Escribe aquí tu destino
Entrar
Mi perfil
Editar mi perfil
Cerrar sesión
Añadir experiencia
Publicar

1 opinión sobre Casa de la Lactància

Una cosa que siempre me sorprende de...

Una cosa que siempre me sorprende de los antiguos hospitales es su lujo desproporcionado. Normalmente, estaban destinados a atender a las clases menesterosas, ya que los pudientes normalmente recibían al médico en su casa. El contraste que los obreros de antaño, cuyas condiciones de vida bordeaban la miseria, debían experimentar al ser ingresados en unas instituciones casi palaciegas debía ser bastante surrealista.

Este pequeño edificio dedicado originalmente a clínica de obstetricia, que data de principios del siglo XX, no escapa a estas características. Como algo tan básico, podía ser tan escasamente funcional es algo que no nos cabe en la cabeza hoy en día. Probablemente, se trataba de retratar de manera visible la generosidad de los particulares que normalmente estaban detrás de estas iniciativas...

Leer más
+6
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos