¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Ámsterdam en 1 día: los imprescindibles

  • Minube Must-Sees
Ámsterdam en 1 día: los imprescindibles

Canales, museos de fama internacional, monumentos históricos… la capital holandesa tiene mucho que ofrecer, aunque lo bueno es que sus rincones más famosos se pueden visitar en poco tiempo. A continuación podrás ver una selección que hemos preparado con las mejores cosas que ver en Ámsterdam en un día para que descubras lo mejor de la ciudad durante una jornada inolvidable.

 

¿QUÉ HACER EN ÁMSTERDAM EN UN DÍA?

 

Empezarás en el pulmón verde de la ciudad, Vondelpark, un enorme parque, perfecto para dar una vuelta por sus preciosos caminos y escapar unos minutos de la actividad frenética de la ciudad. 

 

El siguiente paso será acercarte hasta Museumplein, el barrio de los museos. Y es que si quieres visitar Ámsterdam en un día no puedes perderte uno de sus grandes atractivos, sus increíbles museos de todo tipo. En esta zona encontrarás el Rijksmuseum, el más importante de toda la ciudad. En sus salas podrás disfrutar de las obras de Rembrandt, otros pintores holandeses como Jan Vermeer e incluso de genios de otros países como Goya o Rubens. También podrás conocer el prestigioso Museo Van Gogh, que alberga cientos de obras (algunas tan famosas como “Los comedores de patatas”) y cartas biográficas de este genio de la pintura. Después de empaparte de lo mejor del arte holandés, acércate hasta las letras de “I Amsterdam”, donde todos los viajeros se suelen hacer una inolvidable foto para el recuerdo.

 

A continuación darás un pequeño paseo hasta el Mercado de las Flores de Ámsterdam (Bloemenmarkt), uno de los rincones que no te puedes perder si vas a recorrer Ámsterdam en un día. Piérdete entre los puestos del mercado y deléitate con la belleza de los cientos de tulipanes de todos los colores que podrás encontrar allí. Además, podrás hacer el mejor regalo a los tuyos comprándoles semillas de tulipan para que tengan en sus casas una de las joyas más preciadas de Holanda.

 

Después de una mañana llena de cultura, pondrás rumbo al barrio de Jordaan para almorzar algo en cualquiera de sus encantadoras cafeterías y restaurantes. Con energías renovadas y tras pasear por este bohemio distrito, llegarás hasta uno de los rincones más visitados de la ciudad, la Casa de Ana Frank, donde descubrirás la triste historia de esta niña que se escondió de los nazis en su casa durante más de dos años.

 

El siguiente paso de este recorrido te llevará hasta la Plaza Dam, el centro neurálgico de la ciudad. Aquí podrás admirar alguno de los monumentos más famosos de Ámsterdam como el enorme obelisco del Monumento Nacional, que recuerda a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, o el elegante Palacio Real.

 

Como en esta parte de Europa anochece temprano, te recomendamos que tras dejar atrás esta gran plaza, te acerques hasta algunos de los canales cercanos, por ejemplo, a los del norte del Barrio Rojo, para disfrutar de una espectacular puesta de sol tras los preciosos edificios de la ciudad y monumentos como la Oude Kerk.

 

Cuando caiga la noche te adentrarás en el Barrio Rojo, el distrito más canalla de la ciudad. Paseando por las calles cuyas luces atraen a todos los viajeros que pasan unos días en Ámsterdam, podrás conocer sus famosos coffee shops como GreenHouse, tiendas tan curiosas como la Condomerie y las polémicas vitrinas en la que se muestran las prostitutas locales. Pese a estos atractivos turísticos tan pintorescos, este barrio, situado en pleno corazón histórico de la ciudad, también impresionantes monumentos como la Oude Kerk o la Basílica de San Nicolás.

...Leer