Te ayudamos a reservar las mejores actividades:

¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Berlín?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Museo Judío de Berlín

+42
+49 30 25993300
+49 30 25993300
Teléfono
No esperes para reservar las actividades
river@river_header_activity
Entradas
Berlín WelcomeCard
(910)
20
Ahorra
Entradas
Berlin Pass
(9)
99
Ahorra

15 opiniones sobre Museo Judío de Berlín

Continente con contenido

En las últimas décadas, los museos se están dando cuenta de que para explicar la historia hay mejores formas que mostrar un mapa o exponer una maqueta. Si esta tendencia es cierta podríamos considerar a este museo uno de sus primeros y mejores exponentes en el mundo.

El Museo Judío abrió sus puertas en 1999 y desde entonces, muchos otros han seguido su ejemplo, tales como el Museo del Levantamiento de Varsovia (2004) o el Museo de la Paz de Hiroshima (2008).

A todos ellos los podríamos considerar museos vivos, cuya propuesta arquitectónica es tan importante como lo que contienen y en los que el visitante debe salir con la sensación de haber “sentido” más que con la de haber “aprendido”.

Leer más
+3

Un museo para sentirlo

El Museo Judío de Berlín es bastante interesante por el hecho de que no es tanto educativo sobre los hechos que tuvieron lugar durante la Segunda Guerra Mundial sino porque trata de imbuírte de la sensación que tuvieron los judíos con la persecución creciente. El techo está desequilibrado, los pasillos están inclinados, se tuercen, se estrechan, se oscurecen… Hay varias salas donde trata de transmitirse esa sensación de inestabilidad. En la Torre del Holocausto, por ejemplo, nos encontramos en una sala con el techo elevado, totalmente a oscuras, iluminada tenuemente a través de un tragaluz con forma de rendija. Está cerrada herméticamente, por lo que el único sonido dentro es el escaso que proviene del exterior desde dicha rendija. Realmente embriagador y espectacular. La segunda parte de la visita se realiza por la parte antigua del museo, en la que se nos cuenta la historia del judaísmo desde el principio de los tiempos hasta la actualidad.

Leer más

Un paseo necesario por la historia

Antes que nada, decir que el Museo Judío de Berlín es inmenso y que necesitas, para poder visitarlo con tranquilidad, toda una mañana - o más.

Dicho esto, hacer una visita rápida también es posible - aunque tal vez lo de "rápida" suponga en este caso más de dos horas. Lo más interesante del museo, a nuestro juicio, son las exposiciones de la planta inferior donde se cuenta la historia del Holocausto, y también las instalaciones de las que puedes participar. Las plantas superiores hablan sobre la cultura judía y puede que se hagan un poco más pesadas, pero si se tiene tiempo tienen también su interés.

Leer más
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos