MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Austria?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Iglesias en Austria

40 iglesias en Austria

Iglesias en Viena
Iglesia de San Carlos Borromeo
(11)
Situada en la emblemática Karlsplatz, en el corazón de Viena, se encuentra el Karlskirche, uno de los iconos de Viena. La mejor manera de llegar es con el metro, en la parada Karlsplatz o el tranvía 71. La entrada al templo son 6 €. Fue construida por Carlos VI al acabarse la peste de 1713. Las 2 columnas trajanas que flanquean la fachada tienen 33 metros de altura y están decoradas con motivos de la vida del Santo. La visita incluye la subida a la cúpula desde donde se tiene una bnita panorámica de la ciudad. Por la noche está iluminada hasta cerca de las 00:00 y es posible sacar unas buenas fotos nocturnas.
Iglesias en Hallstatt
Iglesia Parroquial Católica (Pfarrkirche)
(7)
La parroquia, al igual que Hallstatt, está enclavada en una de las montañas que rodea el Hallstatter See. Posee un bonito retablo, varios frescos góticos y tres altares. Tiene un pequeño cementerio a su lado, con unas vistas increíbles al lago. Sin duda la iglesia está situada en un peculiar y precioso enclave.
Iglesias en Innsbruck
Iglesia de la Corte - Cenotafio del Emperador Maximilian I
Frente al Palacio Imperial de Innsbruck se encuentra la Iglesia Imperial o de la Corte que alberga el mausoleo vacío del emperador Maximiliano I, el monumento fúnebre imperial más importante de Europa. El cenotafio está custodiado por 28 estatuas de bronce y 24 relieves de mármol que representan escenas de su vida. Cada estatua es de aproximadamente 2 m. de altura y pesa casi 2 toneladas. Representan a los antepasados y la familia del emperador, desde su padre hasta otros familiares de la alta nobleza, como el Rey Arturo de Inglaterra. Además, Andreas Hofer, líder de la rebelión contra las fuerzas de Napoleón y héroe nacional de Austria, también está enterrado allí.
1 actividad
Iglesias en Innsbruck
Basilica de Wilten
(3)
¡Es hermoso ver esas estatuas negras! Hay que preparar bien las retinas porque no se puede sacar fotos adentro.
Iglesias en Viena
Iglesia de los Capuchinos
(4)
En la iglesia de los Capuchinos se encuentra la Cripta Imperial. Nobles, emperadores, emperatrices y reyes fueron enterrados allí. Los corazones de los Habsburgo se conservaron allí hasta su traslado a la iglesia de Los Agustinos.
Iglesias en Viena
Iglesia de San Pedro
(4)
Para los españoles católicos que vayáis a Viena, ésta es vuestra iglesia. Las razones son varias. Primero que nuestra lengua es la segunda oficial de la Iglesia después del Alemán y por tanto los folletos, misales, estampas y recordatorios están en español, aparte de actividades que organiza la comunidad. Segundo, porque en uno de los altares se encuentra el adoratorio de Escrivá de Balaguer. La iglesia en sí es una explosión descontrolada del barroco con evidentes toques rococós. Supuestamente inspirada en San Pedro de Roma, hasta aquí trajeron los restos de los primeros mártires que estaban enterrados en las catacumbas de la Ciudad Eterna. Por su parte, el techo es una abigarrada representación de la Asunción de la Virgen. Llena de detalles que no hay que dejar escapar, como los múltiples símbolos masones que adornan los retablos laterales, o la escultura de San Juan Nepomuceno, una recurrente imagen en las iglesias centroeuropeas. Es obligado sentarse y mirar con mucho detenimiento a nuestro alrededor, disfrutar del silencio y de las volutas de oro y mármol que nos envuelven.
Iglesias en Salzburgo
Iglesia de San Pedro - Stiftskirche St Peter
(3)
Lindo
Iglesias en Viena
Votivkirche
(3)
Olvidada porque apenas suele recibir visitas de turistas, sin contar con los insistentes, que como yo volvemos hasta tres veces para poder entrar durante los cortísimos y escaso periodos en los que permanece abierta, apenas unas horas al día. Pero la insistencia vale la pena, porque si el exterior, es bastante impresionante por la altura de las agujas, que inevitablemente me recuerdan a las de la catedral de Colonia, el interior es frio pero cautivador. Empezando por el origen del templo, que tal y como ocurrió en San Salvador sobre la Sangre Derramada en San Petersburgo, se edificó sobre el lugar del atentado contra un miembro de la realeza, en este caso Francisco José en 1853. En segundo lugar el carácter castrense del templo, ya que muchas de las capillas de la iglesia están consagradas a regimientos y héroes militares austriacos. El monumento más importante es el sarcófago renacentista de Nikla Salm, situado en la capilla oeste de la nave norte. Salm mandó las tropas austriacas durante el asedio turco de 1529. Lo curioso, es que el emperador ordenó su construcción como acción de gracias, pero se levantó con el dinero de una suscripción popular.. Actualmente y al parecer desde hace varios años, se encuentra en una profunda fase de remodelación, rodeada de andamios por fuera y con algunos por dentro. D e todas maneras merece la pena la visita.
3 actividades
Iglesias en Viena
Iglesia de San Ruperto (Ruprechtskirche)
(3)
Esta iglesia, que parece en un primer momento salida de una película de terror gótico no suele ser muy visitada por los turistas por dos razones principales. La primera es que no se encuentra dentro de las rutas habituales de Viena y la segunda porque sólo abre en momentos y horas determinados de la semana, ya que principalmente se dedica a la adoración nocturna. Tradicionalmente se la considera como la iglesia más antigua de la ciudad. Está dedicada a San Ruperto de Salzburgo, patronO de los mercaderes de sal de Viena. Está situada en una de las partes más antiguas de la ciudad, la sección de la Vindobona.Se supone que su origen es romano, pero esta afirmación ha entrado actualmente en debate al afirmar que la Ruprechtskirche realmente sea la iglesia más antigua de Viena (1280). Descubrimientos de antiguas bases bajo la Peterskirche y restos antiguos bajo el Stephansdom han disputado la certeza de esta etiqueta que le da fama. Tiene varios hitos importantes, como el sarcófago con los restos de San Vitalis, que sufrió tortura en época romana y que en la época nazi era invocado por las víctimas que esperaban la deportación que se encontraban en el cuartel general de la Gestapo localizado en la cercana Morzinplatz . Aparte, hay una placa, para los amantes de los enigmas que pone "AEIOU 1439" y que aún hoy permanece sin descifrar, aunque se sabe que hace referencia al emperador Federico III y que conmemora su entrada en la ciudad en ese año. De cualquier manera, acercarse a verla, tan pequeñita, tan lejos de las grandes iglesias del resto de la monumental ciudad, rodeada de edificios modernos y con ese secretismo de unas puertas que apenas se abren, merece la pena. No hay que desviarse mucho, y quien sabe, si a lo mejor desciframos el enigma de las cinco letras...
1 actividad
Iglesias en Viena
Iglesia Griega de la Santísima Trinidad
(5)
Otra de las joyas de Viena que no aparecen en la mayoría de las guías de la ciudad, pero que a mí, como buen callejeador que soy me vienen al paso. Esta preciosa y extraña iglesia se encuentra perdida en una callejuelas de aire medieval que la esconden de las miradas indiscretas de la gente y de los turistas, menos de mí. Digo que es extraña porque como podeis ver en las fotos el edificio es muy llamativo,por sus colores y su aire oriental, tan fuera de lugar entre los edificios neoclásicos y barrocos que la rodean y fue construida a finales del s.XVIII, al igual que las sinagogas y otras iglesias ortodoxas y protestantes. También es extraña porque la entrada es muy pequeña, casi como la puerta de una casa de huéspedes, y al abrir la puerta se presenta un zaguán ancho y largo, ricamente ornado con pilastras y paredes de mármol y techos pintados en estilo bizantino. La mejor parte es esta, porque luego, la iglesia en sí es como cualquier otra, eso sí pletórica de mármoles y dorados, aunque eso sí, con más representaciones pictóricas que en la mayoría. La historia de la iglesia no está exenta de vicisitudes. El edificio original fue levantado en una época, la Contra-reforma, en que los Habsburgo seguían siendo rigurosamente católicos, y estaba prohibido construir templos no católicos. Pero a finales del s.XVIII el emperador José II levantó dicha prohibición a través del Edicto de Tolerancia, aunque estableció que las iglesias o templos no católicos que se construyeran tenían que tener fachadas sencillas y no tener apariencia exterior de edificio religioso. Y así se construyeron hasta el s.XIX, cuando se suprimieron estas estrictas normas; fue entonces también, concretamente en 1833, cuando la iglesia ortodoxa griega de la Santa Trinidad fue modernizada. Pero fue entre 1856 y 1858 cuando el famoso arquitecto de la Ringstraße, Theophil Hansen, diseñó una nueva fachada en estilo historicista así como nuevos interiores, al estilo de las iglesias bizantinas, gracias, entre otras, a las espléndidas donaciones del banquero vienés-griego Georg Simon Sina. Desde 1963, la iglesia ortodoxa griega alberga además una escuela y biblioteca griegas.
Iglesias en Viena
Klosterkirche der Barmherzigen Brüder
(2)
El nombre completo es Iglesia y Claustro de los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios y es un edificio propiedad de una orden católica fundada por este santo. En Viena, los hermanos tienen un hospital muy conocido en el distrito segundo, la Leopoldstadt. El hostpital junto con una farmacia asociada existe desde 1614. El monasterio y la Iglesia de la Barmherzigen Brüder probablemente fueron construidos entre 1622 y 1655 y digo probablemente porque no hay registros precisos, ya que un incendio destruyó el monasterio y sus archivos en 1655. En los años siguientes, la Iglesia y el monasterio se reconstruyeron y en 1672, el hermano español Jose Cruce Cruchten entregó un regalo especial de la reina Ana de España, para su primo, el emperador Leopoldo I : una reliquia del fundador San Juan de Dios, que había vivido en los alrededores de Granada durante la mayor parte de su vida y por ello la Granada sigue siendo el símbolo de los hermanos hospitalarios de San Juan de Dios). Más tarde, a esta reliquia se añadió un cuadro de la Sagrada familia, y fue conocido por una misteriosa inscripción con significado desconocido en la parte posterior del lienzo. A pesar de esas espectaculares y magnéticas posesiones de fé, la Iglesia no se inauguró oficialmente hasta diez años después. La ceremonia de apertura tuvo lugar en 1682 ya que el año anterior, en el segundo sitio de Viena por los ejércitos turcos, las tropas utilizaron la iglesia como establo y dañaron severamente los interiores y las reliquias tuvieron que ser almacenadas dentro de las murallas de la ciudad. Los daños fueron reparados muy lentamente después de la derrota de los turcos, y la reapertura de la Brüder Kirche der Barmherzigen tuvo lugar en 1694. Pronto se volvió demasiado pequeña para la creciente población de la Leopoldstadt. En 1733, la iglesia fue ampliada y reconstruida en estilo barroco tardío. El campanario de la iglesia resultó severamente dañado por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial e incluso un techo tuvo que ser sustituido con lo que las restauraciones acabaron en 1989. La iglesia es muy famosa entre los amantes de la música porque Joseph Haydn cantó en el coro de la iglesia como de niño, entre 1755 y 1758. En Viena, sin embargo, el Barmherzigen Brüder es más conocida por el hospital y por tener la farmacia más antigua de la ciudad.
Iglesias en Viena
Los frescos de la Iglesia San Carlos Borromeo
(1)
De estilo barroco y situada en la parte sur de Karlsplatz en Viena, la Iglesia de San Carlos Borromeo sorprende no solo por su imponente y magnifico edificio. Se combinan diferentes estilos: la fachada central representa un pórtico griego, las columnas a su lado son de inspiración barroca y sobre la entrada domina una gigantesca cúpula. Los dos pabellones laterales muestran influencias del barroco romano y decoración oriental. En su interior y con una altura de 80 metros por unos 60 de ancho, está todo su esplendor representado con magníficos frescos pintados hasta la Cúpula. Están representados los artistas más famosos de la época como Daniel Gran y Altomonte, en la cúpula se puede contemplar un fresco pintado por Johann Michael Rottmayr de Salzburgo, realizado entre 1725 y 1730, denominado "La apoteosis de san Carlos Borromeo". Esta es una visita obligatoria!!!
Iglesias en Viena
(1)
Iglesias en Viena
Rochuskirche
(1)
Hermoso
Iglesias en Viena
Iglesia del Dr Karl Lueger
(1)
Otra de las sorpresas que tampoco esperas cuando haces un viaje y que de repente se convierte en uno de los rincones que más recuerdas el resto de la vida. Este de hoy, por su belleza, su elegancia y su magnetismo. Se trata de la Iglesia de San Carlos Borromeo una obra de arte integral de Max Hegele concebida en 1899, aunque construida de 1908 a 1911 como un canto a la fugacidad, en la problematica de la muerte y la vida en el marco del Tiempo y una canción de la eternidad. El genial arquitecto mezcló como en una coctelera los edificios religiosos que había conocido en sus viajes y estudios, como la Iglesia de San Carlos Borromeo de la capital vienesa, la de San Pedro de Roma, Santa Sofía de Estambul y como toque kitsch la inspiración en el Antiguo Egipto, con sus construcciones pensadas para una vida después de la muerte. Todo ello, unido y adornado con geniales toques de modernismo, y la idea de un monumento en medio del " Océano de la Muerte" que representaba el por aquel entonces mayor cementerio de Europa cobró el significado que buscaba tanto el arquitecto como el estado que pagaba su construcción: la omnipotencia de Dios sobre todas las cosas, incluso de la inevitable muerte. Nada se dejó a la casualidad ni a la improvisación. Por ejemplo, los relojes de la torre con la inscripción "Tempus Fugit" conmemoran la transitoriedad; la planta de la iglesia en forma de círculo y cruz simboliza la canción de la eternidad y la redención; las tres grandes escaleras nos conducen " arriba" hacia Dios, a través de las Escrituras, la contemplación de la obra de Dios y la adoración de su belleza. Aunque en la práctica las escaleras laterales sirven como escenario para la instalación de coronas funerarias para la presentación del féretro en los grandes funerales, mientras que el maravilloso vestíbulo sirve para colocar el Libro de Condolencias ( que no se usa en España, pero que allí es imprescindible) y por supuesto para las ofrendas florales a los difuntos. Una vez dentro, la amplitud de la nave permite acoger a gran cantidad de fieles en las misas multitudinarias y un lugar específico para que el ataud del difunto tenga la importancia que se merece. Otro símbolo que encontramos es la pila bautismal de la sacristía , que indica el inicio de la vida eterna. Rodeemos con nuestra mirada el perímetro de la iglesia y disfrutemos de los mosaicos y pinturas que relatan la misericordia y redención de Dios, con escenas desde Adán y Eva Hasta El Juicio final para acabar fijándola en el cielo pintado en la cupula que es un simbolo egipcio de la presencia de Dios, al igual que las imágenes sobre el altar y su idea de la vida eterna. La pintura izquierda representa dos ángeles: el ángel arrodillado pone su mano sobre un reloj de arena (relacionándose con los relojes de la torre y la inscripción "Tempus Fugit"). A su lado una sepultura abierta con restos humanos y la guadaña de la muerte. El ángel de pie tiene una antorcha extinguiéndose en la mano, una alusin al texto del profeta Isaías sobre el Mesías venidero. Sentado en el trono Cristo, cuyos apoyos están decorados con las letras Alfa y Omega, recibe al peregrino y el Ángel le lleva una rama de palma, símbolo de la victoria y de la vida eterna. El aspecto modernista de muchos rincones y sobre todo de la iluminación artificial de las lámparas me llegó a embargar por completo, olvidándome de que estaba en una iglesia que celebraba la Resurección pero que a mis ojos era una obra de arte integral, sin fisuras ni errores. Una maravilla de Vida.
Iglesias en Viena
Iglesia Kirche Maria Geburt
Está junto a la entrada lateral a los jardines del palacio, y pasa inadvertida, fue construida en 1742 junto a un orfanato que allí existía. En 1783 el Emperador José II disolvió monasterios y viejas iglesias para darles otros usos, y en 1785 pasó en estos edificios. El orfanato tiene usos militares, y la iglesia realiza servicios y está vinculada a la armada. Su exterior es rococó y el interior muy ornamentado, no me fue posible hacer fotos, está dentro del estilo neoclásico, resaltar la pintura del altar central de Franz Zoller.
Iglesias en Viena
Wiener Minoritenkirche
Su nombre oficial es Iglesia nacional Italiana de María de las Nieves, pero toma este nombre más corto del enunciado, igual que la plaza que la alberga. Es una de las más antiguas y valiosas de la ciudad, aunque este lugar es mucho más tranquilo que si caminas dos manzanas hacia San Esteban. Su construcción comenzó en 1250 y se acabó en el siglo XIV, su torre octogonal fue acortada por los turcos, y las adiciones de la época barroca fueron ordenadas retirar en el siglo XVIII.
Iglesias en Viena
Servitenkirche
(2)
Es la típica iglesia que aparece ante nosotros cuando realmente buscamos otro rincón y damos con ella cuando no la teníamos en nuestro programa de visitas. Uno de esos afortunados encuentros. Es extraño, porque ni aparece siquiera en las guías más exaustivas de Viena. Se encuentra al norte, en el distrito de Alsergrund, muy metida entre callejuelas pequeñas. Por fuera parece uno de esos templos barrocos, de paredes lisas que esconden un interior recargado y pesado. Pero no, al entrar vemos que el altar y las paredes mantienen cierto aire renacentista que me hicieron respirar de alivio, porque personalmente el barroco me asfixia, con tanta filigrana y oros. Así que disfruté de la sencillez de los dos pequeños altares que se encuentran a los lados de la entrada, con reliquias y tumbas de piadosos fieles y tras la reja un altar sobrio y estilizado, con la representación de la Proclamación de la Virgen, que da nombre a la orden monástica que cuida el templo y que nos obliga a subir la vista al techo, donde se refugia todo el barroco que se podía permitir el arquitecto y los artistas que lo decoraron. Me sorprendí al saber que fue la única iglesia que quedó intacta tras la invasión turca, ya que estaba, como he dicho antes escondida y lejos del núcleo antiguo de Viena. Por fuera, a la derecha de la entrada principal, hay un monumento muy curioso.Se encuentra en un agujero en el suelo, cubierto de vidrio bajo el pavimento, en la esquina de la Servitengasse y Grünentorgasse.Las 462 llaves, con etiquetas de nombres, representan a los habitantes judíos de la Servitengasse, expulsados - un tercio de ellos fueron asesinados - en los años posteriores a la Anschluss, la incorporación de Austria a Alemania .El Schlüssel gegen das Vergessen (" Llaves del recuerdo") fue inaugurado el 08 de abril de 2008.
Actividades en Austria y cerca
Entradas
Vienna Pass
(118)
59
Tours y visitas guiadas
Free tour por Viena ¡Gratis!
(92)
Gratis
Tours y visitas guiadas
Autobús turístico de Viena
(15)
28
Con descuento
Tours y visitas guiadas
Tour nocturno por Viena
(21)
40