¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Santander?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Bahía de Santander

+382

74 opiniones sobre Bahía de Santander

Conozco pocas ciudades que combinen con...

Conozco pocas ciudades que combinen con tanto acierto la playa y el mundo urbano. Me siento en la arena de cualquiera de las playas de Santander y me parece estar en medio de la nada, entre bañistas y turistas que solo están allí para disfrutar del sol, de las olas del mar con ese balanceo dulzón, del agua salada que cura las heridas de la piel y ayuda a olvidar las del alma.

Pero al salir del territorio arena, inmediatamente comienza el territorio asfalto, con esas avenidas enormes y los paseos de aceras limpias y blancas. A dos pasos de la playa ya da vergüenza llevar un pareo por vestido.

Leer más
+3

Entre las más bellas del mundo

La de Santander es la única bahía de España que esta considerada una de las más bonitas del mundo, y no es para menos. A parte de su gran extensión y profundo agua azul, está rodeada de grandes arenales y de verde por casi todos sus lados.
Desde el paseo de Santander o desde la península de la Magdalena tendremos las vistas más bonitas de la bahía, y desde las alturas de Peñacabarga nos daremos cuenta de su extensión e importancia para la ciudad.

Imprescindible ver el amanecer sobre la bahía para disfrutar de un colorido único.

Paseos por la Bahía sin prisas, sin agobios, disfrutando de un rincón único

Santander tiene una de las bahías más bonitas del mundo, que merece la pena visitar, atravesar en barco y dejarse enamorar por su aroma a mar. Tuve la suerte de tener un buen día para disfrutar de ella. El clima es muy suave, lo que te permite pasear incluso al medio día, algo que no puedes hacer en otros lugares por culpa del calor.
Nosotros empezamos el paseo por la bahía desde el Palacete del Embarcadero, volvimos por la noche para hacer estas fotos nocturnas del edificio. A pocos metros, encontramos la escultura de los Raqueros, en memoria de un grupo de niños humildes que se bañaban desnudos y recogían las monedas que los paseantes les arrojaban.

Leer más
+9

Entre el mar y la montaña

A muchos sorprende que mirar al mar en Santander desde cualquier punto de la Bahía es echar la vista al sur. Al sureste de hecho, lo que convierte este lugar de la ciudad en sitio estratégico para observar el amanecer.

No esperes que el sol en la capital de Cantabria salga por el mar. Cuando el cielo está despejado el astro rey sale por las montañas que están justo detrás del mar. Una pasada de estampa. Si las más altas están encima nevadas es un flipe total. Sea como fuere merece mucho la pena acudir a darle los buenos días.

¿Mi recomendación? Que mires la hora a la que Lorenzo tiene programado llegar –Google te lo dice– y bajes a esperarlo junto al Palacete del Embarcadero (si llueve, sopla el viento o hace frío te puedes resguardar en sus soportales).

Leer más
+4

Un sitio que deja atónito al que menos se sorprende. Un sitio que encandila hasta al más lúgubre de sentimientos. Es un sitio que enamora al más frío.

Esta fotografía situada en el paseo marítimo de Santander es un lugar tranquilo que transmite mucha paz y bienestar. A parte de tener unas vistas increíbles y apreciar lo nuevo de Santander se puede hallar grandes edificios en construcción y construidos al igual que grandes barcos, yates o velas atracados en el puerto.
En el Paseo de la Bahía de Santander se prolonga a lo largo de la costa llegando hasta la primera playa que es la Playa de los Peligros.
Un sitio fabuloso, acogedor, apaciguador y para compartir.

Un sitio que deja atónito al que menos se sorprende. Un sitio que encandila hasta al más lúgubre de sentimientos. Es un sitio que enamora al más frío.

Leer más
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos