Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Jerez de la Frontera?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Estatuas en Jerez de la Frontera

18 Estatuas en Jerez de la Frontera

Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento a Lola Flores
(7)
Este monumento se halla en una plazuela, dentro del barrio de San Miguel, la zona flamenca por excelencia junto con Santiago de Jerez de la Frontera, donde nació el flamenco y donde han nacido la mayoría de los más grandes. A esta zona se la conoce como La Cruz Vieja, desde ella nacen calles de tanta solera como Pescadería. Dolores Flores Ruíz nació en la calle Sol, muy cerca de donde se erige su figura en bronce. Para situarnos la calle Sol es una paralela a la céntrica plaza de las Angustias. Es una calle estrecha, donde solo puede pasar un vehículo a la vez. Como todas las calles cercanas a la ermita de la Yedra, calles llenas de patios de vecinos que han acogido al pueblo de Jerez, al sector humilde, donde nació el quejío del flamenco. Es una zona que conozco bien, en la misma calle Sol tenía un amigo, el hijo de Foto Paco, que se empeñó en que la juventud hiciera teatro. Es un barrio que ha envejecido, con viviendas que presentan grandes problemas para adaptarse a los tiempos modernos. Sigue siendo un barrio humilde, donde en cualquier rincón puede sonar en cualquier momento el quejío de un pueblo que sufre en silencio. Lola Flores es la Faraona, ninguna otra como ella. Desde muy pequeña recorría las tascas bailando saltando a la fama formando pareja con Manolo Caracol. No sabía cantar, no sabía recitar y casi no sabía bailar pero tenía un carácter, un coraje interior, una fuerza que no se ha vuelto a ver en ninguna otra bailaora. Ninguna ha llegado a su altura. Este monumento se inauguró en marzo del año 2003, dentro del proyecto de convertir la casa natal de Lola Flores en un museo. Está hecho en bronce, es obra del madrileño Víctor Ochoa Sierra. Es de gran tamaño, la figura de Lola es mayor del natural, y se encuentra en uno de sus típicos gestos, a punto de “arrancarse” a bailar. Sin embargo personalmente no me gustó la elección del bronce para el monumento. Comprendo que es lo habitual pero el bronce es un material muy oscuro y si encima la imagen es grande y se pone sobre un pedestal se hace distante. Y la expresión de La Faraona queda lejana, ensombrecida por lo oscuro del bronce, creo que otro material más alegre y con profusión de colores habría representado mejor la alegría y el corazón que esta mujer llevaba dentro y que daba en cada actuación.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento a La Paquera
(1)
El día 12 de diciembre del año 2009 se hizo justicia a la cantaora más grande y más apreciada por el pueblo de Jerez, fallecida en el año 2004. En la llamada popularmente plazuela de la Yedra, delante mismo de la ermita se colocó una estatua de Francisca Méndez Garrido, cantaora inmortal del barrio de San Miguel. La obra ha sido realizada por el sevillano Sebastián Santos Calero, en un realismo que ha gustado mucho por esta zona, porque ha sabido representar a La Paquera tal como era, con su carácter y su fuerza. Cuando fui a fotografiar el monumento pasé por la calle Empedrada, donde nació, y pude constatar que los vecinos están contentos con la estatua, con su diseño y con el detalle de recordar a la más grande, pues no ha nacido aún en Jerez de la Frontera ninguna cantaora más popular, con más gancho. Exceptuando, quizás, a la Faraona pero ella pronto se fue a Sevilla, llegando a renegar de haber nacido en la calle Sol, otra de las calles que desembocan en la plazuela. La estatua fue modelada en arcilla, tiene una altura de 2.40 metros, y ha sido esculpida en bronce tras un vaciado del molde a la cera perdida. Se halla anclada al pedestal de granito y tiene un acabado a base de pátinas que le dan una gran expresividad visual a la Reina de la Bulería.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento a Álvaro Domecq
(2)
Majestuoso monumento a uno de los hombres más importantes en la historia de Jerez
Estatuas en Jerez de la Frontera
Homenaje a la Maternidad
(2)
Como otros tantos, nada especial.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento a Miguel Primo de Rivera
Monumento a Miguel Primo de Rivera situado en el centro geográfico de la ciudad. Es el símbolo de la ciudad del Caballo, el Motor y el Sherry, lo que levanta muchas ampollas en diversos sectores sociales. Está en el centro de la plaza del Arenal, donde se congrega gran parte de la vida social y es un elemento muy utilizado para representar a la ciudad a nivel de postal. Hace algunos años, durante el final del período pachequista, se retiró este monumento. Coincidió con la construcción del parking subterráneo y se rumoreó que no volvería a instalarse en su sitio. Aunque la derecha local se manifestó por su retorno la plaza se urbanizó dejando un hueco en el centro. El debate social fue amplio y hubo confrontación de opiniones pero la mayoría de los que se manifestaron lo hicieron en contra de que un símbolo de la dictadura simbolizase a Jerez. Incluso se le buscaron nuevas ubicaciones, pero ninguna convenció y el monumento se quedó guardado en un almacén. A los pocos meses de llegar al poder el PSOE recolocaron este símbolo de la dictadura en su lugar. Hubo numerosas protestas pero hicieron oidos sordos. Fue construido por el valenciano Mariano Benlliure en 1922 y simboliza un acto de poder de la monarquía española sobre África. Habiendo sido derrotado el rey un año antes en Annual ordenó al dictador bombardear el norte de África usando armas químicas. A pesar de estar prohibidas por las convenciones internacionales las aldeas marroquíes fueron arrasadas con gas mostaza. Ese mismo año se dedicó a eliminar el anarquismo en Cataluña recurriendo a la mano dura. Para conmemorar tan heroicas hazañas fue erigido este monumento. El conjunto está ajardinado y con fuente. En sus frontales se hacen referencia a divinidades clásicas y a las batallas ganadas por este militar. Es curioso hacer notar que el debate social originado fue la causa de que muchos jerezanos descubrieran que el caballero homenajeado era Miguel Primo de Rivera y no Francisco Franco como la mayoría creía.
4 actividades
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento al Motorista
Jerez de la Frontera arde cuando llega un gran premio de motociclismo. Esta ciudad tiene una gran afición por las motos y durante muchos años ha habido carreras en el circuito urbano de Duque de Abrantes y en el polígono industrial de El Portal. Del primero recuerdo cómo nos poníamos cerca de las tapas de alcantarillas para contemplar cómo las esquivaban los pilotos, a veces con maniobras inverosímiles. Del segundo recuerdo cómo nos colábamos, a base de tirar las vallas y mientras la seguridad rechazaba la invasión de un centenar se entraba en masa por otro lado. También cómo el resto del año hacíamos motocross por aquellos cerros, esquivando cabras y zanjas que no sé cómo no nos matábamos. Y llega un gran premio y la carretera de Arcos, donde está el Circuito, se llena de motoristas camino de Jerez. Y la muchachada sale a verlos pasar y a disfrutar del ambiente. También Pedro Pacheco, alcalde la ciudad desde la democracia hasta hace seis años, quiso unirse a la fiesta y encargó un gran monumento al motero. Entras en Jerez desde Arcos de la Frontera, desde el Circuito que se halla en Torremelgarejo a ocho kilómetros de distancia, y nada más llegar te ves obligado a cruzar una rotonda. Dos rotondas después llegas al Monumento al Motorista, que está ubicado de frente al visitante. Pertenece a la misma época y al mismo estilo que la mayoría de estatuas que se colocaron en rotondas en aquellos años de final de la década pasada. En la mayoría de los casos la oxidación del hierro es visible, aunque en esta no se siente ese defecto visual, pero parece ser que es un efecto buscado como recurso artístico. Pertenece, como las demás, al simbolismo contemporáneo, donde el escultor pretende no dibujar el contorno físico de lo representado sino transmitir a través de unos rasgos básicos. Desde lejos pareces estar viendo una gran moto, cuando te acercas puedes comprobar que el tamaño del motorista y su vehículo es prácticamente un poco más del natural, pero que debajo saliendo de la misma motos hay como dos patas enormes que a mí me recuerdan a los de los saltamontes. La composición está rodeada de arbolitos y arbustos que conforme van creciendo la van tapando. Con el tiempo si no cuidan ese detalle sólo será visible de frente, aunque quizás eso sea lo que pretendan, que sea un saludo de motero a motero a quienes vienen a visitarnos.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento a Juan Manuel Durán González
En el centro de la típica Plaza de las Angustias, uno de los centros vitales de la ciudad, se yergue un monolito piramidal a uno de los tripulantes del Plus Ultra. El monumento fue inaugurado el 8 de noviembre de 1999 conmemorando el centenario de su nacimiento en esta misma ciudad. Aunque llegó a ser teniente de navío en el mes de enero de 1926, fecha que se recuerda en el monumento, el alférez de navío Juan Manuel Durán González era uno de los cuatro tripulantes del Plus Ultra, el primer avión que logró atravesar el Atlántico Sur, cubriendo el recorrido España-Argentina. Cuenta la historia que en Cabo Verde tuvo que desembarcar para aligerar de peso el avión antes del salto definitivo. A pesar de ello el jerezano es un personaje recordado en Canarias donde tiene una calle dedicada e innumerables referencias. El águila sobre la bola preside el monumento, dividido en una serie de caras prismáticas con alegorías respecto a aquel acontecimiento. Por la parte trasera hay un busto firmado por un tal F. Durán. Alrededor del conjunto hay un pequeño estanque cerrado por un soto ajardinado. El resto de la plaza está enlosada y tiene una serie de árboles y jardines en sus partes exteriores. Es un lugar muy concurrido por ser parada de autobuses, hoy mismo he cogido uno allí, y por hallarse cerca del centro y de los barrios flamencos de la ciudad. Juan Manuel Durán llegó a ser profesor de la Escuela Naval de Barcelona donde murió el 19 de julio de 1926 participando en una exhibición aérea. Su cuerpo fue enterrado en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando, donde puede ser contemplada su lápida.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento a la Asunción
La parte más antigua de Jerez fue la ubicación elegida para situar una imagen de la Virgen de la Asunción en 1952 consagrando así el corazón de la ciudadela a esta advocación. Para poder ver este monumento hay que situarse en el centro urbano, actualmente se considera tal a la Plaza del Arenal, y recorrer la calle Consistorio, donde se encuentra el Ayuntamiento. Siendo una plaza donde se mezclan el gótico-mudéjar y el neoclasicismo, la imagen situada sobre una estructura ideada por Fernando de la Cuadra llama poderosamente la atención de los visitantes. Un pequeño podio al que se accede por escalones eleva el nivel de la estatua, ya de por sí alto al estar colocada sobre un pilar cuyas formas son plenamente clasicistas y cargadas de simbolismos. En febrero de 1952 se inauguró este monumento, cuya parte superior es obra del escultor Juan Luis Vassallo Parodi. Gaditano, de familia procedente de Italia, nacido en 1908, autor de innumerables trabajos artísticos de valía.
2 actividades
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento a Michelín
(1)
Este monumento ha sido ubicado en el este de Jerez. Si llegas desde el Circuito en la primera rotonda que encuentres deberás de girar a la derecha y llegarás a esta otra rotonda. Si llegas desde la autopista es la primera rotonda que te encontrarás. Es el inicio de la Avenida de Europa y, personalmente, creo que debería de estar en la primera rotonda de entrada a la ciudad desde el Circuito. Allí es donde tiene sentido el símbolo de Michelín, por su relación con el Circuito de Velocidad y su postura motera. Pero el por qué este muñeco de 9.25 metros de altura y 2.381 kilogramos está en una rotonda es un misterio. Lo único que está claro es que ha sido una manera de contentar a Michelín para evitar un enfrentamiento con el ayuntamiento. La marca de neumáticos siempre ha estado interesada en relacionarse con el Circuito y por ello desde un principio apoyó la idea. Incluso tiene su propia curva en el trazado. Hay quien asegura que cuando Pacheco concibió la idea de montar un parque temático del motor, el Speed Festival, se cogió los dedos con Michelín. El proyecto obligó a expropiar una serie de terrenos, pleitos que duraron años y que no tengo claro si aún han terminado. Y se contó para el montaje con una empresa norteamericana que ni era empresa ni nada y que terminó estafando un montón de millones al ayuntamiento de Trebujena, a quien propusieron montar en su término el Speed Festival. Al parecer Michelín colaboró en este proyecto fantasma con una fuerte cantidad de dinero, por lo que para resarcirle se le ofreció la posibilidad de trasladar el Bibendum del Circuito a una rotonda de la entrada de la ciudad durante diez años. Pero también hay quien dice que la alcaldesa del PSOE quiso quitar a Michelín del Circuito y tuvo que contentarles montando esta rotonda. En cualquier caso se trata, según parece, de un compromiso publicitario. La rotonda es fea, sinceramente, alrededor tiene un par de ventas pero lo demás está por urbanizar. Es el camino hacia Guadalcacín y el inicio de una avenida llena de naves industriales. La glorieta tiene un diseño cutre, decorada simplemente con restos de corteza de árbol, grava y algunas flores aisladas. Bibendum tiene una postura motera. En uno de sus brazos sostiene el casco y con la mano izquierda hace la señal motera de victoria.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Busto de Manuel Torre
(1)
Una de las bocacalles que desemboca en la Plaza de Madre de Dios ha sido rebautizada como Calle Manuel Torre en honor de este mítico cantaor al que se considera el más grande de la historia del flamenco. Y en la esquina de inicio de dicha calle se ha instalado un pequeño solar en cuyo centro está el busto del rey del cante gitano. Es un busto realista, colocado sobre una columna clásica, con una pequeña placa carcomida por el tiempo. Posiblemente porque este busto estuvo antes en la calle Álamo, en cuyo número 21 nació el artista. Manuel Soto Leyton fue apodado Torre como su padre, cantaor nacido en Algeciras de gran altura de donde les viene el mote. Se le puede considerar como el inventor del cante flamenco pues hasta él se engolaba la voz hasta sonar artificosa. Comenzó a cantar con "voz natural", dando más importancia al sentimiento que a la potencia de voz. Desde él el flamenco es otra cosa. Una pena que un artista tan importante tenga un simple busto en un rincón de una plaza y que nadie recuerde su aportación. ¡A quién le suena el nombre de Manuel Torre! Si os soy sincero yo que vivo en Jerez apenas he oído hablar de él, lo que me parece lamentable.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Busto de Ramón de Cala
No sé qué pensará un viajero al ver este busto, pero creo que resultará cuanto menos impactado por la ubicación que para el mismo se le ha elegido. En la misma plaza, pero al otro lado, se halla el monumento a Lola Flores, la Faraona del flamenco. Y frente a esta enorme estatua de la más grande un pequeño busto del pionero del socialismo humanista español. Ramón de Cala nació en Jerez en 1827 participando activamente en los movimientos políticos de su época. Impulsor del Partido Republicano en la zona, llegando a ser Presidente de la Junta Revolucionaria de Jerez de 1868 y senador. También es conocida su labor periodística, como director de “La Igualdad” y redactor de “El Combate”. Lo que ya no es tan conocido es que la crisis de fin del siglo XIX le hizo pasar una vida mísera, teniendo que trabajar como peón ferroviario y muriendo en un hospital de caridad. En Jerez es ampliamente recordado, teniendo su propia calle, su biblioteca y, desde el año 2002, su busto. Eso sí, colocado frente a Lola Flores, en el flamenco barrio de San Miguel. La idea de erigir este busto surgió cuando se acercaba el I centenario de su muerte, el 12 de julio, como así se refleja en la placa que adorna el monolito. El autor del conjunto es el catalán Agustín Querol Subirats. El busto está realizado en bronce, teniendo un libro al lado, posiblemente su famoso “El problema de la miseria resuelto por la harmonía de los intereses humanos”, reeditado por el ayuntamiento de Jerez con ocasión del centenario de su fallecimiento.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Busto de Rafael Rivero
Junto a la Alameda Cristina se encuentra la Puerta de Sevilla. Bueno, el hueco donde estaba dicha puerta y por dónde entró Alfonso X el Sabio cuando conquistó la ciudad. Tras dicha Puerta había y hay una pequeña plaza que servía para la defensa de la principal entrada a Jerez de la Frontera y como punto de control de la misma. Esa plaza hoy se llama Plaza de Rafael Rivero quien nació en 1800 en una de sus casas-palacio. Por eso dos años después de su muerte, el 17 de octubre de 1883, fue colocado en el centro de la misma un busto en memoria del que se ha sido llamado “Padre del Pueblo” por sus muchas obras benéficas durante sus varios mandatos como alcalde. Rafael Rivero de la Tixera llegó a la alcaldía en 1854 como consecuencia del auge de la burguesía local, enriquecida con el sherry que exportaba casi totalmente al imperio anglosajón. Pero, aún siendo miembro de una de las familias más acomodadas de la zona, se desvivió en transformar Jerez en una ciudad habitable y en mejorar las míseras condiciones de vida de sus ciudadanos. Sus principales logros fueron encaminados hacia el área de la beneficencia y de la vivienda, pero se le recuerda por otros tres muy significativos. Terminó la construcción del acueducto de Tempul con lo que la ciudad pasó a disponer de agua potable de una calidad aceptable. Impulsó la construcción de la línea férrea Jerez-Trocadero, la primera de Andalucía y la tercera de España. Aún queda la estación de tren tal como se construyó inicialmente, sirviendo esta línea para llevar más rápidamente los toneles de vino hasta El Portal, donde embarcaban rumbo a Inglaterra, lo que aumentó el beneficio empresarial pero, a la vez, permitió el tránsito de viajeros entre Jerez y la bahía. Creó el Monte de Piedad, que con el tiempo se convertiría en la primera caja de ahorros de Andalucía con el nombre de Caja de Ahorros de Jerez, ahora llamada Cajasol. El monumento consiste en un busto en bronce con una sencilla inscripción dentro de un monolito. El escultor fue el italiano Augusto Franzi siendo la base realizada por el jerezano Joaquín Vargas.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento a San Juan Bautista de la Salle
La Plaza del Mamelón se encuentra en la prolongación de la avenida Alcalde Álvaro Domecq, la entrada a la ciudad desde Sevilla. Es lugar señero desde siempre y fue el lugar elegido para que el 25 de mayo de 1952 se inaugurada un monumento al que ha sido nombrado “patrono universal de los educadores”. Al acto asistió el hermano superior general Athanase Emile. Jean-Baptiste de La Salle nació en Reims en 1651, dedicándose a formar maestros para los hijos de artesanos y los niños pobres de su época. Fundó los Hermanos de las Escuelas Cristianas, de carácter laical, que en Jerez absorbieron la labor benéfica que estaban realizando las familias acomodadas. Su casa madre es el Colegio de San José, toda una institución en la ciudad. Yo estudié en dicho colegio y tengo que lamentar que las ideas del fundador no se prolongaron en el tiempo, en dicho colegio no entraban los niños pobres sino únicamente los que tenían una buena recomendación. Los estudios con los lasalianos han sido siempre muy apreciados en Jerez de la Frontera y mi hermano y yo tuvimos la suerte de ser apadrinados por el mismísimo rector de La Cartuja. Pero, haciendo la salvedad de lo difícil que ha sido entrar en este tipo de colegios por la gran demanda, su labor es inapreciable por lo que el ayuntamiento les concedió la Medalla de Oro de la Ciudad. El segundo paso era levantar un monumento donde el santo aparece con un bonete y la capa inmóvil, de frente a un niño con ricas vestiduras que sostiene un libro abierto. La mano realiza un gesto explicativo, a media altura. En 1995 aquella composición fue sustituida por otra menos clásica y tradicional esculpida por Manuel Jesús Domecq. Juan Bautista aparece con la capa al viento y la mano derecha levantada, delante de un niño al que parece indicar el camino del paraíso como un arcángel. Debajo un monolito de aspecto clásico erigido por el arquitecto municipal Fernando de la Cuadra, autor de otros varios soportes de estatutaria local. Bajo mi opinión esta segunda estatua es mucho más alegórica e impactante. El monolito está rodeado por una fuente donde cae el agua por dos conchas.
1 actividad
Estatuas en Jerez de la Frontera
Busto del Cardenal Bueno Monreal
Si se os ocurre preguntar en Jerez por la Colegial todo el mundo os indicará el camino hacia la Catedral. A pesar de que desde el 3 de marzo de 1980 “ascendió” de categoría para todo el mundo continúa siendo la Colegial. El 10 de diciembre de 1978, 200 años después de su inauguración, el cardenal Bueno Monreal consagró el templo y se promulgó la bula de constitución del obispado. Este hecho, de escasa trascendencia para la ciudadanía, es el reflejado en este monumento de agradecimiento al cardenal que intervino en el acto religioso. El busto es de carácter realista. El personaje, de tamaño natural, mira hacia la Catedral, dentro de un reducto construido en una esquina de las escaleras de acceso con pavimentación a dos colores y barandillas de metal. El cardenal Bueno Monreal generó gran estima entre los círculos religiosos de Jerez y Sevilla por su aportación en muy variados aspectos, por lo que esta sencilla imagen del mismo ha alcanzado una notable aceptación en la ciudad.
2 actividades
Estatuas en Jerez de la Frontera
Busto de Luis Coloma
(2)
En la Plaza del Arroyo se halla la Catedral de Jerez y, enfrente, una serie de palacios construidos en el siglo XVIII en los que se asentó la flor y nata de la aristocracia jerezana. En tan señero lugar existen unos jardincitos, delante del palacio del conde de Puerto Hermoso. En estos jardines públicos se halla un busto al Padre Luis Coloma que procede del año 1919. Este monumento en bronce fue realizado por el valenciano Ramón Chaveli Carreres, quien nacido en Alzira se instaló en Jerez de la Frontera convirtiéndose en uno de los escultores sacros más importantes de los inicios del siglo XX. Por ello se le eligió para plasmar a uno de los personajes de más alta categoría en la reciente historia de Jerez. Luis Coloma ha pasado a la memoria colectiva no por su labor como jesuita sino por su empeño literario, destacando su novela “Pequeñeces” en la que dibuja a algunos de los personajes populares más conocidos. Entre ellos destaco al ratoncito Pérez. En Jerez hay muchas evocaciones a este personaje. Yo estudié en el Instituto Padre Luis Coloma, donde impartió Geografía e Historia y donde fue director hasta su muerte. Pero además tiene su biblioteca y una larga serie de distinciones sociales. Por ello se le ha ubicado delante de los palacios, en el sitio más importante del Jerez moderno, como signo de distinción hacia el personaje.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento al Cuerpo de Bomberos
Debajo de los puentes sobre los que circula el tren dentro de la ciudad de Jerez se ha instalado un monumento que de puro sencillo parece ubicado fuera de lugar. Enfrente está el Parque de Bomberos y a ellos se dedicó este monumento. Lo realizaron los alumnos de la Escuela de Arte de Jerez en el año 2009 y se inauguró el 17 de abril a las 19.30 de la tarde. Ese jornada se convirtió en un día de homenaje al cuerpo de bomberos, especialmente a sus jubilados y a su honorífico Pedro Benítez. Muchos colectivos de la ciudad intervinieron en el homenaje. Entre ellos destacó la participación de la Federación de Asociaciones de Vecinos Solidaridad, la Asociación de Vecinos de La Constancia, los sindicatos CC.OO. Y UGT, el Club Filatélico, los Hermanos de San Juan de Dios, la Hermandad de la Paz y las Bodegas González Byass. Los actos comenzaron cuando la alcaldesa inauguró este monumento ante medio millar de personas. Posteriormente en los Museos de la Atalaya se organizó un acto con entrega de placas y otros recuerdos a los homenajeados. Tras este reconocimiento público intervinieron diversos artistas, entre ellos David Demaría y la Reina Gitana. Sin embargo, cuando uno mira el monumento le parece algo vacío. La elección del arte abstracto genera falta de expresividad y el lugar elegido, debajo de un puente, esconde un monumento que representa el homenaje de un pueblo y que, evidentemente, merece una ubicación mucho más adecuada. A pocos metros, en medio de la rotonda, un gigantesco catavino atrae todas las miradas, un catavino que no ha salvado ninguna vida que yo sepa pero que, no obstante, sí que ocupa un lugar de preferencia.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento a la Venencia
Casi todos los días paso junto a este monumento. Cuando las vías del tren se elevaron, separándose del suelo para situarse sobre un puente, Jerez ganó algo más que unos metros cuadrados de suelo. Hasta entonces desde la zona cercana al Estadio Municipal sólo podía llegarse a la zona norte por un único camino o había que dar una importante vuelta. Los atascos eran enormes y la fluidez del tráfico no existía. Ahora las cosas han cambiado porque al quitar las vías de en medio la ciudad se ha conectado totalmente entre sí. Curiosamente esta rotonda se ha convertido en uno de los puntos álgidos de la circulación pues confluyen en ella los coches que vienen del norte, del este y del sureste. Total que ante la ausencia de semáforos se monta un caos tremendo y cuesta pasarla. Para decorar esta rotonda, de la época de Pedro Pacheco, se situó una gigantesca venencia o catavino, la herramienta imprescindible para catar los caldos jerezanos en las bodegas. El tamaño de la estatua es similar a las de otras estatuas de la misma época, siempre grandes y con escasa expresividad, tales como el Minotauro o el Motorista. El catavino queda integrado dentro de la rotonda no tanto como monumento sino como fuente pues se ha aprovechado su existencia para que el agua en movimiento simule a la holanda, la madre blanca del vino. Sinceramente creo que la situación lógica de este emblema del vino jerezano es en alguna entrada de la ciudad, pues la rotonda da la impresión de ser una entrada cuando es una glorieta interior. Entiendo que un buen monumento a los bomberos, cuyo Parque se halla en esta misma rotonda, sería mejor motivo decorativo, sobre todo cuando tienen un triste monumento semioculto bajo el puente ferroviario.
Estatuas en Jerez de la Frontera
Monumento al toro de lidia
Entrando en Jerez desde el este, dirección Circuito de Velocidad, antes de llegar al centro urbano se atraviesa esta rotonda. La rotonda fue creada en los años noventa, junto con otro sinfín de rotondas que se hallan en esa zona jerezana, hasta configurar un paisaje de rotonda tras rotonda. Fue la época de Pedro Pacheco quien urbanizando esta zona urbana decidió llenarla de rotondas para no tener que instalar tanto semáforo. En muchas de estas rotondas instaló esculturas para adornarlas. Algunas de estas estatuas tienen su encanto, otras como ésta espero que con el tiempo terminen por desaparecer. La estatua del toro no es que se haya oxidado con el pasar de los años, es que siempre ha estado así. Si algo me ha asombrado de este tipo de adornos urbanos es que ya se instalan oxidados, como si la herrumbre fuese un motivo decorativo. Así hay unas cuantas, aunque entre ellas este toro es de los más conseguidos. Literalmente hueco, carece de detalles. Se sabe que es un toro porque el contorno nos hace asociar esa idea pero nada más. El toro siempre ha sido un animal característico de Andalucía y por ello homenajearlo es algo casi lógico en esta ciudad donde hay tantos monumentos de caballos. Pero este homenaje es casi una afrenta porque “eso” no es un toro. Paso por esta rotonda casi todos los días, al hallarse camino de su trabajo y, a pesar del tiempo que llevo viendo esta estatua, sigo sin entender por qué está oxidada.