MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Qué ver en Pont-Croix

5 colaboradores

2 cosas que hacer en Pont-Croix

Pueblos en Pont-Croix
Pont-Croix
Una joya gótica de gran altura entre pequeñas casitas bretonas en un promontorio a orillas del Goyen, sería la mejor definición para esta villa. Esta lleno de edificios religiosos y organiza ferias de ganado multitudinarias. Su encanto es difícil de superar. Esta localidad ha enamorado a artistas de todo el país, tanto es así, que Henri Matisse pasaba temporadas en esta localidad durante a finales del siglo XIX para inspirarse en sus obras Su origen, como el de gran parte de Bretaña, procede de una fortificación feudal. Tiene un puerto protegido, a día de hoy abandonado, que sirvió a la localidad desde el siglo XV al XIX. La gastronomía es muy importante en esta zona. Las conservas gozan de un valor superior a otras regiones francesas, gracias a su clima templado y húmedo.
Playas en Pont-Croix
Cap Sizun
Como un alguacil en la costa, el farito encalado que corona Cap Sizun. Un lugar de reflexión muy cerca de Finisterre, que invita a todos sus visitantes a la paz. Los senderos que conducen a este lugar van invitando al público al sosiego y a la tranquilidad. Su costa legendaria, recortada como una vasija rota y profunda como una sima crean paz. Las costas de Armórica transmiten sigilo. Las pequeñas calas que rodean a este cabo y los puertos de piedra escondidos en sus playas, son dos de sus máximos atractivos. Pequeñas embarcaciones que entran y salen del puerto como queriendo despegarse de su destino, en busca del porvenir. Su costa salvaje está detenida en el tiempo creando un ambiente único y muy discreto. Un lugar especial para escritores y novelistas que busquen inspiración.