Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Ostende?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué ver en Ostende

37 colaboradores
Museos en Ostende
Museum Schip Amandine
(2)
Museos en Ostende
Mu.ZEE
(2)
Museos en Ostende
Galerias venecianas
Museos en Ostende
James Ensorhuis
(1)
Museos en Ostende
Buque Mercator

14 cosas que hacer en Ostende

Playas en Ostende
Playa de Ostende
(3)
Hace poco vi “Odette: una comedia sobre la felicidad”. Había oído decir que era parecida a Amelie, pero creo que no tienen nada que ver, salvo esa bondad inocente y algo tontorrona de ambas protagonistas. Odette es belga y le dice a su amigo que quiere ir a la playa. Él le dice que la llevará a España, a la playa que ella elija. Odette, feliz en su pequeño mundo, dice que no necesita grandes playas y que le basta con las que tienen en Bélgica. La playa a la que van no es Ostende, pero como si lo fuera. Gris, triste y con un mar y un cielo plomizos que en absoluto invitan al baño. Yo fui, más que nada, por ver el mar del Norte y porque un verano sin playa no parece verano. Sí, a la vista de las fotos, habrá quien diga que están hechas en medio de un mes triste y gris de noviembre, pero no, son de un sábado de agosto. Si se fijan bien, el mar y el cielo se confunden en un color pétreo, como si uno y otro fueran irrompibles salvo por las gotas de lluvia que están a punto de caer desde uno hasta el otro. Y claro, hasta nosotros, que nos diluvió encima. Un bocata en un kebab chorreando futura agua del Mar de Norte y al coche, que la jornada playera se ha acabado. Tras acabar mis reflexiones me parece justo decir que he visto fotos y oído contar experiencias mucho más positivas que la mía sobre las playas belgas. Me parecía injusto no añadir que, quizás, lo mío fue cuestión de mala suerte.
De interés cultural en Ostende
Ostende
(3)
Ostende esta situado en el centro de la costa belga, de la que es la ciudad de mayor tamaño. Aunque no es uno de los lugares conocidos de Bélgica, se encuentra a tan solo 10 minutos en tren desde Brujas.Podemos decir que Ostende es un poco el " Benidorm belga" por la cantidad de turismo especialmente británico y en menor medida holandés y alemán, sin olvidar por supuesto al Belga, Encontramos multitud de bares, pubs y discotecas abiertas y gente en sus calles hasta la madrugada algo poco normal en estas zonas. Uno de estos locales " La Siesta" es un bar español, en el que se ofrecen tapas variadas, aunque es mas un sitio para tomar una copa o cerveza mas que para picar algo como entendemos en España, como curiosidad ofrecen una sangría un pelin "descafeinada". Durante el día Ostende es un fluir de gentes, en el centro de la ciudad hay una gran actividad comercial con numerosas tiendas y pequeños centros comerciales.Además del turismo, Ostende tiene una importante riqueza artística y cultural, en la que hay que destacar sobre todo la catedral de la ciudad ( San Pedro y San Pablo) construcción gótica de formas espectaculares que ha sufrido varias restauraciones ( sufrió un incendio en el siglo XIX y durante la 2ª guerra mundial también sufrió daños de consideración). Otro lugar interesante es el buque escuela Mercator, dentro del cual se puede encontrar un completo museo naval.
Museos en Ostende
Museum Schip Amandine
(2)
Anclado en el puerto de Ostende desde 1995, el Amandine fue en otra época un arrastrero dedicado a la pesca, sobre todo en los mares de Islandia. En la actualidad un barco-museo, el Amandine se puede visitar por 4 € adultos y 2 € los niños. Abierto casi todos los días del año, es un buen paseo para dar en el puerto de Ostende. Se dice que el famoso barco arrastrero podía transportar hasta 10 toneladas de peces en sus mejores momentos. Sabiendo que fue construido en 1961, ¡creo que está muy bien conservado!
Museos en Ostende
Mu.ZEE
(2)
Este importante museo fue inaugurado en 2009 en Ostende. Situado en el centro de la ciudad de Ostende, se encuentra en la calle Romestraat, no lejos del Leopoldpark, y a sólo 5 minutos a pie del buque museo Mercator. El museo reúne las colecciones del antiguo Museo de Bellas Artes de la ciudad y del PMMK, el Museo de Arte Moderno de la Provincia. Se pueden ver, distribuidas en tres plantas, numerosas obras (pinturas y esculturas) significativas del arte belga de mediados del siglo XIX hasta nuestros días. El museo también hace exposiciones temporales.
Sitios insólitos en Ostende
Beaufort - Piedras rojas
Surgidas de la tierra en medio de edificios grises y angulares, las esculturas de Arne Quinze "rock strangers" están allí para sorprender, suscitar una reacción y contrastar por sus formas y colores con el marco que los rodea con un espíritu de crítica de una urbanización que se extiende de forma exponencial sin dejar tiempo a una evolución artística. En una costa belga generalmente apreciada pero que se puede criticar por su frente de apartamentos que se extiende casi sin interrupción frente a la playa de Knokke en la frontera francesa, Ostende ha sido el lugar perfecto elegido por el artista para sus esculturas sencillas pero eficaces.
Museos en Ostende
Galeries royales d'Ostende
Es difícil no ver las Galeries Royales a lo largo del paseo marítimo de Alberto I cuando se está en Ostende. Situadas frente al mar, a lo largo del paseo marítimo, las Galeries Royales se construyeron con el fin de proteger de la lluvia y el viento a los burgueses que quería ir desde el Palacio Real al hipódromo. Estas galerías tienen una longitud de casi 400 metros. Las Galerías se construyeron en estilo neoclásico muy característico de principios del siglo XX, ya que fueron construidas entre 1902 y 1906, bajo encargo del rey belga Leopoldo II.
Museos en Ostende
Galerias venecianas
Al igual que las Galerías Reales, las Galeries Venitiennes están situadas en el paseo marítimo Alberto I, a lo largo de la playa de Ostende. La construcción de las Galerías Venecianas fue ordenada por el rey de los belgas Leopoldo II, que quería construir un palacio con vistas al mar. Más tarde, la familia real no quiso continuar utilizando el palacio, y se le ofreció a la ciudad de Ostende, que decidió hacer de él un espacio de exposición. Al borde de la costa, las Galeries Venitiennes, y Galeries Royales que las prolongan dan a este hermoso paseo un agradable encanto burgués. Cerca hay cabañas de madera en la playa: este ambiente de tarjeta postal se ha convertido actualmente en típico de la ciudad de Ostende.
Museos en Ostende
James Ensorhuis
(1)
Nacido en 1860 en Ostende, James Ensor es uno de los pintores belgas más famosos. Ensor, pintor vanguardista, estaba fascinado por la luz de Ostende y le encantaba reflejar la región. Su casa, en la que vivió desde 1917 hasta su muerte en 1949, nos sumerge en la intimidad del gran pintor. Es verdad, no aprendemos mucho sobre su vida o su obra pero penetramos en su mundo a través de su comedor y el salón azul donde Ensor recibía a sus invitados y donde pintaba. Apreciamos su gusto por la música y descubrimos parte de su colección de máscaras y jarrones que recuerdan sus cuadros. A nivel de calle, la tienda de conchas, objetos extraños e inusuales, y otras baratijas se ha mantenido casi intacta. Una verdadera inmersión en el mundo de este artista extraño, fuera de lo común y fascinante.
Mercados en Ostende
Vistrap
En el puerto de Ostende se puede encontrar todos los días un pequeño mercado de pescado. Se encuentra en una especie de pequeño establecimiento de ladrillo donde los pescaderos están instalados y venden el producto de la pesca del día. Situado junto al puerto, en dirección a la playa de Ostende y el Paseo Albert, I no te puedes perder este pequeño edificio. Lo mejor es llegar temprano si quieres comprar algo allí porque el mejor pescado se acaba rápidamente, pero todavía se puede encontrar algo bueno si te pasas a lo largo del día (por el contrario, al final del la tarde no hay mucho donde elegir). Es un lugar muy típico de la ciudad, donde los pescadores, los vendedores de pescado y los parroquianos se reúnen. Visita obligatoria.
Puertos en Ostende
Costa flamenca
(1)
Desde Knokke, en la frontera holandesa, a La Panne, en la frontera francesa, pasando por el puerto de Ostende y de la bonita Beguinague de Nieuport, son 60 kilómetros de costa para descubrir. En cuanto al "tranvía de la costa", como se le llama aquí, pasa un tren cada 10 minutos en temporada alta, la costa belga, que combina playas de arena, dunas, resorts de playa y una verdadera ciudad portuaria: Ostende. Todo es exótico y encantador. Y sin embargo, tan cerca. Todo el mundo encuentra su felicidad. Carruajes a vela y juegos de playa más o menos deportivos, pero siempre "verde" en La Panne, descubrimiento de los beguinages de Nieuport para los amantes de la historia y la arquitectura, la gastronomía con el mercado de pescados de Ostende, la vela y la historia con la visita al "Mercator", antiguo buque escuela, todavía en Ostende ... Es un error buscar, a veces muy lejos, lo que tenemos al lado nuestro: playas de arena y el sol. Desde París, tome el Thalys a Bruselas, cambie en la estación du Midi hacia Ostende y vacaciones "en la costa", como dicen nuestros amigos belgas!.
Museos en Ostende
Buque Mercator
El Buque Mercator está al final del puerto; también se puede ver cuando se sale de la estación de Ostende. Construido en los años 1930, el Mercator es un tres mástiles utilizado por la marina Belga como buque escuela. A partir de 1961, los oficiales de la marina mercante dejan de formarse en este barco y se convierte en un monumento histórico, y queda anclado primero en Amberes y luego Ostende, donde se puede visitar hoy en día. El barco es, por supuesto, muy impresionante, excelente testimonio de la arquitectura naval y de las condiciones de vida de los marinos en largos desplazamientos en la primera mitad del siglo XX.
Monumentos Históricos en Ostende
Fort Napoléon
El Fort Napoléon está en el lado este del canal. Para llegar allí, se recomienda tomar el ferry que conduce de forma gratuita desde Visserskaai a la orilla oriental. A partir de ahí, siga las indicaciones hacia el Fuerte de Napoleón, a unos diez minutos andando. Es el momento de descubrir el paisaje de dunas tan típicas de esta región y la costa del Mar del Norte. Un poco más lejos, casi escondido entre las dunas, está el Fuerte de Napoleón, edificio militar cuya construcción fue ordenada por el emperador para prevenir un ataque naval inglés... Hoy en día se puede visitar el fuerte. Esta visita servirá para conocer la arquitectura militar del siglo XIX; también ofrece exposiciones temporales y hay un restaurante en su interior
Calles en Ostende
Paseo Marvin Gaye
He aquí una manera muy original de descubrir a la vez la ciudad de Ostende y una faceta a menudo ignorada de uno de los más grandes músicos del siglo pasado. En la oficina de turismo de Ostende, se puede alquilar una pequeña guía en video (en el iPhone) que le permite descubrir la ciudad siguiendo un documental sobre la vida de Marvin Gaye aquí. Porque Marvin Gaye vivió aquí en Ostende durante unos dos años, y sobre todo, ¡es donde compuso el éxito mundial "Sexual Healing"! Este paseo es genial, nos enteramos de muchas cosas sobre la vida del famoso cantante y su vida cotidiana en esta ciudad. El documental se debe hacer por etapas en función de los desplazamientos que haga por la ciudad y está muy bien hecho. Un paseo musical a través de la ciudad, realmente sorprendente y gratificante. ¡Debe hacerlo!
Calles en Ostende
Paseo Albert 1er
Por supuesto, ¡el Paseo Albert I es un imprescindible en Ostende! A un lado la playa y el Mer du Nord, al otro restaurantes, el casino y edificios impregnados de historia. Hay muchas cosas que decir y hacer en el paseo marítimo Albert I ... en un extremo las famosas "Rock Strangers", unas rocas rojas instaladas por el artista Arne Quinze. En el otro extremo del paseo, las Galerías Reales y Venecianas, con su encanto burgués y una arquitectura tan típicamente neoclásica. Entre los dos, el edificio donde Marvin Gaye compuso el éxito planetario "Sexual Healing"... ¡Ostende es una ciudad llena de sorpresas! Ya sea por la mañana, a media tarde o llegada la noche, el paseo siempre ofrece un espectáculo diferente. El ambiente de esta estación balnearia cerca del Mar del Norte se puede sentir aquí más que en cualquier otro sitio... ¡No se lo pierda!

Cosas que visitar y que hacer en Ostende

De todas las cosas que ver en Ostende quizá la más impresionante sea la Iglesia de San Pedro y San Pablo, una iglesia del siglo XVI fue destruida en tiempos de Leopoldo II y en su lugar se construyó esta iglesia neogótica. Llama la atención su monumentalidad, uno de los edificios más grandes y llamativos que hay en Ostende.

Continuamos con el Mercator, un navío de tres mástiles que en su día sirvió como buque escuela y se utilizó para repatriar el cuerpo del Padre Damián. Hoy alberga un museo náutico con objetos exóticos traídos de sus viajes alrededor del mundo y es uno de los puntos que visitar en Ostende más peculiares.

Muy interesante también es la Casa Raversijde, compuesta por: Walraversijde que es un lugar arqueológico con restos de un poblado medieval; Memoriaal Prins Karel, propiedad en la que vivió a partir de 1950 el Príncipe Carlos de Bélgica y Atlantikwall, una fortificación costera que ver en Ostende utilizada en las dos guerras mundiales.

Como podrás comprobar, sitios que ver en Ostende no te faltarán porque además de todos éstos hay muchos otros lugares. Y para los que prefieren propuestas alternativas, hay muchas cosas que hacer en Ostende como bañarse en la playa, hacer alguna ruta, planificar excursiones por los alrededores y mucho más. Busca que hacer en Ostende hoy y déjate sorprender.