¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Berlín?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Puerta de Brandenburgo

+377
No esperes para reservar las actividades
river@river_header_activity
Tours y visitas guiadas
(4.051)
13
Con descuento
Tours y visitas guiadas
(1.248)
Gratis
Tour gratis
Tours y visitas guiadas
(481)
23
Con descuento
Tours y visitas guiadas
(177)
22
Excursiones
(2)
390
Tours y visitas guiadas
(16)
12
Con descuento

138 opiniones sobre Puerta de Brandenburgo

La puerta de Europa

Este arco de 20 metros de altura se levantó durante el reinado del gran káiser Federico Guillermo II, influenciado por el gusto neoclásico que traía a la entonces Prusia los propileos de la Acrópolis ateniense, llenando sus recios muros de escenas mitológicas y sustentándolo con fuertes columnas dóricas.

Arriba del todo se encuentra la escultura de una cuadriga que representa a la diosa de la Paz que pronto se convirtió en objeto de deseo, por su simbolismo, de todos lo que ansiaban conquistar la poderosa Prusia.

Como por ejemplo Napoleón, que confiscó la estatua como botín de guerra de Francia, país que tuvo que devolverla años más tarde.

Leer más
+4

El rincón más famoso de Berlín

La Puerta de Brandenburgo es el monumento que todo el mundo conoce y asocia con Alemania, como la Torre Eiffel para Francia o el Big Ben para Inglaterra.

Pero la Puerta de Brandeburgo no es tan famosa por el monumento en sí, ya que si te fijas, no es nada del otro mundo, sino por lo que significa. Es el símbolo de la reunificación alemana y desde la caída del muro, el lugar en el que se celebran los actos más importantes, desde festivales, conciertos y sobre todo la fiesta de Año Nuevo.

De estilo neoclásico, está coronado por una cuadriga de cobre que ha tenido un recorrido muy largo. Fue robada y llevada a París por Napoleón, luego recuperada, destruida durante la guerra, sustituida por una réplica y oxidada durante la separación. Hoy día luce de maravilla.

Leer más

Uno de los grandes símbolos de la ciudad

Cuando uno llega a Berlín, más si cabe uno que es medio andaluz —también me vale si ese mismo fuera de Bilbao—, espera, deseoso, poder ver la famosa Puerta de Brandenburgo; puerta que debería ser de grande, al menos, como un par de Santiagos Bernabéus, unidad de medida básica utilizada por cualquier exagerado que se precie de serlo.

Muy bien, nada más lejos de la realidad. Para que os hagáis una idea, si el alemán prototípico midiera un par de centímetros más y la mencionada puerta midiera un par de centímetros menos, el primero podría colgarse la segunda como llavero en el bolsillo.

A pesar de la desilusión inicial, la Puerta, cuya construcción finalizó en 1791, es uno de los grandes símbolos de la ciudad y del propio país. Al contrario de lo que se pueda pensar, no es un arco del triunfo sino que es una de las 18 puertas que antiguamente daban acceso a la ciudad.

Leer más
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos