y una puerta para mantener al frío y animales curiosos y hambrientos fuera. Al día siguiente me marché bien a la mañana. La lluvia había cesado horas antes y el río desapareció. Subí la montaña rojiza, llegué al punto del sunset y seguí en solitario hasta salir afuera después de dos horas por los valles. Esto de disfrutar estos parajes tan poblados de turistas en solitario le dá al lugar un plus de todo. Si quieres hacerlo en solitario sólo tienes que quererlo, pensar, preguntar y lanzarte. En este sitio ya se ha perdido gente y se puede activar el wikilock (una aplicación para grabar tus paseos por GPS) antes de salir para después saber cómo volver. No pondré mas fotos sobre la ubicación de la cueva ya que podrían ser perseguidos por la policía local y multados. Suerte!
De interés cultural en Petra
Siq al-Barid (Little Petra)
(4)
A 15 km al norte de Petra existe otra Petra en miniatura, sin turistas y casi desconocida. No es tan espectacular como la Gran Petra pero si un pequeño preámbulo de la misma. Te adentras en ella por una angosta falla denominada el pequeño Siq y una vez atravesada ésta aparece la fachada de una monumental tumba y gran cantidad de estancias cavadas a un lado y a otro del estrecho valle. Antiguamente era un lugar de hospedaje de caravanas de camellos antes de llegar a Petra. La entrada a esta pequeña Petra es gratuita y se puede llegar desde ella andando hasta el Monasterio de Petra o hasta el centro de Petra. Yo esta excursión no la hice porque requiere la ayuda de un guía, ya que encontrar este camino resulta difícil, además de que tienes que tener una entrada válida para Petra que en Wadi Al-Barid no te la facilitan.
Ruinas en Petra
El interior de Petra
(4)
Pasear por Petra da para horas y horas. Tras el Tesoro y antes de llegar a la bifurcación que te puede llevar hasta la ruta de El Monasterio o hacia la Tumba de Aarón, te puedes parar a disfrutar de las escenas cotidianas de por allí. Porque no es el sitio turístico habitual. Allí viven un montón de familias beduínas, nómadas, que han encontrado su sitio en las cuevas y tenían un acuerdo con el rey de Jordania para estar por allí, aunque ahora se está enfriando la cosa.
1 actividad
De interés turístico en Petra
Entrada a Petra
(3)
Una vez pasas la puerta de acceso de Petra (vale unos 20 dinares por día aunque se pueden comprar entradas con descuento para varios días), hay un camino de cerca de una hora en el que ya puedes apreciar la belleza del lugar. Si no te apetece andar, siempre puedes bajar hasta el Siq en caballo o en burro, aunque merece realmente la pena el paseo. Se trata de un aperitivo ante lo que queda por ver, pero ya en sí mismo es realmente fascinante.
Ruinas en Petra
Tumbas reales
(4)
Una vez te adentras en Petra, tienes muchas opciones. Tenemos la errónea percepción de que Petra es sólo la típica fachada de El Tesoro, pero hay mucho más por dentro. De hecho, lo ideal es tener varios días para recorrer toda su inmensidad. Una de la rutas más habituales es la que te lleva por las ruinas romanas hasta El Monasterio. En el camino, justo al lado del Teatro Romano, se encuentran las Tumbas Reales. Un montón de vanos en la inmensidad de las paredes rojas que albergan tumbas ancestrales. Si tienes un buen día, es un lugar ideal durante el atardecer por la iluminación que reciben.
2 actividades
Monumentos Históricos en Petra
El transporte en Petra
(3)
Al llegar a Petra nunca te falta quien se ofrezca a llevarte, ya sea en burro, caballo, dromedario, e incluso algún destartalado vehículo tirado por una mula. El camino no es tan largo ni tan difícil como te cuentan pero es lógico que algunos turistas se suban a un animal para no tener que sudar la camiseta. En el camino el olor y los desechos nos indican que son muchos los que pican. Sinceramente, merece la pena recorrer aquellos lugares a pie. Caminas plácidamente por un callejón a veces bastante estrecho, que te lleva a la antigua ciudad, y, en el momento menos pensado puedes encontrarte de frente con uno de estos desvencijados vehículos. Todos llevan ruedas de caucho de modo que nunca sabes si lo que te viene de frente es un caballo o un carricoche, que suele pasar bastante acelerado, sin duda pensando en el próximo cliente. De cualquier modo se los contempla con curiosidad, como una imagen más de las muchas que puedes encontrar en Petra.
Miradores en Petra
El fin del mundo en Petra
Desde El Monasterio, aún se puede seguir subiendo. Y hay que hacerlo, claro. A pocos pasos, uno se encuentra con un curioso cartel que reza: "Todas las direcciones", "EL fin del mundo". Y como que da miedo al mismo tiempo que se tiene un "deja vu" y se acuerda uno de Finisterre. A la hora de la verdad, todos llevan a una estupendas vistas del valle de Araba. Tremendas. Uno de esos lugares en los que te puedes quedar a mirar pasar la vida. Sobre todo, si te encuentras con María, una canaria que vive ahora con los beduínos en Petra y que ayuda en un "chiringuito" con vistas al desfiladero. Una chica fantástica que transmite vitalidad y alegría. No puedes perderte las vistas que hay ahí arriba...
Monumentos Históricos en Petra
El Monasterio de Petra
(4)
No todos los visitantes de Petra llegan hasta el final de la ciudad de Petra. Mas de 800 escalones esculpidos en la roca separan Al-Deir del resto del conjunto monumental. Si impresiona saber que una catedral ha sido construida piedra a piedra, mas impresionante es saber que esta grandiosa fachada de 47 por 48 metros, ha sido excavada de la propia roca. Así lo demuestran los laterales que quedan después de haber rebajado la roca original. Después del esfuerzo físico, necesitas un te beduíno para reponerte y contemplar una de las tumbas que los nabateos construyeron para sus reyes. Sólo se puede comparar la inmensidad de las proporciones si observáis como se ven las personas que se acercan a la entrada. Espero que os impresione como a mi. Por sus dimensiones y por la dificultad para acceder.
2 actividades
Castillos en Petra
Castillo de Shobak
(1)
A menos de una hora al norte de Petra se encuentra el castillo de Shobak, recuerdo solitario de la antigua gloria de las Cruzadas. Construido en 1115 por el rey Balduino I se alza sobre un abrupto y desnudo paisaje dominando todo lo que le rodea a más de 1.300 metros sobre el nivel del mar. Conocida entre los cruzados como Fortaleza de Montreal o Mons Regalis, fue construido como defensa del camino entre Damasco y Egipto. Restaurado por los mamelucos en el siglo XIV se conservan de aquellos tiempos inscripciones árabes que podemos ver talladas en torres y paredes. El castillo es especialmente imponente visto de lejos y sus alrededores son muy hermosos y pintorescos con pequeñas aldeas típicas y campos de frutales. Un bello paisaje que se vislumbra desde lo alto del cerro donde está construida la fortaleza.
Miradores en Petra
(2)
Teatros en Petra
Anfiteatro greco-romano
(1)
La ciudad sagrada de Petra, fué encontrada por el explorador suizo J. Ludwig en el año 1812, recorriendo estos impresionantes senderos entre las montañas de piedra. Petra fue construida alrededor del siglo VI a.C. Por los Nabateos durante el Imperio Persa y declarada Parimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1985. Los Nabateos eran Beduinos que vivían del comercio de especias como mirra e incienso así como de plantas aromáticas, pero en el año 60 a.C. La ciudad de Petra fue conquistada y anexionada al Imperio Romano, aunque en el año 551 un gran terremoto destruyó casi toda la ciudad,lo que ocasionó que Petra nunca más fuera habitada. Pero antes de este horrible suceso, fué construido este anfiteatro greco-romano, con una capacidad para más de 4.000 personas. La construcción de este anfiteatro, aunque atribuida a los romanos, es puesta en dudas, aunque se dice que fué construido por ellos tras derrotar a los nabateos,puede ser que fuesen también los Nabateos quienes lo construyesen en la época de Cristo.
2 actividades
Mercadillos en Petra
Mercadillo en Petra
(1)
Las compras son una parte importante del viaje. Es una forma de contribuir con la economía del país y una manera de hacerse con un pequeño “trozo” del lugar que visitamos y mantener vivo el recuerdo del viaje, yo siempre procuro comprar cosas que no forman parte de la naturaleza o medioambiente y a los niños no les compro por norma. Vale la pena darse una vuelta por las tiendecitas de Petra. En ellas podrás encontrar mosaicos, teteras y figuras de cerámica , alfombras, artículos de cuero, figuras talladas en madera de olivo, cristal hecho a mano, joyería beduina en plata, especias, todo a muy buen precio, si se te da bien el regateo, los vendedores ya lo tienen en cuenta y los precios iniciales suelen ser un poco más elevados. En las tiendas encontrarás .
Miradores en Petra
Al-Khubtha
Para mi gusto, subir a este monte es la mejor opción de trekking en Petra... El resultado de este recorrido, de poco mas de media hora, es ver el Tesoro desde arriba. El camino sale desde las Tumbas Reales, la subida esta totalmente escalonada por lo que lo hace accesible a todo el mundo. Lo mejor, es que casi nadie hace esta ruta, podremos relajarnos tranquilamente con este impresionante monumento.
Senderismo en Petra
(1)
Hamman Turco en Petra
Salomé Turkish Bath
(2)
Después de la visita a Petra nada mejor que una buena experiencia en el Salomé. Baño turco, masaje exfoliante, piscina helada, masaje relajante... Toda una experiencia. Tras la sesión completa un delicioso té, todo bien ambientado al más puro estilo Oriental. Música ambiente, trato exquisito, cordialidad y simpatía. Está situado frente al Hotel Alanbat II , a unos metros de la entrada de Petra.Tiene recogida en hoteles gratis y el coste es de unos 20DJ . Para que las agujetas no te puedan al día siguiente nada mejor que una visita al Salomé. No te lo pierdas¡¡¡

Cosas que visitar y que hacer en Petra

La ciudad rosada: bienvenido a una de las mayores joyas de la arquitectura antigua. Cada año miles de personas visitan los monasterios escavados sobre la roca que hay que ver en Petra. En dos días se puede disfrutar de los 15 kilómetros de extensión que se puede visitar.

Para empezar sería bueno que vieras el Centro de Visitantes, la Vía Sacra o Al-Khaznez. Cuando quieras conocer Jordania lo primero será pensar en qué visitar en Petra. La belleza arquitectónica no tiene precio, por ello ha sido protagonista de múltiples películas, como podría ser Indiana Jones.

Ad-Deir es un monasterio de vistas espectaculares y uno de los monumentos más famosos que hay en Petra. Una zona y 800 escalones te separan de este tesoro de la naturaleza. El Teatro de los Nabateos actúa como un camaleón en pleno desierto, esculpido directamente sobre la roca. Otra de las cosas que ver en Petra es el Altar del Sacrificio, con uno de los mejores miradores que se pueden disfrutar en todo el país.

Entre monumento y monumento te desplazarás a través de la Avenida de las columnas, un camino muy transitado con una serie de columnas de estilo dórico que parece propio de un decorado de piedra. Es otro de los sitios que ver en Petra con mucho encanto.

Por último desde Minube te animamos que complementes las cosas que hacer en Petra visitando las Tumbas reales. Son visibles desde cualquier punto del área. Sin duda, Petra podría formar parte de las siete maravillas del mundo, como muchos solicitan entre los lugares que ver en Petra, anímate a descubrirlo.