Madrid
Experiencias de los viajeros en Chulapos y chulapas
Lamaga

Una de las mejores ocasiones de ver l...

Una de las mejores ocasiones de ver los trajes típicos y los regionales de Madrid es en las fiestas de San Isidro, donde niños y no tanto se visten orgullosos con su mantón de manila, sus claveles y sus chalecos. Si se prefiere ir de "goyesco" se irá con redecilla a la cabeza, falda de vuelo y corpiño ajustado.

No hay que confundir nunca el traje regional de Madrid, que es el goyesco, con el de los chulapos y chulapas. Éste no es en sí un traje regional, sino más bien una forma de vestimenta usual del siglo XIX. El traje de chulapo y de chulapa se estableció por las zarzuelas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, La verbena de la Paloma por ejemplo. El traje de chulapo lleva siempre una chaquetilla o chaleco con clavel en la solapa, pantalones oscuros y ajustados, gorra negra a cuadros, botines y pañuelo blanco al cuello. Las chulapas van con pañuelo a la cabeza con clavel rojo o blanco, blusa blanca y ajustada con falda de lunares o vestido típico de lunares hasta los pies y Mantón de Manila

Contemplar a grupos de chulapos y de goyescos esperando en un semáforo, tomando churros o jugando al fútbol es muy curioso y divertidísimo. A mí personalmente me emociona ver que ciudadanos peruanos, chinos, senegaleses, ecuatorianos y de otros muchos lugares que residen en Madrid, están de visita o tienen hijos ya españoles luzcan divertidos o con orgullo también estos trajes. Para mí esto simboliza aquello que más me gusta de Madrid: su capacidad de recibir a todos con los brazos abiertos. Madrid es de quien la viva, quien la sufra y quien la quiera.
Juan Pablo Muñiz
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Chulapos y chulapas ayudarán a otros.
3,50 sobre 5 (2 votos)
RECOMENDABLE