¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Madrid?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

32 opiniones sobre Parque Quinta de los Molinos

El otoño en la Quinta de los Molinos.

Ahora que la naturaleza se prepara con sus colores para el invierno, es maravilloso pasear por la Quinta de los Molinos. Aunque a mucha gente el Otoño le entristece, a mí me encanta y aunque este parque es muy visitado en primavera para ver los almendros en flor, vale la pena visitarlo ahora que las hojas caen y los árboles y arbustos amarillean. Solitario las más de las veces, me encanta recorrerlo y disfrutar del silencio que allí reina.

Estos días pueden contemplarse en él los acebos en flor, la caída de las hojas del plátano de sombra y muchas flores de temporada en todo su esplendor, además de muchos pájaros que allí habitan preparándose para el invierno de la ciudad.

Leer más
+13

La llegada de la primavera en Madrid

Parecía que había permanecido escondido durante mucho tiempo pero, por fin, ha salido a la luz el secreto que se ocultaba junto a la parada de metro de Suanzes en Madrid: el parque de la Quinta de los Molinos.

Me habían hablado muy bien de él pero no estaba preparada para la maravilla que encontré allí hace un par de semanas, miles y miles de almendros habían florecido para gran delicia de todos sus visitantes.

Y es que, a pesar de ser un parque precioso en todas las épocas del año, lo que lo hace especial es lo que ocurre cada mes de marzo en él, que los aproximadamente 6.000 almendros plantados florecen a la vez. Pueden encontrarse varias zonas completas llenas de estos árboles, lo que ofrece un espectáculo de colores rosados y blancos comparables a la floración de los cerezos en el Valle del Jerte y en Japón y anima a todos los visitantes a sentarse y a contemplarlos durante horas, celebrando un "hanami" improvisado.

Leer más
+9

El espectáculo de los almendros en flor

La Quinta de los Molinos es uno de los jardines más singulares de Madrid, un autentico oasis de paz en medio de una zona alejada del centro de la ciudad. Su fama le viene sobre todo por sus fantásticos ejemplares de almendros y cerezos, que al florecer al final del invierno, ofrecen un espectáculo impresionante con sus flores blancas y rosadas.

+4

El Mediterráneo en Madrid

Es una finca hecha al estilo mediterráneo, pilones, molinos de agua, forma de regadío típica de la huerta valenciana, merendero, lago; el dueño lo donó al ayuntamiento con la condición de cuidarlo tal y como está y el ayuntamiento se lo prometió con la condición de que le dejara construir en alguna hectárea; la conclusión ha sido una mezcla de sabor mediterráneo con edificios modernista, que a mi como me gusta la arquitectura pues tienen su gracia, y ha quedado una mezcla histórico-moderna un tanto curiosa.

Fuera de esto, vale la pena acercarse, hay distintas masas arbóreas yendo del almendro al olivo, al pino, etc, con un laguito tremendamente encantador. Aunque no es grande, en una mañana tranquila se disfruta de maravilla.

Leer más
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos