Estocolmo
Experiencias de los viajeros en Katarinahissen
Pau García Solbes

Katarinahissen es un mirador perfecto...

Katarinahissen es un mirador perfecto para contemplar el Gamla Stan o barrio viejo de Estocolmo. En la actualidad es uno de los atractivos turísticos de la ciudad por su altura y emplazamiento privilegiado.

Es una estructura metálica un poco fea que tiene un ascensor para subir al mirador. Nosotros pasamos de pagar las pocas coronas que piden y dimos un rodeo para acceder al Katarinahissen por unas calles empedradas que también son preciosas.

Por lo visto, este coloso es mucho más antiguo de lo que aparenta, ya que fue construido entre 1881-1883. No obstante, el ascensor original fue demolido y en la actualidad se utiliza una reconstrucción.

La verdad es que esta mezcla de ascensor y puente peatonal impresiona desde lejos, no obstante, tiene 38 metros de altura, lo cual es una auténtica pasada, ya que las vistas del barrio viejo, del lago y del mar báltico son muy privilegiadas.

Si decidís caminar desde el Gamla Stan hasta la isla del sur seguro que os toparéis con este armatoste y os darán ganas de subiros para sacar unas cuantas fotos panorámicas.
Activar el traductor borracho

Traduce al español las experiencias en otros idiomas

ON
OFF
Raquel Rey
ESP
FRA
Comparte tu experiencia Tus opiniones y experiencias sobre Katarinahissen ayudarán a otros.