Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Austria?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Austria

1.397 colaboradores
Lo más reservado en Austria y cerca
Tours y visitas guiadas
Tour por Viena y el Palacio Schönbrunn
(446)
54
Entradas
Vienna Pass
(81)
59
Excursiones
Excursión a Salzburgo desde Viena
(171)
119
Tours y visitas guiadas
Visita guiada por Viena y la Ópera Estatal
(25)
25
Tours y visitas guiadas
Autobús turístico de Viena
(12)
28
Con descuento
Excursiones
Excursión a Budapest desde Viena
(137)
119
Imprescindible
Tours y visitas guiadas
Palacio Schönbrunn con cena y concierto
(52)
99
Excursiones
Excursión a los Bosques de Viena
(162)
57
Espectáculos
Concierto en el Palacio Schönbrunn
(29)
45
Civitatis
(1)
45
Civitatis
(1)
19
Civitatis
(36)
40
Civitatis
(1)
28
Civitatis
19
Tours y visitas guiadas
Tour privado por Viena ¡Tú eliges!
(1)
221
Exclusivo

559 cosas que hacer en Austria

Palacios en Viena
Palacio de Schönbrunn
(81)
La bella residencia de verano de los Emperadores de Austria, toma su nombre de un manantial que se encontró en este lugar. Antaño existía un pabellón de caza que fue destruido por los turcos, y sobre sus ruinas se construyó este considerablemente grnade palacio barroco. Es tan de destacar la belleza del palacio en sí como de los jardines, aunque cubiertos de nieve no se aprecian en toda su belleza aunque sí en su grandeza. En el interior, las estancias pueden ser o muy suntuosas como la de la Millionen Zimmer, forrada en madera de higuera y adornada con miniaturas persas o austeras y sencillas, como las ocupadas por el emperador Francisco José y Sissi. Si tuviera que destacar alguna de las múltiples salas que se visitan con el Tour Imperial ( la otra es el Grand Tour, más corto y con menos salas a visitar) sería los dos salones chinos circulares, la Gran Galería ( aunque está en obras en su mitad) y el Salón de Laca Antigua. Especial atención, ya a manera de anécdota, requiere el baño que encontramos en la entrada / salida forrado de vinilo ecológico...
5 actividades
Catedrales en Viena
Catedral de San Esteban
(55)
Que la Catedral de San Esteban es el centro y corazón de Viena, nadie lo pone en duda. Y es que además es evidente. No sólo por su situación, que la hace parecer génesis de la ciudad, de donde parece haber surgido cada ladrillo y cada piedra que vemos, sino que los reyes y emperadores se encargaron de darle más importacia aún, si cabe, regalándole la fama junto con las urnas que contienen sus restos y que están en el Altar Mayor. Y es que la catedral es antigua, o por lo menos la gran portada de los Gigantes y las torres de los Paganos, del siglo XIII. Lo demás también lo es, pero menos, ya que los añadidos alcanzan hasta el barroco de la sacristía inferior. Si paseamos a su alrededor vemos varios puntos interesantes, como la subida a la torre que se encuentra en una casita en la parte trasera de la Catedral, o la figura de San Juan de Capistrano, predicando sobre el invasor turco y las escenas de la pasión pintadas sobre las paredes de la trasera catedralicia. Al entrar, varios puntos llamaron mi atención. La Catedral impresiona no tanto la altura como la profundidad de la construcción. Eso si, es el marco perfecto para joyas como el púlpito de Pilgram, de exquisita filigrana, el cristo que se esconde en una pequeña capilla y que según cuenta la leyenda, tiene una barba de pelo humano que aún sigue creciendo, el maravilloso Altar policromado Wiener Neustärted con escenas de la vida de Jesús, el Cristo del Dolor de Muelas, que así se llama un busto de un Ecce Homo con un sufrimiento infinito.... Tampoco podemos olvidarnos de acercar nuestros pasos al órgano y ver, a su lado un autoretrato en piedra del escultor Pilgrim, como saliendo de la pared y antes de dejar atrás el templo, recordar los primeros enterramientos que se realizaron en el lugar y cuyas lápidas forman parte del edificio.
1 actividad
Teatros en Viena
Ópera Estatal de Viena
(26)
Pues sobre la Opera de Viena no tengo mucho que contar, puesto que no pude entrar, así que cuento nuestra experiencia para que sirva a posibles viajeros. Lo primero de todo, la Opera de Viena allí es conocido por su nombre: Staatsoper, así que no busquéis carteles o en los mapas la palabra "opera", que no aparece...Una vez llegas allí, no queda nada claro la entrada, no hay señalización. De hecho había una larga cola en la que parecía la puerta principal, pero no tenía nada que ver. Pues tras mucho mirar, encontramos la entrada en una pequeña puerta cerrada en el lateral izquierdo viéndola de frente. Es posible que este cerrada, puesto que solo abren a horas en punto. Otro asunto es la imposibilidad de ver el edificio si no es con un guía, lo cual supondría estar 45 minutos en dicha visita. Nota: Fuimos un lunes, que es día especial de visitas guiadas, por lo que puede que los demás días sean diferente. También leí que para ver la opera mas tranquilamente a vuestro aire, es mejor comprar una entrada barata a una obra (3 euros) y moverse por allí durante la obra.
3 actividades
De interés cultural en Viena
Parlamento de Austria
(22)
La fachada neoclásica y los pilares helénicos del conjunto del Parlamento son una creación de Theophil Hansen en 1883 y me causaron una impresión espectacular. Era como encontrarme con una reconstrucción del Partenón encajado en medio de la capital austriaca. Su altura considerable, hace que desde lejos parezca subido a una montaña. Una vez dentro del conjunto la impresión crece, potenciada por la magnífica fuente de Atenea flanqueada por sabios con multitud de detalles en dorado, que le dan aún más brillantez. El marco en el que se encuentra también es único. El barrio de los Museos, el Ayuntamiento, el Burghteather... Todo un despliegue de decorados únicos que forman un rincón muy importante del esplendor vienés.
2 actividades
Palacios en Viena
Palacio Belvedere
(37)
Visitamos la ciudad de Viena en plenas Navidades. Sólo estuvimos 2 días porque íbamos haciendo ruta entre las capitales de los países cercanos, así que sólo tuvimos tiempo de visitar este palacio. Andamos desde la Kuntshaus (ya la compartiré también aquí en minube) hasta el Palacio de Belvedere. Una caminata de unos aproximadamente 15min y sin nada bonito que fotografiar por el camino; aconsejo coger el metro (parada: Südtiroler Platz) o algo para ahorrarte cometer el mismo error que nosotros. Están relativamente cerca y ambos son sitios turísticos, pero a pie es una pérdida de tiempo. Resulta que el Palacio se divide en dos, el Belvedere alto y el bajo, ambos de estilo barroco. Pero estábamos tan hartos de andar, como digo, que al final nos perdimos el alto. El Belvedere bajo es bastante bonito, con sus jardines en tres niveles, y lo vimos todo nevado. ¡Podría haber visitado minube y enterarme mejor!
2 actividades
Pueblos en Hallstatt
Hallstatt
(26)
He tenido la dicha de viajar a muchas ciudades de Europa, de las más grandes y factuosas a las más ocultas y encantadoras. Hallstatt no fué un descubrimiento para mí, fui a Salzburgo con la clara intención de buscar este pueblo rodeado de montañas. Solo dos horas te separan de la ciudad de Mozart, con una pequeña combinación en el camino por tren y brindandote ya enormes fotografias que te dejaran boquiabierto. Al final del trayecto solo debés cruzar en un bote hacia el pueblito por unos escasos euros y he allí la majestuosidad de esas pequeñas casas de madera que irrumpen en el medio de la nada. Habrá que tomar nota ante las fotos que dislumbran la pequeñez y ternura del pueblo mezclado con la naturaleza misma, bosques y montañas que parecen abrazar a una villa de cuento. En líneas generales no hay mucho para ver si no te das cuenta en el lugar donde estas parado, el asombro es constante y no sabes cuánto ni que fotografiar. Solo me queda la espina de volver en invierno y observar ese mismo espectáculo nevado. ¿Todavía no fuiste? ¿que esperás?
Parques de Atracciones en Viena
Prater
(37)
Este inmenso parque, del que recorrimos tan sólo una parte ya que la mayoría de las atracciones estaban cerradas por la nieve y el frío, comprende jardines, bosques el parque de atracciones Wurstelprater y uno de los símbolos de la ciudad: la Riesenrad, la gigantesca noria que se construyó en 1897 y tiene una altura de 65 metros. Una vuelta en esta mole de 430 toneladas dura 20 minutos y ofrece unas vistas fabulosas de la ciudad de Viena. Antes de subir es obligatorio pasar por una pequeña pero preciosa exposición sobre la historia de la noria, presentada en dioramas instalados en reproducciones de los vagones. Cuando disfrutamos de esa vuelta, porque sólo da una por viaje, nos tocó una cabina en la que había una mesa de madera donde nos pudimos comer unos bocadillos que llevábamos mientras contemplábamos las vistas. Sobre cada una de las ventanas, hay una foto antígua de lo que vemos por ella, así comprobamos como ha cambiado el paisaje vienés. Otras cabinas estaban preparadas y acondicionadas para cenas y pequeñas celebraciones, ya que se pueden alquilar por horas. La fama le llegó de la mano del cine, sirviendo de escenario de una de las escenas más conmovedoras de la película El Tercer Hombre, cuando Harry Lime se enfrenta a su amigo Holly Martins. Atravesado por su principal avenida, la Hauptallée, de 5 kilómetros de longitud, el Prater fue un coto imperial de caza hasta que, en 1766, el emperador José II donó esta gran extensión a los vieneses, abriéndose así al público en dicho año como un lugar de ocio. A la entrada del parque siempre hay un par de tiendas abiertas para comprar recuerdos, a un precio más normal que en el centro, del país y de la ciudad.
3 actividades
Ayuntamientos en Viena
Ayuntamiento de Viena
(34)
Aunque ya lo había visto en fotos, cuando llegué a su lado, pude confirmar el parecido, casi exacto con los ayuntamientos flamencos, y más concretamente con el de Bruselas, con sus torres de filigranas, altas y esbeltas. El de Viena también es de estilo neogótico con una aguja central que se eleva hasta los 102 metros de altura, incluyendo un caballero con estandarte que la corona.Además, en todo su perímetro se abren arquerías con estatuas de las personalidades de la historia de Austria. También el Ayuntamiento cuenta con su propio Restaurante, el Rathauskeller, con diferentes salas y salones, renovados en el año 2005. Con un ambiente único y típico, estos salones pueden ser alquilados para diferentes eventos, públicos o privados; en uno de ellos es donde, de abril a octubre, tiene lugar el ya famoso Austrian Dinner Show. Fue una pena que en el momento de la visita estuviera cerrado por acondicionamiento, porque aunque se recomienda unirse a la visita guiada, como algo extraordinario en un edificio público, está permitido recorrer sus siete patios interiores. En invierno, el espacio que precede a su fachada es tomado por cientos de patinadores, ya que se instala una pista de hielo que incluso tiene un circuito para los más avezados que rodea casi la totalidad del jardín. El edificio puede verse desde casi cualquier punto de la ciudad, cosa que no es de extrañar, con una torre tan alta...
2 actividades
Palacios en Viena
Palacio de Hofburg
(35)
En plena ciudad de Viena se levanta el Hofburg, uno de los edificios imperiales de los Habsburgo, lleno, hasta los bordes, de colecciones de un valor incalculable, pero no artísticas, sino domésticas. La suntuosidad y el lujo de la vida cotidiana de los monarcas de la familia, que durante más de siete siglos habitaron el palacio, queda patente en el recorrido que hacemos por el antiguo castillo, mil veces reformado y embellecido. Las colecciones empiezan mostrándose en forma de cuberterias de plata y oro, vajillas de la más fina porcelana oriental y europea, centros de mesa y candelabros de oro macizo, delicadas fuentes que parecen romperse con sólo mirarlas, conjuntos de viaje desmontables para un día de campo o una travesía por mar y las más delicadas servilletas y manteles sobre los que poner las finas copas del mejor cristal veneciano. Después del final de la era de los Habsburgo, todos los objetos pasaron a formar parte del patrimonio estatal. Hay que detenerse en muchas ocasiones para poder deleitarse con la filigrana dorada, el doblado de servilleta al modo imperial, o las pinturas que adornan los fondos de plato. Nunca pensé que se hubiera podido conservar, y en tan buen estado, tanta muestra de grandeza y opulencia.
2 actividades
Castillos en Salzburgo
Fortaleza de Hohensalzburg
(20)
Después de un intenso día de pateo por la ciudad, nada ni nadie me iba a impedir que la subida a la fortaleza, que se levantaba desafiante, ante mí, la hiciera en el maravilloso funicular que, encima, va incluido en la entrada. Así que para arriba que vamos, a visitar una de las más grandes y mejor conservadas fortalezas de europa. El recorrido completo, que empieza en el patio de armas, e incluye una audioguía, puede tomarnos unos 45 minutos, por las zonas de visita, claro está. Porque luego hay que dedicar tiempo a asomarse a los miradores para ver las vistas sobre las agujas de la ciudad, el río Salzach y los Alpes circundantes. Durante la visita comprobamos el poder de los príncipes-arzobispos con demostraciones como el Salón Dorado con el techo tachonado de oro imitando un cielo estrellado, la cámara de torturas o la capilla con el pequeño órgano que se puede observar desde le piso superior. Aparte, el castillo tiene varios pequeños museos donde cuenta su historia desde que surgió como asentamiento romano hasta la actualidad, un museo de armas y otro de marionetas. Se puede bajar de nuevo a la ciudad en el funicular o por una rampa de escaleras...
1 actividad
Zonas de Compras en Viena
Hundertwasserhaus
(21)
Aparte del centro, con sus catedrales y edificios típicamente imperiales, Viena guarda otros atractivos arquitectónicos. Uno de los más representativos es la casa Hundertwasser. Es obra del arquitecto F. Hundertwasser que nos transporta a un universo estético diametralmente opuesto, olvidando absolutamente el tiralíneas. Este edificio en concreto, es una obra social de 50 viviendas, que en 1985 el ayuntamiento puso en manos del artista para que lo reformara. En el viven 50 familias y no se puede visitar, solo por fuera. Para llegar a el, la parada de metro mas cercana es la de Rochusgasse.
Carreteras en Bruck an der Großglocknerstraße
Carretera alpina grossglockner
(8)
De Innsbruck hicimos muchos kilómetros hasta llegar a al principio de la espectacular carretera Grossglockner. Nosotros hicimos el recorrido de Heiligenblut hasta Zell am See. Heiligenblut es un pequeño pueblo muy bonito que hay antes de empezar la carretera y donde paramos a comer. Grossglockner, su nombre viene del pico de la montaña más alta del país. Situada en pleno Parque Nacional de Hohe Tauern. La entrada a esta maravillosa carretera cuesta 28 euros por vehículo. Solamente se puede visitar entre los meses de mayo a octubre. Al entrar te dan un mapa y te indican los diferentes puntos en los que puedes detenerte explicándote cada uno de ellos. El punto más precioso es al desviarte para subir hacía el glaciar Pasterze. Había una cola para subir de unos 40 minutos. El glaciar es precioso. Había cantidad de gente. Tuvimos suerte y nos hizo un tiempo increíble. La carretera avanza dando curvas y subiendo desnivel y vas realizando las paradas indicadas. Es una carretera muy turística y está llena de coches, motos, gente en bicicleta…Los paisajes y las vistas son una maravilla por lo que sí se puede es muy recomendable recorrerla. Quisimos adelantar camino en nuestra ruta por Austria y reservamos un hotel a más de 2 horas de Zell am See, en Obertrauner. Demasiado lejos, demasiados kilómetros para un mismo día. www.viajasinparar.net
Iglesias en Viena
Iglesia de San Carlos Borromeo
(10)
La construcción de esta maravillosa Iglesia en Viena, se debe a la promesa que hizo el emperador Carlos VI durante la epidemia de peste que azotó Viena en 1713 y que se cobró la vida de unas 8.000 personas. El emperador prometió levantar un templo dedicado a San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán y héroe de la epidemia de peste de 1576, cuando la ciudad quedase libre de esa plaga. La iglesia combina el barroco con diferentes estilos, como el pórtico griego de la fachada central, aunque las columnas laterales son de inspiración barroca muestran en relieve episodios de la vida de San Carlos, representándose en la de la derecha muestras de su valor y en la de la izquierda se su constancia. Los dos pabellones laterales muestran influencias del barroco romano y decoración oriental y sobre la entrada una gigantesca cúpula. En el interior podemos contemplar unos maravillosos retablos y el fresco de la cúpula que fué realizado en el año 1725, denominado "La apoteosis de San Carlos Borromeo" última obra realizada por Johann Michael Rottmayr. El altar mayor presenta un relieve de estuco con San Carlos sobre una nube, ascendiendo a los cielos.
Barrios en Viena
Centro de Viena
(18)
EL centro de Viena es el corazón de esta ciudad y donde podrás encontrar los monumentos históricos más importantes sin tener que coger ningún medio de transporte. Las instalaciones del Palacio Imperial, La Ópera o Museos como La Albertina o el de Sissi Emperatiz (especialmente recomiento este último en donde podrás conocer, de una manera amena y didáctica, la persona, no el mito de Sissi) podrás encontrarlos paseando por el denominado anillo, "The Ring". Si no queréis andar, también un tranvía hace todo este recorrido. Merece la pena detenerse en algún momento a comer un trozo de tarta con un café. Yo recomiendo el Hotel Soher, donde sirven un estupendo café y tortas imperiales, famosas en el mundo entero. Aunque en verano la temperatura es más agradable, yo recomiendo esta visita para el invierto ya que el frió le da a esta ciudad su cara más representativa.
De interés cultural en Innsbruck
Golden Roof - Tejado de oro
(13)
Es el símbolo mas famoso de Innsbruck la capital de los Alpes , en Austria . Este se encuentra en una recogida y bonita plaza del casco viejo , un barrio de estilo gótico muy bien conservado . Fue el emperador Maximiliano I ; quien lo mando construir un mirador en dos alturas bello , suntuoso en una antigua residencia del archiduque " Friedrich IV " como ocasión de su enlace matrimonial con " Blanca Maria de Sforza de Milan " en 1494 -1496 . Adornado por 2.657 tejas de cobre dorado ; de ahí su nombre , un lugar bien destacado lleno de pinturas y frescos , que se asoman a esta bella plaza . Rodeada de bellas fachadas , en un casco peatonal un lujo poder deambular por el y mas en mi visita , con el ambiente Navideño ! donde el lugar es tan visitado ¡ un gran abeto lleno de luces brilla compitiendo con el Tejadillo de Oro ! Presidiendo el centro del lugar y en su entorno puestecillos de regalos , corazones de galletas muy decorados , puestos del vino caliente que tan bien entra y las salchichas ya sean blancas, rojas regadas con mostaza ! Dejarse llevar por la calle Maria Theresien Strasse y descubrir este bonito lugar , con sus edificios barrocos con sus montañas nevadas ¡ nada mejor que por Adviento !
Museos en Viena
Museo de Historia del Arte
(12)
Ya desde antes de entrar al Museo de Historia del Arte, me asaltó esta pregunta, y durante todo el recorrido no pude encontrar la respuesta. Y es que no sabría decir qué es lo que me gusta más, si el edificio y su interior, o las obras de arte que alberga. Pero vayamos por partes. El edificio fue construido entre 1871 y 1891, veinte años de trabajo que bien valieron la pena, ya que la filigrana de los techos, la nobleza de los materiales empleados y el exquisito buen gusto se respira desde que se cruza la entrada. En muchos momentos me sorprendía a mí mismo mirando los delicados techos o la elegancia de las columnas tersas y pulidas, en vez de contemplar el cuadro que tenía enfrente. Realmente hermoso. La segunda parte, la formaría el conjunto de colecciones que los Habsburgo fueron aumentando a través de los siglos, y que incluye objetos que estaban perdidos o disgregados por el mundo. Quizá lo más relevante sean las salas de la colección egipcio-oriental, adornadas con enormes columnas de fardos de papiros, decoraciones murales egipcias, vitrinas y otros ornamentos. Así podemos entrar en la camara de culto del príncipe Ka-ni-nisut o admirar las tumbas y sarcófagos, los valiosos papiros o las estatuas y relieves. Especial mención también para la colección de antigüedades, el mundo griego y romano de la mano de obras de arte únicas, como la Gema Augustea o los jarrones y ánforas giregas. Finalmente la Pinacoteca con obras de Bruegel, Vermeer, Sanzio, Tintoretto y muchos otros genios de la pintura mundial desde el siglo XV a 1800. En el último piso hay un gabinete numismático y la Kunstkammer o Cámara de Arte, pero en el momento de mi visita estaban cerrados por reformas. Después de tanto gozo artístico, cerremos la visita tomando un estupendo café vienés y un suculento trozo de apfelstrudel en la cafetería que se encuentra debajo de la cúpula, enmarcada por los dibujos del genial Gustav Klimt. Inolvidable.
2 actividades
Museos en Salzburgo
Residencias de Mozart
(16)
En la siempre concurrida Getreidegasse, encontramos una de las dos casas en las que vivió Mozart en Salzburgo. La que yo visité fue el hogar del compositor durante los primeros 17 años de vida. Llama mucho la atención por el fuerte color amarillo en que la han pintado y se accede a ella por una puerta que da a unas escaleras interirores. Lo más curioso es que en sus bajos han instalado un SPAR GOURMET, aprovechando el tirón del genio. Se supone que uno sale embebido de la sutileza y la genialidad de Mozart y busca las delicatessen que nos puede ofrecer la tienda? Contrastes de la vida y marketing turístico... Dentro de la casa, en la primera sala aparece el sagrado Wolfgang cuando era bebé bajo un halo azul fluorescente. Otras curiosidades son un mini violín que Amadeus tocaba de niño, un mechón de pelo y botones de su chaqueta. Para muy melómanos y fans del músico..
1 actividad
Mercados en Viena
Flohmarkt - Mercado de las pulgas
(7)
El mercado de las pulgas de Viena es un sitio perfecto para hacerse con esta ciudad. Las pulgas que le dan nombre vienen de la Edad Media, estos parásitos abarrotaban las cabezas de los habitantes, por ello se prestaba en el mercado un servicio muy apropiado en el que unos monos se encargaban de despulgar por un módico precio. Actualmente, siendo un mercado espectacular, la diversión es más limitada. Los precios en Viena son ligeramente más caros que en España, pero se pueden esquivar dando una vuelta estratégica (que además es un espectáculo para los sentidos) por la gran cantidad de puestos que alberga. El pescado es delicioso en Viena, al contrario que la carne; no es muy aconsejable si no se lleva bien una dieta a base de cerdo con salsa, cerdo con coles de bruselas o cerdo con pasta. Eso sí, aquí tenéis oportunidad de probar el goulash que es un guiso de res. Es una forma de escapar del cerdo aunque juraría que el que me sirvieron a partir de aquí no era otra cosa más que cochino. Lo sirven con una bola gigantesca de masa de pan especiada que acabará con el más "obsceno".