¿Dónde quieres ir?
Compartir
¿Te gusta Deyá?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

Sa Foradada

+61
Sa Foradada Dirección

28 opiniones sobre Sa Foradada

La roca que respira

La horadada, la agujereada, si lo prefieren, es todo un símbolo del noroeste mallorquín. Se dice que este promontorio estuvo apunto de ser propiedad el Archiduque Luis Salvador de Habsburgo-Lorena, que se hizo en poco tiempo con S'Estaca y Miramar, preciosas fincas de olivares y bosque que se pueden vislumbrar desde el mirador que nos permite ver la roca.
Al parecer el noble alemán sentía una atracción irrefrenable por la gran roca, pero su bolsillo no le permitió cumplir sus sueños de posesión.
Hoy en día, tal y como ha sido siempre, la punta de roca sigue impasible los caminos de la naturaleza y la historia, sin más dueño que el viento que pasa a través de su enorme oquedad y los ojos de los visitantes que desde arriba lo admiran mientras admiran la puesta del sol con una bebida entre sus manos.

Leer más
+3

Entre el mar y el cielo

Esta vez quisiera mostraros un rinconcito de mi tierra. Se trata de uno de los lugares más hermosos de Mallorca, y para mí, de todos los que he visitado, pero claro...objetiva, lo que se dice objetiva, tampoco soy, así que os dejo la referencia y las fotos y ya juzgáis vosotros mismos.
Os hablo de Sa Foradada, una pequeña lengua de tierra que sobresale de la Serra de Tramuntana y que termina en una impresionante roca "agujereada" en su centro.
Para llegar hasta ella, deberemos tomar la carretera que recorre toda la Sierra junto al mar la cual nos va a ofrecer, durante toda su extensión, unas vistas impresionantes.

Leer más
+2

Sa Foradada/La Foradada

Uno de esos lugares tranquilos que se encuentra entre Valldemossa y Deià por la carretera costera. En mi opinión si haces una ruta por la Sierra de Tramontana es el mejor lugar para terminar y ver la puesta de sol con una cerveza o un cocktail. Pero cuidado porque si te quieres sentar en las mesas tendrás que ir un poco antes de la puesta. El bar lo han modernizado y ahora tiene un toque hippie-chill out muy apropiado. A diferencia de otros miradores este es uno de los pocos que tiene bar, cosa que en mi opinión es algo muy bueno y apropiado para terminar tu jornada aquí.
Yo siempre voy todos los años y nunca me cansaré, os dejo distintas fotografías del lugar.

Leer más
+2

Justo un minuto

Con las tempranas puestas en estas fechas, hay que adelantarse para estar dispuesto durante los breves minutos de luz que nos agasaja el sol en su retiro. En ocasiones se pierde la oportunidad de una foto interesante por cuestión de segundos, por ello, aunque en principio la localización prevista era la Peña Foradada, cuando se toma consciencia de no llegar a tiempo, se extiende el trípode y se trata de plasmar lo que se tenga delante, pues esos momentos de luz siempre son generosos y agradecidos.

el final perfecto para toda excursión

Excelente

Si vas a hacer un recorrido por la Sierra de la Tramuntana, quizá te interese dejar para el final del día el mirador de Sa Foradada. Está muy cerquita del pueblo de Deià y bien indicado. El acceso al mirador es fácil y tiene una zona dedicada al aparcamiento. Las vistas son impresionantes y junto al mirador hay una cafetería-restaurante donde puedes contemplar la puesta de sol mientras cenas.

Sa Foradada

El mejor lugar para ver una puesta de sol. Estuve en agosto y a las 20:55 se produjo esta maravilla. Sin duda, no te lo pierdas si vas a viajar a Mallorca.

+3

Aguas turquesas en la sierra de la Tramuntana

Bajando desde el mirador de Sa Foradada, tras aproximadamente unos 30 minutos a pie, encontramos un lugar de aguas turquesa escondido entre las rocas. En este lugar además hay un restaurante en el que se puede disfrutar de por ejemplo, una paella frente a las cristalinas aguas.

Un atardecer en el Paraíso

Excelente

Si algo tiene de Especial Mallorca son sus infinitos rincones y calas donde uno/a puede pasar el día entero y olvidarse completamente del tiempo. Uno de esos rincones es Sa Foradada (o piedra agujereada si lo traducimos literalmente), al norte de la Isla en la Sierra de Tramuntana. Una ventana única donde asomarse, relajarse, contemplar un buen atardecer y dejarse llevar por el sonido del mar. Lugar indispensable donde perderse y quizás, no regresar...

Si hay algo que hecho de menos en Madrid es poder darme un buen paseo junto al Mar, mi mar, en mi Isla de la Calma: Mallorca. Uno de mis paseos favoritos es el del Paseol Marítimo, junto a los múltiples barcos, yates o terracitas.

Leer más
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos