¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Florencia en 4 días: descubre sus alrededores

  • Minube Must-Sees
Florencia en 4 días: descubre sus alrededores

La cantidad y calidad de arte que se puede encontrar en la capital de la Toscana es bastante sorprendente para una ciudad de tan pequeño tamaño. Se recomienda visitar Florencia y sus alrededores en 4 días, para que puedas disfrutar de la verdadera esencia del destino, que, además de pasar por sus increíbles muestras artísticas, pasa por su ambiente y su gastronomía única en el mundo.


Con este itinerario de Florencia en 4 días harás una ruta para conocer mejor la maravillosa arquitectura renacentista que guarda la ciudad e incluso tendrás tiempo para hacer una excursión a Pisa de un día. Tras leer nuestra propuesta, esperamos que tengas un poco más claro qué ver en Florencia en 4 días.

 

 

¿QUÉ HACER EN FLORENCIA EN 4 DÍAS?

 

 

Día 1 - mañana

Comenzarás la primera mañana de tu viaje a Florencia de 4 días, visitando la mundialmente conocida Galería de la Academia. Aunque este museo no esté entre los más grandes del mundo, el simple hecho de esconder en su interior una obra maestra del Renacimiento como el David de Miguel Ángel ya merece la pena. Es muy recomendable reservar las entradas con antelación, ya que el aforo es limitado y la demanda de pases muy alta. Tras deleitarte con la visita a esta joya del arte renacentista, caminarás menos de cinco minutos hasta el Museo Nacional de San Marcos, que tiene una excelente muestra de frescos del S. XV. Por último, visitarás el Mercado de San Lorenzo, el mercado central de la ciudad, que además de ser un tradicional mercado de abastos, tiene una oferta de restauración que te abrirá el apetito.

 

 

Día 1 - tarde

Después de comer, caminarás hasta la Piazza del Duomo. Una vez llegues aquí, quedarás sin palabras ante la cantidad y calidad de las joyas arquitectónicas que te rodearán. Entrando desde la Via de Martelli, te sorprenderá la maravillosa fachada del Baptisterio de San Juan cuando lo veas por fuera. Una vez dentro, quedarás anonadado con los detalles de su cúpula. Si el Baptisterio te parece una joya, solo tienes que girar 180 grados para admirar la increíble Catedral de Santa María del Fiore. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, esta joya de la arquitectura igual de espectacular por dentro como por fuera. Una vez dentro, es muy recomendable una subida a la Cúpula de Brunelleschi. Las vistas del corazón de Florencia desde el mirador que hay en lo alto son increíbles. Pero si quieres unas vistas increíbles de la capital de la Toscana, lo mejor que puedes hacer es desplazarte a la otra orilla del Río Arno, a la zona de la Plaza Michelangelo y el mirador la Basílica de San Miniato al Monte, desde donde tendrás las mejores vistas del sol poniéndose sobre la capital de la Toscana.

 

 

Día 2 - mañana:

La segunda mañana de tu estancia en la capital toscana la destinarás a conocer más joyas arquitectónicas que están sorprendentemente cerca entre sí. Tras descubrir la Basílica de Santa María Novella, conocida por los preciosos frescos que alberga en su interior, caminarás hacia el conjunto formado por la Basílica de San Lorenzo, la Biblioteca Laurenciana y las Capillas de los Medici. Estos tres edificios guardan una gran relación entre sí, y es que la familia Medici jugó un papel fundamental en su construcción y posterior conservación. Con intervención de arquitectos de la talla de Brunelleschi y Miguel Ángel, este complejo es una visita obligada para cualquier turista que viaje a Florencia.

 

 

Día 2 - tarde: 

Para acabar este segundo día, visitarás uno de los museos más espectaculares no solo de la ciudad, sino de toda Europa. Con más de 50 salas repletas del mejor arte renacentista y barroco, en la Galería Uffizi recorrerás galerías decoradas con obras de grandes artistas como Boticelli, Caravaggio, El Greco, Rembrandt, Ticiano y da Vinci. Hay dos tips que debes conocer para visitar este inmenso museo. En primer lugar, es muy recomendable informarte con antelación de qué cuadros quieres ver e ir “a tiro hecho”, de lo contrario, la Galería Uffizi da para una visita de un día entero. En segundo lugar, hay que comprar con semanas de antelación las entradas para recorrer el interior de este museo, si no te podrías quedar sin verlo. Una vez salgas, admirarás la típica postal de Florencia con el Ponte Vecchio sobre el Río Arno, y llegarás a la Plaza Santo Spirito, un lugar muy querido por los florentinos. En esta encantadora plaza podrás aprovechar para acabar el día tomando algo en alguna de sus muchas terrazas.

 

 

Día 3:

Lo mejor de visitar Florencia en 4 días es que se dispone de tiempo tanto para conocer lo más emblemático de la ciudad como para hacer alguna excursión. Por ello, el tercer día de tu viaje a Florencia lo emplearás en salir con dirección a Pisa, una ciudad situada a orillas del Río Arno cuyo centro histórico está declarado Patrimonio de la Humanidad. Aunque esta pequeña ciudad no necesite mucha carta de presentación, nunca está de más recordar que la Torre Inclinada y los edificios de la Plaza de los Milagros son auténticas joyas donde confluyen los estilos renacentista, gótico y medieval. Desde Florencia tardarías alrededor de dos horas en autobús, y menos de una hora en tren. Lo más recomendable a nuestro juicio es que escojas la segunda opción como parte de un tour porque, además de ahorrar tiempo, puedes tener todas las entradas incluidas y un guía experto en historia del arte. 

 

 

Día 4 - mañana: 

Tras tres días admirando las mejores obras del Renacimiento, puede que te preguntes qué visitar en Florencia en 4 días además de lo ya visto. Comenzarás tu cuarto día admirando una auténtica joya del Prerrenacimiento, la Basílica de Santa Cruz. Además de por su preciosa fachada, esta obra maestra es conocida por sus patios y por ser el lugar donde descansan Miguel Ángel o Maquiavelo. Desde aquí caminarás hasta el Museo Bargello, cuya colección de esculturas del Renacimiento está entre las más destacadas del mundo. Terminarás tu mañana admirando la Loggia de Lanzi, una maravillosa escultura al aire libre situada en la Plaza della Signoria. También en esta plaza alucinarás con la fachada del Palazzo Vecchio.

 

 

Día 4 - tarde:

Por último, la última tarde te quedará libre para recorrer la Plaza de la República, un rincón ideal, además de por su monumentalidad, por su genial localización para aprovechar la tarde yendo de compras recorriendo las mejores marcas internacionales. Antes que Milán, la capital de la moda italiana era la capital de la Toscana, conocida por sus joyerías cercanas al Ponte Vecchio y por su infinidad de mercados y mercadillos que vendían todo tipo de productos.

...Leer