Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Alentejo?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Alentejo

791 colaboradores

273 cosas que hacer en Alentejo

De interés cultural en Elvas
Casco antiguo
(22)
El comercio de Elvas suministraba en años anteriores una importante cantidad de café, artículos de lana, mantelerías y porcelana de Macao a los turistas españoles que cruzaban la frontera de Portugal antes de su imcorporación a la CE. Su Pousada ofrecía unos suculentos menús a unos precios bastante asequibles. Hoy en día, Elvas ya no tiene el importante movimiento de épocas pasadas pero mantiene en unas buenas condiciones su centro histórico y, sobre todo, su castillo medieval. El acueducto sigue mostrando su imagen imponente en las afueras del pueblo.
Iglesias en Évora
Capilla de los Huesos
(21)
Emplazado en una capilla aledaña a la Igreja de São Francisco nos encontramos con un auténtico espectáculo macabro. La capela dos Ossos de Évora es una de las más famosas de la zona lusitana, y es que no es para menos. Antes de entrar nos toparemos con una sala/capilla donde (anteriormente) nos daba la bienvenida un Cristo portando la cruz de mirada agonizante. En esa misma sala un pequeño vía crucis de azulejos nos conduce a las puertas del osario. Allí, en el dintel de la puerta los monjes que construyeron aquello nos dan una pequeña advertencia: "Nos ossos que aquí estamos pelos vossos esperamos" (Los huesos que aquí estamos, a los vuestros esperamos). Una frase que nos da cuenta de nuestra mortalidad... Una vez atravesado aquel umbral nos topamos con un verdadero espectáculo macabro (y arquitectónico). Una sala rectangular decorada completamente con huesos con los usos más diversos, desde soporte para los arcos, a columnas, simple sustento de paredes... No desvelaré más información porque es un lugar que uno debe ver en primicia para que el efecto sea más efectivo. En cuanto a la historia, unos carteles repartidos por la sala nos cuentan que fue construida en el siglo XVI por los monjes que allí habitaron usando los huesos de cementerios, y demás lugares de enterramiento, con el fin de tener presente nuestra condición de caducidad. En definitiva, la capela dos ossos es un lugar que visitar por aquellos curiosos y ávidos de nuevas experiencias. Un lugar que sin duda todo el mundo tiene algo que decir de él. Horarios: Todos los días de 9; 00 - 12:45/ 14:30 - 17:10 || Domingos hasta las 10; 00 Precio: Adultos 2 € ; Estudiantes 1, 50 € ; Permiso para fotografiar: 1 €. PD. Cuando fui yo la iglesia y capilla estaban en mantenimiento (Diciembre, 2014) por lo que posiblemente no la encuentres en todo su esplendor, aún así merece la pena.
1 actividad
Pueblos en Marvao
Marvao
(13)
Marvao es el primer pueblo que me encontré tras pasar la frontera desde España a Portugal por Valencia de la Sierra. Y menudo pueblo más bonito. Es curioso ver como todos (o casi) los pueblos portugueses fronterizos con España son amurallados y con una fortaleza en lo alto. También es lógico, claro. Pero, oye, que llama la atención. Este pueblo, Marvao, destaca especialmente por su castillo y por la muralla que lo rodea. Subir al pueblo es imaginarse lo que hubo allí antaño. Y aún así, hoy, tantos años después de su esplendor, sigue mereciendo la pena. La vistas que se tienen desde lo alto de la muralla son fantásticas.
Ruinas en Évora
Templo romano de Évora
(17)
En lo alto del casco histórico de Évora se levanta el templo de Diana, un templo romano que se conserva en muy buen estado y que se presenta como la recompensa para el turista tras serpentear por callejones empinados que lo llevan hasta allí. Cuando le da el sol del atardecer y alcanza un tono anaranjado uno se imagina en la Antigua Roma mirando esa maravilla. Al otro lado, hay un mirador que permite también ver unas preciosas vistas de la localidad. Sin duda, es el templo más conocido de la ciudad, el más retratado. Merece la pena visitarlo.
1 actividad
Pueblos en Monsaraz
Monsaraz
(10)
Siempre se ha dicho que las mejores cosas son las que no se planifican. En los viajes muchas veces pasa eso. Uno se encuentra, casi por casualidad, con algún lugar que no esperaba y que no estaba incluido en su ruta inicial y ese se convierte en un momento memorable. Me pasó algo parecido con Monsaraz. En principio, la visita a este pueblo no estaba en el cuaderno de ruta. Sin embargo, se acercaba la hora de comer, el calor apretaba y el desvío que indicaba el lugar, además señalaba restaurante. Giramos, salimos de la carretera principal y a lo lejos, en lo alto de una colina, ahí se encontraba el castillo marcándonos la dirección. Lo que vino después ya es inolvidable. Sin duda, uno de los pueblos más bonitos que me encontré en Alentejo. Si no el que más. Blanco y amurallado, el interior de su casco histórico es como para grabar algo allí. Me recordaba mucho a las calles de mi querida Altea, en Alicante. Además, las vistas que se ven son inmejorables, con el pantano más grande de Europa justo al ladito. Un pueblo que no te puedes perder.
Fiestas en Campo Maior
Fiesta de Las Flores
(9)
En el pequeño pueblo portugués de Campo Maior, a 14 kilómetros de la frontera con Badajoz, se celebra cada cuatro años una colorida tradición en honor a San Juan Bautista: La fiesta de las flores. Campo Maior es un pequeño pueblo y de antigua construcción en el que sus vecinos, a finales de agosto y principios de septiembre cada cuatro años, comienzan a decorar las calles con las flores de papel que llevan preparando durante todo el año. Cada calle es diferente a la anterior, con una temática, adornos y colores distintos! No solamente se representan flores, sino que se atreven con cualquier cosa imaginable como una casa entera, animales o Adán y Eva! Pero todo está construido con el típico "papel pinocho". Además los vecinos, de carácter muy amable y abierto, ofrecen un folleto en el cual puedes ir rellenando con un sello las calles que has ido visitando, para hacer más fácil y agradable la visita; ya que el pueblo, en esas fechas, se convierte en un laberinto de flores.
Pueblos en Mértola
Mértola
(4)
En nuestra ruta motera por el Alentejo 2011, pasamos a visitar el pueblo amurallado de Mértola, situado estratégicamente junto al río Guadiana, sede del parque natural del Valle del Guadiana y cuyos orígenes fundaron los fenicios, siendo luego ocupado por romanos y árabes. En el recorrido por las calles empedradas del pueblo, murallas y castillo, se observa un “paraíso” para los arqueólogos y los amantes de la historia, con huellas de diferentes períodos mezclados, que se puede ver en cada esquina, y en varias exposiciones de arte ( romano, visigodo, islámico y arte sacro cristiano), en museos, castillo, iglesia islámica, caserios y torreones. En la actualidad, la promoción del turismo histórico, la cultura islámica y el parque natural, junto con las costumbres y tradiciones arraigadas en la producción de productos de la región (carne de vacuno, cordero, pan, miel, queso de cabra y cordero, embutidos, dulces y tejidos, calzado, junto con la pesca que les proporciona el río Guadiana, donde destaca la lamprea), conforman la actividad económica y cultural del pueblo.
De interés cultural en Évora
Crómlech de los Almendros
(13)
¿quieres ver el conjunto de menhires más grande de la península ibérica? Nos sabría decir una dirección exacta, está como a unos 15 km al oeste de Évora. Hay indicaciones a la salida del pueblo, y si no, ya sabes... preguntando se llega a todas partes. Los megalitos no están juntos. Primero verás el Cromeleque un megalito enorme, de unos 4 metros. Tendrás que aparcar el coche e ir andando por un caminito hecho justo para llegar a él. A otro kilómetro de distancia (mejor ir en coche) verás el conjunto grande, son como 90 menhires. La verdad es que impacta mucho y está ahí solo, sin control en la entrada. Podrás estar a tu aire
Catedrales en Évora
Catedral de Évora
(11)
La Catedral de Evora se encuentra en lo alto del casco histórico, y sus dos altas torres se ven desde varios puntos de la ciudad. Fue construida a finales del siglo XII y principios del XIII, en estilo románico sobre una antigua mezquita, mandada construir por el obispo D. Paio, aunque tiene partes góticas, fruto de ampliaciones posteriores durante la Edad Media. Es un edificio de enormes dimensiones, de hecho está considerado uno de los mayores templos episcopales del medievo en Portugal, y está declarada Monumento Nacional. Es bastante parecida a la Catedral de Lisboa y sigue el esquema arquitectónico de edificio-fortaleza. La fachada está construida en granito color rosa, y lo más destacable es la portada principal, flanqueada por dos torreones desiguales; la portada está formada por un arco apuntado y arquivoltas sustentadas por las esculturas de los Apóstoles. Tiene planta de cruz latina, dividida en tres naves de siete tramos, transepto, saliente y cabecera. En el interior hay varias capillas. También puede visitarse el claustro y el museo catedralicio, así como subir a las torres. Horario: 9-12.30 y 14-17h. Entrada: 1€. Claustro 1,50€. Museo y Torre 3€.
1 actividad
De interés cultural en Odemira
Faro Cabo Sardão
(2)
La costa alentejana y costa vicentina en Portugal, desde Sines al cabo San Vicente, forman una costa en general elevada, con acantilados que alternan con playas de arena blanca, bañadas por un mar de un color azul intenso, donde en muchos sitios aún se conserva la belleza auténtica de la tierra. Uno de los promontorios más elevados y más occidentales de la costa alentejana es el cabo Sardão, cerca de la localidad de Odemira. En este lugar la costa forma un conjunto de acantilados escarpados, azotados por el viento, donde se pueden ver con claridad los pliegues en los estratos y la erosión del mar en las rocas. Las olas azotan con fuerza levantando nubes de espuma que contrastan con el azul del mar. En la parte alta, con un paisaje de vegetación rastrera hay un faro de principios del siglo XX. En un principio uno espera encontrar en un lugar costero como éste gaviotas, cormoranes o cualquier otro tipo de ave marina, pero para mi gran sorpresa, en los escarpes de estos acantilados hay una colonia de cigüeñas. Visitamos este lugar en vacaciones de Semana Santa, el viento era muy fuerte y las parejas empollaban los huevos en sus nidos. Nos dedicamos a observar las cigüeñas y mientras un miembro de la pareja permanecía en el nido, el otro tenía que realizar verdaderos vuelos acrobáticos para poder aterrizar en casa. Fue un espectáculo curioso!
Pueblos en Estremoz
Estremoz
(5)
Estremoz es un pueblo de vino. Y es un pueblo especial. Seguramente la culpa la tiene su situación, en lo alto de un cerro y rodeado de murallas que formaban un castillo. Es de esos pueblos casi de película en los que se entra por una sinuosa carretera que ha de pasar por debajo de un arco que se ve que antaño estuvo cerrado y uno se imagina ahí a los invasores intentnado derribar ese portón con arietes y catapultas. Es un pueblo pequeñito pero con mucho encanto. En lo alto hay una plaza preciosa, con una iglesia y una estupenda pousada por si te quieres alejar allí. Además, se divisan una vistas de la zona epectaculares.
Plazas en Évora
Praça do Giraldo
(7)
La Plaza de Giraldo es el centro neurálgico de Évora, es una plaza rectangular rodeada por soportales, que albergan cafeterias y restaurantes donde es una delicia sentarse en las terrazas para tomar el pulso de la ciudad, viendo el ajetreo de la gente que viene y que va, los turistas saliendo de la oficina de información y turismo y fotografiando sin parar los monumentos de la plaza, como la iglesia de Antao y la fuente de mármol que hay justo delante, del siglo XVIII.
Castillos en Évora
Evoramonte Castle
(8)
Evoramonte es una aldea medieval, situada en la carretera que comunica Évora y Estremoz. En lo alto de una colina se levanta el castillo de planta triangular, rodeado por una muralla que se abre en cuatro puertas: Porta do Freixo, Porta do Sol, Porta de São Sebastião y la de Porta de São Brás. Lo más destacable, las impresionantes vistas desde los 500 metros de altura.
Pueblos en Alcácer do Sal
Alcácer do Sal
(3)
En nuestro reciente viaje al Algarve hicimos una pequeña parada para comer en una de las ciudades más pobladas del litoral del Alentejo, Alcácer do Sal y es que se dice que es una de las más antiguas de Europa. Construida en una ladera, se eleva hasta culminar en la Pousada Alfonso II, una fortaleza amurallada que data de los incios de la misma ciudad. En la subida, por sus estrechas calles de adoquines se dejan ver casitas blancas con tejado rojo, balcones de forja y una preciosa panorámica del río Sado, el lugar donde éste vuelca sus aguas al mar. En medio de un gran espectáculo natural, Alcácer do Sal marca el comienzo de la fantástica Reserva Natural del Estuario del Sado que se extiende por toda la Península de Troia. De destacar en mi visita el bonito puente que atraviesa el río Sado y, para poder comer un grupo de bares y restaurantes justo en la ribera del río.
Playas en Vila Nova de Milfontes
Playa de Vila Nova de Milfontes
(2)
Las playas del Alentejo son tremendas. Son una mezcla de playas salvaje con entornos turísticos. Grandes playas de arena blanca con grandes olas para los surferos y con acantilados que las perfilan dejando una silueta de postal. Esta de vila Nova es preciosa. Sobre todo durante el atardecer. Y es inmensa. Además, hay un chiringuito ideal para tomar algo y donde paran los pescadores que, justo cuando se pone el sol, se adentran en el mar para la faena...
Castillos en Portel
Castillo de Portel
(3)
El castillo de Portel se encuentra en la parte alta del pueblo, sobre un mirador extraordinario se puede ver el color blanco de las casas y el azul del cielo. A lo lejos divisamos los cultivos, se trata de un lugar sumamente especial que nos representa las imágenes simbólicas del Alentejo. Lugar poco frecuentado, bien merece una parada si tienes coche. Entrada gratuita
Playas en Zambujeira do Mar
Zambujeira do Mar
(3)
No están llenas de gente como en el Algarve a unas 3 horas de España y Lisboa . Perfecto para relajarte o andar por sus acantilados. Aguas cristalinas donde hacer esnorquel o playas donde poder practicar surf . Cada vez que pueda me perderé en sus atardeceres y su silencio.
Castillos en Elvas
Castillo de Elvas
(7)
Al entrar al pueblo de Elvas no puedes dejar de ver en lo alto un castillo amurallado. Ahora está abierto al público gratuitamente, tienen servicios de guía y se encuentra en muy buen estado. Tiene unas vistas panorámicas de Elvas espectaculares y se puede apreciar el acueducto. Una parada agradable y un poco de historia para llevar.