MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde quieres ir?
Entrar con Google +

Miradores en Cuenca

4 miradores en Cuenca

Miradores en Cuenca
Miradores en Cuenca
(17)
Panorámica de cuenca desde el mirador Cerro Socorro (también conocido como del Sagrado Corazón). Un paseo que merece la pena, bien caminando bien en coche, para contemplar Cuenca y sus Casas Colgadas desde otro punto de vista.
1 actividad
Miradores en Cuenca
Mirador Cerro del Socorro
(7)
Desde el Mirador del Cerro del Socorro se tiene probablemente la mejor panorámica de la ciudad de Cuenca y sus alrededores. Las Casas Colgadas, el Parador, y la ciudad nueva, todo se extiende a tus pies y se pone especialmente bonito cuando empieza a esconderse el sol. Es casi imposible no ver el Mirador del Cerro del Socorro pues un enorme Cristo encaramado a un pedestal cinco veces más alto que él lo preside. El salvador vigila con un ojo la encaramada urbe, y con el otro supongo que se cuida de guarda el equilibrio para no acabar hecho puré en el suelo. Por si acaso una estatua de María, su madre, lo espera en el suelo (¿quizá para tomarlo al vuelo si es necesario?). El caso es que desde este lugar la vista es sumamente bonita. Quizá la mejor de la zona. Si te atreves puedes salirte un poco de pista y descender por la ladera (hay una suerte de caminillos que se abren a los pies del mirador pero mucho ojo, baja con cuidado o te despeñarás). Allí, en mitad de la naturaleza, podrás ver un atardecer de ensueño y, no menos hermoso, el encender de las luces de la ciudad. Merece mucho la pena.
Miradores en Cuenca
Mirador de la plaza Mangana
(4)
El mirador de la plaza Mangana ofrece las mejores vistas al río Júcar. Se encuentra en la plaza de la torre del mismo nombre, muy cerca de la plaza de la Merced, y a sólo unos metros de la catedral de Cuenca. Además del río Júcar, podréis ver los barrios de San Antón y Tiradores, la zona baja de la parte alta y la ciudad moderna. Si eres aficionado a la fotografía desde aquí podrás hacer algunas de las mejores fotos de la ciudad.
1 actividad
Miradores en Cuenca
Mirador Rincón Seco
Río parece pero agua no ves, quizá por eso este mirador se llame Rincón Seco. Cierto es que no verás una pizca de azul en su paisaje, pero en la roca que sujeta Cuenca el buen entendedor sabrá leer las huellas de los elementos que modelaron esta zona hasta dejarla como está. Desde el Mirador Rincón Seco, al lado de la serpenteante carretera, se puede disfrutar de vistas de ciudad y naturaleza, más de la segunda que de la primera. Todo de forma segura y cómoda pues cuenta con vallado de madera para que nadie se despeñe y banquitos para relajarse cómodamente mientras se espera la puesta de sol. También tiene aparcamiento, lo que permite dejar el vehículo sin miedo a accidentes. Aunque desde esta gran balconada la vista es hermosa, merece la pena seguir subiendo hasta un segundo mirador más alto y mejor situado, el del Cerro del Socorro (lo distinguirás por el enorme Cristo que corona la montaña). Desde allí la panorámica de Cuenca es casi total y se ven unos atardeceres precisos.