Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Udaipur?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Palacios en Udaipur

7 Palacios en Udaipur

Palacios en Udaipur
Palacio de Jag Mandir
(8)
Habéis de tomar una barca para ir hasta este palacio en mitad de las aguas del lago Pichola. Este antiguo palacio sobre el agua, construido en 1620 tiene una destacada historia en Udaipur. El príncipe mogol Khurram, desterrado por su padre, Jahangir, buscó refugio aquí y además se lo dio uno de los principales enemigos de los mogoles, el Rana de Mewar. El príncipe se encontraba en este palacio cuando recibió la noticia de la muerte de su padre el emperador. Ello dio una nueva era de paz entre el nuevo gobernante y Rana de Mewar, que se tradujo en el florecimiento arquitectónico. Este palacio tiene esta síntesis, con su planta inferior de estilo hindú y la superior de estilo mogol. Durante la revuelta de los cipayos de 1856 se refugiaron aquí las familias británicas que habían huído de Neemuch. El Rana de Mewar los acogió tras tomar la precaución de destruir todas las barcas para que los rebeldes no pudiesen alcanzar la isla.
Palacios en Udaipur
Palacio de la ciudad
(3)
El City Palace de Udaipur es sin duda la joya de la corona de Udaipur, una ciudad ya famosa por su tremenda belleza y riqueza de monumentos. Es el palacio más grande de Rajastán y el complejo se compone de mucho más que sólo el palacio-museo - hay exuberantes y amplios jardines, paseos frente al lago, cafés, restaurantes y mucho, mucho más. El interior del palacio está conectado por una serie de pasajes bajos y estrechos que conducen entre patios tranquilos y los palacios que están en el limite entre increíblemente hermosos e indescriptiblemente horteras (es una línea fina, ¡pero el palacio de la ciudad de Udaipur lo lleva con elegancia!). Una de las partes más alucinantes es el Badi Mahal, un pequeño palacio tallado enteramente en mármol blanco pulido e iluminado por vidrieras de colores vivos. Por el lado más hortera, tienes el Sheesh Mahal, un palacio cubierto de suelo a techo con espejos de oro, plata, rojo y verde que es tan ostentoso que tiene que ser visto para creerse. Y eso es sólo empezar. Aparte de su esplendor arquitectónico, lo que más me gustó del City Palace de Udaipur fue que en realidad parecía adorado por los lugareños (que eran la mayoría de los visitantes allí cuando visitamos). Es un palacio caprichoso, fantástico y divertido, y es sin duda el orgullo de la ciudad. ¡No te lo pierdas!
Palacios en Udaipur
Jag Niwas
(2)
También llamado Palacio del Lago. Parece que esté flotando por arte de magia en las aguas del lago. Construído en 1746, posee una romántica historia. El joven príncipe Jagat Singh pidió permiso a su padre para asistir con las damas de la corte al cercano palacio de Jag Mandir. Su padre se negó y le dijo que si quería perder el tiempo en esas banalidades, se construyera su propio palacio de placer. Y eso es lo que hizo. Construyó un edificio de mármol blanco maravilloso. La brisa del lago circula por los patios, pabellones y jardines, lo cuál se agradece sobremanera en la calurosa India. Las salas de palacio están profusamente decoradas con arcos apuntados, pinturas murales, mosaicos, espejos, etc.
Palacios en Udaipur
Palacio del Monzón
El Palacio del Monzón se encuentra a tan solo 5 kilómetros al oeste de Udaipur, al que para llegar hay que subir por una carretera sinuosa y llena de curvas hasta llegar a la colina dónde está ubicado. El Palacio Monsoon fue mandado a construir por el Maharana Sajjan Singh, que fue el el gobernante número 72 de la dinastía Mewar, aunque solo pudo gobernar la ciudad de Udaipur durante 10 años, ya que murió muy joven. El palacio es una autentica preciosidad, a pesar del deterioro en el que se encuentra actualmente, y desde el se dominan unas vistas impresionantes de la ciudad y del lago Pichola. Está construido en mármol blanco en la cima Bansdara de las colinas de Aravalli, a 944 metros sobre el nivel del mar y con vistas al lago Pichola. La intención del Maharajá era construir un edificio o palacio de nueve pisos, para también utilizarlo como un centro astronómico y así poder hacer un seguimiento de los movimientos de las nubes de los monzones ( de ahí el nombre) también como palacio para la familia real en época de los monzones, aunque pudo disfrutarlo poco, ya que murió al poco tiempo con tan solo 25 años.
Palacios en Udaipur
Laxmi Chowk Palacio Ciudad
Esta es una de las estancias del Palacio de la Ciudad de Udaipur, en las que es muy fácil dejarse llevar por la imaginación, ya que la amplitud del Chowk (patio) la belleza de sus pabellones de mármol finamente labrado, nos hablan de una época dónde todo era esplendor y lujo en la corte de los Maharajas y realeza. El lakshmi Chawk, era el pabellón junto a la zennana, desde dónde las mujeres de la corte podían contemplar el ir y venir de los carruajes que llegaban al Palacio sin ser vistas. Este hermoso patio es utilizado para celebraciones de fiestas de los actuales príncipes o maharajás que aún siguen viviendo en una de las partes del palacio que sigue siendo de su propiedad aunque han cedido una parte muy importante y bella para que pueda ser visitado y así una parte de la recaudación pueda ser utilizada para la conservación del mismo.
Palacios en Udaipur
Mor Chowk
Durante la visita al palacio de la ciudad de Udaipur uno sube y baja, entra en salones, se asoma a patios y puede curiosear en las que fueron estancias del harén o habitaciones del maharajá. Hay muchos lugares llamativos y otros que muestran preciosas vistas de la ciudad. Pero sin duda uno de los más especiales es el Mor Chowk, un patio decorado con preciosos mosaicos de pavos reales, un ave muy venerada en India.
Palacios en Udaipur
Chini Mahal
Los palacios indios se componen de un montón de salas y patios a los que también se les denomina palacios (mahal). En el palacio de Udaipuer se pueden visitar varios de ellos mientras se suben y bajan escaleras, y probablemente uno de los más llamativos es el Chini Mahal, no solamente por su decoración con brillantes azulejos y sus arcos lobulados, sino también por la preciosas vistas que se obtienen tanto mirando al lago como a la ciudad.