MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Qué ver en Queenstown

76 colaboradores
Senderismo en Queenstown
Routeburn Track
Senderismo en Queenstown
Dart River
Senderismo en Queenstown
Caples Track
Senderismo en Queenstown
Double Cone
(1)
Senderismo en Queenstown
Excursión al Glaciar Burn
(1)
Senderismo en Queenstown
Colina de Queenstown
(2)
Senderismo en Queenstown
Senderismo en Queenstown
(1)

32 cosas que hacer en Queenstown

Ciudades en Queenstown
Queenstown
(7)
Como hemos visto en rincones como el de su cementerio, los primeros pakehas (pobladores) llegaron a la zona del Lago Wanaka allá por los años 50 del siglo XIX, por lo tanto no se trata de una ciudad con historia, bueno, realmente ninguna ciudad de Nueva Zelanda la tiene. Pero lo que la distingue de las demás, es que siendo una población no muy grande, casi una ciudad, posee una energía vibrante, que puede respirarse en cada esquina de cada calle. No en balde se ha autoproclamado la capital de la aventura total , debido a la inagotable oferta de deportes y experiencias de este tipo que ofrece a los visitantes. Desde el original salto "Bangy" a los grandes senderos por la naturaleza, paseos en kayak, esquí acuático, vuelos en avioneta y helicóptero... De todo y para todos, así es Queenstown. Pero también la ciudad sabe regalarse en pasajes más tranquilos, que incluyen un centro pequeño pero denso, con multitud de tiendas y restaurantes, un parque junto al lago donde las aves juegan con los visitantes y se dejan fotografiar como starlettes de una revista, un pequeño muelle desde donde tomar un vapor añejo pero restaurado que hará que volvamos atrás en el tiempo mientras navegamos el lago y sobre todo una pequeña muestra de arquitectura victoriana que pareciera acabada de construir. Es una delicia recorrer las calles de Queenstown dejándose llevar por el tiempo, entrando y saliendo de tiendas, acercándose a descubrir la estatua de William Gilbert Rees, fundador de la ciudad, ir a comer una hamburguesa a Fergburger o lanzándose a cualquiera de las miles de actividades que la "Ciudad de la Reina" tiene para ofrecernos
Lagos en Queenstown
Lago Wakatipu
(6)
Este inmenso lago, que se alimenta de nada menos que cinco ríos, es la antesala de la ciudad de Queenstown, una vibrante y siempre cambiante ciudad que se enmarca en las aguas de este embalse natural que mide nada menos que 212 kilómetros. La leyenda cuenta que un gigante secuestró a una bella joven; para salvarla, su amado novio quemó la cama donde dormía el gigante y su grasa, al derretirse, ardió y formó un cráter, que es la cuenca del lago Wakatipu. Hoy, aún siendo lugar de recreo y transporte por barco, el agua que llena ese cráter se considera la segunda más pura del país, llegando a un nivel del 99,9 %. Es decir, es preferible beber agua del lago directamente que comprar una botella de agua en un supermercado. Increíble. Pero si alto es su nivel de pureza, baja es su temperatura, por lo que incluso en verano, cuando el sol ha calentado la superficie cristalina, ésta no llega a rozar los 10º, debido al flujo constante de los ríos provenientes de montañas nevadas y glaciares. El lago es tan grande, que en cuanto sopla un poco de viento se levantan olas y el efecto es el mismo que si estuviéramos en una playa. De hecho, los habitantes de Queenstown suelen ir a la playa de Marine Promendade a tostarse bajo el sol del verano, pero eso si, no se meten en el agua sin un buen neopreno..
Islas en Queenstown
Skyline Queenstown
Queenstown es una ciudad preciosa, vibrante, joven y colorista, eso nadie puede ponerlo en duda. Caminar por sus calles es llenarse de vida, de aire, de lago. Pero si realmente queremos llevarnos una imagen única del lugar debemos subir obligatoriamente al Skyline. ¿Por qué? Muy fácil. Desde arriba disfrutaremos de una vistas fantásticas y hacernos una idea de lo grande que es la ciudad y el marco que la rodea. Para ello subimos por Brecon Street, aparcamos nuestro coche en ese espacio del que hablamos en el rincón anterior y que está entre el histórico cementerio de la ciudad y la terminal del teleférico. Pagamos nuestra entrada que viene a costar unos 14 euros y que nos permite subir y bajar el el huevo que recorre los cables del recorrido ( para los más activos existe la posibilidad de bajar caminando). Esperamos religiosamente nuestro turno y subimos a la cápsula que lentamente va escalando la colina y preparándonos para lo que vamos a ver al llegar arriba. En la terraza que precede a la plataforma nos bajamos y exploramos el lugar. Un negocio montado con esto de las vistas que debe aportar mucho dinero extra a la empresa y a la ciudad: un café, un restaurante de lujo con unas cristaleras que permiten ver las vistas mientras se disfruta de la cocina de autor, una tienda de recuerdos muy completa y lo más importante, el mirador. Éste rodea toda la plataforma y está acompañado de varios paneles informativos que cuentan la historia del teleférico, fotografías de situación y una vista general de lo que tenemos frente a nosotros. De derecha a izquierda el lago Wakatipu, la Sunshine Bay, los Remarkables con el pico Double Cone y sobre todo la inmensidad del paisaje donde la ciudad es el único centro. Si nos gustan las emociones fuertes, podemos aprovechar el lugar para acercarnos al Ledge Bungy y dar un salto de 47 metros en caída vertical sobre los árboles, o probar el Skyline Luge, una especie de trineo con el que se desciende una pista de unos 800 metros entre curvas inclinadas y un túnel. Aunque no hagamos ninguna de estas dos actividades subir hasta la terraza vale la pena, como decía en un principio, y aunque Nueva Zelanda está llena de este tipo de atracciones, la de Queenstown se lleva la palma no por el recorrido entre árboles, sino por las maravillosas vistas que se disfrutan desde arriba.
Lagos en Queenstown
Crucero TSS Earnslaw Lake
(1)
En Queenstown puedes hacer una excursión en barco crucero por el Lago,es algo cara,48 dolares,unos 24 euros,yo la hice para ver las vistas desde el interior del lago que son muy agradables y espectaculares,vas a disfrutar sobre todo si tienes un buen día,el barco es antiguo,y de forma simbólica suele pitar al acercarse de vuelta al puerto
Senderismo en Queenstown
Routeburn Track
Esta ruta es una de las caminatas más populares del país, gracias a su ubicación entre lo parques nacionales Mount Aspiring y Fiordland. Son solo 32 km y aunque se podría hacer en un día, se recomienda tomárselo con calma y dedicarle 3 días. Por el camino hay 5 cabañas y dos refugios dónde se puede pasar la noche. En temporada alta hay que hacer reserva para la noche en las cabañas, ya que se llenan fácilmente. Hay que ir bien equipado con comida, bebida y ropa impermeable, ya que al menos uno de los tres días de la caminata llueve. Si se tiene suerte y hace buen tiempo, se ofrecen unas vistas fantásticas.
De interés deportivo en Queenstown
Deportes extremos
(4)
Nueva Zelanda tiene una gran tradición en deportes extremos o de riesgo. De hecho buena parte de su oferta turística se basa en la posibilidad de practicar deportes de riesgo en sus ríos, mares, cielos, montañas o puentes. Es un país que te ofrece muchas posibilidades, ya que combina una extraordinaria naturaleza con su pasión por muchos deportes. Te sorprenderá la cantidad de paisajes diferentes que podrás ver en este país: desde panorámicas desérticas, glaciares, géiseres, selvas, lagos, mares o montañas nevadas hasta ciudades que recuerdan a la vieja Europa. Queenstown es la capital del deporte extremo de Nueva Zelanda. En esta ciudad de la Isla Sur fue donde se inventó el “puenting” o “bungy”, y han sabido rentabilizarlo muy bien ofreciendo numerosas actividades o tours a los turistas, proclamándose la “La Capital Mundial de la Aventura”. Estas son algunas de las actividades que harán subir tu adrenalina si te dejas caer por el país de los kiwis: Bungy (puenting), kayaking (descenso en barcas por ríos o por el mar), buceo, escalada, salto en paracaídas, surf, rafting, sailing (navegar a vela), snow… Además de en Queenstown, los lugares más populares para hacer el famoso bungy son: el puente del río Kawarau (a las afueras de Queenstown), Taupo, Hammer Springs, Mangaweka…En la ciudad de Auckland se puede saltar desde la Sky Tower, que es el edificio más alto del hemisferio sur, con 192 m. Si no eres tan aventurero, también te ofrecen deportes más “normales”, como: ski, tours en bicicleta, senderismo, tours familiares, tours ecológicos…
Senderismo en Queenstown
Dart River
El Dart River Track (a veces llamado Dart Rees-Track), es una de las más bellas rutas de senderismo en la región del lago Wakatipu de Queenstown. Se trata de un recorrido que sigue el cauce del río Dart, que se extiende en largos y majestuosos meandros y que tiene su origen en el glaciar Dart. La ruta puede hacerse al revés (especialmente en invierno, cuando los pasos están disponibles sólo para montañeros experimentados) o continuar por el Valle Rees o por el Parque Nacional Mount Aspiring National Park pasando por Cascade Saddle con vistas al imponente Glaciar Dart.
De interés deportivo en Queenstown
Puente Kawarau
(1)
El puente del Río Kawarau, a unos 20 kilómetros al noroeste de Queenstown (isla sur), una de las ciudades en las que más arraigada está la práctica de deportes extremos en Nueva Zelanda. Lo que hace especial a este puente es que es uno de los primeros desde los que se hizo puenting (allí llamado bungy), concretamente en 1988. Hay cuarenta y tres metros de altura para saltar y hacer que toda tu adrenalina salga a la superficie!! Si te gustan los deportes de riesgo, Nueva Zelanda es uno de los países donde puedes elegir practicarlos casi todos. Tienen experiencia y la seguridad es lo primero que miran, todo para que te diviertas sin preocupaciones.
Paracaidismo en Queenstown
Skydive Nzone
(2)
Nunca me ha gustado hacer publicidad de ninguna marca o empresa. Pero ésta en particular se lo merece. Cuando llegué a Queenstown, la capital de los deportes de riesgo mundial, estaba segura que haría paracaidismo (skydiving). La pregunta era, ¿Dónde?, y no tuve ni que pensármelo 2 veces. Nzone, situada en la calle principal, con una imagen corporativa muy atrayente, con una organización impecable, un marketing aplastante y sobre todo...unos precios de escándalo. Pero consiguieron que no me temblara la mano a la hora de pasar mi tarjeta a los 5 min de entrar en la tienda y reservar lo que sería, la actividad más excitante que he hecho. Me tiré de 12.000 pies, lo que se traduce en 45 segundos de caída libre realmente locos y 6 minutos de paracaidismo sobre lo que es un espectáculo visual. Sobre el lago Wakatipu, montañas nevadas, miles de ovejas...vistas inmejorables. Si pasáis por Queenstown y queréis emociones fuertes...skydiving!. Como me dijo mi instructor cuando me encontraba con los pies colgando de la avioneta a 12.000 pies de altura a punto de saltar...OPEN YOUR EYES, TAKE A BREATHE AND ENJOYYYYYY!! y sólo recuerdo dar volteretas en el aire...;) http://www.youtube.com/watch?v=UKfmJBRzzfY
De interés turístico en Queenstown
Tour El señor de los Anillos
(1)
La trilogía de El Señor de los Anillos se rodó por toda Nueva Zelanda, pero sin ninguna duda la zona de Queenstown fue de las más utilizadas por sus extraordinarios paisajes, y este tour recorre varias de las localizaciones de la película en 5 horas, primero por crtra desde Queenstown a Glenorchy y luego en todo terreno por la zona en la que se ubicó Isengard en la película. Termina el tour con el lugar donde ser rodó la batalla de los olifantes
De interés deportivo en Queenstown
Bungy AJ Hackett
(1)
El primer puenting comercial de mundo empezó en Queenstown en 1988, y como al principio nadie se tiraba, dijeron que al que se tirara desnudo se lo dejaban gratis, y fue un éxito inmediato. El primer bungy todavía está operativo en el histórico puente Kawarau, y con sus 43 metros parece cosa de niños comparado con los 140 que tiene el más alto del mundo, también, como no, en Nueva Zelanda. En el clásico puedes elegir entre un salto "seco" o zambullirte en el río. Han creado un centro de visitantes en el que se puede ver gratuitamente la evolución del bungy desde una actividad de locos a lo que es hoy en día, una actividad turística más
Jardines en Queenstown
Jardines de Queenstown
Punto turístico en la Isla Sur de Nueva Zelanda. Queenstown ofrece miles de cosas que hacer, tanto durante el invierno como en el verano. Situado alrededor del lago y rodeado de montañas, ¡es una verdadera joya! En el interior del Jardín Botánico se puede pasar un buen rato admirando la naturaleza entre las diferentes especies de plantas y flores. No es que sea una tarea difícil conseguir estar rodeado de naturaleza en Nueva Zelanda, pero a cualquier sitio al que viajo, siempre dedico parte de mi tiempo para pasear por los jardines botánicos.
Playas en Queenstown
Playa de grava
(1)
La playa principal en Queenstown está muy cerca del centro de la ciudad. En las tardes de verano la arena que cubre la playa se llena de lugareños, turistas y viajeros. Los más audaces se tiran al Lago Wakatipu para refrescarse (¡el agua está congelada!). En los momentos con más ráfagas de viento, la superficie del lago se llena de decenas de veleros que navegan veloces por el agua. Y es curioso porque logré ver al equipo nacional de vela de Nueva Zelanda entrenando aquí.
Senderismo en Queenstown
Caples Track
El Caples Track, es uno de los muchos senderos que comienzan al norte del lago Wakatipu, cerca de Kinloch,Glenorchy, y a unos cincuenta kilómetros de la famosa ciudad Queenstown, en Otago. Hay dos refugios en el camino, pero no recomiendo usar uno para dos días de excursión. El último día, que pasa por el "McKellar Saddle", es la etapa más exigente físicamente, pero también la más hermosa, en términos de paisaje. Para la vuelta, aconsejo utilizar la pista de Greenstone en 2 días y también la magnífica Routerburn Track , en 3 días.
Reservas Naturales en Queenstown
Deer Park Heights
La colina de Deer Park Heights es una reserva natural privada, pero accesible al público (pagando), que conserva varias especies de animales silvestres (venados, llamas, cabras, ...), pero que es sobre todo conocida por la película El Señor de los Anillos. Y es que su cercanía a la famosa ciudad de Queenstown permitió que sobre esta colina se rodaran muchas escenas de la película neozelandesa. Además, la vista desde la cima vale el viaje, con la cordillera de Remarkables en el sur y especialmente con el lago Wakatipu que puede ser observado y fotografiado por ambos lados (sólo su parte norte es visible desde Queenstown).
Tiendas en Queenstown
Aotea Souvenirs
Una tienda de souvenirs muy completa, especializada en producto de lana de oveja merina, productos de montaña de Nueva Zelanda, y cosmética orgánica hecha en Nueva Zelanda. También tienen una sección dedicada a joyería.
Pueblos en Queenstown
Glenorchy
(1)
Glenorchy se encuentra a orillas del lago Wakatipu, en la Isla Sur de Nueva Zelanda. Es un pueblo pequeño, con ubicación única. Sin embargo, es sobre todo un lugar de paso para cualquiera que vaya al sendero salvaje de Routeburn. También se le conoce como "entrada al paraíso", ya que desde aquí se accede a la región de Fiordland. Esta ciudad es el último centro de cierta importancia antes de entrar en uno de las zonas de montaña más bonitas de Nueva Zelanda, donde se rodaron las escenas del "Señor de los Anillos - Las Dos Torres". Desde el muelle surge también un camino que te permite realizar un recorrido completo por los alrededores y que termina directamente en el centro de la aldea.
Paracaidismo en Queenstown
Skydive Paradise
En Queenstown existen varias empresas para realizar saltos en paracaídas. Nosotros nos decidimos por Skydive Paradise (una empresa pequeñita) y fue un acierto total. Los monitores son muy expertos y te hacen sentir cómodo y es posible incluso llegar a olvidar el miedo y ponerle una sonrisa a esta aventura tan especial de saltar en paracaídas. En Skydive te proporcionan todo el equipo y se puede saltar desde 12000 o desde 15000 pies, eso ya depende del atrevimiento de cada cual. Nosotros elegimos los 15000... ya puestos ¿qué más daba? y es posible disfrutar durante más tiempo del magnífico paisaje: montañas cubiertas de nieve, el lago azul, una vegetación increíble, etc.... Si vuestro presupuesto os lo permite, recomiendo comprar las fotos y vídeos de la ocasión. Vale la pena aportar pruebas de tamaña empresa ante los amigos y parientes incrédulos.

Cosas que visitar y que hacer en Queenstown

Queenstown recibe el apodo de “Capital Mundial de los Deportes Radicales”, y no es en vano. Su disposición natural permite practicar todo tipo de deportes al aire libre. Por esto recibe gran cantidad de turistas extranjeros y locales. Pero Queenstown es mucho más que exclusivamente aventura, hay muchísimas cosas que hacer en Queenstown hoy en día.
Una de los primeras motivaciones que hay en Queenstown, y de las que más orgullosos se encuentran los neozelandeses, es su perfecto respeto a la Naturaleza. Y Queenstown no es menos, el pueblo se compone mayoritariamente por calles peatonales creando una simbiosis perfecta con el patrimonio natural al que pertenece. Escasean los vehículos motorizados.

Si eres un amante de los souvenirs y recuerdos de viajes, hay muchas cosas que ver en Queenstown. No olvides llevarte un detalle de lana hecha a mano. Son característicos también los trabajos en madera de estilo Maorí y la exquisita miel.

En las orillas del lago te esperan algunas actividades que ver en Queenstown, puedes realizar un cómodo viaje por sus aguas. Esta es una visita obligada, adaptada a todo tipo de planes y bolsillos.

Entre otros lugares que ver en Queenstown, el teleférico te sitúa en lo alto del monte, desde allí los más valientes se atreven a realizar Bungy Jump o un vuelo en parapente. En este punto existe uno de los sitios que ver en Queenstown, a poder ser en pareja. Por la noche el restaurante situado en lo alto de la colina ofrece unas inmejorables vistas del municipio iluminado.

En los meses de invierno el turismo se multiplica, sin otro motivo que visitar en Queenstown, sus estaciones de esquí. Se suceden los festivales de música y todo tipo de actividades al aire libre, destinadas a que el viajero disfrute.

Se puede realizar rafting en el río, dar un paseo en helicóptero o descenso en barca. Cuando se acaban las actividades, por cortesía, se ofrece un buen almuerzo caliente. Hablando de gastronomía, existen distintos restaurantes, una de las mejores cosas que hacer en Queenstown. No te prives de probar sus vinos, conocidos en todo el mundo.