MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
¿Te gusta Marchena?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Palacios en Marchena

2 palacios en Marchena

Palacios en Marchena
Restos del Palacio Ducal
(3)
El palacio ducal ya no existe, fue expoliado en 1913 por orden de Alfonso XIII. Queda la portada principal, colocada hoy en la entrada de los jardines de los Reales Alcázares de Sevilla. Portada de estilo gótico-final, construida en 1492 por Juan Guas y que fue modificada en el siglo XVII añadiéndole figuras de salvajes portando escudos heráldicos del duque de Osuna. Llegar hasta los restos es sencillo, porque el palacio estaba en la cima del cerro de la Mota, el punto más alto de Marchena. Muy cerca la plaza ducal, antiguo patio de armas del palacio. En la explanada de albero donde estuvo el palacio queda la capilla ducal, llamada San Juan de la Mota y el convento de la Purísima Concepción, fundado por los duques de Arcos. Y en una esquina de esta explanada quedan algunos restos que permiten conocer algo de cómo era el palacio. Una arcada de medio punto rodeada de algunos lienzos de muro. En su parte exterior algunos murales permiten elucubrar sobre la termenda importancia que debió tener este palacio perteneciente a una de las dos familias nobiliarias más importantes de Andalucía. Lo que queda es parte de un patio interior del palacio. El solar donde estaba el palacio está hoy ocupado por un grupo de viviendas. El expolio comenzó en 1882 a la muerte de Mariano Téllez Girón, duque de Osuna, cargado de deudas que se cobraron parcialmente desmantelando el palacio ducal. En tiempos tuvo tres plantas con una gran portada barroca, murales en las paredes, tapices de Rubens y lienzos de El Greco y de Ribera, entre otros. En su interior se alojaban dos conventos. Actualmente sólo queda el apeadero, el patio de carruajes, el patio de armas, parte de las murallas y una puerta exterior. Según el proyecto existente, tras la consolidación de las murallas existente, se va a transformar la explanada en unos jardines arqueológicos.
Palacios en Marchena
Casa-Palacio de los Coullaut-Valera
(3)
Esta Casa-Palacio se encuentra frente a la imponente iglesia de San Juan Bautista, ocupando todo su frente. Aquí se la conoce como la Casa sin Nombre porque en la publicidad no se hace mención alguna a sus antiguos ocupantes. Y, sin embargo, tiene una historia bien conocida. Se construyó en el siglo XVIII para albergar a una poderosa familia encabezada por Federico Valera, mariscal de campo con actuaciones en ultramar y Cataluña. En realidad se remodelaron algunas casonas andalusíes existentes en la zona, adoptando el conjunto el estilo barroco. Fachada típica barroca dividida en dos cuerpos. El inferior una entrada adintelada entre columnas. El superior un balcón señorial bajo frontón donde se aloja el escudo de armas. El resto de la fachada, en dos pisos, cierra con rejería huecos simétricos, siendo lógicamente mayores los inferiores. En el interior de la planta rectangular destaca el clásico patio a cielo abierto. En 1876 nació en esta casa Lorenzo Coullaut Valera, importante escultor que ha merecido un museo en Marchena a su internacional obra. En esas mismas fechas nació un hermano que ha pasado a la historia por sus descubrimientos arqueológicos en la zona, concretamente del período campaniforme. En 1880 la familia abandonó Marchena instalándose en Nantes, pero la Villa nunca ha olvidado a los suyos, entre otras cosas porque la familia Coullaut ha seguido emparentada con Marchena de forma muy activa, actualmente a través de Juan Coullaut, propietario de la Casa del Ave María e impulsor de incontables obras culturales.